Hombre lobo en la ficción (6) La herencia del cine

Si bien la literatura de inicios del siglo XX cambio la concepción del hombre lobo en un ser que no podía controlar sus instintos animales, el séptimo arte, también del siglo XX, cambiaría la imagen física de la bestia. La primera obra del cine referida a hombres lobo se remonta a 1913; se basa en una obra literaria del siglo anterior; “El hombre lobo” ( 1913 ) es una corta película muda y que hoy se encuentra perdida por un incendio en 1924; basada en la obra de 1898 por el H. Beaugrand; una mujer navajo se convierte en una bruja después de llegar a creer erróneamente que su marido la ha abandonado. Ella enseña a las mismas habilidades de su hija Watuma, que se transforma en un lobo con el fin de llevar a cabo la venganza contra los colonos invasores blancos. Entonces, 100 años después de la muerte Watuma, ella regresa de la muerte para volver a matar. En “El lobo blanco” (1914), se seguía explorando las leyendas indias. En esta ocasión, un chaman que desea a la mujer prometida a otro se transforma en lobo.

En 1923 fue el año del estreno del largometraje francés “Le loup garou”, donde el asesino de un sacerdote fue maldecido con la conversión en hombre lobo, pereciendo finalmente a causa de una descarga eléctrica.

La sangre de lobo” (1925), fue otra película muda; en ella Dick Bannister es el nuevo jefe de una empresa maderera; que pelea contra otra empresa. Dick es atacado por sus rivales y dejado por muerto. Su pérdida de sangre es tan grande que necesita una transfusión, y el cirujano utiliza un lobo como una fuente de sangre. Luego Dick comienza a tener sueños en los que se junta con una manada de lobos fantasmas, mata a los madereros rivales. Pronto, todos creen que Dick es un hombre lobo. Es la primera que pone como causa de la licantropia experimentos de doctores locos.

El primer film sonoro de hombres lobo fue “El hombre lobo de Londres” (1935) En la Trama Wilfred Glendon es un rico botánico inglés y de renombre mundial que viaja a Tibet en 1935 en busca de la esquiva planta mariphasa. Mientras estuvo allí, es atacado y mordido por una criatura, aunque él tiene éxito en la adquisición de un ejemplar de la mariphasa. Una vez de regreso a Londres es abordado por un botánico, el Dr. Yogami, quien afirma haberse encontrado con él en el Tíbet, al tiempo que advierte a Glendon que la mordedura de un hombre lobo lo convertirá en un hombre lobo, añadiendo que la mariphasa es un antídoto temporal para la enfermedad. Glendon no cree en el misterioso Yogami; no hasta que comienza a experimentar las primeras punzadas de la licantropía. La primera vez, Glendon fue capaz de usar una flor de la mariphasa para detener su transformación, pero la segunda vez el Dr. Yogami le roba las dos únicas flores. Glendon está a su suerte. Impulsado por un deseo instintivo de cazar y matar se aventura en la oscura ciudad, matando a una niña inocente. Agobiado por el remordimiento, Glendon comienza desatender Lisa (su mujer), y hace numerosos intentos inútiles de encerrarse lejos de casa. Sin embargo, cada vez que se transforma en el hombre lobo se escapa y vuelve a matar. Cuando la tercera flor de mariphasa finalmente florece Glendon ve que Yogami trata de colarse de nuevo en el laboratorio; Glendon finalmente se da cuenta de que Yogami era el hombre lobo que lo atacó en el Tíbet. Después de convertirse en el hombre lobo una vez más mata a Yogami y va a la casa en busca de Lisa, ya que el hombre lobo busca instintivamente a destruir aquello que más ama. Pero la policía lo detiene y muere por una bala. La película no fue un gran éxito de taquilla, probablemente porque el público de la época consideraba que era demasiado similar en muchos aspectos al Dr. Jekyll y Mr. Hyde, de unos pocos años antes.

Seis años después en 1941 se proyecta “El hombre lobo“; es la segunda película de Universal Pictures referida a hombres lobos, en ella después de enterarse de la muerte de su hermano, Larry Talbot regresa a su hogar ancestral en Llanwelly, Gales, para reconciliarse con su distanciado padre, Sir John Talbot. Una vez allí, Larry se interesa en una chica del pueblo llamada Gwen Conliffe, que dirige una tienda de antigüedades. Como pretexto para conversar con ella, él compra bastón decorado con una cabeza de plata. Gwen le dice que representa a un hombre lobo. Esa noche, Larry intenta rescatar a Gwen de lo que él cree que es un repentino ataque de un lobo. Mata a la bestia con su bastón nuevo, pero es mordido en el proceso. Una gitana adivina llamada Maleva revela a Larry que el animal que le mordió en realidad era su hijo Bela, en forma de un lobo y ahora Larry se transformará en uno también. En la primera noche de la luna llena, Talbot se transforma en una criatura parecida al lobo matando al enterrador local. Talbot conserva vagos recuerdos de ser un hombre lobo y el deseo de matar, y continuamente se esfuerza por superar su condición. Él es finalmente asesinado a golpes por su padre con su propio bastón de plata después de atacar a Gwen. Sir John Talbot mira con horror como su hijo se transforma de nuevo en una forma humana,  mientras la policía local llegaba a la escena. Una nueva versión fue lanzada a principios de 2010.

