Quaoar, el planeta del logro colectivo

Quaoar —pronunciado Kwawa— (50000 Quaoar / 2002 LM60) es un planeta enano en el cinturón de Kuiper, con una luna conocida. Fue descubierto el 4 de junio de 2002 a partir de imágenes obtenidas en el Telescopio Samuel Oschin en el Observatorio Palomar. Su nombre responde al dios creador de los Tongva, nativos de la zona alrededor de Los Angeles, donde se ubica el observatorio, y fue el primer cuerpo nombrado con un dios de la mitología nativa norteamericana, el otro es  Teharonhiawako descubierto en 2001 pero que recibió nombre en 2007.

Su descubrimiento y anuncio vino acompañado de gran entusiasmo dado que su tamaño inicial de unos 1260 km; era la mitad del tamaño de Plutón; en medidas más actuales su tamaño ronda los 890 km (1/3 de Plutón). Antes de la aprobación del nombre oficial se le asigno el número 50000 para conmemorar tamaño descubrimiento; un poco lo que paso con 20000 Varuna en el año 2000. Descubrimientos más grandes posteriores no tuvieron tal honor, siguiendo la enumeración según sus órbitas eran confirmadas.

En 2002, con un diámetro estimado de 1.260 km, lo convirtió en el objeto más grande encontrado en el Sistema Solar desde el descubrimiento de Plutón. Quaoar fue sustituido más tarde por Eris, Sedna, Haumea y Makemake; y el plutino Orco del similar tamaño a Quaoar; pero Quaoar era 2 ½ veces más masivo que su homologo plutino, indicando una composición más de roca que de hielo. Quaoar fue el primer objeto tras Neptuno medido directamente desde el Telescopio Espacial Hubble (HST), lo que provocó problemas de medición, por encontrase en el límite de la resolución del HST y durante el 2004 con las observaciones del HST, se sabía poco sobre las propiedades superficiales de los objetos del cinturón Kuiper, pero ahora se sabe que la superficie de Quaoar es en muchos aspectos similar a los satélites helados de Urano y Neptuno. Desde 2010 su tamaño revisado se estima cerca de los 890 km de diámetro.

El descubrimiento de su luna, en febrero de 2007, tuvo la designación provisional, S/2006 (50000)1; se les pidió a los Tongva la elección del nombre, quienes seleccionaron al dios del cielo, Weywot, primer hijo de Quaoar. Su luna permitió calcular la masa de Quaoar, dando una densidad media al planeta de 3,5 a 4,2 g/cm³; bien distinta a los mundos helados como Plutón, que ronda 1,75 g/cm³ o a Eris que tiene unos 2,30 gr/cm³; indicando una composición más rocosa que de escombros de hielo. Weywot tiene un tamaño de unos 75 km de diámetro; gira alrededor de Quaoar a una distancia de 14500 km del planeta, cada 12,4 días. Sus descubridores creen que se trata de un fragmento del planeta que quedó tras una colisión que hizo que perdiera sus capas exteriores de hielo dejando mayoritariamente las rocas, explicando así su alta densidad. El origen de la luna sigue en discusión, si se trata de elementos que se fusionaron tras el disco de escombros que dejo la colisión que expulsó las capas de hielo la órbita de Weywot sería circular, esta sin embargo es elíptica; creando más dudas que respuestas.

Se supone que Quaoar originalmente estaba cubierto por un manto de hielo que lo hacía unos 300 a 500 kilómetros más grande que de lo que es hoy, chocó con otro cuerpo del cinturón de Kuiper aproximadamente el doble de su tamaño, un objeto más o menos el diámetro de Plutón, posiblemente incluso Plutón, perdiendo así su capa de hielo. El afelio de Plutón supera la órbita de Quaoar, pero las inclinaciones de ambos cuerpos hacen que sus órbitas actuales no se crucen. La órbita de Quaoar no está afectada por Neptuno ya que no se encuentra en resonancia con el mismo, pero recibe la influencia del cercano y gran binario Plutón-Caronte. A partir de 2008, Quaoar se encuentra a sólo 14 UA de Plutón, una relación muy estrecha. La última conjunción astrológica entre ambos ocurrió durante todo el año 1997, pero Plutón estaba en su perihelio a más de 15 UA de Quaoar; la proximidad entre ambos cuerpos ocurrirá por unos años más, ya que Plutón viaja ahora hacia su afelio; pero finalmente se separan hasta encontrase nuevamente en unos 2000 años más, después de unas siete vueltas de Quaoar, otra vez cuando Plutón se encuentre nuevamente en su perihelio.

Quaoar órbita entre 41,7 UA a 45,1 UA; una órbita es casi circular y moderadamente inclinado en aproximadamente 8°, típica de objetos pequeños del cinturón de Kuiper; pero excepcional para cuerpos mayores como Varuna, Haumea y Makemake, todos con órbitas muy inclinadas y más excéntricas. Ello sigue generando dudas sobre su origen; incluso se ha especulado que podría ser un cuerpo del Cinturón de Asteroides, explicando su naturaleza más rocosa, que fue expulsado a su órbita actual por Júpiter; pero si ese fuera en caso la órbita sería mucho más excéntrica parecida a un Centauro o un Damoclito, y no circular y estable como la existente.

