Palas, el planeta de la entereza

Tras el descubrimiento de (1) Ceres en enero de 1801, por Piazzi, el objeto se perdió de vista durante varios meses. Los astrónomos Franz Xaver Von Zach y Heinrich W. M. Olbers posteriormente lo recuperaron, utilizando la órbita preliminar calculada por Carl Friedrich Gauss. Unos quince meses después, Olbers estaba intentando localizar de nuevo a (1) Ceres, cuando notó otro objeto moviéndose en el sector. El descubrimiento de este objeto causó gran interés en la comunidad astronómica; ya que hasta ese momento los astrónomos especulaban que no debía existir otro cuerpo entre Marte y Júpiter, y Olbers había encontrado un segundo objeto; que por casualidad pasaba cerca del primero.

El 28 de marzo de 1802 el astrónomo Heinrich Wilhelm Olbers anuncia este segundo cuerpo y se le da por nombre (2) Palas, en honor a la diosa Atenea. La órbita de (2) Palas fue determinada por Carl Friedrich Gauss; quien encontró que el periodo de 4,6 años era similar al periodo de (1) Ceres. Sin embargo, (2) Palas tenía una inclinación orbital relativamente alta (38,4°) respecto al plano de la eclíptica, contra la (1) Ceres de 9,6°. (2) Palas fue hasta 2006 es el segundo asteroide en tamaño (544 km); y el tercero en masa, superado en este punto por (3) Vesta. Al subir a (1) Ceres a la categoría de Planeta Enano; (2) Palas se convierte en el asteroide más grande del sistema solar interior.

(2) Palas tiene otros parámetros inusuales, entre ellos su órbita algo excéntrica (0,23), así como su eje de rotación que es muy inclinado, se estima que entre los 50° a 80°; por ello en su traslación alrededor del sol grandes partes de Palas permanecen mirando al Sol y otra ocultas del mismo (si se tratara de un planeta como la tierra sus veranos e inviernos durarían cerca de un año terrestre, regiones estarían siempre de día y el lado contrario sería eterna noche). Hoy no se ha determinado todavía si la rotación de (2) Palas es directa o retrógrada.

Para medir su tamaño, (2) Palas ha sido observado ocultando una estrella varias veces. Mediciones cuidadosas de los tiempos de ocultación han ayudado a darle un diámetro preciso. Durante la ocultación del 29 de mayo de 1979 se informó del descubrimiento de un posible satélite diminuto con un diámetro de 1 km. Sin embargo, no ha sido confirmado. Las medidas de (2) Palas, y tras la definición de Planeta Enano de 2006, lo hacen fuerte competidor a ingresar a este selecto grupo, y sería el segundo cuerpo dentro del sistema solar interior; pero hay que esperar a que la Misión Dawn, que explorará (4) Vesta entre 2011 y 2012 y (1) Ceres en 2015 pueda ser extendida a (2) Palas para confirmar su esfericidad.

Los astrónomos señalan que los asteroides más grandes, como (1) Ceres y (2) Palas, son realmente protoplanetas. Los objetos crecen en tamaño mediante un proceso de acreción. Muchos de los objetos del tamaño de (1) Ceres y (2) Palas se aglutinaron en cuerpos más grandes hasta que se convirtieron en planetas, otros cuerpos protoplanetarios fueron destruidos por colisiones con cuerpos de tamaño similar. (2) Palas podría considerarse entonces un superviviente de esta fase de formación planetaria.

