COMEDIA DEL ARTE (8) IL’SOBRETTA – COLOMBINA

Genéricamente, la chica zanni (zagne). Llamada Sobretta primero (Soubrette en francés), conocido luego como Fantesca (sirvienta) o Servetta. La criada es uno de esos personajes que aparecían guardando un perfil bajo hasta que consiguió más personalidad con tiempo y desarrollo nombres propios como: Colombina, llamada también Coralina, Franceschina, o Arlecchinetta (Arlequina); y aunque Colombina se volvió la principal de todas esta mozas, entre los nombres de estas siervas se incluyen los de: Aguileña, Esmeraldina, Oliva, Nespola, Spinetta, Mirandolina, Ricciolina, Diamantina, Lisetta, Tiffia, Gitta, Betta, Gneva, y Nina. La Soubrette original continuó en Italia normalmente en el fondo, con una indumentaria que incluía un delantal ancho y grande, que señalaba que era una sierva. Su figura (pechos) no eran marcados con el uso de un corsé, ya que quien tenía que destacar la belleza era la enamorada. Solía ser ingeniosa, charlatana, un poco torpe, de dudosa moral, una mujer con la libertad de traicionar, pero todavía sirviente fiel de la ama.

Colombina debuta con este nombre a finales de siglo XVII como una Soubrette con su propia personalidad. Colombina es lo que la Innamorata no es: libre, insolente, no es esclava de las ataduras de amor, inteligente, siempre cambiante, charlatana, siempre dispuesta a alguien más pague los gastos. Es la Sirvienta personal de la dama innamorata. Inició como la sirvienta de uno de los hombres mayores y compañera sentimental de algún joven siervo, Arlequin y Pedrolino principalmente. Por ello va mejor vestida que los sirvientes masculinos, ya que ella es la sirvienta de una señora. Lleva gorra y un delantal pequeño. Las faldas normalmente debajo de la rodilla. Escote de corpiño bajo y a menudo alechugado, que marcan sus senos, ropa de varios colores.

Siendo una figura femenina, hizo el papel de la deseada por todos (amos y siervos), pero al aparecer los amantes en escena su papel se redujo al de confidente y portadora de mensajes. Ella es contenta y descuidada, pero cuando se le asigna una tarea se mueve con velocidad y eficiencia, es una buena sirvienta. Ella es una espectadora. Puede ver qué necios son el resto de sus compañeros. Por su ingenio perspicaz y activo, ella puede resolver con facilidad y dignidad de las intrigas más complicadas. Es la única persona lúcida y racional, revela una sabiduría simple, que dice la verdad aun cuando sea difícil de aceptar.

No tiene ningún atributo negativo; tiene bastante para comer, ropa decente y ninguna ambición de ser rica. Puede leer y escribir, sabe cantar y los bailes la cautivan. Es una mujer autodidacta. (influenciada por el contacto con Isabella). Aunque caprichosa y coqueta, es buena en su trabajo, cuidadosa con su dinero. Ella es una mujer del mundo y entiende más sobre la vida que un estudioso o un filósofo.

Colombina es menudo uno de las razones de peleas entre Pantaleone (su patrón, que la acosa sexualmente) y Arlequín (su amante). Colombina ayuda a su señora, la innamorata, a ganarse el afecto de su verdadero amor, a base de manipular a Arlequín en contra de Pantaleone, mientras manejaba el entorno del innamorato. Con su gracia e ingenio consigue obtener todo lo que se propone de cualquiera de los personajes, enamorando a los hombres y agradando a las mujeres.

Como Franceschina (sirvienta de Pantaleone) tuvo amores con Arlequín y casa Arlequín con el consentimiento del patrón, pero ve a través de él. Siente necesidad de cuidarlo, lo educa con la esperanza que pueda romper los límites de ser un empleado. Ella lo riñe, lo castiga, lo abandona, pero él no cambia y ella tiene que aceptarlo por que es más amable que Il’Dottore, Pantalone, Il’Capitano, etc..

Al estar relacionada con Arlequín su traje refleja los diamantes y triángulos, por lo cual es conocida también como Arlechinna (Arlequina) o Aguileña. Pero si trabaja para una familia rival a la del novio, ella viste de blanco y negro, como toda buena sirvienta francesa. A diferencia de otras figuras femeninas, a veces lleva una máscara que cubre sus ojos (ello para ocultar a la actriz que ejecuta el papel, las damas no eran bien vistas como protagonistas ya que se las asocia con mujeres de la “buena vida”). Sus señas principalmente un delantal, una cesta, y una pandereta o un tamborcillo que usa para rechazar los intentos de acoso de Pantaleone. Es una chica de cintura delgada y buenas caderas.

Los comentarios están cerrados.