Tipos de magos (3) El clérigo.

A diferencia de los anteriores, este es nuestro “no-mago” en un sentido estricto, el clérigo no es un estudioso, incluso no tiene que saber leer o escribir, no pasa años mirando la naturaleza, no pasa décadas dentro de un cuarto mezclando ingredientes, él sólo tiene fe, su magia procede de la fe en un ser superior, dios cristiano o pagano. Para canalizar la magia con los rezos a un ser superior el clérigo debe respetar ciertas reglas (normas impuestas por el ser superior), a diferencia del mago que no está limitado por asuntos morales. Por otra parte el mago a medida que pasa el tiempo adquiere más conocimiento y con ello poder, mientras que el clérigo con el paso de los años su fe disminuye ante las circunstancias de la vida, disminuyendo su poder en interferir en asuntos mágicos.

Los comentarios están cerrados.