Grandes Cuentos de Hadas (8) Las aventuras de Jack y de Pulgarcito

Jack, es un nombre ingles, usado normalmente como diminutivo de John (Juan), que deriva del latín Iohannes y el griego Ioannes; y este del hebreo Yohanan (bendecido por Dios); pero que en español podemos traducir simplemente como Juancito o Juanito. Jack es también vinculado al apellido Jackson (hijo de Jack); a los nombres: Jacobo (Jacob), James (Jaime), Jake, Jay, Jaci y su forma diminutiva Jackie es usada para el masculino Jack, como para el femenino de Jacqueline (Jacquelyn).

Este personaje aparece como nombre propio del héroe de varios cuantos infantiles, muchos de origen anglosajón; aunque en algunas versiones el héroe niño no tiene nombre o se le da el sobrenombre de Pulgarcito o de Tom Thumb (Tomas Pulgar). Lo común de todos estos cuentos es que tenemos a un chico que solo (o con ayuda de seres mágicos) vence a un terrible ogro o gigante. A continuación tenemos los cuentos más conocidos de este tema:

Jack (Juan/Periquín) y las habichuelas (frijoles) mágicas/os

Joseph Jacobs (1854-1916) fue entre muchas cosas un historiador ingles y escritor de cuentos folklóricos; y su versión de esta historia es la más conocida y completa. En ella se tiene que Jack es un joven que vive con su madre viuda. Su único medio de ingreso es una vaca. Cuando la vaca deja de dar leche, una mañana, la madre de Jack lo envía al mercado para vender la vaca. En el camino hacia el mercado se encuentra con un anciano que se ofrece a darle unos ‘frijoles mágicos’ a cambio de la vaca; trato que Jack acepta. Jack llega con los granos a casa, pero su madre se enfurece por haber sido tan idiota y que lo han engañado, arrojando los granos por la ventana y enviando a Jack a la cama sin cenar.

Mientras Jack duerme, los granos se convierten en una gigantesca planta de frijoles. Jack sube por el tallo a la mañana siguiente y llega en una tierra en el cielo, donde sigue un camino a una casa, que es el hogar de un gigante. Él entra a la casa y le pregunta la esposa del gigante por comida. Ella le da de comer, pero el gigante regresa y siente la presencia de un ser humano es en los alrededores:

Fee-fi-fo-fum!I smell the blood of an Englishman.Be he live, or be he dead,I’ll grind his bones to make my bread.’ fa, fe, fi, fo, fuuuu!Huelo la sangre de un inglés.Sea vivo, o sea muerto,Voy a moler sus huesos para hacer mi pan.

Sin embargo, la esposa del gigante esconde a Jack y el chico escucha el gigante contando su dinero. Jack roba una bolsa de monedas de oro y escapa por el tallo. Jack repite su viaje por el tronco de las habichuelas gigantes dos veces más, cada vez es ayudado por la mujer del gigante.

La segunda vez, se roba una gallina/gansa que ponía huevos de oro y la tercera un arpa mágica que toca por sí misma. Esta vez, él está casi atrapado por el gigante que lo sigue hasta el tallo. Jack llama a su madre por un hacha y corta la planta de frijoles, matando al gigante al caer. El fin de la historia tiene a Jack y su madre viven felices para siempre con sus nuevas riquezas.

El gato con botas

Aunque el cuento proviene de tierras italianas, del escritor Giambattista Basile; es la versión francesa de Charles Perrault la más conocida, seguida de la versión alemana de los Hermanos Grimm. El cuento empieza con tres hermanos que se reparten la herencia del padre, un molinero. El mayor obtiene las tierras y el molino; el mediano recibe las mulas y el ganado; pero al más joven sólo recibe un gato. Pero este gato se propone hacer fortuna a su joven amo, y en vez de que use su piel para hacer unos guantes, le pide que le fabrique unos calzados para él.

Vestido con sus botas, el gato inicio sus planes y cazó perdices, conejos y otras criaturas; estás eran entregadas al rey por el gato en nombre de su amo el Marqués de Carabas. Al poco tiempo el rey quiso conocer a este noble señor que le regalaba tan finas piezas de cacería. Parte con su hija y va a conocer al marqués. El chico que no sabía que hacer, ya que apenas si tenía ropas para vestirse se asusta, pero el gato le dice que se desnude y se meta al río. Cuando el carruaje pasa el gato detiene el carro y pide ayuda; señalando que unos ladrones han robado a su amo.

