Los Kelpies

kelpies2.jpg

Los kelpies, son elementales de las aguas escocesas. Hijos de Epona, diosa celta de los caballos y la guerra, (llamada también Macha en Irlanda y Rhiannon en Gales). Los kelpies suelen aparecer con forma de hombres velludos, pero adoptan preferentemente la forma de caballo cuando vagan por las playas y costas. Jinetes confiados, generalmente niños que piensan que se trata de un potro pedido, suelen montarlos; los engañados jinetes terminando siendo arrastrados al mar, río o lago más cercano, donde mueren ahogados. En Irlanda se les conoce como Each-Uisge o Aughisky y en algunas partes de Inglaterra como Potamides.

kelpie1.jpg

kelpie2.jpg

Los Selkies

selkies.jpg

En los mares del norte existen los Selkies, elementales de las aguas vinculados con las focas. Su apariencia es de foca durante el día y en la noche, al liberarse de su piel de foca, viven con apariencia humana. Se cuentan historias de hombres que consiguen la piel de la foca de algunas de estas hadas y se las esconden, pese a las suplicas de las muchachas para que se las devuelvan; las chicas quedan condenadas a vivir como melancólicas esposas, hasta que logran recuperar su piel de foca y abandonan a su esposo humano, quien muere luego de soledad. Los selkies varones suelen desencadenar tormentas y hundir los barcos que se dedican a la caza de focas, los “Green-Peace” en el mundo de las hadas.

Los Tritones

A diferencia de las ninfas propiamente dichas, las sirenas modernas tienen una contraparte masculina, los Tritones. Estos hijos de Neptuno, al contrario que sus contrapartes femeninas, ayudan al marino en sus viajes. Los tritones del Mediterráneo suelen tener torso humano y la parte inferior con cola de pez; más al norte, en Inglaterra tenemos a los Merman (mermen en plural), menos agraciados que sus primos del sur, suelen tener apariencia de hombres cubiertos por escamas y un rostro más parecido a los peces; explicando con ello el porque muchas sirenas del norte se enamoran de los humanos. En Escocia están los Merrows, también llamados Daoine-mara; peludos, con barba, de nariz chata y aplastada, color amarillento y brazos largos y simiescos; con una figura combinada de tritones y mermen (torso humano y cola de pez, con el cuerpo cubierto de escamas y rostro de pescado), estos últimos suelen ser amables en naturaleza y se aparecen a los marinos para avisarles que se acerca una gran tormenta. En Noruega viven los Havmand, de aspecto juvenil, (en contra de lo habitual en estas regiones del norte, tienen cola de pez, como los del mar Mediterráneo).