La fruta prohibida (5) El invierno, la primavera y el verano.

Las manzanas doradas como símbolo de inmortalidad aparecen en otros mitos distintos a los griegos, por ejemplo: en los mitos nórdicos, los dioses vikingos dependía para ser jóvenes de las manzanas que les suministraba la diosa Idunna (Idunn), diosa de la juventud. Idunna cumple el mismo papel que las Hesperides, es la encargada de suministrar y administrar la dotación de aquellas manzanas del árbol de la vida eterna. Idunna está presente en un sólo mito importante, el de su rapto por parte de Thiazzi, un gigante de Hielo. Descendientes todos estos de Ymer (el frío hielo Ártico). Según el mito, Loki, dios del fuego, había sido capturado por el gigante, quien exigió al dios la entrega de Idunna en intercambio. Loki accede y engaña a la niña vigilante de las manzanas doradas contandole que ha encontrado un árbol en el bosque con frutos prodigiosos. Idunna cae en el engaño y al salir de la fortaleza del Walhalla es raptada por Thiazzi (en forma de águila), y llevada por los aire a su reino en las montañas. Los dioses del norte empiezan a envejecer y al enterarse que Loki los ha traicionado lo obligan a recobrar a Idunna. Este toma prestada la piel de halcón de Freya y viaja a las montañas a rescatar a la joven. Aprovechando la salida del gigante, Loki transforma a Idunna en una nuez y vuela de regreso a Asgard. Thiazzi descubre luego lo ocurrido y en su forma de águila va tras Loki e Idunna. A final los dioses ayudan disparando flechas encendidas al gigante que cae al encenderse sus alas. La muerte de Thiazzi será reclamada luego por su hija, Skadi, quien pedirá una compensación y terminará aceptando a cambio un esposo entre los dioses. La historia repite el poder de la manzana dorada como dadora de vida eterna. En este caso Loki es el fuego de la hoguera, que no recite al fuerte viento polar (Thiazzi) quien lo vence. Son los dioses nórdicos (símbolos del verano y el calor) quienes al final vencen al viento del invierno y logran rescatar la primavera (Idunna). Pero incluso en esas frías tierras, el viento helado de la montaña sigue descendiendo de las frías cumbres (Skadi).

Los comentarios están cerrados.