Dragones eslavos (3) Dragones Chuvash

El dragón Chuvash es un antiguo dragón de Volga Bulgaria (un antiguo estado que existió entre los siglos VII y XIII sobre el mar Caspio y el reino de Kazar, que se extendía hacia el norte separando Rusia de los pueblos Tártaros). Estos dragones son anteriores a la influencia islámica en la región, y se diferencian de los dragones serpientes posteriores como el Zilant.

El más conocido dragón Chuvash es Věri Çělen (serpiente de fuego) que asume la forma humana y visitaba a hombres y mujeres en la noche para tener relaciones sexuales con ellos y para producir progenie. Estos dragones son (según el mito) producto de infantes ilegítimos abortados por sus madres.

Las serpientes de fuego, son producto de la metamorfosis de una persona en animal, específicamente en una serpiente, estos licantropos que no transforman en lobos sino en dragones serpientes de múltiples cabezas, al igual que el dragón ruso Gorynych (criatura de múltiples cabezas y que deja una estela de fuego en su vuelo); son espectros malignos, antiguos incubos y sucubos que moraban en los bosques euroasiaticos y que luego tras la influencia de la Persia musulmana degeneraron en los Ajdaha. Como demonios con capacidad de transformarse en serpiente, los cuentos citan también a otro Chuvash, el Arçuri, un demonio de madera que a menudo se convierte en una serpiente, demonio similar al Şüräle (Shurale) (antropomorfa criatura mítica de los cuentos de hadas tártaros).

Según una leyenda, cuando los búlgaros llegaron a fundar la ciudad de Bilär, descubrieron que una gran serpiente vivía en la zona. Cuando se decidió acabar con la serpiente, rogaron por la paz y pidieron a Alá que le diera alas. Una vez que tuvo alas, la serpiente voló lejos de Bilär. Bilär (Bülär) fue una ciudad medieval en Volga Bulgaria que existió entre los siglos X y XIII; situada en la actual república de Tatarstán, la ciudad fue también conocida como “La Gran Ciudad” en las crónicas rusas y entre los siglos XII y XIII fue la capital del estado de Volga Bulgaria. En 1236 la ciudad fue destruida por las hordas de Batu Khan. Luego fue reconstruida la ciudad, pero nunca volvió a ser tan poderosa y grande.

Otra gran serpiente o dragón,  se ha dijo que vivía en la torre del castillo de Alabuğa, (Yelabuga o Elabuga) que era otra ciudad de Volga Bulgaria (hoy en la República de Tatarstán, Rusia), a orillas del río Kama. Aunque los búlgaros adoptaron el Islam desde el siglo X, la serpiente habría sobrevivido hasta el momento de la invasión de Tamerlán (conquistador turco mongol del siglo XIV). La historia del asentamiento se remonta al siglo XI, cuando el castillo en la frontera de Volga Búlgaria fue establecido. El castillo fue abandonado más tarde, y de sus restos sólo queda la torre,  ahora conocida como Şaytan qalası (Torre del Diablo), seguro un recuerdo de la existencia del dragón que vivió  bajo sus murallas.

Los comentarios están cerrados.