En 1917, el astrónomo japonés Kiyotsugu Hirayama empezó a estudiar el movimiento de varios los asteroides conocidos. Observando su movimiento orbital, inclinación y excentricidad, descubrió una considerable cantidad de distintas agrupaciones. Estas agrupaciones son producto de colisiones que rompen el asteroide primigenio quedando los escombros girando en órbitas similares a la del cuerpo original. Kiyotsugu Hirayama propuso en 1918 la existencia de cinco familias de asteroides, lista que con el paso del tiempo se ha ido dilatando. Las más importantes son: Flora, Eunoma, Koronis, Eos y Temis; pero (4) Vesta y (2) Palas también tienen sus por ejemplo pequeñas familias. Los miembros de la familia Palas son pocos (una decena) y relativamente pequeños (unos pocos kilómetros de tamaño) y son seguramente producto de impacto sobre la superficie de (2) Palas. El más grande de ellos es (5222) Ioffe con un diámetro estimado de 22 km. La existencia de esta familia fue finalmente confirmada en 2002 mediante una comparación de sus espectros. Según observaciones espectroscópicas, el componente principal del material de la superficie de (2) Palas es un silicato bajo en hierro y agua, minerales de este tipo son el olivino y el piroxeno.

Palas en los mitos

En la mitología varios personajes han tenido el nombre de Palas. El primero fue un titan, hijo de Crío (Krios = hijo de Urano y Gea, un dios primitivo de los rebaños, su nombre que traduce medir y que era el titan que regía en Sur) y de Euribia (Violenta, una hija de Gea la Tierra y Ponto el Mar). El mito señala que para vencer a Urano, Cronos lo castra; para ello tuvo la ayuda de cuatro de sus cinco hermanos (no los acompañó Océano) que sujetaron a Urano por piernas y brazos (Ceo/Koios en el norte, Crío/Krios en el sur, Hiperión al oeste y Japeto al este).

Hijos de Crió y Euribia fueron Astreo (Brillante), quien desposa a Eos (Aurora) y será padre de los vientos y los planetas; Perses (Destructor) padre de la terrible Hecate (diosa de la magia y la brujería) y Palas (Guerrero) que desposo a la ninfa Estigia y fue padre de Zelo (Fervor), Niké (Victoria), Cratos (Poder) y Bía (Fuerza). Palas era un titan de la guerra y la astucia. En la titanomaquia Atenea lo vence y mata, lo despelleja y usa su piel para forrar su escudo (la égida). En alguna versiones Atenea es hija de Palas y cuando él trata de violarla ella hace lo contado.

Un segundo mito habla no de un dios primitivo, sino de una ninfa, compañera de Atenea, y que en un entrenamiento de lucha la chica Palas muere accidentalmente por la lanza de Atenea; en su memoria Atenea toma su nombre y se hace llamar desde entonces Palas-Atenea. En esta versión Atenea aparece como hija de Nereo, Poseidón o de Tritón, y Palas sería una hermana gemela de la diosa, que luego fue adoptada por Zeus.

Atenea es una diosa única si se la compara con otras mitologías; es una diosa guerrera (como Ishtar/Inanna, Sejmet/Bastet, Morrigan, Kali) y a diferencia de Ishtar, Bastet y otras, que son diosas de la fertilidad y la reproducción, Atenea es una diosa virgen, y no vinculada a cultos sexuales como sus equivalentes. Atenea es diosa de las artes femeninas (tejido, alfarería, costura…), de las ciudades, la civilización contra la barbarie, de la inteligencia y la prudencia.

Su nacimiento fue también único, en el mito más conocido su madre Metis (Prudencia) fue amante de Zeus, pero un oráculo predijo que el niño en su vientre sería superior al padre; por ello Zeus la devoró. Atenea se engendró dentro de su padre y finalmente le dio tal dolor de cabeza que Zeus se hizo abrir la misma, desde donde nace la diosa toda formada y armada. Atenea es una diosa de la ciudad, de la inteligencia y como tal siempre se le ha visto. Rival permanente de su tío Poseidón, con quien lucha por el control del Atica y la ciudad que luego llevaría su nombre Atenas. Ganadora siempre contra el iracundo Ares (dios de la guerra), demostrando que más puede la inteligencia que la fuerza. Perseguidora de Medusa, amante de Poseidón, a quién el dios violó en el templo de la diosa. Atenea desfigura la belleza de Medusa y ayuda al héroe Perseo para matar a la gorgona, cuya cabeza coloca luego en su escudo. Es la única que se atrevió a acompañar a su padre, Zeus, a luchar contra Tifón.

