Stribog, Pozvizd y Dogoda (dioses eslavos de los vientos)

Stribog es el dios supremo de los vientos; es hijo de Svarog (dios del cielo para los eslavos, Svarog es padre también de Dazhbog, el dios Sol y Svarazic, dios del fuego). En algunas leyendas, a los vientos se los llama hijos y nietos de Stribog. Stribog fue representado como un anciano de pelo blanco que vive en un denso bosque o en medio del océano, sopla de un cuerno con el que llama a los vientos.

Los mitos cuentan que mientras un campesino araba sus tierras, pasan a caballo tres jinetes, este se arrodilla para reverenciarlos, los jinetes se detienen y le preguntan a quien de ellos el reverencia, el campesino solicita conocer a sus majestades para dar respuesta, cada uno se presenta, son el Sol, la Lluvia y el viento. Y el campesino se inclina ante el viento, aunque siempre cambiante. Pasan los meses y en pleno verano el Sol calienta con enorme fuerza, las cosechas pueden quemarse ante el abrazador calor, pero una suave brisa sopla aliviando el calor del verano, y al llegar el invierno, la lluvia cae, mas el viento no sopla, permitiendo al campesino llevar a su casa antes de ser congelado, el viento había demostrado ser el más poderoso de los tres jinetes.

Stribog suele transformarse en Stratim, (Stréfil, Strafil) que es la madre de todas las aves —por el tamaño—. El ave vive en el medio del océano y ayuda a Stribog a controlar los vientos. Cuando Stratim bate sus alas, los gallos comienzan a cantar. Esta ave gigante es descrita con una cabeza pequeña sobre un cuello largo, pico curvo, un cuerpo largo y delgado y las alas planteadas; es equivalente al sus ala son como la noche, y esconden el sol; es como el Roc del océano Índigo, que cubre los cielos y trae las tormentas del monzón. Así  Stribog es equivalente al dios escandinavo Njörðr, que es el dios del viento al que ruegan los vikingos para que impulse sus naves.

Al igual que Eolo en los pueblos griegos, Stribog gobierna sobre sus hijos y nietos, son ochos los vientos principales,  (al igual que los vientos en Grecia), estos son:

Pozvizd es el hijo mayor del dios los vientos, es dios de las tormentas. La lluvia brota de su barba, la niebla de su boca, y cuando se sacude el pelo, el granizo caé sobre la tierra y la nieve cae como plumas de su ropa. Volando en el cielo con su serie de tormentas y ciclones, que hace un gran ruido y que nada puede resistirse a él. Él vive en las montañas lejanas, pero de vez en cuando regresa a ver si la gente es buena. Cuyo caso, se tranquiliza y da paso a su hermano Dogoda.

Dogoda es el dios de la suave brisa y un cielo despejado, lo contrario de su hermano. Un joven con mejillas rosadas y ropa plateada y azul, una corona de arándanos en la cabeza, alas, joyas, una rama de rosa salvaje en la mano, y en ocasiones como un hombre joven con gousli (cítara tradicional rusa, arpa de 16 cuerdas de metal), arco y flechas. Dogoda vuela lentamente sobre la tierra con su esclarecedora sonrisa y su mirada amorosa. Al igual que en Grecia, Dogoda es el suave espíritu del viento del Oeste, es un poco seco, a veces sopla enfadado, pero sobre todo es un buen y cálido viento.

Otros vientos son: Podaga o Poloudennik es el viento del sur, es desbastador y caliente ya que vive en el desierto, sopla una caliente brisa que trae el calor del Sur, también es llamado el viento del mediodía, si sopla de noche se le conoce como  Polounotchnik. Siverko o Slyer es el viento del norte, sopla desde el frío del Océano Ártico, es muy fuerte y con sólo volar un poco es capaz de congelar la tierra. Gostok es el viento del este, como todo personaje de Asia es repentino, misterioso y traicionero. Chelonik sopla del sureste; el viento del sudoeste es Gloubnik;  y al noroeste tenemos a Gornyi que es el más salvaje y más terrible; en las regiones del Baikal soplan vientos favorables entre junio y julio, y más violentos y peligrosos en los meses de otoño a invierno; los vientos favorables se llaman Obetonnyï, y se conocen como Biteznyï en caso contrario.

Los comentarios están cerrados.