COMEDIA DEL ARTE (1) INTRODUCCIÓN

La Comedia del arte (Commedia dell’Arte) surge aproximadamente en el siglo XV (en el renacimiento), aunque es en los siglos XVI, XVII y XVIII cuando tiene su máximo desarrollo. Se caracterizaba por tener obras que disponían de tres actos. La obra estaba representada por actores que interpretaban un papel definido, pero la actuación se iba improvisando conforme se desarrollaba el espectáculo. Los personajes masculinos solían llevan medias máscaras que cubren sus ojos y nariz solamente, permitiendo hablar a los personajes. Los personajes femeninos (salvo Colombina) no usan máscaras, tampoco los actores que representan los enamorados, ni a Pedrolino (Pierrot).

Tiene sus orígenes en una sociedad italiana mayormente rural donde los campesinos organizaban grandes reuniones, lugares en los que algunos autores del nuevo humanismo (renacimiento) exponían sus relatos y obras. Basándose en dialectos de las distintas regiones de Italia crearon una serie de personajes que se identificaban con los campesinos. La máscara y gran parte de atuendos procedían de las fiestas de Carnaval y se apoyaba más en los movimientos, la burla y la improvisación.

Se distinguen tres grupos de personajes: en primer lugar los criados, llamados Gli zanni (los siervos). Su origen común es: un campesino pobre que llega a la ciudad y trata de sobrevivir con su ingenio para evitar el hambre. Por ello, decide siempre estar con el amo que en ese momento más le aporte solución a su problema (comer). Le siguen los amos, conocidos también como Gli Vecchi (los viejos, ya que siempre son hombres mayores) que son el elemento de poder a criticar en esa la época. Existe un personaje para cada ámbito: el militar, el comerciante o el catedrático. Finalmente Gli innamorati (los enamorados), estos personajes que suelen ir sin máscara, por el hecho que hay que mostrar dignamente sus sentimientos, por más superficiales que sean.

COMEDIA DEL ARTE (2) EL CARNAVAL Y ORIGEN DE LOS PERSONAJES

El origen de los personajes y sus máscaras se remontan más atrás. Se señala a las máscaras como herederas de las fiestas de carnaval que surgieron en el siglo XI y XII. El carnaval es visto por algunos como un recuerdo de las fiestas paganas que consagran el regreso de la primavera. Sin embargo no existe razón cultural para que fiestas como las saturninas romanas y las bacanales griegas volvieran a la luz después de tener casi mil años de desaparecidas culturalmente. También es observable que estas fiestas sólo surgieron en países católicos, dejando fuera a los ortodoxos orientales y protestantes del norte, menos aún se presenta en otras culturas no cristianas.

El origen del carnaval es una fiesta, pero una fiesta que tuvo que ver con algo un poco más siniestro y oscuro. Al final del siglo X y al acercarse la fecha 1000 en el calendario cristiano, ocurrió que en la Europa Católica una sensación de fin del mundo; algo similar a lo que experimentamos la llegada del 2000, donde se hablada de computadoras locas, que al por no entender el cambio de fecha calcularían mal las cifras de los intereses bancarios enloqueciendo a la banca mundial o que lanzarían misiles atómicos, provocando el Apocalipsis.