Palas en la astrología

Palas es un mundo que simboliza esfuerzo, la entereza y la inteligencia. Atenea tuvo que vencer a su propio padre para nacer. Como diosa virgen se le intenta ubicar como corregente de Virgo; pero la verdad es que muchos de los asteroides tratan de ser el segundo mundo en la regencia de esta constelación. Como diosa de la inteligencia, Palas se le vincula a la misma, vista más como estrategia en un gran juego de ajedrez que como la inteligencia vista bajo la influencia de Mercurio, que es el dios de la astucia, la trampa y el engaño.

Palas en sus aspectos positivos tenemos que es amiga y compañera; defiende a sus amigos por sobre todas las cosas; apoya la labor creadora y artística; es luchadora por lo que considera justo. Por otro lado es fría, distante, calculadora; no acepta las pasiones y no da crédito a la fuerza del amor; es terrible con sus enemigos y rivales; y no suelta presa hasta que ve el hueso. Su signo es similar al de Venus, pero reemplaza el circulo por un cuadrado apoyado en uno de sus vértices, representando el escudo de la diosa.

Tifón (Typhon); el planeta de los impulsos emocionales

Tifón (42355 Typhon / 2002 CR 46) es un objeto de unos 135 km de diámetro; descubierto el 5 de febrero de 2002 mientras se acercaba a su perihelio; al que llegó a fines de abril 2006. Para febrero de ese año se le descubrió una luna que tiene poco más de la mitad de su tamaño, con unos 86 km de diámetro. S/2006 (42 355) 1, nombrada Equidna, y que rota a unos 1300 km de Tífón en periodos orbitales de 19 días; siendo el periodo combinado de ambos cuerpos alrededor del Sol de unos 236 años. Su distancia de perihelio es de unas 17,5 UA y los ubica dentro de la órbita de Urano; ello los puso como candidatos a ser considerados el primer centauro binario; pero el afelio del dúo se ubica a unas 58,8 UA; esto es casi el doble del radio orbital de Neptuno; prácticamente saliendo del cinturón de Kuiper, entrando en la región conocida como disco disperso, y pudiendo ser clasificado como un SDO (Scattered Disc Objet = Objeto del Disco Disperso).

Se les define hoy como un Objeto No-Resonante (inestable) y cuyo futuro es convertirse en un centauro. El nombre ambos cuerpos se les fijó el 23 de Noviembre de 2006, junto con los sistemas de Logos/Zoe y Ceto/Forcis. Tifón lleva el nombre de un monstruo en la mitología griega y Equidna, una hija de Ceto y su esposo Forcis en el mito. Ambos cuerpos parecen estár formados principalmente de hielo, en lugar de rocas, más parecida su composición a cometas, y planteó la posibilidad de que los sistemas binarios y hasta múltiples son más frecuentes de lo que esperaba; inclusive en cometas.

Tifón fue el último hijo de Gea, lo engendró con el dios oscuro e infernal llamado Tártaro, que presentaba al oscuro y cavernoso inframundo. Fue quizás el último intento de Gea de controlar al mundo a través de uno de sus hijos; lo intento con Cronos, pero este y sus hermanos (los titanes) fueron vencidos por los dioses (Zeus, sus hermanos e hijos), luego con sus hijos los gigantes, que igual fueron vencidos; Tifón es su último intento. Algunas versiones lo hacen hijo de Hera por medio de partenogénesis (sin marido), como una forma de vengarse de los nacimientos partenogénicos de Dioniso y Atenea por parte de Zeus.

