Grandes Cuentos de Hadas (14) Peter Pan

Sir James Matthew Barrie, comúnmente conocido como J. M. Barrie, fue un novelista y dramaturgo escocés de finales del siglo XIX e inicios del XX; es famoso por haber creado el personaje de Peter Pan, basado en sus amigos, los niños Llewellyn-Davies. La familia Llewelyn Davies estaba formada por los padres Arthur y Sylvia, hija de George du Maurier, y sus cinco hijos: George, John (Jack), Peter, Michael y Nicholas (Nico). Barrie entró en contacto con la familia entre 1897 o 1898 tras conocer a George y Jack con su niñera Mary Hodgson en los Jardines de Kensington de Londres, donde solía ir mientras paseaba a su perro Porthos, pues vivía cerca. No conoció a Sylvia hasta más tarde, en un encuentro casual durante una cena. Se convirtió en un segundo padre para los chicos y, cuando éstos quedaron huérfanos, en su guardián. Aunque las razones de este hecho no estén muy claras, para su madre estaba claro que era el único con tiempo y recursos suficientes para mantenerlos y Sylvia no quería que los chicos fueran repartidos entre los parientes.

Al igual que Charles Lutwidge Dodgson (Lewis Carroll) su experiencias en su infancia fueron las que desencadenaron su obra posterior. James Matthew Barrie nació en el seno de una adinerada familia británica victoriana. Cuando tenía 6 años, su hermano David, de 13 y el favorito de su madre, murió. Su madre nunca se recuperó de la pérdida, e ignoró a James Matthew por completo. Su padre que no se relacionaba en absoluto con sus hijos hizo al joven sentir un extremo abandono, provocándole un enanismo psicogénico (dejó de crecer y nunca desarrolló la pubertad). En la edad adulta sólo alcanzó 1,47 m. Aunque estuvo casado con la actriz Mary Ansell, su matrimonio (por su problema de crecimiento) carecía de sexo e hijos y termino en divorcio.

A finales de la década de 1880 inicia su carrera como escritor de novelas y obras de teatro. Y la obra por la cual es recordado es “Peter Pan“, que fue representada por primera vez el 27 de diciembre de 1904; en una puesta en escena bajo el título “Peter Pan” o “el niño que no quiere crecer” estrenada en Londres. Aunque la primera aparición del personaje fue en uno de los capítulos del libro publicado por Barrie en 1902 llamado El pajarito blanco, una versión literaria de la relación entre el autor y los chicos Llewelyn Davies, y estaba enfocada mayoritariamente hacia los lectores adultos. El personaje fue retomado por Barrie para ser publicado en 1906, ahora dentro de un libro infantil llamado “Peter Pan en los Járdines Kensington“, el cual fue ilustrado por Arthur Rackham. Posteriormente, la versión escenificada en Londres terminó siendo adaptada en novela, la cual finalmente fue publicada en 1911 bajo el título de Peter Pan y Wendy (Peter Pan and Wendy).

De acuerdo al cuento, Peter es representado como un pequeño niño que se rehúsa a crecer y que habita —junto a un grupo conformado por niños con el mismo rango de edad que él, y que son llamados Niños Perdidos—, el país de Nunca Jamás, una isla donde conviven tanto piratas como hadas y sirenas, y en donde Pan vive numerosas aventuras fantásticas durante toda la eternidad. Tanto en la novela como en la obra teatral, Peter invita a la niña Wendy Darling al País de Nunca Jamás para que sea la madre de su pandilla de “los niños perdidos”. Sus hermanos John y Michael también la acompañan en su mágica aventura. A lo largo de la historia se presentan diversas y numerosas anécdotas fabulosas, entre ellas cuando el hada Campanita casi muere al ingerir un veneno, y una confrontación con el enemigo directo de Peter, el pirata Capitán Garfio. Al final, Wendy decide que su verdadero espacio para vivir se encuentra en su hogar al lado de sus padres y por ello lleva a sus hermanos de regreso a Londres, mientras que Peter Pan se queda en Nunca Jamás, prometiendo a su compañera de juegos volver repetidamente a visitarla.

