Lilith

Lilith: es el vampiro original según algunos. Hay varios mitos sobre esta fémina, el primero (el bíblico) es que se trató de la primera mujer que Adán, mucho antes que Eva; a diferencia de la sumisa Eva (con la excusa de que era una costilla del hombre), Lilith nunca se dejó someter (estar abajo en la cama, estemos claros) y por ello se marcho. La encontraron unos ángeles, quienes luego dijeron a Adám que estaba fornicando con unos demonios. Su descendencia serían según algunos los vampiros (aquí se explica su origen y se dice que estos se movieron del cercano oriente hacia Europa buscando sangre nueva), las sucubos y los incubos.

lilith.jpg

A Lilith se la acusa de devorar niños, a los que odia, y se justifica esta versión en que los suyos fueron monstruos. La segunda versión, quizás más correcta, es que se trata de una antigua diosa de Babilonia, conocida por esas tierras con los nombres de Inana, Enlil, Anat, Astarte, Istar, Ardat-lili, Lili o Lilu; como hermana del dios Sol (Samash, Shamash, Nergal), era su opuesto, una diosa de la noche, y como muchas diosas nocturnas, ellas están asociadas a la enfermedad, de ahí que se la culpe de la muerte de niños. Hoy el movimiento feminista la ha revalorizado y la usa como arquetipo de la mujer liberada.

Los comentarios están cerrados.