El rey y su hija rescatan y visten al joven; mientras el gato se adelanta. Por el camino el gato va pasando por distintas tierras, que eran de un terrible ogro y les dice a los trabajadores que digan al carruaje que pasa que son las tierras del Marqués de Carabas. Con la promesa de liberarlos del ogro, los pobladores aceptan y por donde pasa el carruaje el rey pregunta de quien son las tierras y ellos respondes del marqués. El rey se emociona por la riqueza que observa.

El gato llega al castillo del ogro y sabiendo que es un cambiaformas le pide que le muestre su poder. En poderosas bestias se transforma el ogro, pero el gato le reta a transformarse en algo pequeño como un ratón; el ogro se transforma y rápidamente es devorado por el gato. Cuando llega el carro real al palacio el gato sale a recibirlo en nombre de su amo; el rey ya maravillado por la riqueza del joven marqués le permite tomar a su hija en matrimonio.

Jack el mata gigantes / El Sastrecillo Valiente

Un joven sastre cuando se dispone a comer un pan con un poco de mermelada un grupo de moscas se pasan sobre el pan y este en un rápido movimiento mata a siete de ellas de un solo golpe. Inspirado por la idea se hace un cinturón donde escribe: “Siete de un golpe“. Y se pone en marcha en busca de fortuna.

En su camino se encuentra con un gigante, que asume que “Siete de un golpe” se refiere a siete hombres. El gigante desafía el sastre, quien con su ingenio lo engaña en tres pruebas que impone. Al final el gigante lo invita a su casa y tras comer se van a dormir; en la noche el gigante golpea la cama con un pesado hierro, pero el sastre, que era muy pequeño para la cama se había ubicado en uno de los extremos; resultando ileso; cuando en la mañana se levanta y los gigantes lo ven tan campante, huyen atemorizados.

El joven sigue su camino y llega a un reino donde, por sus hazañas, es contratado como soldado. Los demás soldados temen al sastre y plantean renunciar si este sigue aquí. El rey le propone al sastre que acabe con dos gigantes que asaltan su reino a cambio de la mitad del reino y la mano de su hija. El sastre acepta y en el bosque, mientras los gigantes duermen, se sube a un árbol cercano y les lanza piedras, provocando que se peleen entre ellos hasta matarse. Vence así la primera prueba, pero el rey no esta muy convencido, pone dos pruebas más, la primera vencer a un unicornio salvaje y la segunda a un jabalí terrible; en ambas circunstancia el sastre vence y el rey tiene que ceder a su promesa.

Pulgarcito (versión de Charles Perrault) y el cuento de Hansel y Gretel

El Pulgarcito francés recuerda a otra historia alemana de niños abandonados, Hansel y Gretel. En ambas historias los niños (Pulgarcito y sus hermanos, y Hansel y Gretel) son hijos de pobres leñadores a quienes los padres no pueden alimentar. El padre decide abandonar a los niños en el bosque y lleva a los niños al bosque. La primera vez Pulgarcito (al igual que Hansel) va dejando piedras por el camino y los niños logran regresar a casa. La segunda vez usan migas de pan, no hubo tiempo para recoger piedras, o es lo que la madre o le padre les dio para el camino. Pulgarcito y Hansel usan el pan dado por su madre para marcar el camino. Los pájaros se comen los trozos de pan y los niños se pierden.

Mientras Hansel y Gretel llegan a una casa de chocolate donde habita una bruja, que los atrapa y pone a engordar para luego comérselos; Pulgarcito y sus hermanos llegan a la casa de un ogro; que los captura para comérselos. En Hansel y Gretel es la chica la que logra engañar a la bruja para que se meta en el horno, indicando que no está caliente; y la bruja al entrar es empujada por la chica. Tras la muerte de la bruja recogen los tesoros de la misma y regresan a casa con los padres y todos felices.

En Pulgarcito, por su pequeño tamaño, logra escapar con ayuda de la mujer del ogro, roba unas botas mágicas con las que recorre rápidamente la distancia al palacio del rey y regresa con soldados que matan al ogro. El rey recompensa a Pulgarcito por su ayuda y él y sus hermanos regresan con sus padres.

