Esfinges y Lamassus

Los mitos hablan de dos razas de esfinges, unas sin alas (la egipcia) y otras con alas (la griega); en las primeras versiones son seres con cuerpo de león y rostro humanos; los juegos de computadoras modernos las han transformado en algo similar a los centauros, torso humano y parte inferior de león o de gran gato, pero conservando las alas. Suelen preguntar a los hombre una adivinanza, quien no responde correctamente es devorado. El único sobreviviente de una esfinge conocido es Edipo, quien le repondió la pregunta —¿qué criatura camina con cuatro patas en la infancia, dos de adulto y tres en la vejez?—. A lo que Edipo respondío —El hombre, cuatro cuando gatea, dos de adulto y tres cuando se apoya con el baston de viejo. En el cercano Oriente se tiene al Lamassu (o Lammasu) es el representante másculino de la esfinge griega, estos guardianes de las puertas de Babilonia y Nímede son representados de tres formas, la primera con cuerpo de leon, alas y cabeza de hombre; en segundo lugar al ser las cabalgaduras de los dioses de Babilonia y luego del Profeta Mahoma se suelen representar con cuerpo de toro en vez de león. La tercera sería algo así como un minotauro al revés, cuerpo de toro y cabeza humana, esta vez sin alas.

esfinge3.jpg

esfinge2.jpg

esfinge1.jpg

lammasu.jpg

Los comentarios están cerrados.