“Peter Pan y Wendy” fue publicado unos diez años después de que muriera la Reina Victoria de Inglaterra, allá por 1911. Narra las aventuras de Wendy y sus hermanos John y Michael, que una noche son transportados por Peter Pan y Campanilla al País de Nunca Jamás. Allí convivirán, por un tiempo no definido, con los Niños Perdidos, los indios… y unos malvados piratas encallados en la costa. Este cuento, en un principio orientado a un público más infantil que juvenil, oculta en muchas ocasiones más de lo que muestra; algo parecido nos pasa con Alicia en el País de las Maravillas, si bien ambos relatos no admiten comparaciones. Simplemente son distintos: el mundo imaginario de Barrie se nos muestra más verosímil que el de Carroll.

Queda reflexionar por qué cuentos como Alicia, Peter Pan o El Mago de Oz tienen una cosa en común: la evasión del protagonista del mundo real para vivir sus aventuras en un mundo imaginario, en el que lo onírico se convierte en real.

En la obra Peter Pan y Wendy, el autor omite muchos aspectos que, en un principio, poco van a interesar a un niño ávido de aventuras contra los indios salvajes o los malvados piratas:

  1. ¿Por qué Peter se apellida Pan?
  2. ¿por qué odia tanto a los adultos, y por qué no echa de menos a su madre?
  3. ¿de dónde salen los Niños Perdidos?

Aunque parte de estas respuestas se encuentran en el libro anterior (Peter Pan en los Járdines Kensington) el lector va descubriendo los personajes que revolotean entre las líneas del libro, cada uno de ellos con un perfil más patológico, y digno de estudio:

  1. Peter no es alguien tan entrañable como creíamos: es un líder arrogante, con delirios de grandeza, mal educado, desconsiderado, desmemoriado e, incluso, sanguinario: no le tiembla el pulso cuando tiene que apuñalar a los piratas del Capitán Garfio.
  2. El Capitán Garfio: ¿De dónde viene este capitán de refinados modales y corazón de piedra? ¿Qué hace en el País de Nunca Jamás? ¿Cómo acabó su mano en el estómago del cocodrilo? Son tantas las diferencias de este Capitán con el histrión creado por Disney… ni siquiera su final es el mismo.
  3. El único personaje con un espíritu “puro” es Wendy, prototipo de lo que por entonces se debía de exigir a una niña: responsable, protectora de sus hermanos pequeños, y deseosa de convertirse en mamá para coser calcetines y preparar las comidas a papá. Mentalidades diferentes… este es el único punto del libro en que nos damos cuenta que el libro fue escrito hace ya un siglo.
  4. La entrañable Campanilla, sorprendentemente, este personaje tiene un papel mucho menor del que se esperaba; incluso en la película de Disney cobra más protagonismo. A pesar de todo, uno se encariña tanto con ella, que pegaría un bofetón a Peter Pan tras escuchar el desconsiderado comentario que hace de ella al final del libro.

Barrie no sólo oculta cosas, sino que las que muestra como son; a veces, desagradables: celos, envidia, ambición, la muerte; están constantemente presentes en el relato, que no es precisamente un transmisor de valores para los niños; recordemos que la obra teatral original iba a los adultos y las escenas muestran las restricciones sociales de la realidad doméstica de clase media de finales de la época victoriana, en contraste con Nunca Jamás, un mundo donde la moralidad es ambivalente. Aunque la obra de teatro fue destinada como de entretenimiento vacacional para niños es en realidad una obra para personas adultas que sugiere profundas alegorías sociales en Peter Pan.

 

La temática más ampliamente tratada en la historia parece ser el “crecimiento”, con el personaje de Peter que quiere permanecer como un niño para siempre para evitar las responsabilidades de la madurez. El síndrome de Peter Pan se ha convertido en un término psiquiátrico utilizado para describir a un adulto que es temeroso de las obligaciones y compromisos y que se niega a actuar de acuerdo a su edad. Los temas sobre los que más incide el libro son:

  1. La necesidad de una mamá de todos los personajes humanos que aparecen en la aventura: desde los Niños Perdidos, John y Michael, Peter Pan y hasta el mismísimo Capitán Garfio quieren adoptar a Wendy como madre.
  2. El inexorable paso del tiempo: Wendy vuelve con sus hermanos a Londres, mientras Peter Pan vuelve a su País de Nunca Jamás. Barrie utiliza un bonito pretexto final para mostrarnos la evolución paralela de los dos grandes protagonistas: Mientras Wendy crece, se casa y tiene una niña, Peter sigue igual, con sus dientes de leche, su corta edad, y su espíritu de niño: a Wendy se le olvidó volar, simplemente porque ya no creía.