Pulgarcito (versiones de los Hermanos Grimm y de Joseph Jacobs)

La versión alemana de Pulgarcito y su equivalente ingles (Tom Thumb – Tomas Pulgar) empequeñece al chico aún más, ya no es el último y pequeño de los hermanos; ahora es un hijo único de unos campesinos. Por acto milagroso, la mujer que no podía tener hijos tiene un niño que no es más grande que el pulgar de su marido. De ahí su nombre. El chico nunca creció más que el tamaño del dedo de su progenitor; pero aún con su minúsculo tamaño intenta ayudar a sus padres, su inteligencia y curiosidad lo meten en muchas aventuras en las que lucha contra ladrones, gatos, y otras.

El final depende de las versiones, en uno de los dos cuentos de los Hermanos Grimm, Pulgarcito regresa tras sus aventuras con sus padres para nunca dejarlos otra vez. En la segunda versión Pulgarcito en sus aventuras termina en el palacio del rey, pero las intrigas del gato lo anteponen al rey, quien lo acusa de intentar envenenarlo. Pulgarcito huye con la ayuda de una polilla al reino de las hadas y los duendes. En la versión inglesa de Joseph Jacobs, aunque Pulgarcito logra demostrar su inocencia entre el rey, perece por el ataque posterior de una araña.

Este Pulgarcito minúsculo en tamaño tiene una versión femenina; un poco a la segunda versión de los Hermanos Grimm. De la pluma del danes Hans Christian Andersen tenemos que al igual que Pulgarcito, una mujer tiene una niña del tamaño de un pulgar. Como su equivalente masculino, Pulgarcita tiene distintas aventuras en el mundo del nivel del suelo; y se mete en distintos problemas. Al final un topo se antoja de la niña para hacerla su esposa, y Pulgarcita huye con ayuda de una golondrina herida que ayudó a curar y que la lleva al reino de las hadas, donde desposa finalmente a su rey.

Juan Sin Miedo

La historia de los Hermanos Grimm original lleva por nombre ‘Historia de uno que hizo un viaje para saber lo que era miedo’; que fue simplificada a la versión de ‘Juan Sin Miedo’. Ambas versiones comparten que se trata del segundo hijo de un labrador; mientras el primero es listo y algo cobarde; el segundo es bruto y no entiende el concepto del miedo. Para averiguar que significa el hijo menor inicia un viaje donde se encuentran con bestias salvajes, magos, brujas, ogros y fantasmas, pero ninguno le causa miedo.

Al final sus aventuras terminan cuando, por su incapacidad de sentir miedo, desencanta un castillo y hereda la mano de la princesa del reino. Es la esposa que le enseña lo que desea saber, cuando una noche, mientras el chico duerme lo baña con agua fria, despertandolo de improviso y entendiendo lo que son los escalofrios.

Jack y la muerte

Uno de los últimos cuentos importantes de Jack es su relación con la muerte. Está historia muestra distintas versiones, la versión rusa más conocida es ‘El soldado y la muerte‘; e incluso la versión inglesa ‘Jack y la muerte‘ tiene dos finales. En todas las versiones el héroe debe evitar que la muerte se lleve a alguien, sea la madre (versión inglesa) o a él mismo (la rusa). Para ello Jack, a semejanza de los cuentos árabes del genio encerrado en la lampara, Jack engaña a la muerte para que demuestre su poder entrando en un saco, frasco o otro objeto de menor tamaño, encerrándola. Este acto trastoca el mundo natural y ya nada muerte, e impera el hambre.

El héroe suelta de su encierro a la terrible parca, entendiendo que para que exista la vida debe existir la muerte. Los finales son dos, el primero Jack no puede impedir que la muerte se lleve a su madre u otro ser querido; la segunda es que la muerte, después de su encierro no le gusta estar cerca de Jack y lo deja vivir, y a su madre, un poco más de lo esperado.