Quaoar es la deidad que la creación de los Tongva, una de las muchas tribus de nativos norteamericanos en el estado de California —el estado como mayor cantidad de tribus distintas en toda Norteamérica—. Al igual que en otros mitos de la creación, en un primer momento hubo caos —nada— , entonces llegó Quaoar. Viendo el vacío de la existencia empezó a bailar, girar y girar, mientras cantaba la canción de la Creación. Dios del cielo, Weywot, fue el primero en nacer; Weywot se suma a la danza y surge Chehooit, que se convirtió en la diosa de la Tierra, quien danza ahora con el dúo y nacen dos nuevas deidades, el sol (Tamit) y la luna (Moar). Cuando cada divinidad se une a las canciones y a los bailes, la canción se vuelve más compleja y el baile más complicado. Nacen luego Pamit, la diosa del mar; Manit, el señor de los sueños y visiones; Manisar, el que trae la comida y las cosechas; Tukupar Itar, el coyote del Cielo (que es también el mayor héroe en los cuentos de los nativos norteamericanos en toda Norteamérica); Tolmalok, la diosa de Shishonga (el mundo de las profundidades); todos se unen a las canciones, a los bailes y a la creación. Y finalmente crean los siete grandes gigantes que sostienen los mundos. Los Gigantes a la vez son ayudados por cuatro animales que surgen ahora: el Águila, el Pato, el Oso y la Rana; adentrándose en el mundo la Rana saca la tierra del mar oscuro y los cuatro animales bailan sin parar. Cuando toda la existencia fue creada y el mundo tenía colinas, montañas, árboles, ríos, animales y plantas, finalmente llegaron las personas; Tobohar (el primer hombre) y Pahavit (la primera mujer) que también formaron parte de la canción de esta gran creación y la danza. Tras ello Quaoar se desvaneció en la oscuridad, tal vez para regresar a donde quiera que vino originalmente.

Para los astrólogos en 2002 los planetas transpersonales: Urano, Neptuno y Plutón tenían ahora un planeta hermano más en las grandes profundidades que sólo podemos empezar a imaginar. Quaoar cambiaría la manera en que pensamos acerca de nosotros mismos, nuestra evolución espiritual, y nuestro lugar en el Universo. Astrólogos occidentales tomaron buena nota de Quaoar para incluirlo en la astrología occidental; siendo para ellos el único sistema astrológico en el mundo que acepta nuevos cuerpos planetarios y se reformula en sí para tener en cuenta los significados y la visión de cada nuevo planeta que llega; así había ocurrido con Urano, Neptuno y Plutón; poco imaginaban los astrólogos de principios de siglo que esta primera década traería a la luz a una veintena de medianos cuerpos, por no hablar de más de quinientos rocas y hielos dispersos de corto tamaño.

Quaoar no es el único planeta con nombre de dios creador, otro es Makemake, el mayor de los cubewanos y tercero en tamaño después de Plutón y Eris; Altjira, Teharonhiawako y el propio Caos se suman a este grupo de cuerpos que dieron inicio a la creación y forma al mundo. Así Quaoar pasa a formar parte de una nueva generación de mundos cuya influencia es la creación de nuevas formas de ver el universo, y una nueva compresión del mundo que nos rodea. Y en esta era de informática y telecomunicaciones Quaoar parece tener la capacidad de crear estructuras que permitan crecer la red de encuentros entre todos para hacer algo en común. Quaoar viene precedido por la creación de Wikipedia (2001), donde un colectivo disperso y sin relación se une en una meta común, o el sistema operativo Window XP (2001) que se diseño con una nueva forma usar el intenet; y aunque el origen de las redes sociales se remonta, al menos a 1995, cuando Randy Conrads crea el sitio web classmates.com; es en 2002 cuando comienzan a aparecer sitios web promocionando las redes de círculos de amigos en línea; cuando el término se empleaba para describir las relaciones en las comunidades virtuales, y se hizo popular en 2003 con la llegada de sitios tales como MySpace o Xing. Hoy hay más de 200 sitios de redes sociales. La popularidad de estos sitios creció rápidamente y grandes compañías han entrado en el espacio de las redes sociales en Internet.

Otro invisible es el sistema operativo Linux-GNU; Linux se desarrollo en 1993, justo el año que Quaoar pasa de Escorpio a Sagitario, el signo de las aspiraciones y la generosidad, y aunque el proyecto GNU viene de principio de los ochenta, la unión de ambos programas permitió que su crecimiento y desarrollo sea producto de otra red social de personas que trabajan como hormigas y sin cobrar para desarrollar el principal sistema operativo que existe en el mercado que es gratis. La posibilidad de acceso al código fuente (lo que permite personalizar el funcionamiento, auditar la seguridad y privacidad de los datos tratados), a la independencia de proveedor y la rapidez con que incorpora los nuevos adelantos tecnológicos lo hacer el más estable de los sistemas operativos, y por ello que si bien en mercado domestico lo domina Window; el 90% de las supercomputadoras y el 80% de los servidores que sirven para internet usan Linux-GNU.

Los símbolos de Quaoar son el rayo que cae en la tierra, y la letra “Q” donde la cola de la letra es dibujada como una canoa;  inicialmente la propuesta del diseñador Denis M Moskowitz fue circular, luego la modifico a una forma más angular, más propia de los dibujos de los nativos.

Los comentarios están cerrados.