De naturaleza mixta, hombre y bestia. En talla y en fuerza aventajaba a todos cuantos había alumbrado Gea; con forma humana hasta los muslos y un descomunal tamaño que sobrepasaba todos los montes, su cabeza tocaba las estrellas; brazos extendidos con uno alcanzaba el occidente y con el otro llegaba a oriente, y de ellas salían cien cabezas de serpientes; de los muslos, enormes anillos de víboras que, al desplegarse, llegaban hasta la cabeza emitiendo un fuerte silbido; su cuerpo estaba todo cubierto de alas y lanzaba fuego con los ojos. Tal y tan poderoso era Tifón, que podía abrasar todo lo que se le opusiese con su ígnea mirada, así como vomitar fuego y lava de su boca, y crear huracanes y terremotos moviendo sus alas.

Tifón fue criado en una cueva de Cilicia; y fue en esta tierra donde Zeus tuvo el primer encuentro con el monstruo; Zeus perdió este primer encuentro y Tifón le corto los tendones y lo puso atado dentro de un saco y los dejó al cuidado de una dragona, mitad mujer y mitad serpiente, llamada Delfine —por su descripción es igual o equivalente a la ninfa Equidna— . Fue Tifón entonces por el resto de los dioses en el Olimpo. Cuando los dioses vieron a Tifón abalanzarse hacia el cielo, corrieron despavoridos y muchos llegaron hasta Egipto; hasta donde Tifón los persiguió, Para escapar se transformaron en animales y Apolo se convirtió en un halcón [Horus], Hermes en un ibis [Thot], Ares se convirtió en león [Onuris], Artemis en un gato [Bastet], Hera en vaca [Hathor], Dioniso tomó la forma de un cabra [Jnum], Hefesto un buey [Ptah/Min], y así los demás dioses. Es por ello que los dioses Egipcios fueron vistos por los griegos como formas deformadas de sus propios dioses.

Afrodita, perseguida por Tifón, supo que podría escapar bajo el agua y, agarrando a Eros, se sumergió en las aguas, donde ambos se transformaron en peces; y para asegurarse de que no se perderían, se ataron con una cuerda; y nadaron hasta el Eufrates. Por su valor en salvar a su hijo, Zeus luego puso su imagen en los cielos y son la constelación de Piscis; madre e hijo, unidos por una cuerda. Pan viendo la suerte de Afrodita y Eros decide usar el mismo truco; se transforma primero en cabra y luego en pez para escapar por el río, pero es tanta su prisa y angustia que sólo se transforma en mitad pez, quedando la parte superior como cabra, a Zeus le divirtió tanto la imagen que luego la puso en los cielos como la constelación de Capricornio.

Tifón fue identificado con el dios Seth en la mitología egipcia, el dios de las tormentas de arena y de los vientos del desierto. La imagen de estos fuertes vientos llamados ‘tufan’ paso del mundo persa y árabe al griego como ‘tifón’, y es por ello que se denominan a los ciclones del océano Indico con el nombre de tifones.

Sólo la valiente Atenea se queda a luchar; mientras en Cilicia, el veloz Hermes encuentra a Zeus atado y sin tendones; lo desata y rescata los tendones de manos de Delfina/Equidna; tiempo suficiente para que Zeus regrese al Olimpo y ayude a su hija contra el monstruo. Juntos Zeus y Atenea, y luego el resto de los dioses se unen en la lucha y hacen retroceder a Tifón. Y este engañado por las Moiras retrocede hasta Silicia, mientras arranca montes y montañas y las lanza contras los dioses, como si se tratara de guijarros; finalmente cuando intenta lanzar el monte Etna, Zeus con un rayo hace que tropiece y el monte cae sobre la bestia, sepultandolo. Hoy el Etna lanza fuego desde sus entrañas y se retuerce de tanto en tanto —son los terremotos—; es Tifón que intenta liberarse de su prisión; donde Hefesto lo tiene atado y usa sus fuegos como combustible de su hornos. Su signo es una imagen del volcán (triángulo) que sepulta a Tifón (flecha descendente) por acción del rayo de Zeus (flecha quebrada ascendente).

