Lindworm.

Uno de los dragones europeos es Lindorm, su nombre varía en las distintas regiones europeas, es conocido como lindworm (en Inglaterra) lindorm (en Noruega y Suecia) como Lindwurm (en alemania) y en antiguo nórdico es linnormr (serpiente constrictora). En la heráldica noruega representa a una serpiente de mar (sjøormer), pero en la heraldica inglesa y alemana es un dragón con alas (un dragón nematodo) o con dos pies (un dragón culebre) que a menudo se muerde la cola, probablemente una representación de la mítica Jörmungandr vikinga que rodea la tierra o del dragón Uróboro griego y romano. Marco Polo cuenta haber visto un lindworms en las estepas de Asia Central, sin embargo muchos estudiosos están de acuerdo que su descripción era la de un cocodrilo. El dragón Fafnir, el Cantar de los Nibelungos, es comparado en la saga nibelunga como un Lindworm.

Hay un mito acerca de un rey nórdico llamado Herraud o Herrauðr que regala a su hija Thora Borgarhjort, Condesa de Götaland, una cría de lindworm, que encuentra dentro de una caja de joyas. Sin embargo, la criatura crece pronto, tanto que finalmente encierra a la princesa en su habitación, tomando como rehén a la joven y exigiendo como pago para mantener viva a la chica una vaca por día. El rey prometió entonces la mano de la princesa a quien pudiera ganar su libertad. Hecho que logró un héroe llamado Ragnar Lodbrok, que más tarde llegó a ser el esposo de la Thora y que se convirtió en rey de Dinamarca.

Cuentos alemanes del siglo XIII narran sobre un lindworm que vivió cerca de Klagenfurt. Los viajeros sufrieron inundanciones a lo largo del río y culparon de ello a la presencia de un dragón. La historia dice que un Duque ofreció un premio para quien lo cazara, algunos jóvenes ataron un toro a una cadena, y cuando el lindworm se tragó el toro, estaba agarrado como un pez a un arpón, que lo mató.

En el siglo XIX surge la historia del Príncipe Lindworm (también llamado el Rey Lindworm), dentro del folklore escandinavo. Se trataba de hombre medio-serpiente (similar a Melusine), uno de los gemelos que una reina sin hijos tuvo tras pedir ayuda a una vieja hechicera. La vieja le dió de comer dos cebollas, pero reina no pelo bien la primera, provocando el nacimiento del lindworm. El segundo gemelo era por el contrario perfecto en todos los sentidos. Al crecer el segundo pretende matrimonio, pero el lindword señala que por ley él debe casarse primero y la novia debe amarlo de buena gana. Ninguna de las doncellas escogidas cumple con la indicación y el lindword las devora. Finalmente la hija de un campesino visita a la hechicera y descubre como vencer la maldición. Al ir a la recamara del montruo, el lindword le señala a la joven que debe desnudarse, ella acepta con la condición de que él se quite igual número de pieles que ella de ropas. Con la última prenda, cae la última piel, debajo de ella estaba un guapo principe. [Algunas versiones omiten al segundo gemelo y la bruja es un hechicero]

Los comentarios están cerrados.