Mitos del Invierno (4) Baldr y Höðr, verano e invierno.

El mito del invierno tiene una final versión entre los vikingos. Frigg tendrá con Odín varios hijos, entre ellos un par de gemelos, Baldr y Höðr. Aunque son gemelos, no pueden ser más distintos, Baldr es el verano, hermoso, equivalente al Apolo griego, es el sol que todo lo ilumina. Su esposa será Nanna, diosa de las flores; que se abren ante los rayos luminosos y calientes del sol. Höðr por otro lado es ciego, no es mala persona, pero no es tan agraciado como su hermano. Odín y su esposa saben que Baldr va ha morir joven, así lo han profetizado las Nornas. Por ello Frigg pide a todo ser vivo, a toda piedra y elemento que prometa no herir nunca a Balder, todos menos un pequeño muérdago que aún es muy joven y pasa desapercibido.

Los juegos entre hermanos se transforman en competencia. ¿Quién puede apuntar a Baldr y golpearlo con algún objeto?, ¡Nadie!, todos los objetos se alejan de cuerpo del joven dios del verano como por arte de magia. Pero Loki sabe que existe un ser que no prometió nada, coge un tallo del muérdago ya crecido y prepara una lanza, y se la ofrece a Höðr, que por su ceguera no participa nunca en los juegos de sus hermanos. Loki le ayuda a apuntar y dispara, la lanza atraviesa el pecho del dios, Baldr cae muerto. Conmoción en Valhalla. Hermod, su hermano menor, viaja durante nueve días sobre Sleipnir (caballo de Odín) al reino de Hela para pedir por el regreso de su alma. Si todos lo piden volverá con ustedes, responde la diosa de los infiernos, única hija de Loki. Todos ruegan por su regreso, piedra, planta, animal, incluso los gigantes del hielo; pero una vieja gigante, llamada Thok, señala que nadie lloró por sus hijos, de modo que ella no va ha llorar por el hijo de otra. El alma de Baldr permanecerá por tanto en los infiernos. En su pila funeraria Nanna se une a su esposo.

Y los dioses persiguen a Loki, culpable real de la muerte de Baldr. Loki es atado y Skadi (diosa de las ventiscas) coloca una serpiente sobre su cabeza, de tanto en tanto la serpiente escupe veneno sobre el rostro de Loki, quien se retuerce (son los terremotos). Höðr, el ciego, espera. Ya llegará su turno de pagar por la muerte de su hermano; ahora su oscuridad ya no es sólo suya, ha cubierto al mundo, es el invierno que ha llegado que en el norte del mundo implica frío y oscuridad total.

Los dioses se retiran al Walhalla, no pueden contra los gigantes que bajan. Finalmente Loki se libera, igual que el lobo Fenrir y otras bestias atadas por los dioses. Los gigantes tienen por fin un líder que los pueda guiar. Dioses y gigantes luchan por última vez. Entre los dioses, el mestizo Vali mata a Höðr. Surt, también se une a la batalla (los volcanes entran en erupción), fuego y oscuridad cubrirán al mundo. Dioses y gigantes se aniquilaran mutuamente. Al final la calma, cuando acaba el Ragnarok (el apocalipsis vikingo) quedan sólo Vali y Vidar (hijos de Odín) y los hijos de Thor: Móði, hijo con Sif y Magni hijo con Jarnsaxa, una giganta. Estos rescataron a Balder y a Höðr del reino de los muertos. Es la primavera que trae de vuelta la luz, el calor y el sol venciendo el intento de que los glaciares cubran de nuevo el norte del mundo.

Los comentarios están cerrados.