Buffy (2004 XR 190), el planeta de ver y entender lo desconocido

2004 XR 190, fue apodado por sus descubridores con el nombre de Buffy —la caza vampiros—; fue descubierto el 11 de diciembre de 2004; su tamaño ronda los 580 km y tiene un periodo orbital de unos 438 años; 2004 XR 190 llegó a afelio alrededor de 1901 y volverá a su perihelio para el 2115. Este candidato a planeta enano es particularmente inusual por dos razones: la primera es que tiene una inclinación de 47°, que lo pone como el objeto del disco disperso de mayor tamaño más “inclinado”; la segunda razón es que su perihelio es de unos 51,6 UA y su afelio de 63,7 UA; dándole una excentricidad de 0,11; esta es una inusual órbita casi circular para un objeto del disco disperso.

Si bien se han planteado hipótesis para los tradicionales objetos del disco disperso (SDO), que se suponen han sido expulsados a sus órbitas actuales por las interacciones gravitatorias con Neptuno; la baja excentricidad de la órbita de 2004 XR 190 y la distancia de su perihelio hace difícil de reconciliarlo con la mecánica celeste. Esto ha dado lugar a cierta incertidumbre en cuanto a la comprensión teórica del sistema solar exterior.

Este cuerpo, a semejanza de 2008 KV42 (Drac) no se mueve dentro de la franja zodiacal, sino que recorre otras constelaciones distintas; pasa por el zodiaco en Sagitario (nodo ascendente o norte) y por Géminis (nodo sur). Es un cuerpo sobre el que los astrólogos han propuesto términos que recuerdan al personaje de su alias; Buffy, que es descrito como: alguien que busca la popularidad y el éxito, tiene la manía por comenzar de innumerables empresas que nunca se llevan a cabo, puede llegar a acuerdo con elementos en conflicto, trabajador y pionero; con el poder de ver y entender las cosas desconocidas, descubrir su propia sexualidad, o sus propias facultades o habilidades.

Su símbolo está inspirado en la imagen del ‘Ojo de Dios’ de la cultura mexicana; la figura instrumental religiosa más conocida de la cultura huichola. Representa los cinco puntos cardinales del cosmos wirrárika (los Huicholas): oriente, poniente, norte, sur y centro; y que muestra esa capacidad de descubrir (ver) cosas, habilidades y potencialidades sobre uno mismo que estaban ocultas.

Los comentarios están cerrados.