Las principales historias

Las aventuras de Jack

Las historias de Pulgacito

Otras historias de niños y ogros

Cuentos vinculados a la Muerte

Simbolismo de estos cuentos

A diferencia de los cuentos de hadas tradicionales, que terminan en boda, en estos cuentos (salvo ‘El gato con botas‘, ‘Jack el mata gigante‘, ‘Juan Sin Miedo‘ y ‘Pulgarcita‘) el protagonista no se casa, simplemente regresa al hogar con sus padres, quienes siempre son personas muy pobres. Si descontamos a Pulgarcita y a Hansel y Gretel, el protagonista es siempre un niño. Un niño que es descrito inicialmente como travieso, irresponsable, flojo y tramposo. En el caso de tener hermanos, es este chico, el más pequeño de todos, y es quien salva a sus mayores y a su familia de la pobreza. Este cuento tiene una versión un poco más antigua; en la Biblia una de las historias más conocidas es la de José y sus hermanos. José el menor de los hijos es amado por sus padres y por ello despreciado por sus hermanos mayores, que lo venden a mercaderes y le hacen creer a su padres que el niño a muerto. En su exilio José se supera y termina convirtiéndose en virrey de Egipto; y desde esa posición salva a su familia de la hambruna; perdonando a su hermanos mayores y volviendo con sus padres.

En todos estos cuentos Jack y Pulgarcito deben derrotar con astucia a un gigante, un ogro, fantasmas o un mago; en todos los casos la muerte del villano trae al héroe la riqueza para su familia. Como todo cuento, estos preparan al niño para su rol en la vida. Dejarse de juegos y convertirse en hombre es parte del crecer. Jack y Pulgarcito aprenden a ser responsables, de ellos depende el futuro de su familia, aunque todavía no superen la ida del hogar. Así como Caperucita Roja nos advierte de los peligros del paso de niña a mujer, las historias de Jack nos hablan del paso del niño a hombre; de dejar el seno de la madre y ser independiente.

Si revisamos la primera historia (Jack y las Habichuelas Mágicas) tenemos a un chico que encuentra en su madre alguien que ha dejado de proveer; la madre como la vaca ya no dan leche, alimento y por tanto el chico no ven en la figura materna ese icono que da vida y calor. Por el contrario la madre es un ser castrante, que castiga a Jack por dejarse engañar, y que lo impulsa a robar (el robo del oro su primera vez); cuando este oro se acaba, busca la fuente del mismo y roba a la gallina/ganso de los huevos de oro; y finalmente roba el arpa mágica para su puro placer. En el otro extremo tenemos a Hansel y Gretel, cuyos padres ya no proveen; en el cuento ambos niños sienten que sus padres los mataran de hambre al abandonarlos en el bosque, por ello Hansel hace todo lo posible para evitar tal hecho y poder regresar al hogar. Al final sus esfuerzos son inútiles y perdidos terminan llegando a una casa hecha de dulces, el sueño de todo niño; satisfacen así su hambre. En esta versión la madre presiona al padre para que abandone a los niños; y la mala del cuento es una bruja. Entre estos dos cuentos la imagen de la madre/bruja empuja a los niños a dejar la idea de que la madre provee. Sin embargo hay otra figura materna o femenina que implica lo contrario, en ‘Jack y las Habichuelas Mágicas‘ la mujer del ogro ayuda al chico contra su marido, igual ocurre con el ‘Pulgarcito‘ del cuento francés; y es la niña Gretel la que salva a su hermano Hansel de ser devorado por la bruja. Así la mujer no es un personaje totalmente negativo, sino que también puede ser un ser positivo.

El papel del padre varia y su significado a lo largo del cuento también. En las distintas historias de Jack (Jack y las Habichuelas Mágicas, Jack mata gigantes y jack y la Muerte) no hay padre, o este expulsa o abandona a sus hijos; en las diferentes historias de Pulgarcito el padre y la madre ayudan a su hijo; en ‘Hansel y Gretel‘ el padre se alegra cuando sus hijos regresan finalmente y se ha separado de la mala madre. Pero hay otra figura masculina no tan bien recibida; el ogro y/o el gigante son también una representación de la figura paterna. Un ser que devora niños; como el dios Cronos a sus hijos, quien es el primer ogro. Aquí el ogro/gigante representa la figura que el niño debe superar para recobrar el amor de su madre. Cuando Jack corta la rama de las habichuelas mágicas y mata al gigante, se vuelve un hombre, es su primera acción que no fue fruto de la presión materna. La muerte del ogro/gigante implica la recuperación del amor materno. En la versión ‘femenina’ de Hansel y Gretel, es la muerte de la bruja/mala madre lo que permite a los niños volver con el buen padre; es evidente en estos cuentos el complejo de Edipo (en el caso del niño) y de Electra (en el caso de Gretel).

