Los Dragones (1)

Los Dragones son quizás los seres mágicos más impresionantes de los cuentos de hadas; suelen ser seres longevos, grandes y muy inteligentes; con cuerpo de reptil, con cuatro patas y con alas similares a murciélagos. Señala Paula Ruggeri[1], que:

“Cuando los dragones dominaban la tierra no era conveniente ser doncella, manjar delicioso para el dragón, tampoco abundan los candidatos a héroes, porqué era obligatorio el combate con dragones, y no era saludables adentrarse en cavernas, porque se corría el riesgo de interrumpir la siesta de nuestro protagonista. Pero, sin ser doncella, ni héroe, ni aventurarse en grutas oscuras, este reptil monstruoso era un peligro público de todas formas y solía arrasar con poblados y sembradíos. Matar a un dragón era una gran hazaña, y la fama de Perseo, Sígfrido, Hércules o San Jorge se debe a haberla realizado.

jason.jpg

cetus3.jpg

De tamaño gigantesco y peligrosidad proporcional, el dragón suele caracterizarse por grandes alas semejantes a las de los murciélagos, dientes peligrosos y más peligroso aliento, su boca escupe llamaradas cuando lo atacan o sólo por costumbre y da grandes golpes con la cola, de derribar a un caballero o hundir un barco. Ésa son las imagenes del dragón más populares en Occidente. […]

dragon21.jpg

wyvern.jpg

El dragón forma parte del Apocalipsis de San Juán, en el que representa al diablo. Comparte con muchos con sus parientes pequeñas, las serpientes, en cuanto a la representación de la maldad, pero además el dragón posee una fuerza descomunal y una brutalidad que excede a la astucia de la serpiente. Era el enemigo del dios Seth en el antiguo Egipto, y fue prueba máxima para San Jorge y Santa Marta. Y, sin olvidarnos de su combate con Sígfrido por el oro de los nibelungos, podemos concluir que no había mayor reto o contrincante más valorado que un dragón.

En la tradición artúrica tiene un valor especial, la constelación del dragón fulgurando en el cielo anunció al rey Pendragón al nacimiento de Arturo y Morgana, y con el combate entre el Dragón Rojo y Dragón Blanco se inicia la trayectoria de Merlin, el mago.

dragon-blanco.jpg

dragon3.jpg

En antiguos mitos, el dragón representaba las fuerzas del caos que había que vencer en el comienzo de los tiempos, primer paso de creación. Así lo cuenta una epopeya de la antigua Mesopotania: la diosa Tiamat adoptó la forma de un dragón para comandar las fuerzas de la oscuridad y destrucción. El dios Marduk hubo de luchar contra ella y vencerla para que el mundo pudiera ser creado. Esta historia data de dos mil años antes de la era cristiana. Las antiguas tablillas sumerias también cuenta la historia del héroe Nimurta, quien combate con un dragón, el terrible Asag, habitante del mundo inferior, equivalente sumerio del infierno. El dragón es el demonio de la peste y destrucción, por lo que un dios convence al valiente Nimurta de enfrentarse a él. Cuesta mucho a Nimurta vencer al dragón cuyo vuelo lo hace casi invencible, pero finalmente lo derrota. […]

d1.jpg

El combate con el dragón también forma parte de la mitología Hitita. Pero no es un mortal, sino un dios, el dios de las tormentas de los cielos, el que enfrenta al peligroso dragón Iluyanka […] Se cuenta de una derrota sufrida por el dios y de la astucia con que finalmente el dragón es a su vez derrotado. Invitado a una supuesta boda, Iluyanka simplemente se emborracha hasta no poder consigo, entonces el dios de las tormentas, a quien no podemos llamar un valiente, mata a un dragón ebrio y atado.

La antigua historia de Baal, canamita y fenicia, tomada por la tradición hebrea, que en parte la continuó y en gran medida la denigró y combatió, incluye también un dragón. Ese dragón era uno de los más temibles enemigos de Baal, y guardaba en las montañas oro que Baal codiciaba. La figura del dragón que guarda el oro después sería tan común como el dragón con el que todo héroe debía comenzar su currículum.”

