El hombre lobo en la ficción (8) Hoy, la zoofilia

Instalado el prototipo del hombre lobo, las obras que siguieron poco aportaron nada nuevo al personaje; en “El grito oscuro de la luna” (The Dark Cry of the Moon) (1986) de Charles L. Grant tenemos la típica historia de muertes extrañas que conducen a la policía a pensar en un hombre lobo y en buscar quien es el licántropo. En 1990 con “Silverwolf” de Roger Emerson, lo único diferente es que las víctimas son hombres gay. Cuando un detective se pone en el caso descubre que el asesino puede ser más que humano y tiene la vista puesta en él para ser algo más que ser su próxima víctima.

La versión clásica del hombre lobo atormentado y enamorado de un imposible se repite en “Luna de lobos” (Wolf Moon) (1988) de Charles de Lint; aquí un hombre lobo es perseguido por un cazador; encuentra refugio en una posada y se enamora de la joven que atiende; todo bien hasta que llega el cazador.

En “Animales” (1992) de John Skipp y Craig Spector, Syd un solitario chico de clase obrera se encuentra con Nora, una mujer extraordinaria y es llevado a dar un paseo (en más de un sentido). Entre Nora viciosa, sanguinaria y celosa de su ex-novio, y una segunda mujer, mucho más virtuosa, nuestro héroe llega a aprender la diferencia entre lo que es sencillamente salvaje, y lo que es verdaderamente malo.

Wilding” (1992) de Melanie Tem se tiene la historia de una familia de hembras lobo; donde los niños varones son asesinados al nacer y los varones son usados sólo para reproducción antes de matarlos; en medio de esta familia disfuncional, la joven Deborah, de quince años, llena de odio hacia sí misma y embarazada, no quiere ser iniciada los antiguos rituales de la familia y huye por su cuenta. Corriendo por las calles de Denver en la búsqueda desesperada de su miembro más joven, no iniciado, la familia sabe que su imprudente la vida pone en peligro la supervivencia del grupo.

En 1992 Cheri Scotch escribe uno de los primeros dramas de amores paranormales entre hombre lobo y humanos; en “El beso del hombre lobo” la joven Sylvie Marley es atraída por la luz de la luna pantanos de Louisiana, pronto descubre un nuevo mundo y debe elegir entre su vida como futura debutante y la vida de su amante, el hombre lobo, Lucien. A esta obra se le sumaran dos más en la misma onda; “El toque del hombre lobo” (1993) y “El pecado del hombre lobo” (1994).

Tanya Huff escribiría una serie de historias de terror, protagonizadas por la detective Vicki Nelson que tuvo que salir de la policía por problemas de visión; es acompañada por un vampiro —el supuesto hijo varón de Enrique VIII— y su ex-compañero de la fuerza; en su segundo libro (de cinco en total) “Rastro de Sangre” (1992) debe seguir las pistas de sangre que dejan atras una manada de hombres lobo.

En “Sangre Salvaje” (1993) de Nancy A. Collins, el joven Skinner Cade tras la muerte de su madre descubre que es adoptado y tras buscar a sus padres biológicos, descubre también que es un hombre lobo, así se conecta con una manada de hombres lobo y pasa a entrar en los conflictos internos por el control de la manada.

Lisa Jane Smith es una autora estadounidense que vive en California. Sus libros son de literatura para jóvenes combinan una gran variedad de géneros como terror, ciencia ficción/fantasía y romance. Famosa por su saga “Diarios Vampiros“, esta no fue su primera serie paranormal; una de sus primeras series de romance paranormal fue “Mundo Nocturno” (Night World) (1996-1998), una serie de diez novelas que presenta historias en la que vampiros, brujas y hombres lobos que viven junto con los humanos sin que ellos lo sepan. Estas razas supernaturales tienen una sociedad secreta conocida como Night World, que tiene dos leyes fundamentales para prevenir ser descubiertos: nunca permitir que los humanos sepan de su existencia y nunca enamorarse de ellos. Cada volumen de la serie siguen diferentes protagonistas (siempre algún adolescente) que debe enfrentar varios desafíos, enamorarse de su “almas gemelas” y romper el estricto código de Night World.

Sangre y Chocolate” (1997) de Annette Curtis Klause narra la historia de la joven Vivian Gandillon; una chica lobo que se enamora de un humano y aparecen los conflictos divididos entre las lealtades a su manada y su amor mundano. La obra fue adaptada al cine unos diez años después.

Alice Borchardt entre 1998 y 2001 escribiría una trilogía llamada “Leyendas de Lobos“, en sus tres libros “Lobo plateado“, “Noche de Lobos” y “Rey Lobo“; cuenta las aventuras de una pareja de hombres lobos (macho y hembra) que luchan por su amor en la época de Carlomagno.

En “The Blooding” (1999) de Patricia Windsor, la joven Maris consigue un trabajo de verano en Inglaterra; pero cuando ella descubre la verdad acerca de su empleador, sobre sus transformaciones y sus planes para ella, Maris debe tomar la decisión más terrible de su vida.

Susan Krinard es considera por muchos la reina de los lobos, desde 1994 ha escrito novelas románticas sobre hombres lobo; las más famosas empiezan en 1999 con su serie de novelas históricas sobre hombres lobos; ubicadas en los siglos del romanticismo, las historias giran en que la raza de hombres lobos esta desapareciendo y para evitarlo deben evitarse más cruces entre humanos y hombres lobos, a fin de restaurar la pureza de la sangre, bajo este concepto se desarrollan las tramas de hombres lobos enamorados de mujeres comunes y los conflictos con su grupo.

En 2001 la escritora Charlaine Harris iniciaría su serie “Southern Vampire Mysteries“; la idea básica es que tras el descubrimiento de la sangre sintética los vampiros salen a la luz y desean ser reconocidos como miembros activos de la sociedad; en esta lucha otras razas prefieren mantenerse ocultas, entre ellas cambiantes y hombres lobo; a lo largo de la obra la joven Sookie Stackhouse, con la capacidad de leer las mentes, se involucra sentimentalmente con el primer vampiro llegado al pueblo y ello trae una espiral de misterios, peligros y amores de todo tipo a la joven mesonera de un pobre bar de carretera.

Bitten (Mordida) de Kelley Armstrong (2001), seguida de Stolen (Robada) (2002); Broken (Rota) (2006) y Frostbitten (Congelada) (2009), narra las aventuras de Elena Michaels, una mujer lobo, que esta cansada de una vida dedicada a ocultar y proteger, una vida donde su trabajo más importante es la caza de hombres lobo sin escrúpulos. Así ella se muda a Toronto, donde está tratando de vivir como un ser humano, pero los problemas de su gente siempre la siguen, como también líos con brujas, demonios y otros más; es la lucha de una mujer entre dos mundos.

Otra versión de fantasía urbana, “El mundo de los Lupi” es una serie de libros y relatos cortos iniciada en 2003 por Eileen Wilks; en ella la joven detective chino-estadounidense Lily Yu de la policía de San Diego investiga una serie de horripilantes asesinatos que parecen ser obra de un hombre lobo. Para dar caza al asesino debe infiltrarse entre los clanes de hombres lobo, pero Rule Turner, el heredero Nokolai o príncipe del clan hombres lobo de San Diego, es un problema de atracción mayor a superar.