Algunos comentaristas también ven en la historia un contenido sexual: el despertar sexual de Wendy y los sentimientos freudianos de Peter por la figura materna, junto con sus peleas y los sentimientos conflictivos entre Wendy y Campanita, cada una representando un estereotipo diferente de mujer a lo largo de la historia. También se ha hecho una interpretación de la relación entre Peter Pan y Wendy desde el punto de vista del psicoanálisis.

Los tres libros autorizados de la historia se incluyen a continuación:

(para leer la obra pulse la imagen)


(para leer la obra pulse la imagen)

(para leer la obra pulse la imagen)

Los Personajes

Peter Pan: llamado también “El niño Maravilloso” o “El hijo único de Nunca Jamás” Peter es un niño, que cuando era un bebé, salió volando por la ventana de su cuarto mientras su madre dormía a causa de que aún no había perdido la fe en que podía volar, voló directo y de regreso a los Jardines de Kensington donde esta el lago de la serpentina que es donde se encuentra la isla de Nunca Jamás. Consiguió llegar volando hasta las isla y solo después de algún tiempo de congraciarse con los pájaros y especialmente con su líder Salomon consiguió que le fabricasen un nido para que lo pudiere usar de bote y así regresar a los Jardines. (ver Peter Pan en los Jardines de Kensington)

Es descrito como un niño de 13 años, cabello rubio castaño y ojos verdes, aunque en los otros libros, sus ojos son azules; y Disney lo imaginó pelirrojo. Es valiente, orgulloso y arrogante, en varios libros se habla que olvida fácilmente a personas o cosas que vio hasta un momento atrás (un efecto de la magia del país de Nunca Jamas).

Peter vuela hasta la ventana de los Darling, porque le gustaban los cuentos de Wendy, pero es la Sra. Darling quien lo ve antes que Wendy y sus hermanos. Poco después se le menciona como el niño que cuida y guía a las almas de los niños muertos antes de tiempo al más allá (esta imagen relaciona a Peter Pan con los elfos antiguos y a las hadas, valquirias, y otros seres mitológicos que las llevan las almas al reino de los muertos, observemos también su traje hecho de hojas verdes, que lo vincula aún más con los espíritus de la naturaleza). Después de invitar a Wendy y aceptar llevar a sus hermanos a Nunca Jamás, viven varias aventuras hasta su terrible combate con James H. Garfio, su némesis.

Cuando Wendy decide volver a su hogar con sus hermanos y los niños perdidos, Peter promete regresar de nuevo para oír sus cuentos y seguir siendo su amigo. Peter también fue amigo y compañero de aventuras del padre de Wendy, John y Michael: George Darling.

Wendy Darling: Es una hermosa niña de 12 años la cual sueña con un lobezno en una rara isla que parece combinar bosque y jungla. Entre sus sueños se le aparece Peter Pan pero es varios días después que lo conoce realmente.

Ésta acompaña a Peter a Nunca Jamás, porque le gusta la idea de ser una Madre, y despierta a sus hermanos Michael y John para que también vayan con ella. En el libro en verdad se comporta como una madre y llega a decir frases que su propia madre decía tales como. «Dios mío, a veces pienso que las solteras son de envidiar» y «A veces los niños son más una maldición, que una bendición»

El Capitán Garfio le hace ver que huyó de su casa y que pudo ser una decepción para sus padres, esa acción tan precipitada. Tanto Peter como Garfio la quieren como madre, por su talento para contar cuentos y por su gran cariño y sensibilidad. Después de volver a casa, ella se queda en la casa de sus padres tras adoptar a los niños perdidos. Oficialmente tiene una hija llamada Jane y un segundo hijo llamado Danny.

Se ha dicho que Barrie inventó el nombre de “Wendy” en esta historia pero, en realidad, ya se utilizaba en los Estados Unidos e Inglaterra aunque era extremadamente raro. Las historias de Peter Pan popularizaron el nombre. Wendy está relacionado con el nombre de origen galés Gwendydd y fue empleado por Barrie en una época en la que los nombres galeses estaban resurgiendo en Inglaterra.