Bueno, esos pobladores medievales esperaban algo similar, pero el año 1000 llegó y nada pasó, no hubo fin de mundo, Cristo no resucito de entre los muertos, no hubo trompetas de ángeles en el cielos, no paso nada que no hubiera pasado antes, así que sólo podían celebrar, el mundo había burlado a la muerte. Los principales personajes son eso, una representación de un funeral, o mejor dicho una burla a la muerte. Así Pedrolino es el muerto (con su cara blanca), inocente que no cree estar muerto; Arlequín, es el diablo, pero más específicamente un sirviente del demonio, es la muerte que suena sus campanas anunciando que la hora a llegado. Su amo Pantaleone es el demonio (el diablo que viste de rojo), pero también es el invierno, que ha sido vencido por la astucia de Pedrolino al escaparse de los castigos. El doctor es el que decreta que el paciente ha muerto y debe ser enterrado, es la figura de ley que indica ello. Colombina, la amada inalcanzable de Pedrolino es el alma inmortal, es la idea de que el amor lo vence todo, incluso la muerte (recordemos las historias de Blancanieve y de la Bella Durmiente), como amantes, Pedrolino y Colombina son la primavera que juntos han vencido el crudo invierno (Pantaleone). Los demás zanni, con sus ropas blancas, son la fila de almas que siguen a la muerte hasta el otro mundo. Así todos estos personajes representan la escena de un funeral; pasaron luego, en los siguientes siglos, a convertirse en caracteres de un teatro ambulante que ya no se burlaba de fin del mundo del año mil, sino de las costumbres que cambiaban de una idea de que Dios y la fe eran la medida de las cosas (pensamiento medieval) a una donde es el hombre quien decide su destino (pensamiento humanista, renacentista y moderno)

COMEDIA DEL ARTE (3) ZANNI – GIOVANNI

Zanni (es igual en singular y plural) es el diminutivo veneciano de Giovanni. Que en la Italia del momento era el nombre aplicado a cualquiera sin importancia. El Juan Pérez español o el John Smith ingles. Se trata del que se ubica en la base del orden social de la época. Zanni es un desafortunado campesino, un obrero, un inmigrante o un desposeído. Suele ser principalmente un campesino de Bergamo, donde Giovanni era el nombre más común, que se muda al norte de Italia cuando Bergamo fue conquistada por Venecia y el hambre en el campo hizo que el campesinado no pudiera vender competitivamente sus mercancías, ya que los mercados se inundaron con importaciones baratas basadas en trabajos de esclavos de Grecia, Turquía y Medio oriente que traían las ciudades estados de Venecia y Génova; acabando así con los mercados locales. Para cientos de miles esto significó pobreza y hambre. Zanni representa la terrible realidad de una población desarraigada y que migró a las mismas ciudades que habían causado su desastre económico. Por lo general el personaje de Zanni era de un hombre mayor, empobrecido y contratado como sirviente por alguno de los otros personajes, típicamente por Pantaleone.

El disfraz de Zanni consistía en pantalones y un blusón blanco holgado, hecho de sacos de harina, para indicar su pobreza. Llevaba una mascara negra (para indicar alguien curtido por el sol de tanto trabajar en el campo), similar a la llevada por su descendiente más popular, Arlequin. La longitud de la nariz mide la inteligencia del Zanni, mientras más larga, más idiota. Como tal, sus intereses no siempre coinciden con los de su amo. Sus metas principales son: su propio confort y la satisfacción de varios deseos inmediatos. Su instinto de supervivencia es el más fuerte de todos los personajes. Padece una hambre continua por su condición cotidiana. Esta hambre lleva a una visión utópica de que todo es comestible. Es muy fiel a su amo, vive sólo en el presente, así duerme donde esté. Todas sus reacciones son emocionales.

En una primera etapa el rasgo típico del pobre Zanni era el pobre ignorante del que todos nos burlamos. En una segunda etapa él consigue su venganza al ser más listo que muchos otros. En ocasiones se le conoce con el nombre de Cornetto, (barquilla) por el gorro similar a una barquilla de helados. Es Amigo o antagonista de Arlequín con quién no sólo comparte las raíces, sino las necesidades básicas de comida.

En períodos posteriores el personaje cayó en desuso y la palabra zanni pasó a referirse a toda la categoría de sirvientes. En estos espectáculos posteriores suelen aparecer juntos al menos dos zanni, uno tramposo y astuto, el otro bruto e ingenuo; o uno ignorante y rudo, incapaz de pensar, acompañado de uno astuto y un holgazán que no soporta la disciplina y la autoridad. Así fue el origen de otros siervos: el inteligente y despistado Arlequín, el mudo y tranquilo Pedrolino; el tranquilo matón de barrio de Pulcinella, el tramposo y mentiroso Brighella, el hambre hace que todos ellos hagan lo que sea por sobrevivir.