Por estos diez huesos” (2005) de Clare B. Dunkle es un relato escalofriante de los hombres lobo y el amor, ambientada en la Escocia medieval. Un misterioso joven ha llegado a una pequeña ciudad en la montaña. Su talento para la talla en madera pronto gana la admiración de la hija del tejedor, Maddie. Fascinada por el silencioso tallador se dispone a ganar su confianza, sólo para encontrarse arrastrada a un terrible secreto que amenaza todo lo que ama. Hay una presencia maligna en la vida del escultor que no se puede controlar, y Maddie observa como una sombra que cae sobre su ciudad. Uno por uno, la gente comienza a morir. Atrapada en el medio, Maddie tiene que decidir lo que es más importante para ella, y qué precio está dispuesta a pagar para lograrlo.

En la trilogía “Wereling” (2003 a 2005) de Stephen Cole, dos adolescentes Tom Anderson (un hombre lobo por infección) y su amiga Kate Folan (una mujer lobo de sangre pura) tratan de buscar una cura de la licantropía para Tom.

La ciudad Carmesí” fue una serie de libros creada por un grupo de autoras paranormales, Liz Maverick, Marjorie Liu, Patti O’Shea, y Carolyn Jewel (2005–); idea era ubicar una realidad alternativa, en Los Ángeles no solo habitan humanos, hay vampiros, demonios, hombre lobo y otras criaturas paranormales. En esta ciudad cosmopolita y multirracial, ahora multiespecie, distintas heroínas deben vencer sus miedos y odios, evitando que intrigas oscuras y viejos recentimientos pongan en peligro el pequeño equilibrio entre las especies y la ciudad se vuelva un infierno en la tierra.

La serie de “Kitty Norville“, con varios libros desde 2005, escrita por Carrie Vaughn; narra las aventuras de Kitty, una mujer lobo que conduce un popular programa de ayuda en radio; el programa se centra en ayudar sobre cuestiones sobrenaturales; pero vampiros, hombres lobos y otros no están muy contentos de ser expuestos al mundo; Kitty seguramente a tratado de morder algo más grande de lo que puede masticar.

Congelación” (2006) de David Wellington fue una obra de capítulos seriados transformada luego en novela; en ella Cheyenne Clark, Chey, perdida en los bosques del norte de Canadá se encuentra a un lobo que va a cambiar el curso de su vida por un rasguño en el tobillo. De repente, Chey debe decidir si volver a la civilización y a una existencia miserable o una vida libre acompañada por el único hombre que puede comprenderla; el hombre lobo que le traspaso la antigua maldición a ella. Para complicar la situación es el novio de Chey pudo haberla usado como cebo para matar a Montgomery Powell, el hombre lobo.

Stephenie Meyer con su serie “Crepúsculo” cuya primera obra salió a la venta en 2005 y ha seguido la trama hasta hoy; narra las desventuras de la joven Bella Swan que se debate entre su amor por Edward Cullen (un vampiro traumatizado por beber toda la sangre de Bella) y Jacob Black, un indio americano quien esta enamorado de Bella y para rematar resulta ser un hombre lobo. Aunque la obra ha sido un fenómeno en ventas, desde el punto de vista de la imagen del vampiro y del hombre lobo es realmente deprimente.

Patricia Briggs en 2006 publicaría “El llamado de la luna“; usa la idea de Charlaine Harris pero quienes salen a la luz son las hadas y duendes; quienes ante la destrucción de su mundo por los hombres no ven más remedio que intervenir abiertamente; otras razas más oscuras prefieren seguir en silencio; en medio de esta disputa la vida de la mecanico y cambiante Mercy Thompson no es exactamente normal; su vecino de al lado y enamorado es un hombre lobo recién llegado, su jefe es un gremlin y un vampiro está enamorado de ella. A este libro han seguido Sangre amarrada (2007), Beso de hierro (2008), Huesos Cruzados (2009); Borne de plata (2010) y Río marcado (2011).

La misma autora iniciaría en 2008 una saga específica de hombres lobo; la serie “Alfa y Omega” relata las aventuras una camarera (les gustan a las escritoras estas protagonistas de bajo ingreso) de Chicago, Anna, que se dirigía a su casa después de un largo turno cuando es atacada y convertida en mujer-lobo. Entretanto, el líder de los licántropos envía a su hijo, Charles, a la ciudad del viento para que investigue ciertos posibles problemas que han surgido. Y a pesar de que Anna es la omega de la especie, ya que las más joven; saltan chispas cuando se conocen Charles y ella.

Cynthia Leitich Smith sigue la idea de la serie “Crepúsculo” de Stephenie Meyer pero al revés; en “Tantalize” (Atormentar) (2007), la joven Quince Morris ha estado viviendo con su tío Davidson y ayuda en el restaurante de la familia. Su mejor amigo y el amor de su vida, Kieran, es un hombre lobo que no puede controlar totalmente el monstruo en él. Quince debe salvar el restaurante, rescatar a Kieran que la está abandonando para a unirse a su propia manada de lobos, mientras transforma a Brad, un vampiro el recién contratado en el chef del local y detiene sus avances. A este libro se le suman “Eternal” (Eterno) (2008) donde la joven Miranda se debate entre ser la novia del rey vampiro o ser rescatada por Zachary su ángel de la guarda; en “Blessed” (Bendito) (2009) los personajes de ambas historias se juntan en una trama envolvente de misterio y sorpresas. Hay dos novelas por salir “Kieran’s Story” (2011) y “Diabolical” (2012), la primera es el primer libro pero desde el punto de vista del hombre lobo Kieran y la segunda el hombre lobo Kieran y el ángel Zachary se unen para detener los planes de un demonio.

Maggie Stiefvater inicia en 2009 su serie lobos, con tres libros a la fecha (Shiver, Linger y Forever —escalofríos, quedarse y para siempre); cuenta sobre la joven Grace, quien ha visto a los lobos en el bosque detrás de su casa. Un lobo de ojos amarillos es una presencia escalofriante. Sam ha vivido dos vidas; en invierno como lobo en el bosque helado, la protección de la manada, y la compañía silenciosa de una chica valiente. En verano, unos meses preciosos como ser humano; hasta que el frío le hace cambiar de nuevo. Ahora, Grace conoce a un chico de ojos amarillos cuya familiaridad se le corta la respiración.

Rachel Hawthorne en 2009 inicia otra serie de romances con hombres lobos; “Dark Guardian” (Guardianes oscuros) con cuatro libros a la fecha e historias independientes entre si; narra sobre de una sociedad secreta y pacífica de los hombres lobo, que son perseguidos por una ambiciosa organización de investigación. El primer ‘cambio’ ocurre al finalizar la adolescencia; y se requiere la ayuda de un hombre lobo más experimentado; ello lleva a encuentros románticos entre el que sufre el primer cambio y su protector, guía o guardián en el proceso.

Sombra Nocturna” (Nightshade) (2010) de Andrea Cremer nos narra otra de esas historias de amor entre hombres lobo y humanos; aquí Cala Tor siempre ha sabido cuál era su destino: tras graduarse en el Instituto Mountain, será la compañera de Ren Laroche, el sexy lobo alfa a cuyo lado luchará y dirigirá su manada. Pero cuando infringe las leyes al salvar a un guapo chico humano que salió de excursión, Cala empieza a cuestionarse su destino, su existencia y la esencia del mundo que conoce. Si se atiene a los mandatos de su corazón, puede perderlo, todo incluida su propia vida. A la fecha ya hay un segundo libro y de seguro habrá más.

