Cuentos de Hadas (3) Los cuentos del bosque.

En estos cuentos de hadas, los hombres expanden sus territorios, talan los arboles y crean tierras para los cultivos. Los hombres saben que pueden estar molestando a los antiguos pobladores (las hadas, genios y duendes) y culpan a estos seres de los problemas que pueden presentarse. Cuando le dicen los padres a los niños que cierren las puertas en la noche, que tapen las tinajas, apaguen las velas antes de dormir, para evitar que los antiguos habitantes puedan hacer de las suyas; son recomendaciones para evitar que ratas, serpientes y otros bichos entren y provoquen desgracias. No en todos estos cuentos los antiguos pobladores son malos, cuando Jehová el dice a Abram (luego llamando Abraham) que salga de babilonia hacia la tierra prometida; o cuando los antiguos dioses mexicanos le dicen al pueblo de Nahua que salga del desierto y que busquen donde el águila devore a una serpiente sobre un cactus y construyan ahí su nación (hoy ciudad de México) tenemos así intervenciones de los antiguos pueblos sobre los nuevos pueblos humanos.

Los comentarios están cerrados.