Fantasías Grifas

El grifo es producto del imaginario antiguo, en Babilonia y Persia los grifos adornaron los muros de los palacios y templos; el hipogrifo es del imaginario medieval, de naturaleza más amable que su original persa fue cabalgadura de héroes y magos.

Pero la evolución de la criatura mitad bestia mitad ave ha continuado en los artistas modernos, destacando en primer lugar el Grifox (Grifo+fox=zorro), de menor tamaño que sus antecesores, vive formando clanes dominados por una matriarca, y están al servicio de algunos de sus primos mayores. El nombre que se le suele aplicar es Vulpini-harpy o Vulgrifo.

Un pariente más grande es el Lupus-Harpy, combinación de lobo y águila, al igual que su hermano menor trabaja en manadas para cazar su presa, un macho y una hembra controlan al clan,  formado principalmente por hermanos y crías de los alfa.

Otro imaginario moderno es el cruce entre un gato montes y una lechuza, el nombre de esta criatura es Lynx-Tytonidae, en tamaño similar en tamaño al grifox, pero a diferencia de su contrapartida canina, es solitario y cazador nocturno con visión adaptada a la oscura noche y un oído excelente para detectar a su presas.

De menor tamaño combinación de gato y arrendajo azul, este pequeño grifo azul y con copete se alimenta de frutas e insectos, y pequeños animales. El Felis-Cyanocitta vive de día, en pareja y alejado de los ruidos molestos en lo profundo de los bosques.

En la imaginación norteamericana los coyotes viven como todo cánido en manadas, igual que el zopilote que se agrupa para comer carroña, juntos tenemos a un grifo que mezcla ambas criaturas, el latrans-Coragyps vive en agrupaciones de clanes, se dedica a la caza búsqueda y comida de carroña. No se mezcla con otros tipos de grifos, pero cuando la comida lo permite, varios clanes de su especie se reúnen para el festín.

Más tranquilos y pequeños, comedores de frutas y nueces, es el cruce entre una ardilla y una ave canora, el Sciuridae-Serinus es cuidadoso y asustadizo al primer ruido extraño, vive oculto en agujeros de troncos tratando de permanecer desapercibido de sus predadores.

El más pequeño de estas nuevas criaturas es el cruce entre un ratón de campo y un colibrí, el Mus-Trochilidae vive de néctar y jugo de frutas, pequeño, veloz, vive oculto de toda criatura, lo salva su rápida escapada, anidando en nidos construidos de paja entre las hierbas y matorrales.

Dejemos a los artistas que sus imaginaciones vuelen, quien sabe que criaturas fantásticas nos esperan en la vuelta de la esquina.

 

Los comentarios están cerrados.