Pasar de bestia a héroe costaría un poco para la literatura sobre hombre lobos, pero una vez que se invirtió el papel a fines del siglo XX, los amores entre humanos y hombres lobos eran simplemente la consecuencia natural para este siglo XXI. Ante esta visión de lobos como mansos perritos enamorados de sus amas humanas, da dolor pensar que de aquellos oscuros orígenes de sanguinarios caníbales se ha pasado a perros falderos, que ante el olor de una hembra humana, no se interesan por su sangre y carne para llenar su estomago vacío en la luna llena, sino para llenar el vientre de ella y que sea la madre de sus cachorritos. Por no hablar de las feminas lupinas que desean  ser simples amas de casa y vivir con su príncipe azul normalito el resto de sus días.

Hombre lobo en la ficción (7) de monstruo a héroe

El imagen del lobo terrible como bestia se remonta a mitos tan antiguos, desde el recordado y frío lobo Fenris, quien asustaba hasta los mismos dioses, se pasa por devoradores de carne humana como el lobo de Caperucita y se llega a la fantasía moderna como bestias que acompañan a la Jadis, la bruja blanca de las Crónicas de Narnia. Los lobos eran en el primer libro —El León, la bruja y el armario (1950)— simples soldados para la bruja. En este libro, los lobos, al igual que el terrible Fenris, son criaturas sanguinarias que se cobijan al amparo del frío invierno. En el segundo libro —El Príncipe Caspian (1951)— algunos narnianos desesperados por los ataques de los telmarinos intentan traer de regreso a Jadis usando la sangre del príncipe telmarino Caspian; entre ellos una bruja y un hombre lobo; este último no como un cambiante de hombre a lobo, sino un híbrido de ambos.

Pero no todo fue tan serio y terrorífico; en tomo más de burla humorística “El hombre lobo Compleat” (1942) de Anthony Boucher narra la absurda historia de un docente que enamorado de una gran actriz que lo rechaza, descubre luego que es un hombre lobo y se transforma en ‘perro’ para un papel canino en una película con la amada; y como ‘perro’ ayudar a un detective a resolver misterios.

En “‘Operación Caos” (1971) de Poul Anderson, una bruja y un hombre lobo unen esfuerzos en un mundo alternativo, donde la ciencia y la magia ambas coexisten y luchan en una segunda guerra mundial por salvar a USA no de un ataque nazi, sino islamita. El lobo conserva su capacidad mental y no es visto como una bestia; se trata de una obra que hace burla política a los paradigmas de la época. En el año 2000 el autor publica una secuencia “Operación Luna” y ahora la lucha se libra por el control del espacio (como ocurrió en la tierra, tras la segunda guerra mundial, la guerra fría se libró en quien llegaba primero a la luna). Esta obra es quizás una de las primeras novelas ‘románticas’ paranormales y fantasía juvenil que hoy hacen tanto furor entre las chicas adolescentes. Para poder transformase en lobo el ‘héroe lupino’ hace uso de un aparato como cámara fotográfica que emite luz de la luna llena.

La idea se mantiene en la “Hora del Lobo” (1984) de Robert R. McCammon, ambienta también en la Segunda Guerra Mundial narra las aventuras de un espía británico que va a Alemania para detener la construcción de un arma secreta contra los Aliados. El giro es que este agente es un hombre lobo.

A modo de comedia “Howling Mad” (1989) es uno de los primeros libros de Peter David, la trama trata sobre un lobo que es mordido por un hombre lobo y el pobre lobo se transforma en hombre tres noches al mes; hay vampiros y bellas doncellas; y mucha comedia si lo que se quiere es reír a carcajadas de como un lobo ve a la sociedad humana.

La idea de lobos transformados en hombres es vuelta a retomar en “River” de Skyla Dawn Cameron (2006); aquí una joven loba es mordida por un lobo y transformada en una chica humana; no puede volver con su manada y debe enfrentar su mayor peligro, sobrevivir la secundaria. Tuvo una secuencia en “Wolfe” (2009), aquí la joven que ha aceptado su vida como humana se le aparece una ‘tía’ que pretende llevarla lejos de su familia y amigos.

Otras historias tuvieron un aspecto más oscuro y sangriento; en “Danza a la luna” (Moon Dance) (1989) de S. P. Somtow, ambientada en el 1800 cuenta como una manada de hombres lobo de Viena que decide emigrar a América, en busca de tierras salvajes y presas humanas sin sospechar, pero sin saberlo, el territorio de Dakota ya es sede de los Shungmanitu, un clan de indios Sioux que se convierten en lobos a la luz de la luna llena. Es trasladar historias del viejo oeste a cuentos de hombres lobo con una carga de estereotipos (blanco = destructor; indio = naturaleza) y mucha sangre al estilo gore.

También ambientada en el oeste americano, “Nadya” (1996) de Pat Murphy nos narra las aventuras de una joven llegada a las praderas del oeste americano desde Polonia y que descubre que es distinta de otras chicas.

En la obra, no para adolescentes, “Los hombres lobo de Londres” (1990) de Brian Stableford tenemos una novela esotérica, donde ateos y creyentes se juntan, ángeles y demonios manipulan los hechos en el Londres de la Reina Victoria y donde los hombres lobo son herramientas para lograr los fines de los jugadores, una experiencia que algunos consideran mítica y comparan a la lucha entre titanes y dioses de la antigua Grecia. El libro formó parte de una trilogía mayor inspirada en esta pelea divina y de que no existe ese libre albedrío del hombre.

No tan comedia, “El salvaje” (The Wild) (1991) de Whitley Strieber; cuenta como Bob Duque se muda con su esposa e hijo a New Yord; tras conseguir un empleo mediocre con el que a penas puede pagar sus deudas, en una visita al zoológico mira a un viejo lobo; al poco tiempo Bod se transforma en lobo y es perseguido por la perrera, miembros SWAT, cazadores y hasta perros, en su escape a los bosques de Canadá. Mientras tanto, la esposa Cindy y su hijo Kevin lo buscan con la ayuda de un viejo y cansado chamán nativo americano

En “Thor” (1994) de Wayne Smith nos narra la vida de un pastor alemán que tras la llegada del Tío Ted el perro detecta un peligro que no puede explicar, pero que hará todo lo posible por proteger a su familia.

Dentro del canon tradicional “Murcheston: la historia del lobo” (2000) de David Holland narra en medio del escenario gótico del Londres victoriano, como Edgar Lenoir, un aristócrata que es mordido por un hombre lobo relata su vida como lobo y trata de justificar como natural y saludable de los deseos bestiales que lo consumen.

Christopher Golden, famoso escritor de novelas basadas en iconos modernos, (Buffy, Hellboy, etc.) tiene su serie de terror propia “Merodeadores” (Prowlers desde 2001 a hoy); en ella cuando Artie, el mejor amigo de Jack Dwyer, es asesinado brutalmente, este está devastado; pero su mundo da un vuelco cuando Jack, con la guía del alma de su amigo muerto, se entera de la existencia de los merodeadores; seres que se mueven de ciudad en ciudad, se alimentan de los seres humanos hasta que estén a punto de ser expuestos, entonces se van. Jack quiere venganza; pero mientras caza a los merodeadores, pone a todos sus seres queridos como presa de estos seres. Christopher Golden ha creado una historia que recrea la mitología hombre lobo en un molde nuevo y fresco. No hay maldición, no hay magia, estos tipos son animales que han evolucionado para imitar a la gente. Y a diferencia de los hombres lobo de la leyenda, no son seres humanos que la Luna transforma en lobo, son bestias salvajes disfrazadas de seres humanos.

