Los vientos (1) Introducción

Los Anemoi eran dioses del viento, se correspondían con los puntos cardinales y que estaban relacionados con las distintas estaciones y estados meteorológicos. Los cuatro Anemoi eran: Bóreas (norte – invierno), Noto (Sur – verano), Euro (este – otoño) y Céfiro (oeste – primavera). Los Anemoi eran hijos de Astreo (también conocido como padre de las estrellas) y de Eos, diosa del amanecer. Otros hijos importantes de esta pareja fueron los cinco Astra Planeta (‘estrellas errantes’, es decir, planetas): Fenonte (Júpiter), Faetonte (Saturno), Piroente (Marte), Fósforo (Venus) y Estilbo (Mercurio).

A estos cuatro vientos hay que sumarle las tres Arpías, hijas de Electra (una oceanida)y Taumante (un primitivo dios de la lluvia, hijo de Ponto —El Mediterráneo—, hermano de Nereo, Forcis y las diosas marinas Ceto y Euribia). Las tres Arpías representan las ráfagas de viento que soplan de improviso, rompiendo velas y mástiles.

Quizás el viento más temido es Tifón, que es el ciclón que destruye todo a su paso, su tamaño cubre y oscurece todo el cielo, a sus vientos nada se opone. Tifón será padre de los Anemoi Thuellai (‘vientos de tempestad’), demonios malvados y violentos, equivalentes masculinos de las arpías, ubicados entre los cuatro Anenoi, tenemos a; Coro, entre Bóreas y Céfiro; Libis entre Céfiro y Notos; a Apeliotes (Olimpias o Escirón) entre Notos y Euro y a Cecias, entre Boreas y Euro.


Estos vientos serán encerrados por los dioses y puestos a las ordenes de Eolo, quien aunque no es un viento, será señor de los vientos.

El nombre y posición de los vientos varía según las versiones, Homero menciona los nombres de: Bóreas (el viento norte), Euro (el viento oriental), Notus (el viento sur) y Céfiro (el viento occidental).

Bóreas – Norte

Céfiro – Oeste

 

Euro – Este

Notus – Sur

Según Hesiodo los vientos beneficiosos son: Notus, Boreas, Argestes, y Céfiro, eran los hijos de Astraeus y Eos, y que los destructivos son los hijos de Tifón.

Bóreas

Céfiro

Argestes

Notus

Después los vientos fueron ubicados con precisión, según sus lugares en el compás.

Coro

(Skiron)

Caurus

Bóreas

(Aquilon)

Septentrio

Cecias

(Kaikias)

Caicus

Céfiro

(Zephyr)

Favonius

Apeliotes

(Argestes)

Solanus

Libis

(Lyps)

Africus

Notus

(Scirocco)

Austro

Euro

(Euroes)

Vulturno

Luego Aristóteles además de los cuatro vientos principales (Bóreas, Euro, Notus, y Céfiro) menciona tres : Meses, Kaikias, y Apeliotes, entre Boreas y Euro; entre el Euro y Notus pone a Fenicio; entre Notos y Céfiro sólo a Libis, y entre Cefíro y Boreas pone al Olympias o Skiron. Aristóteles ubica a Euro en el sureste.

Coro

(Skiron)

Caurus

Bóreas

(Aquilón)

Septentrio

Meses

Cecias

(Kaikias)

Caecius

Céfiro

Favonius

Apeliotes

(Argestes)

Solanus

Libis

(Lyps)

Africus

Notos

(Scirocco)

Austro

Fenicio

Euro

Vulturno

En el Museo PioClementinum existe un monumento jaspeado en que los vientos se describen con sus nombres griegos y latinos. Septentrio (Aparctias), Vulturnus (Euro), y entre ambos están Aquilón (Boreas), Caicius (Kaikias) y Solanus (Apeliotes). Entre el Euro y Austro (Notos) se encuentra el Euroauster (Euronotus); entre Notus y Favonius (Céfiro) es marcados AustroAfricus (Libonotus), y Africus (Libis); y entre Favonius y Septentrio encontramos a Corus (Iapyx) y Circius (Thracius).

Circius

(Thracius)

Septentrio

(Aparctias)

Aquilón

(Bóreas)

Corus

(Iapyx)

Caicius

(Kaikias)

Favonius

(Céfiro)

Solanus

(Apeliotes)

Africus

(Libis)

Vulturnus

(Euro)

AustroAfricus

(Libonotus)

Austro

(Notus)

Euroauster

(Euronotus)

Parte de los Textos de estos temas han sido extraídos de:

http://es.wikipedia.org/wiki/Dioses_del_viento_griegos

http://es.wikipedia.org/wiki/B%C3%B3reas

http://es.wikipedia.org/wiki/C%C3%A9firo

http://www.mythindex.com/greek-mythology/A/Anemi.html

 

Los vientos (2) Bóreas, el Viento del norte.

Bóreas (El devorador) era, en la mitología griega era el frío viento del Norte que trae el invierno. De carácter fuerte y violento. Su equivalente romano es el dios Aquilón. Un nombre alternativo y más raro usando para el viento del norte era Septentrio, palabra derivada de septem-triones, ‘siete bueyes’, aludiendo a las estrellas de la constelación Osa Mayor. Septentrio es también el origen de la palabra septentrional, un sinónimo del norte.

Bóreas estaba estrechamente relacionado con los caballos. Se decía que había engendrado doce potros, tras adoptar la forma de un semental y fornicar con las yeguas de Erictonio, rey de los dárdanos. Estos corceles eran tan veloces y ligeros como su padre, siendo capaces de correr por un campo de trigo sin pisotear las espigas.