Se suelen hablar de muchas razas de dragones; el Dr. Karl Shuker[2] en su obra señala que existen cinco grupos: los dragones serpientes, que incluyen a las grandes serpientes marinas, los semidragones, entre los que tenemos al Wyvern ingles, los dragones propiamente, los dragones del cielo que incluyen al dragón chino y a Quezalcoalt y finalmente los neo–dragones entre los que tenemos a la hidra de múltiples cabezas y al basilisco.

Por su parte en la de Joel Levi[3], señala también cinco grandes familias, los cuales se dividen según criterios geográficos, son: europeo, norasiatico, arábico– africano, indio y oriental. Por su parte Michael Page y Robert Ingpen[4] los clasifican en: dragón europeo (de Alemania y norte europeo), el dragón occidental (de Francia e Iberia), el dragón británico; el dragón mediterráneo (de Grecia, Rusia, Cercano Oriente y norte de África) y finalmente el dragón oriental (carente de alas).

Incluso la famosa J. K. Rowling[5], autora de Harry Potter (1,2,3) se atreve clasificar los dragones en su obra “Animales Fantáticos y dónde encontrarlos”, donde usa el seudonimo de Newt Scamander, en ella señala el bola de fuego chino (corresponde con dragón oriental, llamado también por ella como dragón león); el colacuerno hungaro (el más peligroso, sería el equivalente al dragón mediterráneo y que enfrentó Harry Potter en el Caliz de Fuego), el gales verde común (un dragón británico), el hebrido negro (otro dragón ingles), el hocicorto sueco (seria el dragón europeo), El ironbelly ucraniano (otro dragón mediterráneo), el lonchorn rumano (entra dentro de los dragones mediterráneos), el opaleyete de las antipoda (ubicado en Nueva Zelanda, donde nunca ha habido dragones, ya que estos sólo existieron en los mitos del norte de África, Europa y Asia), el ridgeback noruego (un fue criado por el semigigante Hadrig en el primer libro, la piedra filosofal; se trata de otro dragón europeo) y finalmente el vipertooth peruano (donde tampoco han existido dragones). Esta clasificación de la señora Rowling es producto más de su imaginación literaria que de una real clasificación

Si se trata de ser estrictos en la clasificación, se tiene que usar una combinación de los tres primeros autores, junto con la propuesta de la obra del Dr. Enest Drake[6] en su obra “El Gran Libro de los Dragones”.

Referencias:

[1] Paula Ruggeri. “EL GRAN COMPENDIO DE LAS CRIATURAS FANTÁTICA” Circulo Latino S. L. Editorial. (2005) p. 98 a 109. Barcelona,España.
[2] Dr. Karl Shuker “DRAGONES UNA HISTORIA ILUSTRADA” Marshall Editión. 1995. China.
[3] Joel Levi “GRAN ENCICLOPEDIA DE LOS SERES MÁGICOS” R.B.A. Libros S.A. 2000. Barcelona, España.
[4] Michael Page y Robert Ingpen “ENCICLOPEDIA DE LAS COSAS QUE NUNCA EXISTIERON” Gráficas Muriel S.A. 1985. Madrid, España.
[5] Newt Scamander (R. K. Rowling. ) “ANIMALES FANTASTICOS Y DÓNDE ENCONTRARLOS” Ediciones Salamandra. 2001. Barcelona España.
[6] Dr. Ernest Drake. “DRAGONES, EL GRAN LIBRO DE LOS DRAGONES” Grupo Editorial Random House Mondadori S. L. 2004. Barcelona España.