Benighted/Bareback (Ignorancia/Desnudo) (2006) de Kit Whitfield nos planea un mundo alternativo, aquí la mayoría son hombres lobo y los humanos que no cambian son una minoría despreciada; sin embargo esta característica los hace apropiados para ser guardianes de los hechos de luna llena, cuando toda la población se autoencierra por seguridad. En un mundo que los desprecia, una detective debe descubrir y detener al asesino que mata a los despreciados en la luna llena y luchar contra los estereotipos.

Caitlin R. Kiernan a desarrollado sus obras entre el terror y el suspenso; entre sus libros (tres de ellos) narran las aventuras de Chance Matthews, una paleontóloga joven y Deacon Silvey, un psíquico alcohólico que está tratando de no usar sus habilidades más; en el primer libro “Umbral” (2001) ambos entran en una batalla entre los ángeles y monstruos a causa del poder del fósil de una criatura que no podría haber existido jamás… pero lo hizo, y todavía lo hace. En su segundo libro ambos “Caida de la luna roja” (2003) Deacon esta casado con su esposa Chance, que está embarazada de su primer hijo. Sin embargo, nuevas pesadillas les esperan cuando una mujer con una necesidad de violencia entra en sus vidas; y algo aún peor la ha seguido. Finalmente en “Hija de perros” (2007) han pasado ocho años desde que Emmie Silvey nació en Halloween durante la luna llena. Criada por su padre viudo, ella es una extraña niña de ojos amarillos, plagada de visiones de mundos imposibles y seres fabulosos, deben ahora ambos hacer frente a los monstruos y las fuerzas sobrenaturales que han dado forma a sus vidas … y amenazan su futuro. En estas tres y otras de sus obras el autor hace mención a la licantropía, aunque los lobos no aparezcan en escena.

Otras historias dirigidas a un publico juvenil se muestran más como cuentos de misterio, donde el hombre lobo es muchas veces una excusa para ocultar otras intensiones; así en la novela “Noche del hombre lobo” (1979) escrita dentro de la serie de libros de los Hardy Boys, los dos chicos detectives deben ayudar a limpiar el nombre de un joven acusado de ser hombre lobo cuando lobo feroz aparece en la pequeña ciudad de Bayport. Los Hardy Boys, (Frank y Joe Hardy), fueron creados por Edward Stratemeyer y los libros han sido escritos por diferentes escritores fantasmas en los últimos años, todos publicados bajo el colectivo seudónimo de Franklin W. Dixon.

Hubo a partir de 1980 obras destinadas al publico infantil que siguieron a estas historias de misterios; entre ellas “Yo era un hombre lobo en segundo grado” (1983) de Daniel J. Pinkwater; cuento corto donde un niño de segundo grado se vuelve hombre lobo pero a nadie de sus amigos y maestros le preocupa; “Los hombres lobo no van a un campamento de verano” (1991) de Debbie Dadey y Thornton Jones narra las aventuras de unos chicos en un campamento para verano y su duda si el guía del lugar es un hombre lobo. “Verdaderas historias de Monstruos” (1992) de Terry Deary, fue una recopilación de cuentos que van desde pie grande a hombres lobos dirigida al publico adolescente pero terminaron encantando también a los adultos. “Las crónicas del hombre lobo” (1996) de Rodman Philbrick y Lynn Harnett fueron tres libros en las cuales un niño descubre que cambia cada luna llena en algo no tan lindo.

Entre la serie de novelas adolescentes “Calle del miedo” (Fear Street) la obra “Mala Luz de Luna” (Bad Moonlight) (1995) de R. L. Stine, cuenta como la joven Danielle Verona, es una cantante que está realizando sus sueños en todos los pubs de moda. Pero lejos de las luces brillantes, algo se esconde a la espera por ella, algo salvaje y hambriento. No es hasta que un miembro de su banda muere al parecer hecho trizas por un animal salvaje que surge el terror y misterio.

Piel de Gallina (Goosebumps) fue una series libros de miedo escritas también por  R. L. Stine, publicadas desde 1992 al 2000. Se trata de una colección de historias de niños involucrados en situaciones de miedo. Los temas de la serie son de terror, humor y lo sobrenatural. Entre las historias de hombres lobo tenemos: “El hombre lobo de la Fiebre de los Pantanos” (1995), “Noche en el bosque del hombre lobo” (1996); “La piel del hombre lobo” (1997); “El hombre lobo en la sala de estar” (1999); y “Fiebre de luna llena” (1999).

Harry Potter, el famoso mago adolescente tendría su propio hombre lobo; un maestro y amigo de su padre; Remus Lupin, aparece en el tercero de los siete libros (1999 a 2007); fue parte de la Orden del Fénix, para la cual tuvo que infiltrarse en las filas de los hombres lobos liderados por Fenrir Greyback, quien lo había mordido cuando era tan sólo un niño, siendo el causante de su licantropía. Otras víctimas de este hombre lobo malo fue Bill Weasley, uno de los hermanos de Ron Weasley, mejor amigo del joven mago. Aunque posee el estereotipo de los hombres lobos en el cine; su imagen en las películas era por así decirlo bien anorexica.

Jim Butcher y su serie “The Dresden Files” (2000 a hoy) nos narra las aventuras de un mago adulto, últimamente Harry Dresden es el único mago profesional en la guía telefónica; y vive en los limites del hambre a la espera de su próximo trabajo (mágico o mundano); en su muchas obras trata de resolver crímenes de vampiros, demonios, fantasmas, líos de hadas, brujas y por supuesto muertes provocadas por hombres lobo. En la serie, después del segundo libro, un grupo de hombres lobo, los alfa, que se transforman el lobo para proteger su barrio de otras criaturas, ayudan a Harry a resolver algunos de los crímenes y limpiar su nombre.

Edo Van Belkom publicaría entre 2004 “Wolf Pack” y  donde un guardabosques tras un incendio encontraría unos lobeznos abandonados, de él y su esposa descubren luego que son hombres lobos y los crían como humanos; ya jóvenes estos tratan de encajar en el mundo de los humanos, pero su verdadera naturaleza hace que el reto de ser los adolescentes sea cada vez más difícil. Seguirían tres secuelas a la fechas: “Lone Wolf” (2005), “Cry Wolf” (2007) y “Wolfman” (2009).

La serie “Fusión Oscura” (Fusion Dark) de Neal Shusterman mezcla elementos modernos con cuentos clásicos y mitos antiguos; el segundo libro “El jinete de la capa roja” (Red Rider’s Hood) (2005) es sobre el joven Red (Rojo) que trata de mantenerse fuera de las pandillas, hasta que ‘los lobos’ matan a su abuela; Él decide unirse a los lobos para ver cómo vencerlos. Pronto descubre su terrible secreto: son hombres lobo con sed de sangre humana. Red finalmente se enfrenta a una elección en la próxima luna llena seguir el camino de los lobos asesinos o tomar venganza.