Campanilla o Campanita: Es quien recogió y crió a Peter, y posiblemente la causa de que sea un tanto presumido. Es muy celosa, tanto así como decirles a los niños perdidos que mataran a Wendy, diciéndoles que es un ave que Peter quiere que eliminen. En realidad no es mala pero las hadas son tan pequeñas que sólo tienen espacio para un sentimiento a la vez, y llega a entenderse con Wendy en partes de la historia. Su nombre en ingles es Tinker Bell es descrita como un hada común que arregla ollas y teteras. Campanilla, como otras hadas en las obras de Barrie, puede hacer que otros vuelen espolvoreándoles polvo de hada. Las hadas de Barrie dependen de la creencia y la fe de otros para sobrevivir. En una famosa escena ella está muriendo, pero sobrevive si otra gente cree en las hadas.

Demostrando su estima a Peter, se apura a beber su medicina envenenada causándole casi la muerte, hasta que Peter invoca la ayuda de todos los niños diciendo la frase continuamente “Yo sí creo en las hadas” con la que revive. Al final se hace amiga de Wendy y con su polvo mágico, les permite volar a todos los niños perdidos, para guiarlos a Londres donde se quedan mientras que ella y Peter regresan al país de Nunca Jamás. Vive en una tetera y es amiga de las hadas de Nunca Jamás, ya que no es la única hada que hay allí.

John Darling y Michael Darling: Son los hermanos menores de Wendy, con la edad de 10 y 7 años, éstos se entusiasman con la oferta de ir al país de Nunca Jamás. Aunque valoran mucho a su hermana, poco a poco dejan de verla como una hermana para verla como a una madre. Éstos muestran llevarse bien con los Niños Perdidos, así como con Tigrilla. Aunque son personajes del libro, tienen muy poca importancia en este. Al volver a casa John se casa y tiene 2 hijos mientras que Michael muere de causas desconocidas, aunque se cree que es en la guerra (la primera).

 

Los Niños Perdidos: acompañantes y amigos de Peter Pan, con quienes tiene sus aventuras, menores que Peter y también viven en la Tierra Del Nunca Jamas. Son: Nibs, Curly, Slightly, Tootles y los Gemelos (a los que Peter asume como una sola persona, no entiende que se trata de dos individuos distintos).

El Capitán James Hook (conocido en castellano como Capitán Garfio, Hook = Garfio) es el némesis de Peter. Se dice que trabajaba para Barbanegra y era el único hombre al que tenía miedo Long John Silver (Long John Silver es un personaje ficticio, con de la novela La Isla del Tesoro, de Robert Louis Stevenson, amigo y compañero de estudios de Barrie; Silver ha influido enormemente en la iconografía moderna del pirata; tiene un loro que generalmente se posa en su hombro y a Silver le falta una pierna, y usa una muleta para ayudarse a caminar, todos los piratas, por sus múltiples peleas en el mar son representados desde entonces como mancos, tuertos, con una sola pierna, siempre les falta algo).

El Capitán Garfio usa un garfio de metal donde debería estar su mano izquierda, que fue cortada por Peter Pan y comida por un cocodrilo; al cocodrilo le gustó tanto el sabor de su mano que lo siguió por el resto de su vida con la esperanza de poder probar más. En el libro de Barrie, el cocodrilo atrapa a Garfio al final, y Peter se olvida de él rápidamente y encuentra un nuevo rival; pero Garfio fue más popular entre el público, y casi todas (si no la mayoría) de las secuelas lo traen de vuelta de alguna u otra forma. Originalmente, al Capitán Garfio le faltaba la mano derecha, pero los artistas de Disney creían que eso limitaba demasiado la acción, así que decidieron que le faltase la izquierda.

Se presume que el capitán Garfio fue inspirado por el famoso capitán inglés Christopher Newport. Ambos tenían cabello oscuro de pasado dudoso, y a los dos les faltaba la mano izquierda y portaban un gancho de metal en su lugar. En las representaciones teatrales es tradición que tanto el Capitán Garfio como el padre de Wendy Darling sean intrepretados por el mismo actor. Esto se respetó también en la adaptación al cine de Peter Pan de 2003.

Smee y los Piratas forman la tripulación del Jolly Roger a las órdenes del Capitán Hook. Entre ellos destacan Bill Jukes, Starkey, Mullins, Cookson, Alf Mason, Cecco, etc. Smee es el contramaestre y brazo derecho del Capitán. Aunque la versión de Disney lo trata como un hombre mayor, algo torpe y simpático, más parece un viejito que vive y pasea por las playas de Miami, es realmente descrito en las obras como alguien incluso más sanguinario que el propio Capitán Garfio.