Publicado en dragones | Etiquetado | Comentarios desactivados en Los Dragones (1)

Los Dragones (2)

Los dragones serpientes: que tienen la iconografía de una serpiente de gran tamaño, suelen no tener patas, carecen de alas y viven en las aguas marinas; a este grupo:

  • El Leviatan: es sin duda la versión mediterránea de la gran serpiente marina; posiblemente en origen un cocodrilo, es la terrible dragona marina Tiamat contra la que lucho el dios babilonio Marduk, la misma imagen tenemos con el dios egipcio Seth luchando contra la serpiente Apofis; o al dios Apolo contra la serpiente Pitón, Zeus contra Tifón Baal fenicio contra el propio leviatan, posee cuatro patas cortas que le sirven para nadar.

  • La Guivre: otro dragón serpiente que suele vivir en los ríos y lagos, la diferencia con el leviatan en que carece de patas y que escupe grandes cantidades de agua, tiene un aliento sumamente venoso, y fue responsable en la edad media de muchas plagas y enfermedades. En Francia descubrieron como vencer a esta bestia por casualidad, un joven se bañaba en un río cuando el dragón apareció, al salir desnudo el joven, la enorme serpiente sintió vergüenza y abandono el lugar, cosa diferente hubiera ocurrido con el joven vestido; desde entonces se uso ese truco para espantar a estos monstruos.
  • La Gargoulle, fue un dragón serpiente que surgió de las aguas del Sena, esta criatura similar a la guivre tragaba las aguas del río y las escupía inundando las riveras; su nombre significa hacer gárgaras. La poderosa serpiente fue vencida por un condenado a muerte, quien para salvarse de la pena, prometió vencer a la gargoulle. El hombre, conocido luego como San Román, uso una cruz para aplacar la bestia, la cual fue luego incinerada por los vecinos de la localidad.
  • Jormungand, conocida como la gran serpiente mundial o la serpiente de Midgard (la tierra de los hombres en el mito germano–escandinavo); lucho contra el dios Thor en tres oportunidades y en ellas éste fue vencido. Según el mito es uno de los tres hijos del dios Loki (el fuego) con la giganta del hielo Andradoba (los otros dos hijos fueron el terrible lobo Fenrir y la diosa Hella del inframundo helado) su apariencia y tamaño provocaron que fuera lanzada al océano, donde creció hasta rodear la tierra y comerse su propia cola. Los tres encuentros con el dios Thor son descritos como sigue: el primero en una visita del dios a Aegar, un gigante que era dios del mar, y que es conocido en esta historia como Utgardhaloke, quién le impone tres pruebas al joven dios del trueno, entre ellas levantar a su gato del piso; Thor lo intenta pero falla, así como las otras dos pruebas; luego, lejos de su reino, para evitar la furia del joven dios, Aeger le dice la verdad de las pruebas, y lo que intentaba levantar era a la gran serpiente. El segundo encuentro ocurre de pesca con el gigante Hymir, abuelo de su medio–hermano, el dios Tyr; el anzuelo atrapa a la bestia, pero en la lucha Hymir corta el hilo, ante el miedo que le inspira el dragón. El último encuentro será en el Ragnarok (el fin del mundo vikingo) donde ambos rivales se mataran mutuamente.

  • Cetus representa la última de estas dragonas marinas por mencionar. Según el mito Cetus engendro del dios marino Forcis (un hermano del dios Nereo) a las gorgonas y a las grayas; transformada en dragón por Poseidón, fue enviada a castigar al pueblo de Etiopía, cuya reina Casiopea había ofendido al dios, en castigo exigió el sacrificio de la hija de la reina ante su dragona; Perseo, quien venía de regreso de Hiperboria montando a Pegaso, tras asesinar a Medusa, interviene; usando la cabeza de la gorgona para transformar en piedra y vencer a la dragona. La imagen fue tan heroica que los dioses pusieron a todos los protagonistas en el cielo, así, Casiopea, Cerfeo (El rey), Andromeda (la hija), Perseo, Pegaso y el dragón son ahora constelaciones en el cielo. Este dragón se le suele representar con dos patas delanteras.>

Los Dragones (3)

