Los Vampiros

Existen dos versiones de estos chupasangres, ambas coinciden en seres nocturnos, que no soportan la luz del sol, le temen también a las cruces (raro que le teman a la estrella judía, o la luna árabe, algún problema étnico con los cristianos probablemente) y detestan el ajo (bueno a nadie puede besar a alguien con ese olor, así que se entiende). Los vampiros originales son seres horribles y pálidos (casi espectros, conocidos también como Nosferatus), los más modernos los representan como guapos hombres y hermosas mujeres (vampiresas). [Hay que señalar que el vampiro fue quien dio el nombre al murciélago sudamericano chupasangre (Desmodus rufus) y no al revés].

vampiro-1.jpg

vampiro-2.jpg

vampiro-3.jpg

vampira.jpg

Los infectados por los vampiros suelen ser conocidos como vampiros vivos y mientras terminan su transformación (mueren desangrados por sus amos finalmente antes de ser no-vivos) pueden vivir de día y servir a sus señores con la esperanza de que este les pronto de la vida eterna. Para matar a un vampiro se recomienda una estaca en el corazón para fijarlo a la tierra y no se levante más y cortarle la cabeza, por las dudas.

Un vampiro sudamericano es el Azeman, con forma de murciélago, son espectros femeninos, que de paso sólo buscan chupar la sangre de mujeres (algo de lesbianismo si prefieren), habita en las selvas de Surinam y Guyana. Se impide que entre a la casa colocando un par de escobas en forma de cruz en la entrada.

Los Demonios (origenes)

Los demonios: son muy recurrentes en muchos de los cuentos de horror, el hacer trato con los mismos, o el ser tentados por ellos; incluso el tratar de engañarlos, es parte de los cuentos de miedo. El origen de los demonios varia con cada religión; en la versión judeocristiana, Dios creó el universo al primer día y a los ángeles entre el primero y el segundo; al llegar el séptimo día, Dios descansó y no termino de crear completamente a los demonios, de ahí que sean seres horrendos. Una segunda versión habla de la rebelión en el cielo; Lucifer (el primer ángel y el más bello) se reveló contra Dios, por muchas razones (orgullo, envidia, y otros pecados), al tratar de imitar la creación de Dios dio origen a seres monstruosos (los demonios y diablos), y arrastró tras él un tercio de los ángeles, los cuales darían origen a los grandes demonios; una tercera versión habla que Adán, estando solo (no tenía a Eva, ni a Lilit), conoció (entendamos el termino bíblico de lo que esto significa) a uno o varios ángeles, que se enamoraron de esta criatura predilecta de Dios, y sus descendientes fueron los demonios. Sea cuan sea el origen de los demonios, lo cierto es que en esta tradición, Lucifer pasó a convertirse en Satán o Satanás, a él se le fueron uniendo dioses de religiones vecinas a los judíos, así Ba’al (que significa señor en Asiria y Fenicia) paso a convertirse en sus múltiples manifestaciones en los distintos demonios de la tradición, por ejemplo Ba’al Zebúb (señor de las moscas, seguramente por las que llegaban después de los sacrificios de sangre) dio origen a Belcebú, Ba’al Pe’or (señor adorado en el monte Fegor y asociado a la muerte y resurrección de la naturaleza) dio origen al demonio Belfegor; etcétera. Por otro lado la palabra demonio proviene del griego “daimon” y sería el equivalente a lo que son hoy en día los genios y duendes del hogar y la familia; esto también se aplica a los mitos árabes, en la cual los “Djinns” son parte del grupo original que creó Dios; así el origen de los genios esta vinculado a aquel segundo tercio de ángeles que no participaron de ningún lado en la guerra de los cielos, dando origen así a los ángeles (bien), los demonios (mal) y los genios (lo que deseen); así la idea de demonios como un tipo de genio malvado, contrario a los dioses es común en el oriente, en India y en China, que representan las enfermedades, la miseria y los pecados.

