Elfos en el Señor de los Anillos

En general el término elfo viene de lo mitos nórdicos, surgidos todos ellos, según de la carne descompuesta de Ymer, primer gran gigante de los hielos (representación mítica de los grandes glaciares) tras ser vencido y liquidado por Odín y sus hermanos. Aunque este primer referente histórico ha variado con el tiempo, la literatura fantástica moderna los ha transformado de ser pequeños espíritus del aire en seres con fisonomía casi humana, muy longevos y bellos. La literatura nos habla principalmente de dos grandes grupos los elfos de la luz (elfos propiamente) y los elfos de la oscuridad (denominados modernamente como drows, según una degeneración de la palabra troll), aunque en algunas obras hablan de elfos del agua (similares a nagas) y elfos de la penumbras (intermedios entre los dos primeros y habitantes de los umbríos bosques).
Cada autor nos ha descrito su propia versión de estos seres en su obras, señalaremos a John Ronald Reuel Tolkien (1892-1973), con sus obras: El Hobbit, El Silmarillión y su trilogía del Señor de los Anillos, describe dos razas de elfos originarios de un tronco original, los elfos del oeste y los elfos del este. Los del oeste darían origen a las distintas razas de elfos navegantes (elfos Teleris), y a los altos elfos de Vanyar y de Nordor. Por otra parte los elfos del Este generarían a los elfos de los bosques (elfos Silvanos) y a los elfos oscuros. Aunque la mayoría de los elfos del oeste emigraron a las tierras imperecederas y desaparecieron de la historia (salvo algunos elfos Teleris cuyos descendiente se unirían a los elfos de los bosques); son estos elfos del bosque los protagonistas en estas historias. Destacan cuatro personajes: Legolas, hijo del Rey del Bosque Negro; Elrond, señor de Rivendel; Arwen Undómiel, hija de Elrond y Galadriel, la Dama del reino de los bosques de Lothlorien (descendiente de Nordors).

elrond.jpg

legolas.jpg

arwen.jpg

galadriel.jpg

Los comentarios están cerrados.