Fantasmas de Hollywood (5) Fantasmas del Hollywood Roosevelt Hotel

Señala María Elena Cros que el fantasma de Marilyn Monroe no está solo en el Hollywood Roosevelt Hotel lo acompañan tres estrellas más:

Carole Lombard (1908 – 1942). De Origen británico y alemán nació como Jane Alice Peters, en una familia de la alta sociedad. Tras el divorcio de sus padres en 1916 y su madre se llevó a la familia al oeste y se establecerse en el área de Los Ángeles, California. Debuto a los 12 años de edad. Aunque intentó conseguir otros trabajos de interpretación, no sería vista otra vez hasta cuatro años después en 1925, que tras actuaciones en teatros escolares, pasaría una prueba cinematográfica y firmaría contrato con la 20th Century Fox. En 1926, Carole resultó gravemente herida en un accidente de automóvil que le dejó una cicatriz en el lado izquierdo de la cara. Una vez que se hubo recuperado, Fox canceló su contrato.

Por aquella época, la industria del cine pasaba de la era muda al cine sonoro. Carole hizo una transición sin problemas . En 1931 Carole formó pareja con William Powell, con quien se casaría posteriormente. Ese mismo año los Estudios Paramount la unen a una de las máximas estrellas Clark Gable, por primera y única vez. Se separa de Powell dos años después y en 1939 se uniría a Clark Gable formando uno de los matrimonios más atractivos de Hollywood, que sólo duró 3 años, hasta que lo truncó la muerte de ella mientras ayudaba a recolectar fondos para la guerra. La actriz de comedia más aclamada moriría a la edad de 33 años.

Clark Gable (1901 – 1960) . Su madre murió cuando tenía sólo siete meses de edad. A los 16 años dejó el colegio y se fue a trabajar en una fábrica. Después de asistir a una función teatral en la que vio una obra que le impresionó, Gable decidió convertirse en actor. En pequeños papeles y apoyado por su agente y esposa de ese entonces, Josephine Dillon, paso varios años hasta que en 1930 pudo firmar finalmente un contrato con la Metro Goldwyn Mayer. A partir de entonces intervino en varias películas que hicieron de él una estrella del cine y le valieron el título de «Rey de Hollywood». Se le conoce por su papel de Rhett Butler en el clásico del cine “Lo que el viento se llevó“, film rodado en 1939.

El matrimonio de Gable con su tercera esposa, la actriz Carole Lombard, fue la época más feliz de su vida. Tras su muerte en un accidente de aviación en 1942; Gable quedó profundamente afectado y decidió ingresar en las fuerzas aéreas. Cuando regresó del servicio en la Segunda Guerra Mundial volvió al cine, pero la Metro no le renovó el contrato y en los siguientes años Gable intervino en películas que en su mayoría fueron mediocres.

Gable se casó dos veces más. Con todo, estos matrimonios no sirvieron para acallar los rumores sobre ciertos rumores homosexuales, especialmente en sus primeros años en Hollywood. Su última película fue “The Misfits” (Vidas rebeldes), co-protagonizada por Montgomery Clift y Marilyn Monroe, para la cual fue también su última película; dos días después de finalizar el rodaje Gable sufrió una trombosis coronaria y tras una aparente recuperación, la repetición del ataque cardíaco diez días más tarde provocó su fallecimiento a la edad de 59 años. Fue enterrado junto a su amada esposa Carole Lombard.

Edward Montgomery Clift (1920 – 1966) tuvo un infancia marcada por una madre adoptada que deseaba reconocimiento de sus padres verdaderos. Se inició en Broadway a los trece años, donde obtuvo cierto éxito en los escenarios y actuó allí durante diez años antes de viajar a Hollywood, debutando en “Río rojo” (1948), con John Wayne y Walter Brennan. Trabajo que resulto desagradable para todos los actores, John y Brennan se sintieron indignados por la homosexualidad de Clift, y se mantuvieron alejados de él durante la grabación de la película. Por su parte, Clift se sentía ofendido por las inclinaciones ultraconservadoras de los dos actores. Ese año, 1948, Clift fue nominado a un premio Oscar al mejor actor por su interpretación en “La Búsqueda“; asentando un nuevo modelo de actor protagonista: sensible, emocional y con una belleza melancólica, del tipo de hombre que una mujer querría cuidar. Papel que realizó no sólo en pantalla, sino en vida real la actriz Elizabeth Taylor.

En mayo de 1956, tras un accidente de coche, Elizabeth Taylor corrió hasta el lugar y salvó a Clift de morir ahogado extrayéndole dos dientes que se le habían clavado en la garganta. Clift fue sometido a cirugía plástica y fue  Taylor quien evitó que la prensa molestara al actor durante su estancia en el hospital y evitó que se le fotografiase hasta que su cara fue correctamente tratada y reconstruida. Salvo por Marilyn Monroe, a quien Clift conoció en la última actuación en vida de la actriz y sobre quien el actor dijo: «la única persona que conozco que está aún peor que yo»; el abuso de alcohol y los calmantes después del accidente siguieron con el actor en una espiral de autodestrucción en lo que se considera el “suicidio más largo vivido en Hollywood”; hecho ocurrido en 1966 a los 45 años de edad.

Cuenta María Elena Cros sobre estos tres actores:

Carole Lombard, estrella de la comedia romántica en los 30, muerta en 1942, en un accidente de aviación, aparece cerca de la suite que compartía con Clark Gable, su esposo; y desde la muerte de él en 1961, los dos rondan el Oatman Hotel, en Arizona, donde pasaron su luna de miel.

El tercer —huésped— del otro mundo es Montgomery Clift. El fantasma del gran amigo de Elizabeth Taylor, cuatro veces nominado para el Osear, sigue alojándose en la habitación 928, donde el actor pasó tres meses en 1953, mientras filmaba De aquí a la eternidad, y desde donde se le oía pasearse de un lado a otro tratando de memorizar su papel. Hoy, se oyen ruidos inexplicables, se sienten espacios helados y el teléfono aparece descolgado “por una fuerza desconocida”, en la habitación vacía.

En noviembre de 1992 una huésped de la 928 sintió que una mano le daba palmaditas en el hombro mientras leía en la cama. Creyendo que era su marido, se volvió para darle las buenas noches, pero él estaba profundamente dormido.

__________________________

Fuente (texto original): Revista Vanidades – Año 48 – Número 7 – pag 66-69 -Venezuela – 2009

Otras fuentes (texto original): Carole Lombard, Clark Gable y Montgomery Clift.

Los comentarios están cerrados.