En ‘El gato con botas‘ el niño se mueve impulsado por fuerza mayores que él. No hay un crecimiento propio, cede ante los deseos del gato, de que le compre unas botas y guantes, cede ante las ordenes del gato de que se desnude y se lance al río y finja que había sido robado; y es el gato, y no el chico, quien mata al ogro para quedarse con sus riquezas. Es el gato quién lo ha manipulado desde el principio; por ello el cuento termina en boda, como todo cuento clásico, ese es el final feliz; pero a diferencia de Cenicienta, Blancanieves e incluso la Bella Durmiente, nunca hubo un aprendizaje propio.

En la versión de ‘Jack el mata gigantes‘ tenemos al David y Goliat en los cuentos de hadas; inspirado en mitos nordicos tales como los del dios Thor asesino de gigantes, o incluso en historias celtas como las historias de los caballeros del rey Arturo. Jack representa una versión simplificada; demostrando que la inteligencia es más grande que la fuerza bruta; un hecho común en todos estos cuentos. El gato engaña al ogro para que se vuelva pequeño y pueda devorarlo; Gretel engaña a la bruja para que se meta al horno; el Pulgacito de los Hermanos Grimm engaña a ladrones y Jack mata gigantes engaña a los gigantes para que se peleen entre si hasta matarse. Con estos cuentos se señala que a veces la respuesta a problemas que parecen imposible son las más simples.

Juan Sin Miedo el personaje no es listo, ni astuto, como en todos los casos anteriores, es su inocencia lo que le permite salir adelante; es el desconocer un  hecho, que para todo el mundo es conocido, pero no entender el concepto del miedo es lo que le permite superar las pruebas. Al final es la esposa lo que le enseña lo que tanto ha deseado comprender.

Mención aparte merece ‘Jack y la muerte‘. Este cuento es una forma de enseñar a los niños el concepto de la muerte. Para los niños la imagen de la muerte, más cuando se lleva a un ser querido es muy difícil de explicar; y dejar de ser niños implica muchas veces comprender este duro concepto. El engañar a la muerte es un mito muy antiguo; desde el héroe babilonio Gilgamesh que busca la hierba de la inmortalidad, hasta Orfeo que desciende a los infiernos para recuperar a su amada; todos son mitos que narran el intento de burlar a la muerte. Incluso en su séptimo libro ‘Harry Potter y las reliquias de la muerte‘ tenemos el cuento de ‘Los tres hermanos‘ que tienen el mismo tema, engañar a la parca. Otras historias menos evidentes son los cuentos árabes y orientales donde un hombre descubre que la muerte lo está buscando, pide ayuda al rey, mago u otro ser con poderes para huir de tal destino; siendo llevado a un sitio muy lejano; pero es justamente ese cambio de lugar lo que la muerte misma no entendía, ya que cuando le pasaron la orden de buscar el alma, está estaba muy lejos de donde ella se hallaba.

Aunque es la trampa, el engaño y la astucia lo que ayuda al joven héroe a vencer a seres más grandes que él; en alguna de estas historias aparecen algunos elementos mágicos; en ‘Jack y las habichuelas mágicas‘ tenemos la existencia de una gallina o una gansa que produce huevos de oro. La primera noción de algo similar se remonta a las fábulas de Esopo; en la fábula un campesino tiene una gallina con igual poder, pero el campesino mata a la gallina para descubrir que tiene dentro, matando así la fuente de su riqueza, la fábula nos habla de que la codicia es mala consejera. Con Jack pasa algo similar, el primero roba el oro, pero eso no le basta, roba la fuente del oro (la gansa), y tampoco le basta, es cuando roba el arpa mágica que el gigante lo descubre y casi pierde la vida en ese intento que se detiene en sus malas acciones (el robar).

Otro elemento mágico es el arpa encantada, que se toca sola. Hay cuentos de instrumentos mágicos que al ser tocados parecen que tocan solos. La historia de Orlando y su arpa encantada, con brujas y descenso a los infiernos para recuperar a su mujer, no es sino la versión llevada a cuento del mito de Orfeo y Euridice. El sonido del arpa de Orfeo podía vencer a la más terribles bestias, pasar por encima del canto de las sirenas y dormir al perro de los infiernos. En algunas versiones de ‘Jack y las habichuelas mágicas‘, el arpa a veces ayuda a Jack, durmiendo al gigante con su canto, el paralelismo entre ambos objetos es evidente.

