El Mantygre, Mantigre, Montegre, Lympago o Manticora Satyral

Es una criatura quimérica de la invención medieval, en heráldica se le representa con cuerpo de un tigre con melena, y con cabeza de anciano que tiene largos cuernos en espiral como los antílopes. Otras representaciones en la heráldica lo refieren más cuernos como los de un buey y con los pies de un dragón. El Satyral es aparentemente idéntico con concepto del hombre-tigre.  Existe  la creencia en oriente de que los hombre pueden transformarse en tigres (la versión local de  licantropos), y en India es común esta creencia de que ciertas personas tienen la facultad de asumir la forma del tigre, en tribus locales como los Khonds o Kandhs señalan que un hombre-tigre es una encarnación de la diosa de la Tierra o de un hombre transfigurado.

Desde el punto de vista del bestiario medieval sólo se menciona una horrible criatura similar, la manticora, que también procede de India, con una triple fila de dientes, cuerpo de un león, con  cara y las orejas como un hombre, y con una cola de un escorpión. Otra equivalente mas cercana es la esfinge egipcia, con cuerpo de león y cabeza humana. Es posible que  estas criaturas míticas haya servido de inspiración al  mantygre. En heráldica dos satyrals apoyan sus brazos de la Cámara de los Lores de Stawell, y Los partidarios del Conde de Huntingdon  son representados por mantigers (hombres tigre), pero sin los cuernos.

Hipocervo

En Inglés, hippocerf o hippocervus, es descrito como un venado pero del tamaño de un caballo; aparece en heráldica como símbolo de la indecisión. Algunos proponen identificar los hipocervos con los grandes ciervos Megaloceros giganteus, conocido como el alce irlandés, un animal con más de 800 kg de peso y dos metros de altura a la cruz, y tres metros de altura total; con astas de hasta tres metro y medio de metros de ancho que vivió en gran parte de Eurasia, desde Irlanda hasta el Rusia hasta cerca de 5700 aC.

El grifo y su simbolismo heráldico

El grifo es una criatura legendaria con el cuerpo de un león, con la cabeza y a menudo las alas de una águila. Cuando el león era considerado el rey de las bestias y el águila el rey de los pájaros, se pensaba que el grifo era una criatura especialmente poderosa y majestuosa. Los grifos son normalmente conocidos por proteger tesoros. Son desde la antigüedad un símbolo de poder divino y un guardián de lo divino. Grifo representan la nobleza, la vigilancia, la virtud, la fuerza y la justicia. En antiguas tumbas de piedra, los grifos son los guardianes y protectores de la vida que dan protección incluso en el más allá.

En el siglo IX se afirmaba que los grifos eran estrictamente monógamos, y si un compañero muere, el otro continuaría el resto de su vida solo sin un nuevo compañero. El grifo paso así a ser un del matrimonio en Iglesia. Como unión de una bestia terrestre y un pájaro etéreo, también pasó en la Cristiandad a ser un símbolo de Jesús Cristo, que era humano y divino.

Se creía que la garra de un grifo tenía las propiedades medicinales y que sus plumas podían restaurar la vista. En la Edad media y el Renacimiento los grifos se pintaron como la parte del escudo de armas de Génova.

La mayoría de las ilustraciones contemporáneas dan las piernas delanteras del grifo como las piernas de una águila con las garras, aunque en algunas ilustraciones más viejas sus cuatro patas son de león, es llamado en este caso Opinico (opinicus) o león grifo, nombre dado por los editores del Diccionario Oxford de inglés.

Muy pocas veces a grifo se le retrata sin las alas. Es a partir del siglo XV que en la heráldica a esta bestia sin alas se le conoce como Keythong, quien es considerado el macho de la especie, y que a menudo tiene el lomo y la cola espinosa. El keythong presenta un balance de lo bueno y lo malo; en la realidad todos los hombres tenemos cosas tanto buenas como malas. Al centrarse en nuestros puntos fuertes, somos capaces de gestionar en torno a nuestras debilidades, si estas son mayores predominan las razones egoístas, trae la gula, la venganza, la ferocidad y la violencia. Todas cualidades negativas de la energía masculina, que el guerrero debe superar.

El nombre de grifo a tenido varias variantes ortográficas en ingles: gryphon es la más común, ganando popularidad tras la publicación de las Aventuras de Alicia en el País de las maravillas pero variantes menos comunes incluyen: gryphen, griffen, gryphin, gryphus y griffon.

Otra criatura similar relacionada y más moderna (Yugi-Oh) es el hieracosphinx, una bestia mítica encontrada en esculturas egipcias y la heráldica europea, similar a un opinico, pero con la cabeza de un halcón, y es tomada por algunos como un augurio del mal.

El Alphyn

Es una criatura heráldica rara, su nombre viene de la palabra germánica para “cazador” o  “lobo”, su fisonomía tiene dos versiones, en la primera es ser con cuerpo similar al tigre heráldico, pero es más rechoncho ya que tiene una melena espesa y una lengua delgada larga. Otra característica notable es su cola mostrada como un león y anudada como modelos celtas, puede relacionárselo al grifo, ya que veces sus patas delanteras se pintan como las garras de un águila, en una segunda versión se trata de un ser con cuerpo de lobo y patas delanteras de dragón. Otras veces son como en una cabra. y las garras anteriores de águila; De vez en cuando los cuatro pies se muestran como las garras de un león. Del alphyn deriva el nombre de la pieza de ajedrez árabe, el alfil, que es un elefante.