Animales en los cuentos de hadas (8) Simbolismo de la liebre y el conejo

Las liebres y conejos representan al elemento tierra, el vivir bajo tierra les confiere ese simbolismo, pero al ser asociadas con la gente menuda son símbolo del conocimiento oculto.

Las brujas suelen ser asociadas a gatos y liebres, y así como a los brujos se les confería la capacidad de transformarse en lobos, a las brujas se les concede la capacidad de hacerlo en liebres (lepantropía). Parte de esta aseveración es relacionar la capacidad reproductora de las liebres y conejos con los aquelarres de brujas y brujos; encuentros orgiásticos de antiguas creencias tribales de fecundidad que iban en contra de la creencia cristiana. El miedo a las liebres y conejos ha cambiado con los siglos y hoy son vistos como el símbolo de la pascua (primavera o renacimiento); así cuando el conejo deja huevos de chocolate a los niños —el huevo recordemos es símbolo del principio de las cosas— estamos recordando antiguos mitos de muerte  (invierno) y resurrección (primavera). Así también como algunos temen que los gatos negros se crucen en el camino, el paso de un conejo o libre delante de viajero es signo de buena fortuna, pero si se atraviesa en el camino después es de cruzarlo es de mala fortuna.

Existen algunas historias que involucran a las liebres y los conejos; la primera es la famosa fábula de Esopo, la liebre y la tortuga, donde el animal más rápido compite con el más lento, ganando la tortuga por su perseverancia, sobre la pereza y el exceso de confianza de la liebre.

En Las aventuras de Alicia en el país de las maravillas, de Lewis Carroll, un conejo estresado por el tiempo que corre implacable trata de no llegar tarde a la cita y la liebre de mayo está tan loca como sus compañeros el sombrerero y el lirón, arrastrando a la joven Alicia a un sin fin de problemas y extravíos tratando la joven de alcanzar al primero y escapar de los segundos.

El conejo más famoso actualmente es el dibujo animado Bugs Bunny, extrovertido, siempre vencedor de sus rivales en escena y de los cazadores que lo persiguen. Junto con el Pato Lucas  forma un dúo cómico donde el impasible conejo contrasta con el iracundo y cobarde pato.

En la tradición oriental la liebre y el conejo no se diferencian en la escritura china; dando algunos problemas a los occidentales de si el signo chino es conejo o libre; aunque la mayoría asume que se trata de una libre, y describen a   los nacidos bajo este signo zodiacal como personas que les gusta la libertad, lo silvestre, gustan de vidas tranquilas y sosegadas, de pasar desapercibidas y ser de bajo perfil; personas inteligentes que prefieren evitar confrontaciones y peleas; que mejor para describir una liebre.

Algunas fabulas chinas explican la apariencia de los conejos y liebres. Un primer cuento señala que una liebre intentaba cruzar un río; al pasar una tortuga le saca conversación y la liebre se  ufana de tener muchos hermanos, a lo que la tortuga indicó que ella también; la liebre hace que no le creé y la tortuga llama a sus hermanas y hermanos, para poder contarlos la liebre les pide que se pongan en fila y cuando esto ocurre salta sobre los caparazones para alcanzar la otra orilla; las tortugas se dan cuenta del engaño y la última muerde la antes larga cola de la liebre cortándola; desde entonces las liebres y conejos tienen cola corta, recordando a todos que no es bueno aprovecharse de los demás. Un segundo cuento nos habla de un campesino que tenía un caballo, una gallina y un conejo; piensa el pobre hombre que el caballo le ayuda con el arado y a llevar la carga al mercado; la gallina le da huevos  para comer todos los día, pero el conejo no le da nada; deja de alimentar al conejo y este lloró por el abandono de su amo hasta que murió de hambre; desde entonces los conejos domésticos tiene los ojos rojos.

Los comentarios están cerrados.