Hábitats de las Hadas

Cuando los Milesios derrotaron a las Tuatha, se produjo un gran cisma entre las hadas que viajaron a ultramar y las que permanecieron en las islas británicas. Las que optaron por partir ocupan ahora varias islas del Atlántico cuya localización es un misterio geográfico. No aparecen en los mapas humanos, rara vez son avistadas por los barcos o aviones modernos y son invisibles a las imágenes de satélites.

Las que continúan en Gran Bretaña habitan en las colinas huecas; algunas de ellas se elevan y dejan al descubierto grandes salas interiores, y otras tienen pasajes que comunican con enormes cavernas sumidas en la penumbra. Las colinas de las hadas están señaladas por corros de hadas o por un árbol espino.

Las hadas solitarias viven en árboles, en estanques con mucha vegetación acuática o bajo setas, en ruinas, en cuevas, bajo puentes o, esporádicamente, en casas.

Extraído de: Joel Levi (2000) GRAN ENCICLOPEDIA DE LOS SERES MÁGICOS p. 160-161

Los comentarios están cerrados.