Los cuentos infantiles (3) entre tres y cuatro años.

Los libros ya son diferenciados por el infante de otros objetos. En ellos se describen la realidad del mundo (sol, luna, nubes, arboles, animales, …) y se ilustran los opuestos (día-noche, sol-luna, frío-calor …). Las historias requieren explicación, los niños preguntan por qué ocurren las situaciones que se narran; por ello la narración debe ser corta, lineal, relatos de la vida cotidiana (levantarse, comer, jugar …), importan los animales (humanizados o no) y las historias sobre él, más joven o de sus parientes. Es importante la repetición y la rima. Es la etapa del aprendizaje por imitación y del desarrollo del lenguaje, cuando el infante aprende las palabras y usarlas para expresar sus ideas. Los cuentos deben tener buenas ilustraciones para sustentar las historias narradas.

 

Los comentarios están cerrados.