Asbolo (Asbolus), el planeta vidente

El cuarto de los centauros fue descubierto en 1995; con un tamaño de unos 80 km de diámetro y una órbita excéntrica de 77 años que lo lleva cerca de la órbita de Júpiter y casi toca la órbita de Neptuno, conectando a todos los gigantes gaseosos. Asbolo (8405 Asbolus / 1995 GO) se mueve entre la luz (Júpiter y Saturno) y la oscuridad (Urano y Neptuno) hace que su influencia seria, intensa, estridente, motivada, inquietante y amarga. Trae consigo pruebas para vencer misterios, opresión y pesimismo, busca logros, reputación y reconocimiento; se mueve entre la solidez y consistencia por un lado, y temeridad y falta de integridad por el otro.

La órbita de Asbolo (el eje mayor y el eje menor de la elipse) guardan relación con el número auro (letra griega φ = Fi = Phi);  esto sugiere que Asbolo tiene una órbita que está muy en armonía con el orden natural y los procesos de evolución comunes en la naturaleza. Siguiendo la tradición su grifo es la elipse sobre la que se apoya la letra “A”.

Su influencia se refleja en su mito; Asbolo era un vidente, no pudo detener a sus congéneres tras “ver” la batalla contra los lapitas en la boda de Pirítoo, y el desastre que sería para los Centauros; también le predijo el destino a Neso. Termino asesinado por Heracles, junto con otros centauros que intentaron robar el vino de Folo. El olor del vino lo cegó y amortiguo sus habilidades como vidente. Astrológicamente muestra que siempre se debe seguir la intuición y el instinto, si no se cree en ellos, se pueden dar duras lecciones de vida, sobre todo cuando nos guían las pasiones y los sentidos. A Asbolo se le vincula con los problemas del alcohol y las drogas; pero también con el sentido común nublado por el ego.

Asbolo plantea un estado de “atención permanente intuitiva”, capaz de ver los acontecimientos desde la distancia (como la visión remota) especialmente atentos a los acontecimientos que se producen delitos, o cuando lo privado se viola. Asbolo, el vidente, responde como protector de lo que podría ser considerado sagrado para un grupo o cultura, especialmente con respecto a las posesiones de un grupo, incluida la protección de las tierras y los lugares sagrados o privados (perihelio apunta a capricornio). Asbolo, con un fuerte sentido de “uso correcto de la voluntad” y sin dudarlo, promoverá escenarios en el que se crean confusión o manipulación psíquico-emocional, con tal de corregir la violación o el trastorno .

Los comentarios están cerrados.