COMEDIA DEL ARTE (12) GLI INNAMORATI (LOS ENAMORADOS)

Los enamorados traen esos toques pequeños de culebrón donde la acción puede desarrollarse fácilmente. Elegantemente vestidos a la última moda. Gli Innamorati crean esas situaciones de amor no correspondido, de envidia, de chismes que permiten desarrollar la acción de Arlequín, Pantaleón y Pulcinella. Los Amantes nunca fueron una fuerza dentro de la Comedia, pero han estado siempre presentes y son necesarios para el desarrollo de la acción de las historias.

La dama joven, era un papel desempeñado en sus orígenes en Francia e Inglaterra por hombres (se pensaba que mujeres que se dedicaban a actrices eran en el fondo prostitutas). Existen variantes dentro del personaje femenino, pero en su mayoría suelen vestir a la última moda. Las actrices presumirían de su rico armario cambiando el traje varias veces durante el curso del espectáculo, llevado sedas estupendas con los collares de oro y perlas. La enamorada es hija generalmente de alguno de los amos. Aunque también entran en el papel las cortesanas y algunas criadas. Isabella, Vittoria, Silvia, Angelica, Eularia, Flaminia, Lavinia, Ortensia y Aurelia son los nombres de las chicas más conocidas

El galán, el protagonista, es hijo de una buena familia por lo que no repara en gastos siempre que tiene oportunidad. Roza el ridículo y la sensiblería debido a su excesivo enamoramiento. Su vestuario es vistoso y muy variado, si bien en muchas ocasiones la parte superior se semeja a la de un soldado, con sombrero y capa. De hecho, a veces llevan una espada. También lucen adornos costosos. En sus manos suelen portar pañuelos o algún libro. Su vestuario variará mucho con las época, pues una de sus claves es mantenerlo a la última moda. Su movimiento es rápido y fluido por el espacio. En ocasiones el personaje respira profundamente hinchando todo su cuerpo y se bambolea por todo el espacio, de lado a lado, como dominado por unos impulsos. Flavio, Leandro, Lelio, Mario, Silvio, Fabrizio, Aurelio, Orazio, Ottavio, Ortensio, Cintio, Florindo, Lindoro, Federigo y Fulvio son algunos de los chicos.

No llevaban ninguna máscara, pero si maquillaje pesado. Que servía para ocultar la verdadera edad de los actores. De vez en cuando llevaban una máscara, usada para cubrir los ojos y esconderse de las miradas en un encuentro clandestino. Por lo general los nombres van en parejas: Silvia, Silvio; Aurelia, Aurelio; Ortensia, Ortensio; Cintia, Cintio; etc. Todos con nombres simples, fáciles de recordar.

Los actores caminaban como si bailaran, parodiando la conducta exagerada de su enamoramiento. Y casi nunca mostraban contacto físico (como por ejemplo besos o abrazos). A menudo sostienen un pañuelo, una flor, un libro o un abanico (las chicas). Hablan con gran despliegue de palabras refinadas y las metáforas barrocas, mostrando extractos de grandes poemas de memoria.

Ellos solo se relacionan entre ellos. Pero rara vez hablan entre ellos (normalmente debido a los nervios). Son mudos entre ellos y requieren de un intérpretes (un zanni y/o una servetta) quién interpretar mal sus declaraciones, por estupidez (Arlequín), por venganza (Brighella) o por interés (Columbina).

Las escenas transcurren movidas por la infidelidad, los celos y la inconstancia. Los chicos son vanos, petulantes, vanidosos, consentidos, lleno de dudas y de poca paciencia. Tienen un goce masoquista en la separación. Las chicas suelen ser más proactivas y enérgicas que sus colegas masculinos, tratando de tomar la iniciativa que estos cobardes no tienen. Después de una riña el chico usa serenata para ganar los favores de la chica (parte del espectáculo es cantar canciones de amor). Esto suele ser organizado (desorganizado) por un Zanni. Pero ocurre que los músicos están bebidos o quieren más dinero. El resultado es un caos total, pero al final la serenata se canta bellamente y milagrosamente cantada.

Los comentarios están cerrados.