Elfos, Silfos, Silfides y Cefiros

Los Elfos son descendientes de la sangre de gigante del hielo Ymer (derrotado por Odin y sus hermanos). Habitantes del las tierras del norte de Europa y tienen apariencia casi humana, son delgados y esbeltos. Aunque los elfos pueden ser masculinos y femeninos; los denominados Fair-Sidhe son mancebos de gran belleza que enamoran a chicas mortales, pero cuando estas caen en sus embrujos, estos las abandonan dejándolas sumidas en una depresión y melancolía, que rara vez pueden superar.

Los elfos se dividen en dos clases y ambas son temibles. La primera de ninfos errantes por los prados, que acechan a los inocentes sin experiencia y los asocian a sus danzas interminables tras lo cual suelen caer sin aliento las victimas, para no volverse a levantar. Los segundos son elfos negros, que personifican la pesadilla y el sonambulismo; en este estado es el elfo negro quien dirige los movimientos del durmiente, quien que le hace trepar sobre los muebles e incluso hasta los techos y se les puede ocurrir la gracia de hacerte arrojar al vacío.

El tamaño de los elfos varia según regiones, siendo algunos tan grandes como humanos (elfos propiamente) y en otros casos tan pequeños como algunas hadas. En este segundo caso son llamados Alps, Alfs o Alfios, conocidos más tarde por su nombre oriental de silfos [o de sílfides, como son conocidas sus compañeras]. Son los silfos, pueblo pequeño del aire, que vuelan en enjambre, haciendo nido en una flor, o unas briznas de musgo, al pie de un arból.

Los silfos tiene, a diferencia de los elfos, alas de libélulas, para asemejarse a las hadas como espíritus del aire. En el Mediterráneo se les conoce a estos dioses de las brisas con el nombre genérico de Céfiros, en honor a Céfiro, la suave brisa del oeste en Grecia. Cefiro y sus hermanos: Euro, que representa los vientos del este; Bóreas, el fuerte y frío viento del norte y Austro, el tormentoso viento del sur, suelen ser representados con alas de poderosos pájaros (blancas en el caso de Bóreas, para representar la nieve y frío invernal, y negras plumas para Austro, para ilustrar la oscura nube de tormenta tropical).

Los comentarios están cerrados.