En Pulgarcito aparecen unas botas mágicas, las famosas botas de siete leguas, con cuyo paso se recorren distancias increíbles. Las botas mágicas provienen de la tradición rusa, en muchos de sus cuentos el héroe debe recorre distancias inmensas en tiempos muy cortos. En los mitos, Perseo debe regresar del lugar en el fin del mundo donde mato a Medusa, para rescatar a su madre, y para ello usa las veloces sandalias aladas del dios Hermes. El calzado fue en primera instancia una separación de clases, los pobres y esclavos iban descalzos. Las botas tienen un significado de poder, siempre fueron el complemento de los soldados. Poseer botas implicaba ser rico; el ogro tiene unas botas, pero que roba Pulgarcito; así el chico, al igual que el Jack de las habichuelas mágicas; roba el mayor tesoro del gigante/ogro; y con ello el chico cumple sus sueños de libertad y crecimiento. Muchos dichos populares hablan del calzado, ‘morir con las botas puestas‘ alude al valor de la persona; ‘ponerse en los zapatos de otro‘ implica aprender a respetar la labor del otro; ‘ponerse las botas‘ hace alusión a volverse rico (recordemos que el pobre no tiene calzado); no es casualidad que Pulgarcito y otros héroes roben las botas de siete leguas; implica un crecimiento, no sólo en el valor, sino en la riqueza personal.

En estos cuentos no se hace uso de armas, salvo la inteligencia y la astucia. Pero en algunos cuentos aparecen los cascos y/o capas de la invisibilidad. Herederos del casco del dios Hades, con el cual podía recorrer el mundo sin ser visto; estos objetos son complementos que ayudan a los héroes a cumplir sus trabajos, reduciendo los peligros del mismo. Son elementos para ocultarse del peligro, así como a ver y descubrir secretos. En cuentos rusos la adquisición de tal objeto es parte de superar pruebas; por lo general se vincula a haber adquirido un aprendizaje, el de ser humilde; recordemos que el primer dueño de tal objeto es el dios Hades, señor de los muertos, por tanto, la conciencia de la muerte es un primer aprendizaje que todo héroe debe aprender; no basta tener valor y fuerza; se requiere, inteligencia, astucia, pero sobre todo prudencia y humildad. Ninguno de los héroes presume sus actos, otros lo hacen por él y lo ponen a prueba para demostrar su valor. Jack el mata gigantes, nunca dijo que había matado gigantes, fueron los demás lo que lo creyeron. Juan Sin Miedo sólo desea conocer esa emoción desconocida, son los otros lo que lo impulsan a hacer actos de valor, pero que él no asocia con su opuesto, el miedo; es como para un hombre tratar de entender el acto del nacimiento que es algo únicamente femenino; o para un ciego que nunca a visto la luz entender los conceptos de los colores.

Grandes Cuentos de Hadas (9) La Bella y la Bestia

Hace casi dos años inicie está serie, pero el colapso de la computadora y la perdida de mucha de la información me dio tanta rabia que simplemente la deje de lado y seguí con otros temas. Aunque no pretendo terminar estos temas en las próximas entradas, si voy a retomar poco a poco estos clásicos de la literatura infantil y a lo largo de lo que queda del año tratar de culminar esta serie, cuyo inicio se dio con ‘Caperucita Roja’ y finalizara con el más grande cuento de hadas.

Los clásicos de los cuentos de hadas suelen terminar con un beso; ‘Blancanieves’ y la ‘Bella Durmiente’ despiertan de su sueño de muerte por un beso y la ‘Cenicienta’ es rescatada de su infierno cuando el Príncipe soñado le calza la zapatilla encantada. En todos estos cuentos el novio pasa por distintas pruebas para llegar a la amada; nadie duda de su amor por la joven, desde el Príncipe de Blancanieves que recorre los bosque y lucha contra osos y otras bestias hasta llegar a la joven enterrada en el ataúd de cristal, pasando por el Príncipe de la Bella Durmiente que atraviesa campos de espinosa zarza ardiente, o el Príncipe de la Cenicienta que recorre casa por casa, pueblo por pueblo buscado a la chica de la zapatilla de cristal. En todas estas versiones el cuento termina en este punto. La chica que aprendió todo lo que pudo en su destierro en el bosque con los enanos (gnomos); o al cumplir los dieciséis años y se vuelve mujer es sumida en un sueño por cien años y sólo puede esperar, el único conocimiento que le falta a la joven durmiente es el se volverse mujer; o todo los castigos y vejaciones a la que fue sometida Cenicienta terminan en ese instante y tenemos la celebre frase ‘viven felices por siempre‘.