Otras obras para adolescentes ponen al hombre lobo como personajes secundarios; la serie de libros de “Anita Blake la caza vampiros” creada por Laurell K. Hamilton a partir de 1993; muestra a lo largo de la serie hombres lobo y son explicados como una enfermedad para la cual hay una vacuna. De igual forma en la serie de libros “Mundo Vampiro” de Brian Lumley (1992 a 1996) dos chicos gitanos deben luchar contra vampiros, zombies, monstruos y por supuesto contra hombres lobo.

Autobiografía de un cazador de hombres lobo” de Brian P. Easton. (2002) Sigue la vida de James Sylvester de su juventud a adulto, con sus padres muertos por hombres lobos, es criado por un viejo indio que trata de curarlo del odio, pero es ese odio lo que le permite seguir y reconocer que hace falta más que balas de plata para matar a un hombre lobo; se requiere un cazador entrenado; los hombres lobo en esta serie son monstruos malvados, despiadados que se deleitan con su sed de sangre sin pedir disculpas. Al primer libro le sigue “Corazón de cicatrices” (2010) y se espera un tercer libro.

Las Crónicas de Icemark” (2006-2009) de Stuart Hill son tres novelas en un mundo ficticio, el imperio Polypontian, que ha conquistado gran parte del mundo conocido en los últimos años y ahora mira al pequeño reino Icemark, la joven princesa Thirrin tras la muerte en guerra de su padre debe pedir la ayuda a los hombres lobo, y tiene que buscar más aliados, como brujos, vampiros y otras criaturas para poder vencer al enorme invasor.

Igual pasa con la serie de libros “Los instrumentos mortales” (The Mortal Instruments) de Cassandra Clare, conocida también como “Los cazadores de las sombras“, una serie de cuatro libros (2007 a 2010) y a la espera de dos más y otros tantos de precuela; narra las aventuras de Clarissa “Clary” Fray que tras presenciar un asesinato entra a formar parte de una lucha entre hombres lobos, vampiros, hadas y demonios.

Perseguidos por ser hombres lobo tenemos a: “El tiempo del cambio” (The Wolving Time) (2003) de Patrick Jennings, aquí Laszlo Emberek se encuentra atrapado entre dos mundos; de 13 años de edad, Laszlo sabe que su cambio vendrá pronto. Sin embargo, cuando el secreto de su familia es descubierto por una niña de pueblo, bajo la tutela del sacerdote malvado y corrupto, Laszlo debe decidir cómo quiere vivir. Aquí una familia de hombres lobo se enfrenta a la maldad humana a la persecución en esta novela tensa y fascinante.

Chica lobo solitaria” (Lonely Werewolf Girl) (2007) de Martin Millar que narra las aventuras de la joven lobo adolescente Kalix MacRinnalch que es perseguida por las calles de Londres por cazadores de asesinos y entre los clanes de hombres lobos escoceses intrigas en la corte amenazan con estallar en una guerra civil, mientras las facciones competen por determinar si Kalix puede asumir el liderazgo de los clanes.

En la boca del lobo” (Into the Mouth of the Wolf) (2008) de Joshua Dagon; el mundo a descubierto la existencia de los hombres lobos y lo que empezó como una infección pronto se volvió una pandemia mundial; los infectados son supuestamente llevados a centros de investigación para tratar de encontrarles una cura; el joven Russell Shepard siempre lo creyó hasta que sobrevive a un ataque hombre lobo, para descubrir que su condición se cura solo con la eliminación; así es perseguido por aquellos que pondría fin a su vida de inmediato, sin remordimientos.

Wereworld” de Curtis Jobling es una serie de libros (dos en 2011 y dos más para 2012); donde tenemos un mundo imaginario gobernado hombres y mujeres que pueden cambiar a voluntad en osos, leones y serpientes. Cuando Drew de repente descubre que es no sólo un hombre lobo, sino el heredero perdido desde hace mucho tiempo del trono del rey lobo asesinado, Drew tendrá que usar su ingenio y nuevos poderes para sobrevivir en una tierra de repente llena de enemigos; él es el único que puede unir el reino en un levantamiento masivo en contra de su gobernante tirano, Leopoldo León. Pero el rey está tras Drew y no descansara hasta que tenga la cabeza del lobo rebelde.

Si bien la imagen del hombre lobo ya ha sido impuesta en la primera mitad del siglo XX; seres torturados por el ansia de matar; cambiantes en la luna llena y muertos por balas de plata; en la segunda mitad los autores nos lo han revelado bajo otra mirada, no de las víctimas, sino en los ojos de la bestia atormentada; y bajo los ojos del lobo esta bestia no parece tan inhumana. El hombre lobo es a diferencia de los vampiros y demonios con los que siempre se puede hablar, un ser sólo movido por instintos e impulsos y con el cual no se puede dialogar, la imagen temida de esta bestia depredadora ha sido difícil de superar; sin embargo hoy por hoy los hombres lobo de la literatura han pasado de bestias sanguinarias a los salvadores y protectores; se han vuelto poco a poco en el nuevo héroe.

Hombre lobo en la ficción (6) La herencia del cine

Si bien la literatura de inicios del siglo XX cambio la concepción del hombre lobo en un ser que no podía controlar sus instintos animales, el séptimo arte, también del siglo XX, cambiaría la imagen física de la bestia. La primera obra del cine referida a hombres lobo se remonta a 1913; se basa en una obra literaria del siglo anterior; “El hombre lobo” ( 1913 ) es una corta película muda y que hoy se encuentra perdida por un incendio en 1924; basada en la obra de 1898 por el H. Beaugrand; una mujer navajo se convierte en una bruja después de llegar a creer erróneamente que su marido la ha abandonado. Ella enseña a las mismas habilidades de su hija Watuma, que se transforma en un lobo con el fin de llevar a cabo la venganza contra los colonos invasores blancos. Entonces, 100 años después de la muerte Watuma, ella regresa de la muerte para volver a matar. En “El lobo blanco” (1914), se seguía explorando las leyendas indias. En esta ocasión, un chaman que desea a la mujer prometida a otro se transforma en lobo.

En 1923 fue el año del estreno del largometraje francés “Le loup garou”, donde el asesino de un sacerdote fue maldecido con la conversión en hombre lobo, pereciendo finalmente a causa de una descarga eléctrica.

La sangre de lobo” (1925), fue otra película muda; en ella Dick Bannister es el nuevo jefe de una empresa maderera; que pelea contra otra empresa. Dick es atacado por sus rivales y dejado por muerto. Su pérdida de sangre es tan grande que necesita una transfusión, y el cirujano utiliza un lobo como una fuente de sangre. Luego Dick comienza a tener sueños en los que se junta con una manada de lobos fantasmas, mata a los madereros rivales. Pronto, todos creen que Dick es un hombre lobo. Es la primera que pone como causa de la licantropia experimentos de doctores locos.

