La Ratonera de Agatha Christie

Es 26 de mayo del año de 1947, la BBC, como parte de las celebraciones de los 80 años de la reina María (la madre de Isabel II), emite por la Radio Play un radio teatro. La idea de la obra proviene de una tragedia de la vida real en 1945, con la muerte de un niño dado en cuidado de crianza. En las investigaciones de la autora el nombre del niño era Daniel O’Neill; pero los informes periodísticos contemporáneos indican el nombre del chico era Dennis O’Neill, de doce años; que junto con su hermano menor, Terence (nueve años), que había sido colocado en el cuidado de un campesino (Reginald Gough, de treinta y uno) y su esposa (Esther, veintinueve) en la Granja Bank, Hope Valley, Minsterley , Shropshire, el 5 de julio de 1944. Un poco más de seis meses después, el 9 de enero, la señora Gough llamó a un médico local e informó que el chico estaba teniendo convulsiones. El médico asistió pero Dennis murió. Estaba severamente desnutrido y estaba cubierto de moretones.

La investigación que se llevó a cabo y el 05 de febrero 1945 el jurado el emitió un veredicto de Dennis había muerto debido a una insuficiencia cardíaca aguda, después de la violencia aplicada en la parte delantera del pecho y la espalda, ademas de un estado de desnutrición debido a la negligencia‘. Dos días antes, el sábado 3 de febrero Gough y su esposa habían sido acusado de homicidio involuntario de haber deliberadamente maltratado, abandonado y expuesto al niño en una manera que pudiera causar sufrimiento y daño. Ellos fueron a juicio el 15 de marzo y el 19 de marzo ambos fueron declarados culpables de sus respectivos cargos. Gough fue condenado a seis años y su esposa de seis meses. Los Gough se divorciaron el 22 de octubre de 1946 sobre los motivos de su crueldad hacia ella, pero no se registra su posterior destino. La investigación del gobierno por Sir Walter Monckton produjo como resultado del caso diera lugar a una revisión de las normas relativas a la colocación de niños en hogares de crianza. Estos entraron en vigor el 1 de enero de 1947.

Sobre esta fuente original la autora basa el secreto de la obra; alguien cobra venganza años después por la muerte de aquel niño, en aquellos que no ayudaron: jueces, maestros, etc.. Así la obra inicia años después de estos horribles acontecimientos, con una radio que informa la muerte de una mujer y se desconoce el paradero del asesino. Mientras, en la recién inaugurada Casa de Huéspedes de Monkswell Manor, una pareja de recién casados (Molly y Giles) se preparan para recibir a sus primeros huéspedes, justo cuando el clima parece empeorar. Ya han llegado los primeros cuatro huéspedes y uno adicional a medianoche, que ha quedado varado por la nieve cerca del lugar. Pronto se observa que cada tiene su cuota de misterio y secretos; pero no es hasta el día siguiente, con la llamada de la policía a la casa de huéspedes, antes de cortarse las líneas por la ventisca y la llegada de un joven sargento que busca entre los ocupantes de la casa al asesino de la mujer dicho por la radio que las cosas empiezan a ponerse fuera de control.

La ratonera

Primero es la incredulidad, ello hasta que llega el miedo con la muerte de uno de los huéspedes; así los ocupantes atrapados en casa por la nevada y en ese ambiente claustrofobico, con un reparto limitado de personajes llenos de secretos, no pasa mucho tiempo antes de que se surjan sospechas y bajo una presión creciente, incluso los recién casados propietarios, Molly y Giles, comienzan a sospechar mutuamente de que el otro puede ser un potencial asesino. La identidad del asesino se divulga cerca del final de la obra, en un giro final que es inusual para las mismas formulas bases de la tradicional de la novela policíaca, donde no es el detective quien resuelve el delito y expone los secretos de la trama restantes.