Pero a nadie le importa si la joven realmente ama al Príncipe (salvo en el caso de Cenicienta), las otras dos simplemente se despiertan y ahí está la solución de su vida, el hombre perfecto que la va a amar y proteger; no importa nada más. Ella ni siguiera puede opinar si el chico es de su agrado, si le gustaría que fuera rubio, moreno o pelirrojo; más alto, o más bajo; más delgado o del tipo deportista, no importa si es un asesino de dragones, o simplemente un muñeco de torta cuya función es decorativa en el gobierno de su país; nada de eso importa, ella como en antiguas tradiciones es entregada a su futuro esposo, le guste o no; es simplemente un arreglo al cual ella debe cumplir, y de paso sonreír.

La Bella y la Bestia entra en otra etapa de la historia; no nos cuenta en noviazgo y las campanas de boda; nos habla de lo que ocurre después, cuando la chica llega al hogar donde vive su marido; de la noche de boda y de lo que ocurre en la cama; del día a día con el mismo ser con que se ha casado. Y en esta etapa el compañero de vida resulta ser una bestia, un monstruo cuya apariencia hace temer a todos los que lo contemplan. La chica es entregada a la bestia por su propio padre; en pago y compensación; como en las culturas tribales donde el padre de la joven ‘vende’ a su hija y el futuro marido ‘paga’ una dote por ello.

Aunque existen muchas versiones, la más conocida es la de escritora francesa Jeanne-Marie Leprince de Beaumont (1756), una versión muy abreviada de la original novelada de otra coterránea Gabrielle-Suzanne Barbot de Villeneuve (1740). Siendo la versión de Beaumont en forma de cuento la versión que goza de mayor fama y es la base de casi todas las versiones o adaptaciones posteriores.

La versión de Beaumont

En la versión clásica más famosa tenemos a un rico mercader que tenía tres hijas. Dos de ellas eran presuntuosas y vanidosas, y la menor, a la que por su belleza llamaron Bella, era, sin embargo, humilde y bondadosa (aquí no hay mucha diferencia con la Cenicienta). Muchos pretendientes tuvieron las tres chicas, y mientras las hermanas mayores rechazaban con desplantes a los pretendientes, Bella los atendía y rechazaba cortésmente. Al igual que en Cenicienta, el mercader pierde su fortuna y con ella el interés de los pretendiente en las chicas. Un día llega la noticia de que un barco del mercader a regresado a puerto con mercancías y él parte al puerto para ver si es cierta tal fortuna. Las hijas mayores piden joyas y vestidos, y Bella señala que le basta con una rosa. Pero apenas con lo llegado pudo pagar las deudas acumuladas y regresa a casa descorazonado. Atrapado el mercader en una tormenta encuentra refugio en un castillo que parece deshabitado. En el sitio come, bebe y pernocta y al despertar, antes de retirarse ve en el jardín un hermoso rosal y decide llevarse una rosa para Bella. Apenas corta la rosa aparece el señor del castillo y resulta ser una bestia que le señala que tras haberle dado: comida, bebida, cama y ropas limpias, todavía se atreve a robarlo; y ello se paga con la muerte.

El mercader explica su motivo y pide perdón; la bestia le perdonara la vida con la condición de que una de sus hijas ocupe su lugar. Al llegar a casa entrega la rosa, explica los hechos en el puerto y lo ocurrido en el castillo, y su promesa de enviar a una de sus hijas. Bella comprendiendo que es la responsable del robo decide aceptar y cumplir el trato, ante el dolor de su padre. Bella viaja con su padre y al llegar al castillo donde espera su muerte se despide de su padre, y este regresa a su casa con la amenaza de la bestia de no volver nunca más. Pese a su miedo, Bella no es asesinada, sino que es tratada por la bestia con respeto y cordialidad. Los meses pasan y Bella extraña a su familia, la bestia le permite contemplarla en un espejo mágico (como en Blancanieves) y contempla a su padre enfermo. Bella suplica a la bestia que le permita volver donde su padre para cuidarlo; la bestia acepta y le da permiso por siete días, o de lo contrario él morirá.