El primer film sonoro de hombres lobo fue “El hombre lobo de Londres” (1935) En la Trama Wilfred Glendon es un rico botánico inglés y de renombre mundial que viaja a Tibet en 1935 en busca de la esquiva planta mariphasa. Mientras estuvo allí, es atacado y mordido por una criatura, aunque él tiene éxito en la adquisición de un ejemplar de la mariphasa. Una vez de regreso a Londres es abordado por un botánico, el Dr. Yogami, quien afirma haberse encontrado con él en el Tíbet, al tiempo que advierte a Glendon que la mordedura de un hombre lobo lo convertirá en un hombre lobo, añadiendo que la mariphasa es un antídoto temporal para la enfermedad. Glendon no cree en el misterioso Yogami; no hasta que comienza a experimentar las primeras punzadas de la licantropía. La primera vez, Glendon fue capaz de usar una flor de la mariphasa para detener su transformación, pero la segunda vez el Dr. Yogami le roba las dos únicas flores. Glendon está a su suerte. Impulsado por un deseo instintivo de cazar y matar se aventura en la oscura ciudad, matando a una niña inocente. Agobiado por el remordimiento, Glendon comienza desatender Lisa (su mujer), y hace numerosos intentos inútiles de encerrarse lejos de casa. Sin embargo, cada vez que se transforma en el hombre lobo se escapa y vuelve a matar. Cuando la tercera flor de mariphasa finalmente florece Glendon ve que Yogami trata de colarse de nuevo en el laboratorio; Glendon finalmente se da cuenta de que Yogami era el hombre lobo que lo atacó en el Tíbet. Después de convertirse en el hombre lobo una vez más mata a Yogami y va a la casa en busca de Lisa, ya que el hombre lobo busca instintivamente a destruir aquello que más ama. Pero la policía lo detiene y muere por una bala. La película no fue un gran éxito de taquilla, probablemente porque el público de la época consideraba que era demasiado similar en muchos aspectos al Dr. Jekyll y Mr. Hyde, de unos pocos años antes.

Seis años después en 1941 se proyecta “El hombre lobo“; es la segunda película de Universal Pictures referida a hombres lobos, en ella después de enterarse de la muerte de su hermano, Larry Talbot regresa a su hogar ancestral en Llanwelly, Gales, para reconciliarse con su distanciado padre, Sir John Talbot. Una vez allí, Larry se interesa en una chica del pueblo llamada Gwen Conliffe, que dirige una tienda de antigüedades. Como pretexto para conversar con ella, él compra bastón decorado con una cabeza de plata. Gwen le dice que representa a un hombre lobo. Esa noche, Larry intenta rescatar a Gwen de lo que él cree que es un repentino ataque de un lobo. Mata a la bestia con su bastón nuevo, pero es mordido en el proceso. Una gitana adivina llamada Maleva revela a Larry que el animal que le mordió en realidad era su hijo Bela, en forma de un lobo y ahora Larry se transformará en uno también. En la primera noche de la luna llena, Talbot se transforma en una criatura parecida al lobo matando al enterrador local. Talbot conserva vagos recuerdos de ser un hombre lobo y el deseo de matar, y continuamente se esfuerza por superar su condición. Él es finalmente asesinado a golpes por su padre con su propio bastón de plata después de atacar a Gwen. Sir John Talbot mira con horror como su hijo se transforma de nuevo en una forma humana,  mientras la policía local llegaba a la escena. Una nueva versión fue lanzada a principios de 2010.

Uno de las notas más interesantes sobre la película es un poema que, contrariamente a la creencia popular, no era una leyenda antigua, sino una invención del guionista. El poema se repite en todas las películas posteriores en las que el hombre lobo aparece, llegando a la película de Van Helsing (2004), aunque muchas películas posteriores cambiaron la última línea del poema “Y la luna es llena y brillante”.

Incluso un hombre que es puro de corazón
y dice sus oraciones por la noche
puede convertirse en un lobo cuando florece la Wolfbane
y la luna de otoño es brillante. (y la luna es llena y brillante)

El original del hombre lobo de la película no hace uso de la idea de que un hombre lobo se transforma en cada luna llena. Este cambio fue posterior; en todas estas películas aparece la imagen del hombre lobo moderno que hoy conocemos, un ser quimérico que combina rasgos humanos y de lobo o bestia.

La popularidad de este hombre lobo (el de 1941) hizo que su protagonista, Lon Chaney, Jr. Siguiera apareciendo el el papel de Larry Talbot (El hombre lobo) en otras cuatro películas de Universal, aunque nunca solo como la primera vez: “Frankenstein y el Hombre Lobo” (1943) donde el doctor Frankenstein busca una cura para Talbot, pero se encuentra con el monstruo y ambos se matan. “En casa de Frankenstein” ( 1944 ), Talbot vuelve a resucitar y se le promete una cura a través de un trasplante de cerebro, pero es asesinado con una bala de plata en su lugar. Vuelve a aparecer en “La casa de Dracula” (1945), y finalmente se curó de su enfermedad. Pero sigue apareciendo en la comedia “Abbott y Costello conocen a Frankenstein” ( 1948 ). Esta vez, el hombre lobo es una especie de héroe cuando agarra al vampiro que se convierte en un murciélago y ambos caen por un balcón hacia el mar. El hombre lobo fue uno de los tres monstruos de Universal Studios, sin una fuente literaria directa. Los otros son “La Momia” y “La Criatura de la Laguna Negra“.

Otras películas de menor impacto de este cine blanco y negro de los años cuarenta y cincuenta fueron: (1) “The Mad Monster” (1942) La trama involucra a un científico que ha sido desacreditado por sus pares. Él  trata de matarlos después desarrollando una fórmula secreta que transforma su jardinero en un sanguinario hombre lobo; (2) “El Monstruo Inmortal” (1942) basado en la novela de 1936 de Jessie Douglas Kerruish; donde la familia Hammond ha sido maldecida desde la Cruzadas y donde miembros de la familia muere o cometer suicidio en extrañas circunstancias. Cuando varias personas son atacados por una criatura desconocida, la gente del pueblo están convencidos de que los ataques son el resultado de una maldición sobre la familia Hammond, la policía investiga para descubrir un terrible secreto familiar. (3) “La hija del hombre lobo” (1944); una princesa gitana trata por todos los medios de evitar la profanación de la tumba de Marie Latour que ha sido descubierta, decide utilizar su talento para matar a todos los que conocen la ubicación, ya que es un sagrado secreto que sólo su gente se les permite saber.

Marie Latour fue en realidad la última mujer muerta por la guillotina en Francia; por ayudar a abortar a aquellas mujeres que violadas por nazis que quedaban embarazadas. (4) “La mujer lobo de Londres“; inspirada en la anterior del 1935; es más una película más de misterio y suspenso que de terror; donde una futura novia Phyllis Allenby es acusada de ser una mujer lobo tras las muertes horribles que aparecen en el parque cerca de su casa tras su llegada a la ciudad para su boda. (5)En “El hombre lobo” (1956) un hombre se encuentra perdido en un pueblo remoto llamado Mountaincrest. Su mente está nublada, pero más tarde se entera de que dos científicos le inyectaron un suero especial que contiene la sangre irradiada de lobo cuando él estaba sufriendo de amnesia después de estar en un accidente de coche. La sangre del lobo, por razones desconocidas, cambió el caballero  Duncan Marsh en un vicioso y sanguinario hombre lobo. (6) “Yo era un hombre lobo adolescente” (1957) un joven perturbado —estilo de ‘rebelde sin causa’— es tratado por su medico (otro científico loco) con hipnosis, quien en vez de hacerlo evolucionar lo involuciona a formas más primitivas.