Uno de las notas más interesantes sobre la película es un poema que, contrariamente a la creencia popular, no era una leyenda antigua, sino una invención del guionista. El poema se repite en todas las películas posteriores en las que el hombre lobo aparece, llegando a la película de Van Helsing (2004), aunque muchas películas posteriores cambiaron la última línea del poema “Y la luna es llena y brillante”.

Incluso un hombre que es puro de corazón
y dice sus oraciones por la noche
puede convertirse en un lobo cuando florece la Wolfbane
y la luna de otoño es brillante. (y la luna es llena y brillante)

El original del hombre lobo de la película no hace uso de la idea de que un hombre lobo se transforma en cada luna llena. Este cambio fue posterior; en todas estas películas aparece la imagen del hombre lobo moderno que hoy conocemos, un ser quimérico que combina rasgos humanos y de lobo o bestia.

La popularidad de este hombre lobo (el de 1941) hizo que su protagonista, Lon Chaney, Jr. Siguiera apareciendo el el papel de Larry Talbot (El hombre lobo) en otras cuatro películas de Universal, aunque nunca solo como la primera vez: “Frankenstein y el Hombre Lobo” (1943) donde el doctor Frankenstein busca una cura para Talbot, pero se encuentra con el monstruo y ambos se matan. “En casa de Frankenstein” ( 1944 ), Talbot vuelve a resucitar y se le promete una cura a través de un trasplante de cerebro, pero es asesinado con una bala de plata en su lugar. Vuelve a aparecer en “La casa de Dracula” (1945), y finalmente se curó de su enfermedad. Pero sigue apareciendo en la comedia “Abbott y Costello conocen a Frankenstein” ( 1948 ). Esta vez, el hombre lobo es una especie de héroe cuando agarra al vampiro que se convierte en un murciélago y ambos caen por un balcón hacia el mar. El hombre lobo fue uno de los tres monstruos de Universal Studios, sin una fuente literaria directa. Los otros son “La Momia” y “La Criatura de la Laguna Negra“.

Otras películas de menor impacto de este cine blanco y negro de los años cuarenta y cincuenta fueron: (1) “The Mad Monster” (1942) La trama involucra a un científico que ha sido desacreditado por sus pares. Él  trata de matarlos después desarrollando una fórmula secreta que transforma su jardinero en un sanguinario hombre lobo; (2) “El Monstruo Inmortal” (1942) basado en la novela de 1936 de Jessie Douglas Kerruish; donde la familia Hammond ha sido maldecida desde la Cruzadas y donde miembros de la familia muere o cometer suicidio en extrañas circunstancias. Cuando varias personas son atacados por una criatura desconocida, la gente del pueblo están convencidos de que los ataques son el resultado de una maldición sobre la familia Hammond, la policía investiga para descubrir un terrible secreto familiar. (3) “La hija del hombre lobo” (1944); una princesa gitana trata por todos los medios de evitar la profanación de la tumba de Marie Latour que ha sido descubierta, decide utilizar su talento para matar a todos los que conocen la ubicación, ya que es un sagrado secreto que sólo su gente se les permite saber.

Marie Latour fue en realidad la última mujer muerta por la guillotina en Francia; por ayudar a abortar a aquellas mujeres que violadas por nazis que quedaban embarazadas. (4) “La mujer lobo de Londres“; inspirada en la anterior del 1935; es más una película más de misterio y suspenso que de terror; donde una futura novia Phyllis Allenby es acusada de ser una mujer lobo tras las muertes horribles que aparecen en el parque cerca de su casa tras su llegada a la ciudad para su boda. (5)En “El hombre lobo” (1956) un hombre se encuentra perdido en un pueblo remoto llamado Mountaincrest. Su mente está nublada, pero más tarde se entera de que dos científicos le inyectaron un suero especial que contiene la sangre irradiada de lobo cuando él estaba sufriendo de amnesia después de estar en un accidente de coche. La sangre del lobo, por razones desconocidas, cambió el caballero  Duncan Marsh en un vicioso y sanguinario hombre lobo. (6) “Yo era un hombre lobo adolescente” (1957) un joven perturbado —estilo de ‘rebelde sin causa’— es tratado por su medico (otro científico loco) con hipnosis, quien en vez de hacerlo evolucionar lo involuciona a formas más primitivas.

Es interesante notar que muchas de las causas del hombre lobo eran producto no de maldiciones o mordeduras, sino de experimentos científicos; las ideas del “La isla del doctor Moreau” de H. G. Well empezaban a tomar fuerza en la condiencia colectiva de la epoca.

En 1961 se adapta la obra de Guy Endore, “El hombre lobo de París“; en el cine fue conocida como “La maldición del hombre lobo“; si bien no se desarrolla en Francia sino en España; la idea central se mantiene; en esta versión tras ser violada, una joven sirvienta sordomuda da a luz a una criatura aparentemente normal. Pero a medida que el niño crece comienza a dar señales de un extraño comportamiento; sus incontrolables reacciones durante las noches de luna llena anuncian una terrorífica metamorfosis. La adaptación se inclina por un origen místico de la licantropía, esta no será transmitida por una mordedura sino que se arrastrará como maldición.

En este punto podemos cerrar un primer ciclo que se repetirá en el cine siguiente; el hombre lobo del cine no es un hombre que se transmuta en lobo, sino en un ser quimérico que combina a ambos en uno; la imagen inspirada en las transmutaciones de “El extraño caso del doctor Jekyll y el señor Hyde” de Robert Louis Stevenson, nos heredaran la figura de un lobo dipedo y terrible; pero que a los ojos de hoy perecen más ositos de peluche bien feos.

Los comentarios están cerrados.