Las brujas de la TV y el cine (5) Bell, Book and Candle (Me enamore de una bruja)

Son los finales de los cincuenta, vivimos el inicio de la guerra fría; y los jóvenes desarrollan su cultura propia, lejos de las melodías sensibleras de Frank Sinatra, los buenos modales de Doris Day y la belicosa prepotencia de Eisenhower y Nixon. Surge la minifalda, y el rock and roll. Una revolución que despereza a aletargada sociedad nortemericana, es el inicio de lucha contra la segregación racial y las normas establecidas. Tras la terrible II Guerra Mundial surgen nuevas formas de pensar, y el punto más alto el existencialismo moderno se da en esos años; donde se defiende que el individuo es libre y totalmente responsable de sus actos, la ética es una responsabilidad individual que busca superar a la moral y los prejuicios mundanos.

Es justamente bajo este esquema que a casi una década de la última película importante sobre brujas (I Married a Witch), tenemos una nueva versión. Los protagonistas son nuevamente grandes estrellas del cine de esos años previos a la gran revolución de la contracultura de los sesenta. ‘Bell, Book and Candle’ (Campana, libro y vela, conocida en español con el nombre de ‘Me enamore de una bruja), y fue una comedia romántica de 1958 dirigida por Richard Quine, basada en la exitosa obra de Broadway de John Van Druten, de 1950 que estuvo interpretada en esa oportunidad por Rex Harrison, su entonces esposa Lilli Palmer, Jean Adair y Larry Gates.

La cinta fue protagonizada por James Stewart y Kim Novak, vueltos a unir después de la película de suspenso de ‘Vertigo‘ de Alfred Hitchcock de ese mismo año. Este doble protagonismo de ambos actores fue un intercambio de favores, Novak sustituía en ‘Vertigo’ a Vera Miles que estaba embarazada, y a cambio de Stewart aparecería en esta película con Novak. El reparto incluye a otros grandes como Jack Lemmon y Ernie Kovacs.

Cary Grant había querido interpretar el papel principal en ‘Bell, Book and Candle’, mientras que Stewart había deseado participar en la siguiente obra de Hitchcock, ‘North by Northwest’ (Intriga internacional); pero el fracaso crítico y comercial de ‘Vértigo’ hizo que Hitchcock culpara a Stewart y lo descartara, que ya según el director se veía ya muy viejo para actuar como actor principal, a diferencia de Grant (que aunque era cuatro años mayor, pero parecía más joven), quien obtuvo el papel.

El título de ‘Bell, Book and Candle’ es una referencia a la comunión, que se realiza por la campana, libro y vela. Se inicia con ‘Toca la campana, abre el libro, enciende la vela’, y se cierra con ‘Toca la campana, cierra el libro, apaga la vela’. Cuando se estreno la película, esta tuvo un éxito moderado, la banda sonora, con Philippe Clay y The Candoli Brothers, que aparecen en cameos en la película fue uno de sus mayores logros.

Argumento

Es la temporada de vacaciones de Navidad en Greenwich Village la bruja Gillian Holroyd (Kim Novak), es un espíritu libre con una inclinación por andar descalza, que no ha tenido suerte en el amor y ha tenido una vida inquieta, regenta una galeria de arte primitivo. Ella admira de lejos a su vecino, el editor Shep Henderson (James Stewart), que un día entra en su galería para usar el teléfono. Es cuando ella se entera de que él está a punto de casarse con una antigua rival del colegio, Merle Kittridge (Janice Rule). Con ganas de fastidiar a la antigua rival, ella lanza un hechizo de amor sobre el editor, para que se enamore de ella. Poco ignora ella de las consecuencias de ese acto se le devolverán pronto.

Las cosas empieza a complicarse con la llegada de  Redlitch (Ernie Kovacs), el autor del libro de Magia más vendido en México a la oficina de Shep (gracias a un poco de magia) por parte de Gillian que descubre en Shep el interés en conocerlo. Redlitch está escribiendo un libro sobre las brujas en Nueva York, y tiene ‘dentro’ un colaborador de la red de brujos de la ciudad, que resulta ser nada menos que Nicky (Jack Lemmon), el hermano de Gillian, que ofrece sus servicios voluntarios al escritor a cambio de una porción de las ganancias.

Gillian ve que el voltean los planes y usa su magia para hacer Shep pierda interés en el libro de Redlitch, donde Shep se descubre su identidad como una bruja. Shep se encuentra con que no puede dejar de pensar en Gillian, creyendo que es culpa de un hechizo de la bruja; se dirige a otra bruja, Bianca de Passe (Hermione Gingold), para que roma el hechizo. Shep libre se enfrenta a Gillian creyendo que ella le encantaba sólo para fastidiar a Merle, y separarlos. Gillian amenaza con lanzar varios hechizos sobre Merle (por ejemplo, haciéndola caer en amor con el primer hombre que entra en su apartamento), pero él se aleja y la deja con su corazón roto. Ella intenta usar a su familiar,el gato Pyewacket, pero este ya no la acepta, se agita y se deja a ella, es cuando Gillian descubre que ha perdido sus poderes debido a su amor por Shep. Shep intenta sin éxito reconciliarse con Merle, culpando de todo a Gillian a la que acusa de bruja. Meses más tarde, regresa Shep a la tienda, debe devolver al gato Pyewacket, ahí  descubre que Gillian ha transformado su tétrica tienda en una floristería, esta señala que el gato ya no es suyo, sino de tía Queenie Holroyd (Elsa Lanchester), él al verla llorar sabe que ha perdido sus poderes mágicos por que ella lo ama a él; es cuando ambos se reconcilian.

La obra, a diferencia de su predecesora, no tiene mayores efectos especiales, destaca la música y los viajes nocturnos por la cosmopolita ciudad de New York, sus clubes y sus noches de juerga muestran una cara distinta, una sociedad que cambia su rostro, se aleja de los suburbios familiares y acartonados de la época, y nos introduce entre tambores, bongos y trompetas en una nueva era, una donde el molde de familia se esta quebrando poco a poco, y las nociones de lo que es moral y amoral se pierden; tras los frenéticos ritmos de cintura de Elvis Presley, vendrán The Beatles, el hombre pisara la Luna; y los hombres y las mujeres empezaran a vivir sus vidas a un ritmo distinto y desenfrenado.

Los comentarios están cerrados.