 

Tigrilla y los Indios: Tigrilla es la joven princesa del Clan Piccaninny. Esta les causa celos y envidia a Wendy y Campanilla, porque está enamorada de Peter. En otros libros, su amor por Peter es re-dirigido hacia John. Su tribu los Piccaninny, son indios norteamericanos que llegaron a Nunca Jamás por medios desconocidos, estos son enemigos jurados de los Piratas, aunque a veces llegan a ser malos con los Niños perdidos.

George y Mary Darling: Son los padres de Wendy, John y Michael. Estos se muestran como adultos responsables. George trabaja en el banco y le causa cierta extrañeza o miedo a Wendy. Lo que sus hijos no saben es que George fue amigo de Peter Pan y uno de los fundadores de los Niños Perdidos.

Esto explica el comentario de George, cuando ve junto con su esposa e hijos el Jolly Roger volando «Una vez, vi ese mismo barco, cuando era un niño…».  (Nota: el barco del capitán Garfio es el mismo que recibe la bandera tradicional de los piratas de Europa y América. La más conocida es la negra con una calavera cruzada por huesos en blanco). Referente a Mary, en el libro se menciona tiene un “Beso Especial” en la mejilla dirigido para alguien especial. Mismo que también tiene Wendy y a su vez, su hija Jane. Los tres besos especiales, dirigidos a Peter.

Las sirenas en el libro de James Barrie, se dice que son bonitas, pero poco dispuestas a tolerar a nadie, excepto a Peter; en la película de Disney tenemos a Wendy, que había deseado con mucho entusiasmo ver a las sirenas, se sorprendió al encontrar que el sentimiento no es mutuo. A pesar de que son hermosas, estas sirenas son maliciosas, y sólo son buenas con Peter.

Nana, es una perra san bernardo, cree que los niños Darling son sus criaturas y los cuida como si fuera una nana de verdad, no permitiendo en la casa más niñera que ella.

El cocodrilo; al igual que el conejo blanco de Alicia, es la imagen del tiempo que obsesiona a los hombres, el sonido del TIC TAC del reloj que se tragó al devorar la mano del capitán Garfio no hace más que recordarnos el hecho que el tiempo siempre nos persigue y al final nos alcanza.

Cine y novelas

Desde la primera aparición del personaje, se han realizado numerosas adaptaciones, por medio de secuelas y precuelas en donde se continuaron las aventuras ficticias de Peter Pan y donde el capitán Garfio (pese al haber muerto en el libro original, renace una y otra vez).

En 1953, Walt Disney Pictures realizó la película animada “Peter Pan“, la cual popularizó a nivel mundial al personaje. Como dato curioso, hoy, en una época de tanta “protección a las delicadas mentes de los infantes” y “exponer sólo situaciones políticamente correctas” la película todavía conserva la escena de los “niños fumando” la pipa de la paz con los indios.

Los estudios Disney en el año 2002, estrenan “Regreso a Nuncajamás“, una secuela de su película de 1953, en la cual la hija de Wendy, llamada Jane, se relaciona con Peter Pan. Esta secuela está ambientada durante el bombardeo a Londres de 1940 y 1941 llevado a cabo por Alemania durante la Segunda Guerra Mundial y concuerda con el hecho que los niños se veían obligados a crecer demasiado rápido.

Hoy Campanita y sus amigas hadas han tomado presencia en la factoría Disney, y la franquicia Fairies (hadas de Disney) ha creado películas, libros y juegos sobre el personaje, icono de la industria.

Otras películas de renombre incluyen una secuela de Steven Spielberg, que en 1991 realizó “Hook” (no podía usar el nombre de Peter Pan por problemas de derecho de autor) en ella de Peter Pan (ya casado y con dos hijos), el cual fue interpretado por Robin Williams, aunque inicialmente el actor iba a ser Michael Jackson, (quien se autodenominaba Peter Pan) y al saber que Peter Pan había crecido no acepto el papel.

La última adaptación fílmica importante de las aventuras de Peter en Nunca Jamás fue la película Peter Pan de 2003 de P. J. Hogan, siendo producida por Universal Pictures, manteniendo la trama original.

