Las brujas de la TV y el cine (2) Practical Magic (Practica mágica)

Practical Magic, (‘Hechizo de amor’ en Latinoamérica y ‘Prácticamente magia’ en España), es una película de 1998, basada en la novela de Alice Hoffman de título homónimo. Narra la historia de dos hermanas Sallyy Gillian Owens (Sandra Bullock y Nicole Kidman) que luchan contra sus dones de forma distinta.

Los hechos inician varios siglos atrás, Maria Owens (Caprice Benedetti), es una joven acusada de bruja, salva la vida por estar embarazada y es exiliada a una isla en Massachusetts con su hijo por nacer. Ella lanza un hechizo sobre sí misma para que nunca más volverá a enamorarse y tener el corazón roto, sólo para morir poco después. El hechizo se convierte en una maldición que aflige luego a todas las mujeres de la familia Owens.

Cientos de años después, Gillian y Sally Owens, dos de los descendientes de María, son acogidas por su tías Frances (Stockard Channing) y Brígida ‘Jet’ (Dianne Wiest), después de la muerte de sus padres. Ambas chicas son brujas hereditarias, pero Sally es la más talentosa de los dos, mientras que los talentos de Gillian son más en el encanto y la persuasión. Aunque las jóvenes chicas experimentan el temor que siente su comunidad con su presencia.

Una noche las chicas observaban el ‘trabajo’ de sus tías, que pese a ser una comunidad temerosa el uso de las fuerzas de las tías es aprovechado por muchos; así las chicas son testigos de un hechizo de enamoramiento solicitado por una mujer obsesionada por un hombre. Mientras Gillian declara que ella no puede esperar a conocer el amor, Sally está asustada por la idea, sabe de la maldición que corre en la familia. Así Sally decide realizar un hechizo de amor verdadero, pero lanza el hechizo sobre un hombre imaginario que ella ha formado para sí misma, con un ojo verde y otro azul, asegurando que su verdadero amor no existe, y que nunca se van a enamorar.

Años más tarde, Gillian decide fugarse con un hombre que ha conocido, pero promete Sally que se van a ver otra vez, ambas hermanas se unen por un juramento de sangre, y Gillian se va para California.

A pesar de su hechizo, Sally conoce y se casa con Michael (Mark Feuerstein), un vendedor de manzanas (aquí intervienen las tías), y los dos abre una tienda botánica juntos y tienen dos hijas, Kylie y Antonia (Evan Rachel Wood y Alexandra Artrip). Luego la maldición cobra su víctima cuando Michael muere por un camión que choca contra él. Sally devastada regresa a la casa Owens sus hijas para vivir con sus tías. Sally descubre que las tías habían lanzado un hechizo sobre ella para que ella se enamorara de Michael. Así Sally abandona magia porque cree que las maldiciones mágicas han arruinado su vida, y hace los votos para que sus hijas nunca hagan magia.

Mientras tanto, en California, Gillian comienza una nueva relación con un hombre llamado Jimmy Angelov (Goran Visnjic). Gillian llama de Sally después de que Jimmy se convierte en abusivo, y le pide a su hermana a venir a buscarla. Sally va a California, pero ella y Gillian son secuestradas por Jimmy, al saber que Gillian estaba tratando de dejarlo. Sally logra poner belladona en la tequila de Jimmy para noquearlo, pero sin querer lo mata. Las hermanas de regreso en su casa tratar de resucitarlo usando el hechizo prohibido libro de hechizos sus tías, sólo que Jimmy vuelve intentando matar a Gillian. Sally le mata otra vez, y las hermanas entierran su cuerpo en el jardín de la casa Owens.

El investigador Gary Hallet (Aidan Quinn) entonces llega desde Tucson, Arizona, en busca de Jimmy (que revela que había asesinado a una novia anterior.) Gary descubrió y leyó una carta de Sally a Gillian, y sospecha que Sally podría saber del paradero de Jimmy.

La presencia del alguacil asusta a Gillian, quien hace con sus sobrinas, Kylie y Antonia, una poción para alejar a Gary, pero las chicas tiran la poción por un precipicio porque sospechan que él y su madre se están enamorado. Gary confiesa su amor a Sally, y le da un beso, pero Sally se horroriza cuando ve que Gary tiene un ojo verde y otro azul; que era uno de los atributos que le dio el hombre imaginario en su hechizo de amor verdadero. Sally se da cuenta de que la intención de su hechizo ha sido contraproducente, ya que el ‘imaginario’ hombre de hecho existe, y es Gary.

Pero no pasa mucho antes de que las hermanas teman que Jimmy está tratando de resucitar de entre los muertos después de un rosal de repente emerge sobre el lugar donde está enterrado el cuerpo. Sally encuentra que el espíritu de Jimmy ha poseído el cuerpo de Gillian, e intenta atacar a Gary, pero la estrella de su placa de policía le da poder y autoridad y hace retroceder al fantasma. Sally luego le confiesa a Gary que la atracción entre ambos es a causa de un hechizo que ella lanzó años antes y que los sentimientos que tienen el uno sobre el otro no son reales. Gary furioso e incrédulo regresa a Arizona.

Jimmy vuelve a poseer a Gillian y trata de matar a Sally. Sintiendo el peligro, Frances y Jet regresan para ayudar a su sobrina, y señalando que sólo un aquelarre de nueve brujas puede desterrar el espíritu de Jimmy. Sally se da cuenta que debe abrazar la magia de nuevo para salvar a su hermana, y pide la ayuda de las mujeres del pueblo. Durante el exorcismo, Gillian se debilita y casi muere, pero Sally recuerda el juramento que las dos se habían hecho la una a la otra, donde Gillian había jurado que ella y Sally iban a morir en el mismo día. Logrando así exorcizar a Jimmy.

Sally recibe una carta de Gary diciéndole que ella y su hermana están libres de cualquier sospecha sobre la desaparición de Jimmy, y Gary vuelve a Massachusetts para estar con Sally. Es la víspera de Todos los Santos, y con la gente del pueblo ahora las acoge sin miedo, Sally reflexiona que quizá sea esto lo que dio lugar a la maldición de María y esta finalmente se levantó, ya que fue causada por el rechazo del pueblo y su amante.

Aunque la obra es simple, muestra un aspecto muy usado en los temas de brujas, estas no pueden sentir amor verdadero, a menos de perder sus poderes o al amando. Es considerada por muchos una mezcla de comedia, drama, aventuras, romance, y algo de efectos especiales, pero que no logra destacar en ninguna;aunque tiene una imagen agradable, y se ve una buena interacción entre las hermanas; la historia es absurda e incongruente en muchos puntos; el policía sale sin ayudar más dejando a las hermanas y a su amor así como así, para volver luego al final cuando todo se ha arreglado, la población de repente se decide a ayudar a quienes han temido por años; el final todas las brujas volando desde la azotea de la casa Owen en noche de brujas, etc., etc., etc. Personalmente creo que es una película para disfrutar en casa una tarde de domingo, con galletas y mermelada, sin esperar mucho más.

Los comentarios están cerrados.