Delfina/Equidna logro escapar, la esposa/amante del monstruo lleva en sus entrañas la simiente de la bestia y serán bestias lo que saldrá de su vientre: Cerbero, el perro con tres cabeza que vigilará las puertas del infierno; Ortro/Orto, un perro de dos cabezas que acompaña al gigante Gerión a vigilar sus toros rojos y muertos ambos por Heracles en su décimo trabajo. La Quimera, monstruo/dragón de tres cabeza que combinaba los cuerpos de león, cabra y serpiente; muerto por Belerofonte; la Esfinge, mitad mujer y mitad león; a todos los viajeros que pasaban por su camino los preguntaba un acertijo y mataba a los que no tenían la respuesta, hasta que fue vencida en su propio juego por Edipo; el León de Nemea y la Hidra de Lerna, vencidos por Heracles en sus dos primeros trabajos; el dragón Ladón que cuida las manzanas doradas de las Hesperides y el Dragón de la Cólquida que cuida el Vellocino de Oro; Ethon, el águila del Caucaso, que torturaba a Prometeo y muerta por Heracles al rescatar a este ultimo; la Cerda de Cromio, muerta por Teseo en uno de sus tantos viajes. También entre los hijos de Tifón se encuentran los amenois, vientos de tormenta, que fueron puestos bajo el mando de Eolo.

A Tifón en astrología lo podemos vincular a los fuertes impulsos emocionales que si están bien guiados hacia el resto del equipo, grupo o colectivo traen sus frutos. Tifón tiene la capacidad para crear revoluciones que alteran lo establecido, Tifón promueve enfrentar situaciones que son mayores que la capacidad de quien las asume. Pero hay que tener cuidado con los impulsos emocionales mal dirigidos, el egocentrismo y los excesos de confianza.

Animales en los cuentos de hadas (1) Simbolismos de los animales

Los significados de los animales son herencia de viejas fábulas como las de Esopo, así la hormiga es trabajadora, el cordero es la inocencia, el perro, ese fiel amigo del hombre, representa la lealtad, es el guía y el protector; y sus contrapartes salvajes son el peligroso lobo, el astuto zorro y travieso el coyote. El lobo es también imagen de la perseverancia dado que lucha contra un mundo hostil; así como el ciervo, príncipe de los bosques, es la imagen de la independencia, la amabilidad y la compasión; y el oso representa el amor maternal, ya que la osa protege sobre todas las cosas a sus crías por varios años; y por su capacidad de invernar los osos son el animal preferido de chamanes para ascender al mundo astral (de los sueños y adivinaciones); el oso polar, con su pelaje blanco, es asociado al gélido ártico y a la lucha por sobrevivir en un mundo que se calienta; así como su contraparte el panda chino es símbolo actual de los animales en peligro de extinción y de la tranquilidad, ya que nada parece molestarlos.

 

Los reptiles suelen estar asociados al elemento agua; la tortuga que lleva consigo su casa a donde se mueve nos habla de la capacidad de encontrar nuevas posibilidades a cada paso; su larga y tranquila vida nos representan el equilibrio, la paciencia, la no violencia y la confianza. Los caimanes y cocodrilos reinan en las aguas y son símbolo de fecundidad de los ríos, pero también dado su peligrosidad representan a los guardianes de las puertas al otro mundo, tanto en Egipto como en Mesoamerica tuvieron esa imagen. Por otra parte la serpiente nos indica problemas y es signo de infertilidad en occidente; la serpiente asociada también a una forma menor de dragones y es recuerdo de que el mal se disfrazo de serpiente para tentar a Eva y Adán. En el antiguo Egipto la serpiente es la imagen de muchas diosas protectoras y las cobras son el símbolo del poder real. En oriente la serpiente está vinculada al elemento agua y al igual que los dragones son símbolo de la lluvia; simbolismo que comparte que con las ranas y sapos que emergen de la tierra seca tras las primera lluvias y son la imagen de la transmutación. La mariposa y la oruga representa también la transformación, y en el mito griego son la imagen del paso de un estado a otro, cuando se muere el cuerpo pasa de ser oruga y libera el alma (la mariposa).

