COMEDIA DEL ARTE (16) PERSONAJES MODERNOS

LA SIGNORA / LA RUFFIANA

La signora es otro papel femenino menor, surgido en representaciones modernas de la comedia de artistas (no forma parte de los personajes originales, donde la presencia de la mujer estaba relegada a enamorada o sirvienta). Suele ser la esposa engañada por alguno de los amos o zanni mayores. Como madre que es, suele ayudar a sus hijos (alguno de los enamorados), pero suele tener mal carácter con el marido infiel, al que siempre perjudica en sus planes. Su mal humor (por culpa de su desconsiderado marido) la hace vivir peleando y discutiendo con su marido, los amigos de este, con otros zanni y sirvientas, y con cualquiera que se atreva a contradecirla, incluyendo sus hijos. Suele vestir como dueña de cantina o cocinera, si es esposa de un zanni; o esta lujosamente ataviada, si es una ama, en vestimenta oscura (según ella esperando el día en que se muera el marido), indicando que no tiene miedo de gastar los reales del marido, si trata de una ama. En cualquier caso su presencia es temida y evitada por todos. Su marido le dice La ruffiana, por amargarle sus días. En algunas versiones suele ser una vieja sirvienta, ya viuda y áspero carácter o también una vieja cortesana venida menos por su avanzada edad, ahora metida a alcahueta que busca sacar de las situaciones y enredos de los enamorados un provecho personal, generalmente monetario. Su característica en esta situaciones es ser una gran chismosa. También como la ruffiana suele ser la rival de la ennamorata, puede tratarse de una mujer joven que trabaja en la taberna,  u otra compañera de igual posición social (rica) que por molestar interviene o entorpece la relación de los amantes.

LOS PRÍNCIPES TURCOS.

Dada la cercanía del imperio turco, así como sus conquistas en Italia, la presencia de un príncipe turco o una princesa turca ocurre en algunas historias. Suelen (si aparecen ambos) hacer el papel de los enamorados, el chico buscando a la joven escapada; el hermano que busca a la hermana, que ha huido de un matrimonio arreglado. También suelen venir por negocios con los comerciantes (Pantaleone), en la que enredos y malos entendidos surgen por culpa de los sirvientes. Al igual que con la señora, estos personajes son relativamente de reciente invención.

Los comentarios están cerrados.