Shurale, Şüräle, Sjurale

No hay un solo niño en Rusia que no sepa quién es Baba Yaga, Koshchey y Gorynych el dragón. Estos son personajes míticos del folclore ruso. En el folclore tártaro, el nombre Shurale es bien conocido. Este espantapájaros se describe como una criatura de forma humana con un cuerpo totalmente cubierto de pelo y un cuerno en el centro de la frente. El Shurale (Shou-RAH-Leh) Tiene dedos huesudos largos y puntiagudos con los que mata a humanos haciéndoles cosquillas si han tenido la mala suerte de perderse en medio del Bosque Negro (Kara Urman). El Shurale espera pacientemente a su víctima detrás de los árboles. Una vez de la criatura abominable de la selva lo atrapa, la mata con cosquillas.

Hay muchas historias acerca de los Shurales que los ancianos en los pueblos tártaros cuentan a sus nietos. Uno de ellos cuenta que en una aldea los residentes locales habían encontrado que sus caballos desaparecían regularmente cada noche y regresaban a casa temprano en la mañana completamente exhaustos y botando espuma.  Ellos estaban completamente asombrados por su misteriosa desaparición. Un día se pidió ayuda a un anciano local. El anciano recomendó cubrir la silla con pegamento y esperar a que saliera el sol. A la mañana siguiente, los aldeanos fueron despertados por gritos que rompían los oídos. Se acercaron a sus ventanas y no podían creer lo que veían en el caballo, pegado a la silla de montar estaba un ser oscuro y espantoso, parecido a un ser humano. Criatura gritaba con todas sus fuerzas. Los hombres de la aldea capturaron a la criatura, que resultó ser un Shurale, y la mataron.

Pero la historia más famosa sobre los Shurale fue contada por Gabdullah Tual (Too-kai) en el más grande poeta tártaro de todos los tiempos. Su poema “Shurale” pertenece al tesoro de la literatura tártara. Probablemente es el poema tartaro más conocido en la historia de 1000 años de su Literatura.

En el poema, un joven y apuesto leñador decide ir a los bosques para obtener madera. Prepara su trineo tirado por un caballo y deja a altas horas de la noche el pueblo de Kerl. Una vez en el bosque corta algunos árboles y pone la madera en el trineo. Unas piezas parecen ser demasiado grandes. Con  el objetivo de dividirlas en dos, el hombre mete cuñas en una grieta en el tronco y comienza a cortar con su hacha abriendo la grieta al golpear las cuñas. De pronto ve una criatura de horrible aspecto, con los dedos largos y un cuerno en la frente. Es el Shurale!

—Hey, hombre joven,— pregunta el Shurale —¿Por qué no dejas tus instrumentos en la tierra y vienes a jugar conmigo?— El joven se escusa amablemente, pero el Shurale hace demandas cada vez más insistentes, que lo que acepta por último. Pero accede a hacerlo con la condición de que el Shurale le ayude a abrir el tronco que tala.

—Pon tus dedos en la grieta y elimina los restos mientras lo abro alrededor—, solicita el joven. Cuando el Shurale introduce sus dedos, el joven leñador en vez abrir el tronco, de repente sacó con unos pocos golpes las cuñas. Los dedos Shurale quedaron atrapados en la grieta. La criatura comenzó a gritar y gritar, amenazando al joven con todo tipo de castigos y luego implorando, pero vano.

El joven, sin prestar la menor atención a Shurale en silencio empezó a preparar su caballo, ya aterrorizado por los gritos,  para iniciar el viaje de regreso. Cuando él estaba listo para salir del bosque, Shurale pidió desesperado: —¡Oh, hombre cruel, dime menos cuál es tu nombre, así sabre sobre quien hacer caer mi venganza!— El joven antes de poner el látigo sobre su caballo, se vuelve finalmente al Shurale y le respondió con un guiño: —¡Me llamo Belter!— (Literalmente, “el año pasado”),

A la mañana siguiente, los Shurales del Bosque se reunieron alrededor del atrapado y le preguntaron por qué gritaba tan fuerte. La pobre criatura contestó: —¡Oh, mis dedos! culpa del año pasado (Belter)—. Los otros Shurales comenzaron a burlarse del pobre —Sois bien idiota si gritas ahora cuando el incidente ocurrió el año pasado—

El poema “Shurale” inspiró al compositor Farid Yarullin para escribir música para el ballet “Shurale” (libreto de A. Faizi) que se ejecutó por primera vez en 1945 en el Opera Estatal Tartara de Kazan y luego en Teatro  de Opera y Ballet de Kirov, Leningrado, en 1950 convirtiéndose en uno de los ballets tártaros más populares de todos los tiempos.

