Bannik

A diferencia de otros espíritus de los baños, el bannik de Rusia tenía una vena maligna y rara vez era alguien bueno. El bannik es descrito como un anciano con patas peludas y las uñas largas, es un hombre de baja estatura, muy fuerte, el cuerpo desnudo cubierto con hojas, una barba llena de moho, los ojos del color del arco iris del cielo. Él vive detrás de la estufa, el calentador o bajo en una estantería del baño o en los bancos y revela su presencia sólo cuando no está contento con el baño o si alguien había hecho una falta de respeto. A menudo era el recién llegado quien recibía su ira. Si el bannik se enfada, —¡Cuidado!— Los bañistas saben que cuando el bannik les puede tirar agua caliente,  o romper las piedras en el vapor sobrecalentado producido por echar agua fria sobre las mismas, pudiendo trozos de rocas ardientes brincan y quitar un pedazo de piel, o asfixiar con caliente vapor de la estufa. Le molestan que se cante o hable fuerte, no le gusta cuando la gente se apresura demasiado en el lavado y sobre todo odia a los que beben alcohol en el cuarto de baño. El bannik es muy exigente en cuanto a la ubicación de los cuartos de baño, si no se construyen en la ubicación deseada, toma venganza en el hogares, y en este caso hay que reconstruir el cuarto de baño. Usted no debe mentir o alardear, y ciertamente no debe tener relaciones sexuales en el baño! Piedras ardientes y agua hirviendo puede ser arrojada por un bannik disgustado.

Para protegerse del bannik, la etiqueta señala hacer la señal de la cruz antes de entrar al baño, desear a sus compañeros un buen baño y, al salir, dar al bannik un caluroso adiós. Al bannik le gusta una habitación de baño limpia y lavada por lo menos una vez a la semana, la limpieza y la calefacción del baño son deberes que no puede pasarse por alto. El bannik puede controlar la cantidad de vapor y puede hacer que el carbón suelte gas mortal si no esta satisfecho. El tercer turno (o el cuarto, dependiendo de la tradición) era ofrecido al bannik. No se permiten imágenes cristianas ya que podían ofender a los duendes ocupantes.

Para vivir en paz con Bannik, deben respetarse otras reglas, entre ellas es peligroso lavarse después de la puesta del sol, por que es el momento en el que el propio bannik se baña y al verse molestado su ira puede llevar a ahogar al imprudente. Siempre se le deja Jabón y lejía en el baño, agua potable y un manojo de ramas de abedul; y un poco más porque el bannik en ocasiones invita a sus amigos del bosque para unírsele y, a veces, hasta el mismo diablo. También se deja un pedazo de pan de centeno rociado con sal gorda, y especialmente no se debe molestar cuando se lavó el baño la noche anterior, porque puede ser peligroso.

Usted sabrá que el bannik está con sus amigos por el ruido de su conversación. Este nunca es momento para entrar en un baño solo. Sin embargo, si tiene curiosidad y quiere ver al espíritu del baño, hay que ir solo. Usted pasa sobre la pierna derecha, toma la cruz de su cuello y la pone debajo del talón de su pie izquierdo que simbolizaba su negación de Dios. El nannik entonces podría mostrarse.

De vez en cuando, el bannik espera un sacrificio. Cuando un baño es viejo debe ser destruido y quemado antes de construir uno nuevo, un pollo negro debe ser estrangulado y enterrado en el sitio de construcción. Entonces, para calmar el bannik, sal debe ser arrojada sobre la estufa durante el primer calentamiento del baño.

El baño también albergaba benevolentes fuerzas sobrenaturales. Brujas y hechiceros se reunían en los baños para establecer un vínculo con estos poderes superiores, y aquí, rodeado por las fuerzas de la magia del baño el mal puede ser extraído del cuerpo y el futuro podía ser profetizado. La casa de baños saunas tienen una sala de vapor en el interior y en exterior un vestuario. Era lugar donde las mujeres daban a luz y practicaban adivinaciones, el baño estaba fuertemente dotado de fuerzas vitales.

Los atributos mágicos del baño de vapor fueron la razón de que las etapas críticas de la vida de los rusos —nacimiento, mayoría de edad, matrimonio y muerte— se llevan a cabo en el baño. Es el momento en que una persona se traslada de lo conocido a lo desconocido, eran vulnerables a las fuerzas del mal que podía entrar y consumir el alma de Rusia. Con el ritual apropiado, los poderes del baño podrían ser llamados para proteger a la Federación de Rusia durante las transiciones cruciales de la vida.

Los comentarios están cerrados.