El caballo es lo contrario a la serpiente, la noble bestia es signo de la fertilidad y la prosperidad, es la fuerza y el poder; el caballo salvaje representa la rebeldía y la libertad. Los caballos podía labrar la tierra y transportar sus frutos, permitían viajar y explorar el mundo, por lo tanto significan también el deseo de cambiar y movilizarse. Por su capacidad de percibir el peligro el caballo representa la intuición y la clarividencia. Igual signo de prosperidad y representado al elemento tierra tenemos al buey y al toro que empujan el arado y ayudan al hombre en la siembra. El búfalo oriental es el animal de la tolerancia y el respeto hacia todos los demás. Por su parte otro símbolo de la tierra son el conejo y la liebre, su alta tasa de fecundidad lo vincula a este elemento, al estar siempre sujeto a la caza de otros nos enseña lo que es el miedo y como movernos a través de él; y para superar nuestros temores debemos ser humildes. El asno, por su capacidad de cargar grandes cargas, representa el trabajo duro, pero por su constancia será la imagen del dios Seth, quien todas las noches lucha contra la serpiente (dragón) Apofis que quiere devorar al sol por su viaje de regreso a través del inframundo.

El cerdo tiene un simbolismo variado, por su voracidad y costumbre de bañase en el lodo fue asociado a lo imnundo y bajo;  en la edad media fue sinónimo de gula, lujuria, e ignorancia. Su contraparte salvaje, el jabalí,  por el contrario es signo del valor y del espíritu combativo. En oriente ha sido imagen de los ciclos de la vida y señal de buenos augurios; por la forma de sus colmillos se le asocia a la luna creciente y al paso tras la muerte (la luna nueva); y aunque el budismo le achaca una imagen igual a la de occidente, el cerdo o jabalí es uno de los signos zodiacales chino,  los cerdos son vistos como seres generosos y rectos, muy agradables y modales impecables; se preocupan por sus amigos y su familia; son perfeccionistas, lo que es a veces malinterpretado como que se sienten superiores.

El gato tiene un simbolismo variado, por su carácter independiente representa la libertad, pero también al pecado del orgullo. Por su alta tasa de natalidad los gatos también son signo de fecundidad, la diosa Egipcia Bastet tiene cabeza de gato y es diosa del amor y la fecundidad (como la Afrodita griega y Freya escandinava). El gato está vinculado a la salud y la protección (al eliminar las ratas protegía los graneros), recordemos el mito de los gatos y sus siete (o nueve) vidas. Las ratas por su parte son portadoras de enfermedades y destructoras de cosecha no son muy bienvenidas en los pueblos occidentales; pero en oriente la rata es el primer símbolo del zodiaco chino, por su carácter de astuta. El león es el coraje, la valentía, la fuerza y nobleza; igual ocurre con otros grandes gatos como tigres y leopardos. La pantera y la leona, son el poder de la mujer y lo femenino. La leona es quien caza para alimentar a sus cachorros. Los grandes gatos son símbolo de lo meticuloso, de ver todo los que nos rodea y las consecuencias de nuestras acciones y que la fuerza sólo debe ser usada cuando es necesario. El jaguar en las Américas será reverenciado como un dios, es el sol de los pueblos Mayas, que por las noches viaja por el  inframundo venciendo al señor de la muerte Xilbalban, para renacer al día siguiente, es por tanto un símbolo de fuerza y poder sobre todas las cosas.

La relación que las grandes casas reales que tienen los grandes gatos la comparten con las águilas, que simbolizan la iluminación en virtud de su gran vista para ver desde los cielos toda la tierra. Los halcones y otras rapaces manejan esa idea, así en Egipto los dioses del cielo Horus y Ra el sol eran representados con cabezas de halcones. El águila y el halcón son símbolo de la paciencia que se precisa para saber cuando y como actuar; son el equilibrio entre lo mundano y lo espiritual; son la capacidad para movernos libremente. El búho y la lechuza representan la facultad de la intuición y la clarividencia, dado que en la oscuridad estas son las únicas aves conscientes de todo lo que las rodea.