La versión del ballet es ligeramente diferente al poema, consta de tres actos, en el primero, en un bosque denso, el malvado señor de los bosques, el Shurale, está dentro del tronco de un árbol.  Ali al-Batyr, un joven cazador, aparece en el claro del bosque. Al ver pájaros volar y agarra su arco y flecha, y pone en marcha tras las aves. El Shurale sale de su guarida. Empieza a oscurecer y todos los espíritus de madera (Shurales), genios, brujas y espíritus malignos dansan en la noche hasta que sale el sol,  cuando los espíritus malignos se vuelven a ocultar. Una bandada de pájaros desciende sobre el claro. Ellos extienden sus alas y se transforman en jóvenes doncellas. Las chicas se divierten en el bosque.  La última en abandonar sus alas es la hermosa Syuimbike. El Shurale la mira desde detrás de un árbol, le roba las alas y la esconde en su guarida. Las niñas salen de los bosques. Inesperadamente, el Shurale salta de desde detrás del árbol. Espantadas y atemorizadas, las chicas recoger sus alas y se transforman en aves, volando a los cielos. Sólo Syuimbike  es incapaz de encontrar las alas. El Shurale ordena a los espíritus malignos que rodean a la niña. Ella está atrapada y aterrorizada. El Shurale se prepara para celebrar su victoria, pero Batyr sale corriendo del bosque ayuda a Syuimbike. El Shurale furiosos desea estrangular a Batyr, pero el joven golpea al monstruo que cae al suelo con un golpe poderoso. En vano, Syuimbike busca sus alas en todas partes. ¿Cansado de la búsqueda infructuosa, cae al suelo y agotada. Batyr cuidadosamente coge a la joven y se la lleva. El derrotado Shurale  amenaza a Batyr con una venganza sin piedad por haberle quitado a la joven.

En el segundo acto, en el patio de Batyr todos sus paisanos llegan en un banquete en honor a Batyr y Syuimbike. Los invitados a la fiesta brindan y los niños juegan. Sólo la novia estpa triste. Syuimbike es incapaz de olvidar sus alas perdidas. Batyr intenta distraer a la chica de sus pensamientos sombríos. Pero ni los bailes con las otras chicas traen  alegría a Syuimbike. La fiesta se acaba y  los invitados salen. Sin que nadie observe el Shurale se desliza en el patio. Aprovecha el momento adecuado y lanza a Syuimbike sus alas. De alegría, la chica las abraza contra su pecho y quiere volar, pero en la indecisión la detiene, le duele abandonar a su salvador. Pero el deseo de tomar a los cielos es más fuerte. Syuimbike vuela por los aires.  Inmediatamente es rodeada por una bandada de cuervos enviados por el Shurale. Los cuervos la obligan a volar hacia la guarida de su amo. Batyr entra en el patio. Ve al pobre pájaro volando en el cielo, batiendo sus alas dentro del círculo negro de los cuervos. Agarrando una antorcha incandescente, Batyr los persigue.

En el tercer acto la joven cautiva en una jaula languidece en cautiverio. Pero el Shurale no puede romper la voluntad de hierro de  Syuimbike y la chica rechaza sus avances. Furioso el Shurale desea que los espíritus de la madera la hagan pedazos. En ese instante, Batyr llega con la antorcha encendida en su mano. El Shurale llama a todos los espíritus  para que ataquen a joven. Batyr continuación, enciende la guarida del Shurale. Los malos espíritus y el Shurale perecen en las llamas de fuego. Batyr y Syuimbike están solos en medio del infierno. Batyr entrega a la doncella sus alas, es  el único camino de salvación. Pero Syuimbike no quiere abandonar a su amado. Echa sus alas a las llamas , prefiere perecer en el fuego. Entonces, el incendio de repente desaparece. Libre de los espíritus malignos el bosque se transforma milagrosamente. La obra termina con la boda de los chicos, con los padres de Batyr  deseando felicidad al novio y la novia.

________________________________________________________

Textos originales en:

  • Le mythe du Shurale. Por Sabirzyan Badretdin. The Tatar Gazette. en Jean Luc Amicalement. 2007.
  • Shurale – ballet in three acts and four scenes
  • The Shuraleh (poema en ingles e imágenes del cuento)

Los comentarios están cerrados.