Los colores (9) Marrones, ocres y beiges.

Los marrones son el producto de la combinación en distintas proporciones de dos opuestos, el ardiente rojo y el tranquilo verde, como color del tronco de los arboles y del firme suelo evoca la estabilidad y representa lo masculino, así como fucsia lo femenino. El marrón rojizo se asocia también con la caída de las hojas y el otoño. Los ocres surgen al combinar los marrones con colores cálidos como el amarillo, el naranja y el rojo, dando origen a esos colores tierra y de algunos alimentos, que invitan a la gula y el disfrute. Al añadir blanco a los colores surgen los colores pasteles, que apaciguan cualquier color, trayendo calma y tranquilidad, así tenemos el verde claro (de hospitales), el azul bebe (de los cielos), el rosa (de las niñas), y sumado a los ocres dan origen a los distintos tonos de beiges y cremas, como color de la lana sucia, de los vestidos ligeros y frescos, de excursionistas que emprende la aventura.

Los comentarios están cerrados.