Bienor, el planeta de las sincronías

Bienor (54598 Bienor / 2000 CQ243) tiene un tamaño cercano a los 210 km; ello lo asemeja a Quirón en tamaño; pero en cuanto a su órbita se parece más a la de Cariclo; tiene un perihelio de 13,15 UA y un afelio de 19,8 UA (Cariclo sus distancias son respectivamente 13,1 UA y 18,6 UA); y mientras el periodo orbital de Cariclo es de 63 años; el de Bienor es un poco mayor ubicándolo en 67 años. Bienor cruza en el borde de su afelio la órbita de Urano (19,2 UA).

El nombre Bienor quiere decir “fuerte”. En el mito Bienor asiste a la boda de Piritoo, y toma parte en la batalla contra los lapitas. Varios Centauros ya habían caído muertos, muchos a manos de Teseo (el que mato al minotauro), y mientras Afareo, en su rabia, buscó vengar sus muertes y dar muerte a Teseo lanzando una piedra que él había agarrado de la ladera de la montaña; pero cuando lo intentó, Teseo lo golpeo con una masa en el codo; y sin tiempo de terminar con Afareo; Teseo brincó en la espalda de Bienor y apretando sus rodillas en los ijares (entre las costillas y caderas) de la espalda humana del centauro y asiendo la melena con su mano izquierda, estrelló su masa, agarrada con la derecha, en la cabeza del centauro, causándole la muerte.

Bienor tiene una conjunción con Urano en promedio cada 250 años; la última ocurrió en octubre de 1964 en Virgo. En la fecha de su conjunción se dan los resultados de la muerte de del Presidente John Kennedy, quedando la idea de conspiración en el aire hasta nuestros días; China se suma a los países con armas nucleares, probando su primera bomba atómica y se elimina la pena de muerte en Gran Bretaña.

Bienor ha tenido conjunción con Saturno en cuatro ocasiones en los últimos dos siglos, en promedio hay una cada 55 años. La primera en septiembre de 1833, en Libra; en estas fechas se tienen los hechos que conllevaron a la primera Guerra Carlista en España. En marzo 1882, en Taurus; se dan los pasos para la formación de la Triple Alianza (Imperio Alemán – Imperio Austrohúngaro – Italia), alianza que duró hasta inicios de la 1° Guerra Mundial, y que volvió a “nacer” en la 2° Guerra mundial, en este caso llamada potencias del Eje. En febrero de 1936, en Piscis 35; se dan los eventos que desembocan en la guerra civil española y Hitler rompe Tratado de Versalles, enviando tropas a Renania y en febrero 1991, en Acuario, y coincide con el inicio de la guerra del golfo entre Irak y Usa.

Aunque es muy pronto para que los astrólogos lo relacionen a hechos específicos; algunos ya vinculan a este Centauro con la auto-organización de los elementos de un sistema caótico; esto significa que hay sincronía o conexión de eventos entre personas y/u objetos, aunque inicialmente no parezcan conectadas, pero son las relaciones que resultan de esos encuentros los que provocan los cambios del sistema. Entre los aspectos positivos atribuidos a este centauro se mencionan: creativo, inspirado, talentoso, motivado, que arde con vigor creativo; en sentido contrario se mencionan: reprimido, triste, retraído, resentido de que la vida no responde.

Este centauro ofrece un sentido de espíritu creativo, la creencia en impulso del alma, la confianza, la exuberancia, la expansión, el empoderamiento, el liberalismo, la generosidad, el amor a los demás, la compasión, la cooperación; y alternativamente se mueve con odio, con miedo ha ser condenado, atacado o quedar atrapado. Esta dicotomía de acciones opuestas son provocadas en parte por Saturno, que representa un orden lento y Urano que promueve los cambios. Bienor se mueve más cerca de Urano y la influencia de libertad y deseos de liberación lo afectan enormemente. Su Afelio, cuando su órbita cruza la órbita de Urano,  apunta a Acuario; justamente un signo regido inicialmente por Saturno y tras el descubrimiento de Urano, paso a ser regido por Urano. Acuario promueve las aperturas, la curiosidad por todo aquello que no es tradicional, influye en individuos que manejan el intelecto, pero que sólo pueden verse a través de los demás, de ahí su elevado grado de sociabilidad, la de la afinidad, la de la relación con los demás, la de la tolerancia y la del equilibrio. Bienor como muchos centauros se ve afectado por la acción de los grandes planetas que les rodean; si Quirón es el puente que une a Saturno y Urano; Cariclo, a medio camino entre ambos gigantes busca el equilibrio en las relaciones; Bienor, más cerca de Urano que de Saturno es influenciado por el caos de la libertad encontrada, pero Saturno, a la distancia le impone orden a ese caos aparente.

El signo del centauro hace referencia  las letras de su nombre provisional (2000 CQ 243).

Los comentarios están cerrados.