Mitos del Invierno (3) Odín, sus esposas y el invierno.

En los mitos nordicos (Vikingos) de Alemania y Escandinavia, donde el invierno es mucho más fuerte aparece esta misma secuencia inicial de diosas, en primer lugar Odín (Wotan), dios del cielo y el verano se une a Jörd (Fjörgyn), la giganta de la helada que representa la roca madre, dura y sin labrar (equivalente a Gea); la hija de ambos, Frigg, convertida luego en la esposa oficial de Odín representa a la tierra fértil y labrada (equivale a Rea); pero en estas regiones aparece una tercera diosa, Rind, es la tierra helada, cubierta de nieve, que se niega a entregarse a Odín (el verano), y pese a los ruegos de su amante, ella permanece impasible e inmutable (no tiene equivalente en el mundo grecorromano). Aunque Rind es la tierra cubierta de nieve y hielo; no es el invierno.

El invierno es representado por los gigantes de la helada, esos son los glaciares que cubren las montañas y avanzan cubriendo y arrasando todo a su paso. Son el soplo helado que viene del norte y que cubre con su frío aliento la tierra desnuda. Según el mito, Odín (el verano) y su Olimpo de dioses deben retirarse a descansar cada invierno.

En ese tiempo los gigantes de la helada toman el control, mientras los dioses se guarecen tras las murallas del Walhalla. Pocos dioses permanecen fuera de la protección de los muros. Skadi, hija de Thiazzi (El viento polar), la diosa de los esquíes y las ventiscas, aprovecha el invierno para jugar en las montañas, pero eso es parte de su naturaleza al ser una giganta realmente.

Vidar y Vali, hijos de Odín con las gigantas Rind y Grid respectivamente, son los dioses del silencio (signo de los bosques vírgenes e impenetrables) y de la primavera que viene tras el Ragnarok (fin del mundo). Pero el único dios, a quien se le da el poder de reinar y cuidar Walhalla en el invierno es Ullr (Uller).

Siendo un mestizo, es hijo de Sif, la esposa del dios Thor, y de un gigante conocido como Hrugner (Hrungnir, la montaña de roca). Aquí la montaña es cubierta por Sif (los pastos) que se vuelven dorados en verano (la cabellera de Sif), mientras que en invierno el hijo de ambos cubre con el manto blanco la montañas. Ullr, dios del invierno, es descrito como un joven apuesto con arco, flechas y esquíes, que caza en invierno, único sustento en una tierra cubierta de hielo.

Los comentarios están cerrados.