La cigüeña es un ave de buen augurio; su llegada en primavera a Europa la volvió signo de renovación y vida, de ahí la creencia en que traen a los bebes. Los cisnes se cree que se aparean para toda la vida y representaron el amor conyugal. Los cuervos negros, grajos y urracas son símbolo de mala suerte y de ladrones, por sus costumbres de agarrar objetos brillantes (joyas); la paloma blanca de buena suerte, sobre todo a los enamorados y la golondrina de buena fortuna, ya que esta ave trato de quitarle la corona de espinas a Cristo. El gallo con su cresta roja fue usado para sacrificios en artes adivinatorias. El Nuevo Testamento le confiere un carácter más sombrío al gallo, Pedro negara a Jesús tres veces antes de que cante el gallo. Si bien el gallo del canto en la mañana al salir el sol indica un nuevo día, un nuevo comienzo; cuando el gallo canta a horas desusadas presagia mala suerte, presencia de brujas y de muerte. El pequeño colibrí o picaflor es la representación de la alegría personificada, dado que se alimenta del néctar de las flores, es un mensajero veloz de noticias muy especiales, repentinas e inesperadas, ello porque es el único pájaro que puede suspenderse en vuelo, subir, bajar, ir adelante o hacia atrás. Los buitres han tenido una imagen variable, en Egipto varias diosas llevan su imagen, ya que al abrir su grandes alas parecer cubrir y proteger a aquellos bajo ellas; por otra parte su naturaleza necrofilia los ha vinculado con mensajeros y guardianes del otro mundo, igual ocurre con zamuros y zopilotes. Los loros con sus intensos colores y su facilidad para hablar fueron de muy antiguo domesticados y tenían gran valor, los primeros loros domésticos fueron traídos de India por los macedonios, donde eran reverenciados como compañeros de Kama, dios hindú del amor, y tenían alto valor, quienes los poseían indicaba que se trataba de personas de altos recursos económicos. Estos payasos entre las aves están hoy amenazados por las destrucción de sus habitas, siendo los guacamayos el icono de las razas de loros en extinción.

En las aguas el sensible e inteligente delfín nos habla que para disfrutar de la libertad debemos mantener el equilibrio, la respiración y ser inteligentes para apreciarlo. Las nutrias traviesas e inquietas, son también imagen de la mujer inteligente y astuta. Los peces tiene vinculación a la imagen de Cristo pescando almas, pero también al ser del elemento agua luchan contra el sol (fuego) también representan las fuerzas del caos. El hipopótamo tiene una imagen dual en Egipto, la diosa de los partos Tauret es protectora de las embarazadas, dado que las hembras protegen a sus crías, al igual que las osas a sus oseznos; pero los machos son bestias terribles por sus peleas, Horus y Seth luchan transformados en hipopótamos hasta la muerte. El elefante adorado sobre todo en India bajo la imagen del dios Ganesha, es signo de gran memoria, así como paciencia, verdad y sabiduría.

Y el mono, travieso e inquieto, será también signo de inteligencia, es la imagen del dios Thoth, quien dará a los hombres la escritura, y es también el dios hindú Hánuman o Jánumat, compañero de Rama (una encarnación de Vishnú) protector de los enamorados, símbolo de la lealtad, valor, fidelidad, abnegación y amistad. En su forma china el Rey Mono Sun Wukong es un travieso protagonista en “Viaje al Oeste” (libro tradicional chino) donde mete en problemas continuamente al monje budista Xuanzang que inicia una peregrinación a la India para conseguir unos textos religiosos.

Pese a los muchos simbolismos y múltiples animales existen algunos animales presenten en los cuentos de hadas que significan más de los que esas simples imágenes de caracteres humanos que nos dan las fábulas, leyendas y sus conductas. En estos cuentos de hadas muchos de estos seres hablan de conocimientos ocultos y pruebas a vencer por el iniciado, recordemos que por lo general al vencer la primera de las prueba nuestros héroes y heroínas aprenden el idioma de las bestias y/o aves.