Entre los libros que se han inspirado en la obra tenemos: La novela de Gilbert Adair “Peter Pan and the only children (Peter Pan y los niños perdidos)” que se publicó en 1987. Tiene a Peter viviendo con un nuevo grupo de “niños perdidos” debajo del océano, y reclutan nuevos miembros de los chicos que caen de los barcos.

En el año 2001 la escritora J. E. Somma publicó “Después de la lluvia: una nueva aventura para Peter Pan“; ambientada en la actualidad, y cuenta la reacción de Peter frente a un mundo que ha crecido olvidándolo y su rescate por tres chicos que le enseñan que crecer no es malo. En 2002 tuvo un pleito legal contra el hospital para proteger su secuela, alegando abuso de los derechos de autor. Previamente, el hospital le había advertido a la escritora que su libro podría estar violando los derechos de autor.

En 2004 Ridley Pearson, un escritor estadounidense elabora una precuela, luego de que su hija le preguntó cómo había conocido Peter Pan al Capitán Hook, Pearson se asoció con su amigo humorista Dave Barry para co-escribir Peter and the Starcatchers (Peter y los cazadores de estrellas), un libro previo para Peter Pan, el cual es publicado en Estados Unidos por Disney y por Walker Books en el Reino Unido. Pearson y Barry han producido tres libros más de la misma serie: Peter and the Shadow Thieves (Peter y los ladrones de Sombra), Peter and the Secret of Rundoon (Peter y el Secreto de Rundoon), Peter and the Sword of Mercy (Peter y la espada de la misericordia). Ademas de estas precuelas hay otra serie de historias del autor sobre el país de Nunca Jamas (Escape de la Carnivale —el barco de Hook—, la Cueva del Viento Oscuro, Marea de Sangre) y otros libros inspirados en la serie. Esto a traído disputas entre el Hospital y la Factoría Disney, por los pagos de las regalías respectivas.

También en 2004, el escritor español Xavier B. Fernández creó el libro “Kensington Gardens“, una retorcida versión de Peter, Wendy y los niños perdidos como narcotraficantes punks contra “James el oscuro”, situando a Hook como un peligroso gangster.

En 2004, para conmemorar los 100 años de la aparición de “Peter Pan”, el Great Ormond Street Hospital (que posee los derechos de la obra de J. M. Barrie) convocó a narradores interesados en escribir la secuela oficial de la historia. La ganadora fue Geraldine McCaughrean, con “Peter Pan de Rojo Escarlata“, libro que salió a la venta, a nivel mundial, el 5 de octubre de 2006, en 37 idiomas distintos.

Capt. Hook, Adventures of A Notorious Youth (Capitán Garfio, Aventuras de un joven Notable) de J.V. Hart e ilustrado por Brett Helquist (2005) nos narra la historia de un joven de largos rizos negro, con una afinidad por las arañas de mascotas, James tiene poco parecido con sus compañeros de cuello almidonado y sangre azul en la escuela de Eton. No se detiene ante nada para convertirse en el alumno más notorio en la historia de la prestigiosa escuela. Para James, la lucha con la espada, el enamoramiento con una sultana otomana, y desafiar a la Reina de Inglaterra están entre los tejemanejes de un día. Pero cuando se embarca en un buque con una misión misteriosa; el sueño de descubrir una isla mágica se convierte rápidamente en una pesadilla inimaginable. Guión J. V. Hart traza la evolución de un paria excéntrico al flagelo de Nunca Jamas de J. M. Barry.

En el comic hay que hacer mención de la obra del francés Regis Loisel. En esta obra, en vez de adaptar la historia realiza una recreación de los personajes, una especie de “precuela” de la historia clásica original que ya conocemos todos (la mayoría a través de la versión infantilizada de Disney o por la posterior “secuela” en el Hook de Steven Spielberg). En seis novelas gráficas, nos situamos en el invierno de 1887, en los bajos fondos de Londres, y vemos como el jovencito Peter, hijo de una prostituta alcoholica, conoce al hada que bautiza como Campanilla. Veremos cómo llega por primera vez a la isla de Nunca Jamás, la traumática razón por la que se hace llamar Peter Pan o cómo reúne por primera vez a los Niños Perdidos. Conocemos también al Capitán Garfio cuando todavía tenía las dos manos y ni siquiera se le llamaba por ese nombre, ilustra como pierde la mano y el inicio de la peligrosa obsesión de cierto cocodrilo por el pirata. También conoceremos a las sirenas y a los indios, a la tripulación pirata de Garfio y a toda una miríada de criaturas fantásticas que pueblan la isla, desde centauros a faunos. La obra añade un relato inteligente y meditado que incluye nuevos elementos y matices en una visión sin edulcorar de la perfecta metáfora para adultos sobre la magia, la vida y el no querer crecer que es la obra original de Barrie. Por poner dos ejemplos, Loisel desarrolla la relación de Peter y Garfio aportando matices sorprendentes (atención al final del quinto tomo), o en las escenas de la historia en que Peter visita a la ciudad de Londres, su destino se entrecruza con el de un individuo que primero se nos insinua y en el cuarto tomo se nos muestra abiertamente, un personaje de actitud sospechosa llamado Jack… lo que nos demuestra que la fecha escogida por Loisel para iniciar su relato es cualquier cosa menos casual. (una visión más para adultos que para niños)

