Las brujas (orígenes)

El origen de las brujas se remonta a las primeras eras de la humanidad, son aquellas mujeres que aprendieron de la naturaleza, y tienen el “don” para manipularla. Las guían sus propios deseos y acciones, raras veces las motiva ayudar a los demás. El origen del “don” se encuentra al igual que con los brujos en relaciones de hombres o mujeres con seres de otras esferas, (dioses, diosas, ángeles, demonios, genios, hadas, …) es por ello que se les tiene miedo, ya que su presencia implica muchas veces la cercanía del progenitor mágico. En algunas culturas cuando nacían mujeres pelirrojas, o el saco vitelino que envuelve a los niños no se ha roto al ocurrir el parto, eran signo de que se trataba de mujeres con el “don”, esto es, futuras brujas.

Publicado en magia | Etiquetado | Comentarios desactivados en Las brujas (orígenes)

Tipos de Brujas (1) La machi o curandera.

La primera imagen que se tiene de una bruja proviene de las culturas tribales, de mujeres que aprendieron de las hierbas y que ayudaban en los partos. Son el equivalentes femenino del chaman, y al igual que él adquieren sus conocimientos de la tradición oral, de las viejas generaciones, no les interesa saber por qué funciona, sólo cómo funciona la magia, la cual es usada para ayudar a su comunidad. Las machis operan entre conocer la naturaleza y rezar a los dioses, ya que la fe es importante en su actos, así como la comunión con el otro mundo.

Tipos de brujas (2) La alcahueta.

Propia de pueblos rurales, hace el papel de la curandera del pueblo. A su puerta llegan los enamorados buscando pócimas de amor para retener al amado que se le va. Pero llegan más por veneno, para castigar a aquel marido infiel o a la rival de turno. Muchas de esas mujeres, recluidas en sus casas, en chozas alejadas del pueblo cerca del bosque, vieron su vida en peligro al ser acusadas de echar de mal de ojo, de volver el vino en vinagre, agriar la leche de la vacas. Eran mujeres solas, preocupadas sólo de sus propios asuntos, pero donde timadores y estafadores las acusaban a la Inquisición, por ese entonces era una forma recurrida por muchos para apropiarse de las tierras y bienes de esas viejas de pueblo. En este grupo entra la famosa Celestina (1499), de Fernando Rojas, una vieja meretriz que presta su casa a prostitutas y se gana la vida vendiendo a las puertas hierbas, ovillos y adornos para las chicas, y concertado citas a los enamorados.

Tipos de Brujas (3) Las tres hermanas fatídicas.

Herederas de antiguas diosas que predicen el destino de los hombres. Algunas suelen ser caníbales y peligrosas como las Grayas (Dino, Enio, Pefredo; que simbolizan el temor, el horror y el pánico) que le indican a Perseo como vencer a Medusa. Otras como las Moiras griegas o Parcas romanas (Cloto, Láquesis, Átropos; que significan nacimiento, vida y muerte) son tan temidas por hombre y dioses ya que tejen y destejen el destino de todos ellos; igual pasa con Nornas (Urd, Verdandi, Skuld; que significan el destino, lo que pasa y lo que será) que cuidan las raíces de Yggdrasill, el árbol del mundo, donde Odín se colgó para obtener sabiduría. Herederas de esas antiguas diosas tenemos a muchas brujas, como las de Macbeth (1606) de William Shakespeare, donde tres viejas en el bosque le predicen al futuro rey escocés su subida al trono y su posterior caída.

Tipo de Brujas (4) El hada mala.

Al igual que los tríos anteriores no se trata de mujeres mortales, sino de antiguas diosas, hoy reducidas a hadas locales y espectros. Algunas, como sirenas y ondinas son hermosas mujeres que atraen a los hombres a los rios para ahogarlos (ejemplo las Alamoas en Brasil y Loreley en el Rin alemán). Otras como las Lamias son vampiros bebedores de la sangre de niños (una forma de explicar la enfermedad y mortalidad infantil) capaces de transformarse en animales. Se incluyen a hijas de dioses como la bruja Circe que transformó en animales los compañeros de Odiseo (Ulises) y estuvo a este por cinco años en lo que fueron cinco días. En este grupo podemos encontrar también al hada mala de la bella durmiente, capaz de alterar el tiempo y donde cien años pasan en una sola noche. No interactúan con los hombres, los asuntos humanos no son de su incumbencia, pero si estos se acercan a sus dominios pueden ser muy peligrosas. Puede crear tormentas y molestar al ganado por puro placer. Ejemplo tenemos a la bruja Baba-Yaga de la tradición rusa, que vive en el bosque y es capaz de ello y más. Cuando sucedió el accidente de Chernobil, muchos habitantes culparon del desastre a esta bruja de los bosques rusos.