Los semidragones, constituyen aquellos dragones que no poseen todas las extremidades (las cuatro patas y las dos alas), aveces en este grupo se suele incluir a los llamados falsos dragones, cuyas alas son producto de extensiones de piel entre prolongaciones de las costillas y no alas verdaderas. Dentro de este grupo podemos citar:

falso_dragon.jpg

  • El culebre un dragón serpiente, emparentado con el dragón oriental; pero que sólo posee dos patas delanteras. Según los mitos vive en las estepas de Mongolia y Siberia, y fue visto por Marco Polo, también se señala una versión de menor tamaño en Inglaterra pero en vez de dos patas tiene dos alas, conocido como dragón nematodo.

dragon-culebre.jpg

dragon-nematodo2.jpg

  • El dragón africano habitante del norte de África, el desierto del Sahara y las costas orientales de Mediterráneo, es uno de los dragones más grandes, puede levantar a un elefante con sus dos únicas y poderosas patas traseras, no tiene patas delanteras, pero si un par de alas fuertes y membranosas.

dragon-africano.jpg

  • El Wyvern, conocido como seudodragón o dragón bipedo; es un pequeño dragón europeo, la versión chica del dragón africano. Su tamaño es similar al de un gran león o un pequeño elefante. Si se compara su tamaño con otros, uno pensaría que no es gran cosa, pero el tamaño de esta bestia no le resta fuerza y peligrosidad.

wivern.jpg

  • El draco es un falso dragón, de tamaño pequeño, comparado con sus congeneres, tiene cuatro patas y unas alas falsas, ya que no son extremidades, sino membrana entre prolongaciones de las costillas.

draco.jpg

  • Fafnir, es el nombre del último de esta lista en ser mencionado; según el mito germano, era hermano de Mimir y Nutria (un gigante que le gustaba transformarse en esa criatura). Los tres eran hijos de un gigante de la helada conocido como Bergthorer, cuenta que un día de cacería estaban los dioses Odín, Hoder y Loki, cazaron a una nutria que nadaba en el río y la cocinaron; el gigante cuando vio a su hijo muerto, reclamó en compensación un enorme tesoro, tesoro que consiguió el dios Loki al robándoselos a unos enanos, que maldijeron el oro. Con el tesoro en sus manos, los hijos reclamaron su parte al gigante, quien se negó, y fue asesinado por Fafnir, apoderándose del tesoro y transformándose para protegerlo en un enorme dragón sin alas; Mimir, que sabía no podía luchar contra el dragón esperó, la ayuda llegó con el joven héroe Sigurd (Sigfrido) a quien Mimir le dio una espada mágica para vencer al dragón. Sigurd se escondió entre el suelo y cuando el dragón salió, lo asesino atravesando su vientre y su corazón. El dragón supo de la traición de su hermano y advirtió a Sigurd que no agarrara el oro, pero este prefirió escuchar a los pájaros que aconsejaban comer el corazón del dragón y bañarse en su sangre para ser invulnerable. Sigurd prefirió este segundo consejo y le cortó la cabeza a Mimir cuando se acercaba a matarlo por la espalda. Sigurd se baño en la sangre del dragón y fue invulnerable, salvo en una parte de la espalda que estaba cubierta por una pequeña hoja, agarró el oro y la maldición luego lo alcanzó.

fafnir3.jpg

fafnir2.jpg

  • El dragón eslavo, es similar al wyvern, pero se diferencia de este porque posee dos patas delanteras en vez de las traseras. Vive en la regiones eslavas y Rusia.

d_slavo.jpg

Los Dragones (4)

dragon1.jpg
Los dragones occidentales tienen cuatro patas y dos alas como murciélagos; lo general es el dragón escupe fuegos, es enemigo de los hombres y que le gustan los tesoros como cama. Dentro de los más representativos de este grupo destacan:

  • El dragón del vellocino de oro, fue derrotado por el príncipe Jasón, quien con ayuda de la maga Medea logró vencer a la bestia, la bruja durmió al dragón con una poción mágica; así Jasón pudo robar el vellocino y salir corriendo antes de que despertara el monstruo. Igual que el anterior, este dragón es un hijo de Tifón y Equidna; y no ha sido aún vencido, mas si engañado por los encantos de una hermosa bruja.