La autora desarrolla su historia para la presentación en radio, pero pidió que nunca se publicara como novela, más aceptó que se presentara como una obra de teatro en el West End de Londres. Pese a los deseos de la autora, un año después (1948) en el Cosmopolitan de los EE.UU. y la revista británica Woman’s Own, ambas publican la obra en forma de novela seriada dentro de las paginas de la revista. No sería hasta 1950 que la editorial norteamericana: Dodd, Mead and Company publicaría ‘Tres ratones ciegos y otras historias‘; el libro estaba compuesto por la obra del título y por nueve relatos cortos; que incluye historias cortas de sus dos detectives más famosos, Hércules Poirot y Miss Marple. En España la obra fue publicada por la Editorial Molino en 1957. Posteriores colecciones agruparían otros cuentos de esa primera obra, pero nunca se volvería a incluir la obra que daba el nombre al libro de 1950. Así las posteriores colecciones como ‘Pudding de Navidad‘ (1960), ‘Primeros casos de Poirot‘ (1974), ‘Últimos casos de Miss Marple y otras dos historias‘ (1979) y ‘Problema en Pollensa y otras historias‘ (1997) volverían a recoger algunos de aquellos relatos de 1950.

La ratonera

La autora adaptaría la historia posteriormente a una obra de teatro, ‘La Ratonera (The Mousetrap en ingles). El título de ‘La Ratonera‘ y no de ‘Tres ratones ciegos‘ para la obra teatral obedece a que existía una obra anterior, de Emile Littler, que se llamaba ‘Tres ratones ciegos‘ en el West End antes de la Segunda Guerra Mundial. La idea de llamarla ‘La Ratonera‘ vino de Anthony Hicks (yerno de la autora), a su parecer más acorde con la sensación en la obra. Los derechos de la obra fueron dados por la autora a su nieto Mateo Prichard como regalo de cumpleaños. Fuera del West End, una sola versión de la obra se puede realizar cada año y en los términos del contrato de la obra, ninguna adaptación a película se puede producir hasta que la producción en West End haya estado cerrada durante al menos seis meses.

Es de señalar que en Inglaterra, hasta la fecha, nunca fue publicada ‘Tres ratones ciegos‘ como novela (junta o separada a otra obras). La razón obedece en parte a que al final de cada actuación, por tradición, al público se les pide no revelar la identidad del asesino a nadie fuera del teatro, para asegurar que el final de la obra no sea mimado para audiencias futuras. La autora siempre estuvo molesta que los finales de sus obras eran revelados en los exámenes a detectives, y en 2010 su nieto Mateo Prichard, que recibe las regalías de la obra, estaba consternado al descubrir que el final de la obra aparece revelado en el articulo de Wikipedia.

La Ratonera‘ abrió sus puertas en el West End de Londres en 1952, y pese a que la propia autora predecía que no duraría en escena más de ocho meses; logró su propia notoriedad cuando rompió records: el 22 de abril 1955 tenía 1.000 puestas en escena; para el 13 de septiembre 1957 obtuvo el honor de ser la  más larga obra en ejecución continua en el West End; con este récord Christie recibió un telegrama del dramaturgo y compañero Noël Coward: “Por mucho que me duele realmente debo felicitarte …”. El 12 de abril 1958 supera a la obra Chu Chin Chow con el número de presentaciones de un espectáculo en el West End, con 2.239 actuaciones. El 09 de diciembre 1964 tiene 5.000 puestas en escena, doce años después llega 17 de diciembre 1976 a 10.000 presentaciones. El 16 de diciembre del 2000 alcanza las 20.000; y el 25 de noviembre 2002 cumple su 50º aniversario, con una actuación especial que contó con la presencia de la reina Isabel II y el príncipe Felipe, duque de Edimburgo. Alcanzó las 25.000 presentaciones el 18 de noviembre de 2012; con sesenta años de representaciones, es la obra teatral más antigua en el medio (de cualquier tipo) de la era moderna.

Aunque la obra original novelada (Tres ratones ciegos) y la versión teatral (La Ratonera) presentan algunas diferencias en personajes, acciones y diálogos, (personalmente me gusto más la primera que la segunda); ambas obras no incluye a los tradicionales detectives de la autora, pero logra mantener en suspenso al lector y/o espectador ante los eventos que se van cerrado y mostrando en la obra. Ambas se entregan al lector de este portal a continuación:

tres ratones ciegos_2 La ratonera_2

Tres Ratones Ciegos

La Ratonera

Para leer las obras pulsar las imágenes respectivas

Los comentarios están cerrados.