En 2010 los creadores de Grimm Fairy Tales Presentan: Neverland, una serie de seis números donde; Joe Brush, Vic Durichio, Al Rio y Eric Basuldua ofrecen una nueva adición a la oscuridad del Universo Grimm. Peter Pan no quiere crecer y ahora que ha encontrado clave de la inmortalidad y una manera de gobernar el reino de Nunca Jamás para siempre. Todo lo que necesita es un suministro constante de niños para completar sus siniestros planes. Una vez un paraíso mágico, Pan ha transformado a Nunca Jamas en la peor pesadilla para cualquier niño con la mala suerte de visitarlo. Sólo un niño ha sido capaz de escapar. Ahora como un adulto puede ser la única persona que puede poner fin a la locura del Fauno.

Los derechos de Autor

Los derechos de autor de Peter Pan varían de un lugar a otro, y son muy discutidos en algunas jurisdicciones. Aunque los derechos de autor para Peter Pan en Reino Unido terminaron en 1987 (50 años después de la muerte de Barrie), al año siguiente el gobierno promulgó una extensión perpetua sobre algunos de los derechos de la obra. Este decreto nombra al Great Ormond Street Hospital (al cual Barrie le había cedido los derechos como un regalo) como el poseedor de derechos sobre cualquier puesta en escena o publicación del trabajo. Este no es un derecho perpetuo en sí, sin embargo, el hospital no tiene control creativo, ni el derecho a negar su permiso. Tampoco cubre las secciones de Peter Pan que se encuentran en “El pajarito blanco”, que preceden a la obra teatral.

La Unión Europea extendió a 70 años los derechos de autor después de la muerte del creador. Aunque Peter Pan era considerado de dominio público en algunas jurisdicciones en ese momento, esta resolución lo puso bajo protección hasta el año 2007. En otras partes se afirma que la propiedad era de dominio público en 1978 y en 1998 y de allí no es posible su extensión. Este argumento se apoya en una pauta de los derechos de autor en los Estados Unidos frecuentemente citada, que dice que cualquier trabajo publicado con anterioridad a 1923 (como la novela Peter Pan, de 1911) es de dominio público.

Otro problema es que los elementos agregados en ediciones posteriores o adaptaciones pueden no serlo. Por ejemplo, Disney mantiene el derecho por el diseño de los personajes, las canciones, etc., que introdujo en la película animada de 1953. La conversión de los términos de copyrigth de Estados Unidos desde un número fijo de años a partir de la fecha de publicación a la extensión de los derechos a partir de la muerte del creador de la obra, ha confundido aún más la cuestión.

El hospital también tiene extensiones de derechos proclamados por el Congreso de los Estados Unidos en 1978 y nuevamente en 1998 hasta el 2023. Estos son compartidos por varias partes, entre ellos con Disney (quien anteriormente había cooperado con el hospital); aunque tras la publicación de las obras escritas por Ridley Pearson y publicadas por Disney se ha iniciado toda una pelea juridica posterior por los pagos de las regalías de esas obras publicadas sin permiso del hospital (algo similar pasa con los pagos por la franquicia Disney de Winny de Pooh, en la cual la compañía no da a los herederos los pagos por todos los subproductos como muñecos del osito de peluche y sus amigos).

________________________________

Notas:

(1) Textos originales de la entrada: aquí, aquí, aquí, aquí, aquí, aquí y aquí

(2) Serie de imágenes iniciales por Sebastian Giacobino

(3) Fuente de las obras originales: aquí y aquí.

Los comentarios están cerrados.