demonio-1.jpg

demonio-2.jpg

demonio-3.jpg

demonio-4.jpg

Licantropos y hombres lobo

Se conoce como Licantropos a los seres humanos con la capacidad de transformarse en animales, el ejemplo más común son los hombres lobos, pero el animal en que se transforman es muy amplio, incluimos a los hombre pantera o leopardos de África, los hombres tigres de Asia, los Hombre osos de Siberia y Norteamérica, los hombre Jaguar de Mesoamérica y Sudamérica, también en Europa se habla de mujeres cisnes, u otras aves.

hombre-jaguar.jpg

Los hombres lobos son seres humanos que han sido transformados por las fuerzas del mal, generalmente sufren su transformación en las noches de luna llena, y son mortales a las balas de plata. Al igual que los vampiros muy peligrosos, ya que si se sobrevive a su ataque, se queda infectado del mal. El origen de esto es posiblemente la enfermedad de la rabia, y alguno que otro alucinógeno de algunas matas. En la América Latina se suele hablar del Galipote, el Lugaru o el Zangano; que son las formas locales del Lobizón francés.

hombre-lobo-1.jpg

Por lo general la transformación puede ocurrir de dos maneras, la primera involuntaria, en este caso el individuo que experimenta la transformación lo hace por efectos de alguna maldición o hechizo de un hechicero o bruja, ante alguna palabra y/o presencia del algún objeto especial (la luna llena en caso de los hombres lobos tradicionales); la segunda forma el individuo puede transformarse de forma voluntaria y espontánea, en estas situaciones no esta limitado a un evento especifico, sino que con pociones o vistiéndose la ropa de los animales en que se transforma, el individuo puede cambiar.

Fantasmas famosos

Entre las apariciones fantasmales más destacadas podemos mencionar a: Herne, el Cazador, en los bosques ingleses es un espectro que ronda cabalgando un caballo infernal, un cazador real que fue ahorcado por haber ofendido al rey de turno, hoy quienes ven su cabalgata saben que presagio de desgracia. Similares historias concuerdan con las del Jinete sin cabeza de muchos cuentos, o del barco fantasma del Holandés Errante, de quienes los ven saben que es su final.

jinete1.jpg

La historia de Herne es relatada de la siguiente manera por las leyendas locales: era el cazador favorito de Richard Segundo de Inglaterra. Mortalmente herido mientras salvaba a su amo de las astas de un ciervo, fue curado milagrosamente por un extraño que ató las cornamentas del ciervo muerto en la frente del hombre agonizante. Herme exigió pago al rey por salvarlo. El amo no acepto y lo desterró. Herne huyó al bosque dónde un campesino encontró luego su cadáver aún astado colgando de un roble. Pero todas las noches volvió su fantasma a la cabeza de una cacería espectral para acosar al rey en los bosques de Windsor.

herme.jpg
Otro espectro interesante es la Baronesa Russlein V. Artebar; hermoso fantasma femenino que se aparece a los hombres descendientes del Conde Johannes Rathernau, quien mató salvajemente a la familia Artebar. Este espectro se aparece en fiestas y cocteles. Enamora a los hombres de la familia Rathernau y antes de acabar con ellos les dice la causa de su desgracia.

baronesa.jpg

_________________________________________________________

Para más sobre fantasmas

Zombies

los Zombies: son hombres o mujeres, que son regresados de la muerte por medio de rituales vudú; los escogidos suelen haber sido asesinados por el brujo, quien luego los revive para sus pérfidos usos. Los zombies no necesitan ser alimentados y obedecen ciegamente al brujo que les dio vida; se diferencia de los vivos porque pueden caminar en las noches más oscuras sin tropezarse; la única defensa es la sal, la cual al ser tocada por el Zombie hace que recupere la memoria lo suficiente para comprender que es un muerto y entonces regresa a su tumba, sin importar las ordenes del brujo. El brujo que fabrica zombies debe tener cuidado, siempre existe la posibilidad de que otro brujo reprograme a su esclavo. En las versiones de Hollywood, los zombies son seres que comen cerebros (eso no es cierto en el vudú) y al hacerlo contagian a las nuevas víctimas. El vudú es una religión de la raza negra, traída a tierras americanas, y los brujos o brujas que la practican son tan poderosos (pueden volar, teletransportarse, revivir muertos, etc.), como cualquiera de los grandes magos de los cuentos europeos, sólo que estos si existen de verdad.

zombie.jpg