Bereginyas, Berehynias

Las Bereginyas o Berehynias son oscuras hadas mencionadas en “Los Idolos Laicos” de San Gregorio el Teólogo, que se ha preservado en un manuscrito del siglo XV en Novgorod. “Los Idolos Laicos” es una recopilación de traducciones de fuentes griegas tachonada con los comentarios de un monge del siglo XII de Kiev. El texto, que parece haber sido considerablemente más tarde revisado por los escribas y menciona a los vampiros y las bereginyas como unas de las primeras criaturas veneradas por los eslavos, incluso antes de que el culto de Perun (dios patriarcal del cielo y del rayo, el Zeus eslavo)  se introdujera en sus tierras. No hay más detalle sobre las “Bereginyas” y se ha abierto un gran campo para especulaciones de todo tipo.

La palabra se origina en la mitología eslava pre-cristiana, y el uso moderno que tiene dos significados. La confusión en el nombre de la etimología se debe al hecho de que en eslavo la palabra Bereg puede significar bien un río o curso de agua o bien el acto de proteger.

Originalmente eran oscuros fantasmas, similares a las Rusalkas, las Berehynias vivían a lo largo de los ríos, lagos y estanques y se considera de mal carácter y peligrosas. El lugar del agua donde se cree que se encuentran deben ser evitado por hombres y mujeres jóvenes, especialmente en la oscuridad. Pero la razón epistemológica del nombre refiere a estas sirenas eslavas, a diferencia de rusalkas, que eran criaturas benévolas por naturaleza. El culto de los vampiros y bereginyas es entonces visto por modernos estudiosos como una forma de “dualista animismo” practicado por los eslavos en el período más antiguo de su historia y sugieren que el término fue sustituido luego por el de la “Rusalka” en la mayoría de las áreas, sobreviviendo en el siglo XX sólo en el Norte de Rusia

Después de la publicación de la investigación de Boris Rybakov, las imagen de las Bereginya se ha convertido en un concepto popular eslavo entre los neopaganos que la conciben como una poderosa diosa pagana más que un simple espíritu del agua. Así una Berehynia o Bereginia pasa de ser un espíritu femenino en la mitología eslava, a llegar a ser considerado como una “diosa eslava”, con una función de “madre del hogar, protectora del hogar. Especulándose a principios de siglo XX que la Bereginya era la continuación de una diosa prehistórica escita de la tierra.

Desde la independencia de Ucrania en 1991, ha imagen ha sufrido otra metamorfosis, y hoy se identifica como “diosa del hogar” relacionadas con la tutela de la nación misma. Esta metamorfosis tiene sus raíces en el decenio de 1980, ya que varios escritores ucranianos trataron de personificar su visión ideal de una mujer ucraniana. En consecuencia, la Berehynia hoy también tiene un lugar en el nacionalismo ucraniano, en el feminismo, y el neopaganismo.

En 2001, una columna con una Berehynia en la parte superior, como un monumento protector de Kiev, se ha erigido en la Nezalezhnosti Maidan (Plaza de la Independencia) en el centro de la ciudad, en el sitio del antiguo monumento a Lenin, pesar de la hecho de que Kiev tiene un histórico protector, el Arcángel Miguel, en el Escudo de Armas de Kiev y cuya figura se encuentra otro monumento al lado en la misma plaza.

Los comentarios están cerrados.