Neso (Nessus), el planeta de los abusos

Es el tercer centauro, fue descubierto en 1993, sus acciones parece referirse a temas relacionados con el abuso de poder. Neso (7066 Nessus / 1993 HA2) tiene un período orbital es unos 123 años, un diámetro de unos 60 km y conecta las órbitas de Urano y Plutón. Fue en particular, el primer planeta nombrado por recomendación de los astrólogos y su naturaleza astrológica atribuida por los astrólogos nos habla de liberación, revelaciones y cambios. Neso ofrece oportunidades para entender y liberarse de los patrones profundos de desamparo, de abusos y opresión. Neso actúa al poner fin a los lazos insondable que nos atan a las personas, lugares o situaciones. Cuando ocurre, la curación es inconfundible. Neso activa el momento cuando las cosas se terminan y es tiempo de trascender a otro nivel. Esto ocurre a veces con gran sufrimiento.

El grifo de Neso es en inicios como el Quirón, una elipse que apoya una letra “N”; más desarrollado es un pequeño circulo de donde surge la “N” terminada en flecha; representa la caída y la posterior subida o superación de los problemas que nos atan.

El mito dice que Neso intento secuestrar y tomar ventaja de la esposa de Heracles, Deyanira. Heracles mató a Neso con una de sus flechas envenenadas. Mientras agonizaba, Neso dijo a Deyanira que una poción que contuviera la sangre de su corazón garantizaría la fidelidad de Heracles a ella. Cuando untó la poción en la ropa de Heracles, la mezcla, impregnada de su sangre tóxica era venenosa y lo quemo terriblemente. Para escapar del dolor de Heracles se arrojó a una pira funeraria. Consternada Deyanira se suicidó. Heracles sube al Olimpo y se reconcilia finalmente con Hera, que le entrega a su hija Hebe, como esposa.

En la mitología, Neso es parte del ciclo que involucra la muerte de Quirón, Folo y la de él mismo, todos muertos por Heracles. En este grupo de historias relacionadas, Quirón, un ser inmortal, herido accidentalmente y muere por decisión propia después de una larga lucha, durante la cual crea muchas drogas y remedios para curarse. Folo murió instantáneamente debido a su curiosidad, y su muerte parece ser la consecuencia de sus acciones sin sentido inconsciente. Neso fue muerto por Heracles, en pago por tratar de violar a su esposa Deyanira. De los tres, la muerte de Neso es la más compleja, ya que después de muerto provoca la muerte de Heracles. Neso así se involucra en una es una compleja red de eventos en las que una cosa lleva a otra, pero las piezas de la historia no necesariamente parecen estar conectadas. Es posible que haya algún abuso, aunque sutil, que son potenciados en patrones de más abusos, traiciones, engaños, asesinatos, violaciones e infidelidades sexuales, hasta provocar situaciones de venganza. Neso se siente como el regreso del karma; como un boomerang que tarde o temprano se devuelve. La historia de Neso se involucra con el sexo y la sangre; Neso es conectado con las enfermedades de transmisión sexual y de la sangre, virus como el SIDA, la Hepatitis C, etc.; pero Neso como barquero que cruza el rio, busca sanar las heridas que rodean los problemas sobrealimentados de dinero, amor, sexo y matrimonio; volcar las injusticias de poder y de ventaja; sana las heridas profundas al ser capaces de cruzar al otro lado del río, que nos mantiene siguiendo el ritmo y el permitiendo ir al ritmo que otros imponen.

En astrología Neso aparece en conjunto a otro centauro, Hilonoma. La conjunción de ambos se prolongó durante bastante tiempo y se extendió de Tauro a Géminis; representando el lado más oscuro de los años 1950 y 1960 en la que los niños menores sufrieron los cambios sociales de la época y la incapacidad de sus padres para procesar las vidas que se vieron obligados de alguna manera a vivir. Entre 2005 y 2007, Quirón y Neso se encontraban en conjunción en Acuario; donde se mostró su efecto en el carácter intencionadamente engañoso de los medios de comunicación.