Es interesante notar que muchas de las causas del hombre lobo eran producto no de maldiciones o mordeduras, sino de experimentos científicos; las ideas del “La isla del doctor Moreau” de H. G. Well empezaban a tomar fuerza en la condiencia colectiva de la epoca.

En 1961 se adapta la obra de Guy Endore, “El hombre lobo de París“; en el cine fue conocida como “La maldición del hombre lobo“; si bien no se desarrolla en Francia sino en España; la idea central se mantiene; en esta versión tras ser violada, una joven sirvienta sordomuda da a luz a una criatura aparentemente normal. Pero a medida que el niño crece comienza a dar señales de un extraño comportamiento; sus incontrolables reacciones durante las noches de luna llena anuncian una terrorífica metamorfosis. La adaptación se inclina por un origen místico de la licantropía, esta no será transmitida por una mordedura sino que se arrastrará como maldición.

En este punto podemos cerrar un primer ciclo que se repetirá en el cine siguiente; el hombre lobo del cine no es un hombre que se transmuta en lobo, sino en un ser quimérico que combina a ambos en uno; la imagen inspirada en las transmutaciones de “El extraño caso del doctor Jekyll y el señor Hyde” de Robert Louis Stevenson, nos heredaran la figura de un lobo dipedo y terrible; pero que a los ojos de hoy perecen más ositos de peluche bien feos.

Hombre lobo en la ficción (5) Encasillando al mito.

Para la década de los treinta otras obras seguirán explotando el tema en relatos cortos y encasillando al personaje; cuentos como: ‘La muerte de un cazador furtivo‘ (1935) de H. R. Wakefield, ‘Los peludos bailarán‘ (1938) por Manly Wade Wellman y otras obras cortas repiten y reinventan las historias ya contadas.

Muchos de esos cuentos de algunos autores fueron reimprimidos años después como antologias; asi por ejemplo en 1960 fue reimpresa en tapa dura ‘Los invasores de la oscuridad‘ de Greye La Spina; publicada como novela seriada en la revista Weird Tales en 1925. Ambientada en Brooklyn, Nueva York, a mediados de la década de 1920, la viuda de un ocultista y una princesa rusa están enamoradas del joven Owen Edwards, quien investiga unas extrañas muertes y las pistas parecen apuntar a algo más peligroso que sólo los lobos amaestrados en la mansión de la princesa.

Otras historias de terror de hombres lobos, estas del autor H. Warner Munn de la citada revista fueron recopiladas y publicadas en dos volúmenes ‘Los Cuentos del clan de Hombres Lobos‘ en los años 1979 y 1980 respectivamente. Estas obras aún estaban libre de las ataduras impuestas tras ‘Un hombre lobo en París‘ de 1933

Es con cuento corto ‘Más oscuro de lo que piensa‘ (1940) por Jack Williamson, luego transformado en novela en 1948; que tenemos la primera obra significativamente diferente; en la obra se narra la historia de un grupo de hombres lobos y cambiaformas que viven ocultos entre los humanos y que esperan la llegada de su redentor.

Para 1941 ‘El Lobo Blanco‘ de Franklin Gregory ya se encasilla al mito; en la obra la presencia de un gran lobo blanco (muy asociada la imagen al mito de la mujer lobo) es vinculado a una serie de muertes violentas de niños; una joven ‘Sara’, es la posible causa, siete generaciones atrás ocurrieron hechos similares con un ancestro; pero un cáliz de plata aparece como arma contra la bestia.

Casi una década después las armas de plata son el recurso para acabar con el monstruo. En ‘No habrá oscuridad‘ (1950) de James Blish, un grupo de personas en una casa de campo a distancia que descubren que uno de sus ellos es un voraz hombre lobo; aquí los invitados al lugar fabrican balas de plata para acabar con la bestia.

En ‘El grito‘ (1977) de Gary Brandner se cuenta la historia de una pareja que se va a vivir al campo; la mujer escucha ruidos raros en la noche, a lo que su marido no da importancia; finalmente el marido es mordido por un lobo negro y cambia de conducta tras sobrevivir ante su mujer. La mujer pide ayuda a un amigo y descubren que toda la aldea vecina, incluyendo al marido, son hombres lobos; el amigo y la mujer huyen y un incendio arrasa con todo el bosque y la villa; a lo lejos se escuchan los lamentos de los lobos al arder entre las llamas.

La trilogía: “El Libro de la Bestia” : El huérfano (1980), La cautiva (1981), La Bestia (1982) de Robert Stallman; es considerado por mucho como la mejor obra sobre hombres lobos desde el clásico ‘Un hombre lobo en París‘; y no se trata de una obra de terror, sino del camino que sigue el protagonista, un joven huérfano en la zona rural centro-oeste de la década de 1930, y de la extraña y misteriosa criatura encerrada en su cuerpo.

La novela corta de terror de Stephen KingEl Ciclo del hombre lobo‘ (1983) narra cada capítulo un cuento en sí mismo y cada uno cuenta la historia de la aparición de un hombre lobo en una pequeña ciudad que aparece con cada luna llena. Y en ‘El grito oscuro de la luna‘ (1986) de Charles L. Grant; extrañas muertes están ocurriendo, asumir que es culpa de un hombre lobo y descubrir quién es,  es aquí el problema.

Es interesante cerrar este ciclo con los cuentos narrados en ‘La cámara sangrienta‘ (1979) de Angela Carter, aquí una recopilación de cuentos tradicionales en una versión moderna y feminista. En tres de los tantos cuentos recopilados y re-inventados tenemos la historia de Caperucita Roja en la que el lobo es en realidad un hombre lobo. Angela Carter declaró de su obra que no era su intensión hacer una versión americana, adulta y terrible de los tradicionales cuentos de hadas, sino extraer el contenido latente de las historias tradicionales.

Angela Carter saca el tema del feminismo, rechaza las convenciones de los cuentos de hadas donde la heroína ha de ser rescatada por el héroe masculino estereotipado. Contrastando con los elementos tradicionales de la ficción gótica, que suele representar personajes femeninos como débiles e indefensos; la mujer de Carter es sexualmente liberada y fuerte. Esta obra marca el final de un estereotipo, fin de la mujer sumisa; pero nos deja otro nuevo, el hombre lobo de hoy; ha pasado medio siglo desde el primer clásico y el mito se ha cerrado; las heridas provocadas por el hombre lobo contagian el mal; la luna hace la transformación y las armas hechas de plata matan a la bestia.

Hombre lobo en la ficción (4) Nace y renace el mito.

Para las primeras décadas del siglo XX la imagen del hombre lobo empieza a tomar fuerza; el origen de la criatura se ubica en algunos elementos clásicos de otras eras: un castigo por romper tradiciones, una maldición familiar, usar un amuleto u objeto mágico, un pacto con el diablo, estados de locura mental; estamos lejos aún de ideas de contagio y heridas que transmiten la enfermedad; pero el hombre lobo de este nuevo siglo va a cambiar de manera drástica no solo en su concepción, sino en su propia apariencia.

La Puerta Irreal” (1919) de Gerald Biss; recuerda un momento en que uno de los temas clásicos del horror —el del hombre lobo— aún no había sido forzado a un molde rígido, y cuando la trama del cuento de terror se veía limitado por nada más que la imaginación de autores, el autor no estaba trabajando dentro del tipo del estrecho patrón que limitaba a los muchos escritores de cuentos de vampiros en los años siguientes a la publicación de Drácula.