dragon5.jpg

  • El dragón de San Jorge; es quizás el más conocido; tuvo la lucha más grande que se dio entre hombres y dragones en tiempos cristianos. Un dragón surgido de los pantanos, inundo la región con vapores venenosos; para aplacarlo se entregaron primero las ovejas, y cuando estas se acabaron los niños y niñas; eso fue hasta que le toco el turno a Alcyone, la hija del rey. Atada para el sacrificio, fue cuando apareció un joven soldado romano, convertido recién al cristianismo. La bestia, que representaba al demonio, fue combatida por el joven, quien luego de vencer y liberar a la princesa, sería llamado San Jorge. (uno puede pensar en la buena suerte de la princesa, pero qué paso con todos los hijos e hijas de los campesinos).

dragon4.jpg

  • Dentro de los verdaderos dragones hay que señalar al dragón de los lagos, es un dragón pequeño, alargado y patas cortas, generalmente rojo y con alas vestigiales, que habita en muchos ríos y lagos europeos; se corresponde un poco con el dragón ingles. El dragón de las nieves, equivalente al dragón europeo, de colores que van del verde al azul y al blanco; habita en cumbres y en lugares de nieves eternas, donde fabrica sus guaridas y los dragones galos e iberios de verde brillante a rojos oscuros. El dragón mediterraneo no entra en este grupo, ya que se corresponde con el dragón africano y es según la clasificación un semidragón.

dragon-lagos.jpg

Los Dragones (5)

Los dragones del cielo, corresponden con los dragones orientales. A diferencia de occidente, el dragón oriental esta vinculado con el elemento agua, es adorado por los pueblos de China, Corea, Indochina y Japón; y es símbolo del poder imperial y de los grandes ríos. Los dragones orientales no tienen alas, tienen un cuerpo alargado y una cabeza similar a un caballo. Dentro de sus principales representantes tenemos:

  • El dragón oriental, de colores que van del dorado a los verde azulados, de tonos oscuros a casi blancos hay tres subespecies la japonesa, la china y la indonesia, siendo la diferencia entre las razas el número de dedos en sus patas, tres, cinco y cuatro respectivamente.

dragon-chino.jpg

dragon-japones.jpg

  • El dragón tibetano, habitante del Tíbet y el Himalaya, su única diferencia con su vecino es su color, que va del amarillo al escarlata o al rojo carmín. Su dieta es el famoso Yeti (hombre mono de las nieves).

dragon-tibet.jpg

  • El cóatl, (Quetzalcóatl) es una serpiente emplumada, no tiene patas pero si un par de alas como pájaros, a diferencia de los dragones occidentales que son más como murciélagos; el Coatl de los pueblos mesoamericanos es la representación de la fertilidad y la lluvia, al igual que los dragones orientales. Es el único representante de la familia de los dragones que existe en las Américas. Seguramente una especie relativamente nueva, recordemos que las aves descienden de los reptiles (dinosaurios). El nombre de Quetzalcoatl significa lo que vuela (quetzal–ave), lo que se arrastra (coalt–serpiente), es un dios que abarca todas las cosas, de ahí el sobrenombre de serpiente emplumada.

quetzalcoalt2.jpg

  • Las Anfipteras (Amphipteres) habitan del cercano oriente hasta india. Tienen el cuerpo de serpiente pero dos pares de alas emplumadas, similar al quetzalcoatl, pero de menor tamaño. Se dice que en Arabia y Egipto estos pequeños dragones venenosos acabaron en los estómagos de las ibis. Su origen parece ser egipcio, entre sus representantes en la tierra del Nilo tenemos a Apep (el Apofis griego) en la versión del demonio egipcio y las diosas serpientes Mertseger (guardiana del valle de los reyes) y Buto (que aparece protegiendo al faraón, siempre representada en su corona). En Fenicia se las conoce como Agathos Daimon (y como los daimones griegos protegen las casa, un posible recuerdo venido de la costa africana cercana).

amphipteres.jpg

seth-contra-apofis.jpg