Folo (Pholus), el planeta de los cambios radicales

La leyenda de Folo se vincula a la visita de Heracles mientras cazaba al jabalí que estaba causando estragos en todo el monte Erimanto. En su camino se detuvo a ver a su amigo Folo, y ya sea porque tenía sed y rompió a propósito la garrafa de vino de los centauros, que Folo cuidaba, y que era un regalo de Dioniso; o según otras versiones que Heracles convenció a su amigo de darle un poco, o incluso que Folo se la brindo para ser buen anfitrión; lo cierto es que el olor impregno todo el monte y los centauros vinieron a reclamar su parte; no pudo ni Folo, ni Quirón, tranquilizar a sus congéneres, y Heracles disparó sus flechas para dispersarlos; matando a muchos de ellos, e hiriendo a Quirón. Y mientras Folo enterraba a uno de sus compañeros, vio una flecha junto al cuerpo del difunto centauro y se dijo: —¿Como es posible que con un rasguño de esta flecha haya muerto un ser tan robusto?—. Tomó la flecha, pero se le escapó de las manos, hiriéndose en un pie y muriendo al instante (las flechas estaban envenenadas con la sangre de la Hidra de Lerna). Heracles lo sepultó al pie de la montaña que lleva el nombre del imprudente centauro.

La imagen mítica de Folo es la quien vive encerrado pero sale de su cueva segura para investigar el poder desconocido de la flecha. En 1992, fecha de su descubrimiento, en el mundo científico se empieza a hablar de la apoptosis, simplemente, una forma de muerte celular programada. Por otro lado el óxido nítrico es un gas, visto sólo como una toxina; hasta que en 1992 se descubrió que era un neurotransmisor esencial. Folo que murió como consecuencia de los venenos de la flecha y por los hechos en su descubrimiento se asoció desde entonces a las toxinas y a los virus mortales, y uno de sus grifos recuerda la imagen de un virus, el otro a semejanza de Quirón es la elipse que soporta una letra “P”, por Phollus = Folo.

Si Quirón órbita entre Saturno y Urano, en un periodo cercano a 50 años, enlazándolos; Folo (5145 Pholus / 1992 AD), con un diámetro de 190 km es similar a Quirón, pero su órbita entra justo dentro de la órbita de Saturno y justo fuera de la órbita de Neptuno en un ciclo de casi 92 años. Folo se mueve de un planeta que trae orden (Saturno) a cruzar al liberador (Urano) y al místico (Neptuno). A Quirón se le vincula con las enfermedades terminales (Cancer) y los tratamientos con medicinas elaboradas (quimioterapias). Folo por  su parte está vinculado a la homeopatía, los problemas de comida (dietas), las muertes violentas y la eutanasia. Su color rojo, que comparte con Asbolo y Neso, lo hace esclavo de las pasiones y los deseos, y aunque Folo evita los conflictos, si se le acorrala se defiende tenazmente. De acuerdo a las primeras observaciones  astrológicas, Folo, quien no sería hijo de Ixion, sino de Sileno y la ninfa de los fresnos, otorga una habilidad inusual en un área particular, o resultados inesperados, por su don para experimentar.  Los tránsitos de Folo sobre los ejes principales de una carta, muchas veces marcan cambios radicales e inesperados, insinuados por su súbita e inesperada muerte en el mito.

Es por ello que Folo genera cambios que no se pueden detener una vez que se han iniciado; son las revoluciones que no pueden contener los dictadores; es el caós y el fuego que arrasa y del cual no se sale sin derramar mucha sangre. Folo inició su perihelio en 1901, pasando por Saturno en 1904 y llegando a Urano en 1915; cruzó Neptuno en 1934 y llegó a su afelio en 1946. Regresó y cruzó nuevamente la órbita de Neptuno en 1957, Urano en 1979 y Saturno en 1988, alcanzado su nuevo Perihelio en 1991. Desde 1901 hasta 1946 el mundo vivió dos guerras mundiales, que se iniciaron con problemas raciales y religiosos en los Balcanes; su regreso de 1946 a 1991 estuvo marcado por la guerra fría; y es interesante comparar que en su último perihelio volvió a surgir una guerra en los Balcanes; cambiando la imagen de toda Yugoslavia y la caída del mundo soviético. Hoy Folo se mueve entre Urano y Neptuno en la constelación de Sagitario.