En la obra una serie de sucesos misteriosos ocurren en la carretera de Londres a Brighton, eso ha aterrorizado al condado de Sussex, y la policía está completamente pérdida en poder dar cuenta de las desapariciones y las lesiones que están teniendo lugar. Burgess Clymping y su hermana Ana, que vive cerca del lugar de los hechos, pronto se ven envueltos en el asunto, lo que comienza como un misterio sencillo, pronto adquiere un significado más siniestro. Con la ayuda de su amigo, Lincoln Osgood, el trío se las arregla para armar el rompecabezas, para revelar una terrible verdad: una que pone en peligro las vidas y almas de todos los que toca.

Según cuentan algunos, el escritor del terror cósmico, H. P. Lovecraft, escribió una carta publicada en Weird Tales (una revista seriada de historias de miedo de inicios del siglo XX) sugieriendo que alguien escribiera una historia de hombres lobo desde el punto de vista del hombre lobo. H. Warner Munn aceptaría el reto y escribiría ‘El hombre lobo de Ponkert’, en realidad dos historias seriadas inicidadas en 1925, y recopiladas en 1958. La primera historia es sólo eso, la historia de cómo un hombre ordinario fue de mala gana de servir a un culto satanico como parte de un grupo de hombres lobo. Cuando intenta convencer al resto de la ‘manada’ en ir en contra de su maestro. El maestro hace un terrible ejemplo de él. Que lo entrega a las autoridades religiosas y seculares, y hace una confesión completa que se imprime en su piel desollada después de su ejecución. La segunda historia trata de su hija superviviente, que aunque no es una mujer lobo, es considerada como una bruja por la ciudad. La única razón por la que no le han quemado aún es que el oficial que arrestó a su padre le ha tomado a su cuidado, y él no es alguien con quien se juega. Un gitano se enamora de ella, a pesar de las advertencias de la adivina que ha sido como una madre para él. Mientras tanto, el Maestro de la primera historia es dando vueltas, todavía tan vengativo hacia el hombre lobo que él está tratando de organizar la muerte más horrible que pueda para la hija.

Otras obras de la década son la de Hugh Seymour Walpole, quien escribe en 1933 “Tarnhelm“, en ella un talismán es capaz de transformar a su portador en un animal, metamorfoseando a un noble inglés en un espantoso perro amarillo. O “El Lobo de San Bonnot” (1930) de Seabury Quinn es parte de las aventuras de otro famoso investigador psíquico, Jules de Grandin; quien debe luchar contra Giles Garnier, un licántropo famoso del siglo XVI, que regresó al mundo de los vivos.

La gran obra de hombre lobo, equivalente a Drácula para las historias de vampiros, es “El hombre lobo de París” (1933) de Guy Endore. Cita Judex:

Su principal personaje, Bertrand Caillet, está inspirado en Bertrand, un joven oficial que profanaba cementerios para alimentarse de cadáveres y cuyo caso, acaecido en París, está documentado como uno de los más espeluznantes ejemplos de licantropía: la historia de Bertrand está minuciosamente recogida en ‘El libro de los hombres lobo (información sobre una superstición terrible’ del estudioso Sabine Baring- Gould. Guy Endore desarrolla las posibilidades del mito ampliando notablemente el abanico, a diferencia del vampiro, el hombre lobo, pasa por ser un individuo atormentado que destruye aquello que ama. Partiendo de la irrefrenable sed de sangre del enfermo, Endore, construye una excelente metáfora sobre el pecado, lo irracional de la libido y las posibilidades del sadismo. El hombre lobo de París es una novela que explora el mito haciendo especial hincapié en sus particularidades antropofágicas; por primera vez nuestra idea del hombre lobo se convierte en la de un atractivo depredador que, aunque irracional, encarna el prototipo de hombre maldito capaz de corromper el alma de una bella dama. Otra de los aciertos de esta novela estriba en situar a Bertrand en un marco histórico convulso, la guerra franco-prusiana (exactamente en la proclamación de la Comuna de 1871 en París). Este contexto histórico sirve al escritor para reflexionar sobre la crueldad del hombre y minimizar las arbitrarios asesinatos del licántropo, un contrapunto argumental estimulante. La novela de Endore, de indisimulada inspiración gótica, resulta mucho más valiente que otras obras que provienen de esa tradición y tanto en el lenguaje como en aspectos morales resulta irónicamente trasgresora. El hombre lobo de París serviría de inspiración para la excelente película de Terence Fisher (1961), ‘The Curse of Werewolf’ (la maldición del hombre lobo), que, aunque mucho más contenida, recogería con precisión tanto su espíritu fatalista como su valiente reflexión sobre la violencia. Años después de escribir El hombre lobo de París, Guy Endore, trabajaría como guionista en Hollywood, pero, ironías del destino, al igual que su personaje Bertrand Caillet acabaría cayendo en desgracia: su nombre sería incluido en la lista negra del Comité de actividades Antiamericanas por gracia de Marín Berkeley (fecundo delator macarthista). Antes de ser víctima de la caza de brujas, Endore, sería artífice de libretos como La marca del vampiro (Mark of the vampire, 1935), Muñecas diabólicas (The Devil Doll, 1936) de Tod Browning, o El Cuervo (The Raven, 1943), de Gregory Ratoff entre otros títulos.

El resumen de la historia es que Bertrand nace en una víspera de Navidad de una mujer que había sido abusada sexualmente por un sacerdote. Bertrand crece con extraños deseos sádicos y sexuales que se expresan normalmente en forma de sueños. A veces los sueños son los recuerdos de experiencias reales en la que se había transformado en un lobo. Su tío/padrino, Aymar Galliez, atienden al niño (junto con su madre y un sirviente). Bertrand huye a París, después de un asalto a una prostituta, una incestuosa unión con su madre y un asesinato en su pueblo natal. Aymar intenta encontrar Bertrand y estudia los detalles de los crímenes locales, cadáveres destrozados y asesinatos varios. Bertrand se une al ejercito durante la guerra franco-prusiana, encontrando el amor en una chica que trabaja en una cantina. Sin embargo, Bertrand y su amor, Sophie, se ven obligados a lidiar con su enfermedad. Aymar encuentra Bertrand en París durante la Comuna de París, pero pensando que el amor ha curado Bertrand, decide no tomar medidas. Ante el temor de que, accidentalmente, matará a Sophie, Bertrand sale una noche para alimentarse de otra persona. Sin embargo, es atrapado tratando de atacar a un hombre después de la transformación en lobo. Aymar evita que Bertrand sea quemado en la hoguera, y lo condenan a un manicomio. Bertrand escapa y finalmente se suicida saltando desde el edificio con una chica a la que erróneamente cree que es Sophie, a la que vio con otro hombre. Sophie comete luego suicidio, incapaz de lidiar con la perdida de Bertrand.

Si bien la novela es para muchos algo ilógica en la narrativa, insulsa y sin  secuencia de eventos congruentes, esta obra muestra ya elementos clave para los hombres lobos modernos: su incapacidad para impedir el cambio y el deseo incontenible de sangre, pero siempre en todas las historias que seguirán el hombre lobo provoca directa o indirectamente la muerte de la amada.