Bóreas, enamorado de la princesa ateniense Oritía, suplicó inicialmente sus favores, pero cuando esto falló raptó a la joven y la llevó a Tracia (de donde se decía que tenía su palacio), Tuvo con ella dos hijos: (los Boréadas) Zetes y Calais, y dos hijas: Quíone y Cleopatra. Desde entonces, los atenienses ven a Bóreas como un pariente político. Cuando Atenas estuvo amenazada por persas, se dice que el viento en dos oportunidades ayudo a los atenienses y con su frío y fuerte aliento hundió más de 400 barcos persas.


 

Los vientos (3) Los hijos de Bóreas

Zetes (explorador) y su hermano mellizo Calais (guerrero) heredaron la belleza de su madre y el carácter de su padre. Cuando entraron en la adolescencia les surgieron un par de alas. Se unieron a la expedición de los Argonautas, e intervinieron en dos hechos; en el primero liberaron a ciego Fineo, rey de Tracia, de las Arpías; persiguiéndolas hasta que cayeron agotadas; la intervención de Iris (Mensajera de Hera y hermana de las Arpías) impidió que las mataran a cambio de dejar en paz a Fineo. Fineo por su parte pagó a los Argonautas indicándoles como atravesar el estrecho del Bósforo. En la isla de Misias, Hilas, el joven escudero de Heracles fue seducido por las ninfas Pelias (que habitaban la cascada de Pegea) a instancias de Hera, mientras Heracles buscaba al joven extraviado, la nave Argos tuvo que seguir camino, algunos se opusieron a seguir sin el gran héroe, pero los Boréadas soplaron las velas alejando el barco de la costa y abandonado a Heracles y Hilas a su suerte.


La hermana de los Boréadas, Cleopatra o Cleóbula (Orgullo del padre) casó con Fineo. Existen dos versiones de los hechos, en una Cleopatra muere joven y Fineo casa luego con Idea, un princesa de Escitía. Idea acusa falsamente a Zetes y Calais, pero estos demuestran su inocencia ante Fineo, que repudia a su nueva esposa y agradece a sus ex-cuñados. En la segunda versión Fineo repudia y encierra a Cleopatra arrancándole los ojos; para poderse casarse con Idea. En este cuento, los hermanos rescatan a su hermana y matan a Fineo por el trato a su hermana. Zetes y Calais mueren finalmente a manos de Heracles, quien se cobra el haber sido abandonado en la isla de Misias. Los dioses transforman luego a los hermanos en vientos.


Quíone, la otra hermana fue amante del dios Poseidón, tuvo un hijo llamado Eumolpo. Quien arrojó al mar para evitar la furia de Boreas, su padre. El niño fue recogido por Poseidón y criado en Eleusis, cuando entraron en conflicto las ciudades de Atenas y Eleusis, Eumolpo muere a manos de Erecteo, nieto del rey Erictonio (fundador de Atenas, e hijo de Hefestos y Atenea), quien había sacrificado a sus hijas para tener la victoria. Poseidón mató luego al vencedor por la muerte de su hijo.

Los vientos (4) Notos, el viento del sur

Noto era el dios del viento del sur. Estaba asociado con el viento caliente viene del desierto del Sahara y que se llena de agua al pasar por el Mediterráneo, es la personificación del Siroco, que traía densas nubes y niebla o humedad, así como las tormentas del verano, por lo que era temido como destructor de las cosechas. Su equivalente en la mitología romana era Austro. El Siroco, Scirocco, Sirocco, Siroc: son los nombres que tiene actualmente en Italia. En Grecia es Sirokos, mientras que en Croacia, Montenegro y Eslovenia se llama Jugo, y Ghibli en Libia. El siroco cuando llega al sur de Francia, contiene más humedad que donde sus vecinos (se ha alimentado del Mediterráneo) y es conocido como el Marin. En las Islas Canarias es un cálido y opresivo viento que sopla hasta por más de cuatro días, llevando polvo rojo del Sáhara que se conoce como kalima. El nombre del Siroco en el suroeste de España es Leveche y Xaloc en catalán; En Malta, que se conoce como Xlokk.


Los vientos (5) Céfiro, el Viento del oeste

Céfiro era el más suave de todos los vientos, viento de la primavera y las flores. Esto último por sus amores con Cloris (la Flora de los romanos). La ninfa fue objeto de los deseos de Bóreas y Céfiro, pero al final Bóreas de antojo de Oritía, quedando la ninfa sólo para Céfiro, quien la convirtió en la diosa de las flores. De sus amores nacerá Carpo, brisa cuyo soplo suelta los aromas de las frutas, cuyo equivalente romano es Pomona, diosa de la frutas.

Otra de su amantes fue la arpía Podarge (Celeno) que tuvo a Balio y Janto, los caballos de Aquiles. Céfiro intervine en dos eventos importantes, en el primero transporta a la joven Psique al palacio de la bestia (Eros disfrazado de monstruo), en el segundo Apolo y Céfiro disputan los amores de un joven príncipe espartano.

Jacinto prefiere a Apolo, y mientras juegan al lanzamiento de discos, Apolo para demostrar su poder divino lanza fuertemente un disco, Céfiro aprovecha el lanzamiento y lo desvía con su soplo contra la testa del joven, que muere al instante. Apolo castigó a Céfiro transformándolo en brisa, quitándole su poder de soplar tan fuerte como sus hermanos. Por ello su nombre romano es Favonio (Favonius, ‘favorable’).