Griegos y Troyanos peleando en los cielos (2) Patroclo el planeta de la venganza.

El segundo cuerpo en los puntos langragianos de Júpiter en ser descubierto fue (617) Patroclo, hecho ocurrido a final de 1906, por el astrónomo August Kopff. Recibe el nombre del amigo de Aquiles muerto por Hector y cuya muerte desencadena la acción en la obra de Homero. (617) Patroclo se ubica en el punto contrario L5 a (588) Aquiles. En 2001 se descubrió que es un cuerpo binario donde tanto el cuerpo principal como el satélite son de similar tamaño; hoy se denomina Patroclo al cuerpo mayor y a su satélite, que se le denomino inicialmente S/2001(617)1 se le conoce como Menecio, el padre mitológico de Patroclo. El tamaño estimado de ambos cuerpos es de 122 km para Patroclo y 112 km para Menecio, separados entre si una distancia de 680 km. La evidencia sugiere que este par son cuerpos son similares a cometas (de hielo), capturados durante los primeros momentos de la formación del sistema solar en la órbita de Júpiter.

De acuerdo a la tradición los linajes de Aquiles y Patroclo están muy ligados. Según el mito la ninfa Egina tuvo dos hijos, el primero con Zeus fue el rey Eaco, quien por su reinado justo sería premiado y elevado a ser uno de los jueces del infierno. Pero cuando Zeus se cansó de la ninfa, esta se casó con un mortal, Áctor, rey de Ptía. Uno de los hijos de esta segunda relación es Menecio. Eaco desposa a Endeis y tuvo dos hijos: Peleo y Telamón.

Peleo, Telamón y Menecio fueron parte de la tripulación del Argos, y viajaron con Jasón en la búsqueda del vellocino de oro. Telamón tuvo dos esposas, con la primera Peribea (una de las siete chicas que iba como sacrificio al Minotauro y que sobrevivieron cuando Teseo mató a la bestia) tuvo a Áyax Telamonio (el grande) y con la segunda, Hesíone (una hija del rey Laomedonte, el padre del rey Príamo), fue padre de Treuco. Peleo desposará a Tetis y sería padre de Aquiles.

Filomena (llamada Polimela también), una de las hijas del rey Áctor, fue una primera esposa de Peleo y cuando los hijos del rey Áctor conspiraron contra él, este los expulsó del reino y cedió su trono a su yerno Peleo, que se convertiría en el nuevo rey de Ptía. Fruto de esta relación tenemos a Polipea (también llamada Polimela) que casa con su tío Menecio y tiene a Patroclo. Así Patroclo es un primo de Aquiles ya que su padre era por matrimonio cuñado del padre de Aquiles; y es medio sobrino de Aquiles ya que una media hermana del héroe era su madre.

Los chicos se conocen tras unos juegos donde Patroclo mata por accidente a un joven príncipe. Su padre Menecio decide enviarlo a la corte de su cuñado Peleo, en donde Patroclo sería recibido como un hijo más. Lo único cierto es que ambos eran más o menos de la misma edad, y Patroclo era un poco mayor que su tío/primo Aquiles (aunque la imagen que se tenga hoy sea la contraria). Al inicio de la Guerra de Troya, Néstor, otro argonauta, busca entre sus viejos compañeros a candidatos a unirse a la batalla. En su estadía en Ptía, buscando a Aquiles, recluta a Patroclo.

En el campo de batalla, ambos combaten juntos y son de alguna manera invencibles. Patroclo sirve muchas veces como auriga y heraldo de Aquiles. Aunque los mitos señalan que el auriga del carro de Aquiles era Automedonte. Cuando Agamenón le quita la esclava Briseida, Néstor vienen a la carpa de Aquiles a solicitar que vuelva a la batalla; y Patroclo es quien sirve las viandas y el vino al invitado. Al final cuando los troyanos avanzan sobre los aqueos y tratan de quemar sus naves; Patroclo se pone la armadura de Aquiles y sale a la batalla fingiendo ser el héroe. Automedonte, el auriga, ignora que se trata de Patroclo y tras vencer a varios troyanos, Hector finalmente da muerte al héroe, descubriendo el engaño al quitarle sus armas. Son Menelao y su primo Áyax quienes rescatan el cuerpo de Patroclo. Antiloco anuncia la muerte de Patroclo a Aquiles, quien vuelve a la batalla y mata luego a Hector.

El cuerpo de Patroclo es conservado por Tetis, bañándolo en ambrosía, la bebida que da inmortalidad a los dioses, pero el alma del difunto se aparece a Aquiles y le pide descanso a su cuerpo. Aquiles prende la pira funeraria, en la que sacrifican a bueyes, corderos, perros y caballos, así como a doce jóvenes troyanos capturados.

En primera medida Patroclo es un cuerpo que pide venganza; es la rabia y el dolor que se siente por un asesinato de una persona cercana, por una traición o una agresión contra uno mismo. Pero Patroclo no habla sólo en el aspecto negativo, es también símbolo de amistad, compañerismo y lucha por los ideales. Mientras Aquiles es el joven que busca la autodeterminación y para ello hace uso del valor; Patroclo es como el niño que quiere demostrar que puede ser grande. La mayor enseñanza de Patroclo es diferenciar entre la venganza motivada por el dolor y la ira, y la justicia movida por el perdón y la comprensión. Aquiles soltó su ira sobre el asesino de Patroclo, pero pudo hallar la paz al devolver el cuerpo de rival ante el dolor del padre de este, el rey Príamo.

Los comentarios están cerrados.