Ya en casa ayuda a curar a su padre, que enfermo de tristeza, pero sus hermanas, ahora casadas con humildes hombres, contemplan a Bella vistiendo finas ropas y llevando hermosas joyas. Tras escuchar la historia de Bella, ellas traman un plan para que Bella no regrese a tiempo y salve a la bestia, para así ellas poder luego robar los tesoros del castillo de la bestia. Cuando Bella se da cuenta que ha roto su promesa ella regresa corriendo al castillo y encuentra a la bestia muriéndose, ella le suplica que no se muera, que lo ama y que quiere ser su esposa. En ese momento se rompe el hechizo y la bestia se transforma en un príncipe, había sido transformado en bestia por una malvada bruja, para que ninguna mujer se casara con él.

La obra de Beaumont transformó la novela de Villeneuve en una versión que recuerda la estructura de los cuentos de hadas tradicionales y la vuelta que le dio a la historia cambiaba mucho del sentido que la versión original que Villeneuve tenía. Entre las diferencias más importantes tenemos quién era el hada o bruja mala del cuento; que no se explica en el cuento más tradicional de Beaumont. En la versión de Villeneuve, Bella era hija del hada mala con un rey, y este para proteger a su hija de la madre, que deseaba matarla (la madrastra de Cenicienta y Blancanieves), el rey la entrega a un mercader para que la críe como una de sus hijas. Por su parte el Príncipe, huérfano de padre, es puesto por su madre al cuidado de un hada (la madre de Bella). Cuando el Príncipe crece, el hada mala desea convertirlo en su amante, pero al este rechazarla, ella lo transforme en bestia. La mayoría de la historia se diluye en extensas guerras entre hombres (reyes) y hadas; y era una crítica al papel de la mujer de la época a ser entregada como mercancía a su futuro esposo.

El alma persiguiendo al amor

Aunque antes de Villeneuve hay varias versiones menos densas, el origen de la historia se remonta al mito griego de Eros (Cupido/Amor) y Psique (Alma). Las correspondencia entre ambas historias son muchas veces más que evidentes:

Eros y Psique La Bella y la Bestia
Semejanzas y diferencias
Psique tiene dos hermanas, que no son tan agraciadas como ella. La Bella tiene dos hermanas que son descritas como mezquinas y orgullosas, mientras ella es todo lo contrario a su hermanas.
Su belleza molesta a la diosa Afrodita/Venus quien ordena a su hijo (Eros/Cupido/Amor) que la chica se enamore del monstruo más horrible que exista. Pero el chico se enamora de la joven. Tras perder su fortuna el padre de Bella llega a un castillo, donde es bien atendido hasta que roba una rosa. Por tal acto debe entregar a su hija, para salvar su vida.
El padre de Psique consulta al oráculo por qué su hija Psique no se casa y este le señala que está destinada a ser la esposa de un monstruo.
Psique es llevada por su padre a un monte donde es transportada por un dios viento a un palacio encantado con sirvientes invisibles. La Bella es llevada por su padre a un castillo encantado donde habita una bestia y el castillo es atendido por fantasmas
A Psique se le pone la condición de nunca ver a su marido. Bella vive en el palacio con la condición de nunca abandonar a la bestia.
Psique visita a su familia y sus hermanas que están casadas con esposos que no aman, ellas le aconsejan de matar al monstruo/dragón que es su marido Bella regresa a cuidar a su padre y sus hermanas, por su pobreza, casaron con hombres de bajo nivel social, a los que no aman. Ellas la engañan para que no cumpla el trato de volver con la bestia pasado siete días y provocar su muerte
Psique de regreso una noche con una lampara para poder ver y un puñal, sigue el consejo de sus hermanas, para descubrir al ser más hermoso de la creación y en su sorpresa derrama aceite hirviendo de la lampara sobre su esposo, ante lo que este huye. Psique busca a su esposo y su suegra al enterarse del daño a su hijo castiga a Psique a realizar tres pruebas imposibles
Psique vence en las tres pruebas con ayuda de enviados de su esposo. Al final se reconcilian y ella es llevada al Olimpo, donde se le concede la inmortalidad. Bella regresa al palacio y declara su amor a la bestia moribunda que se transforma en un apuesto príncipe.
*** ***
Tras ser abandonada por su esposo, Psique rebela quien era su esposo a sus hermanas diciéndole que el monte espera el viento para llevar a las que quieran ocupar su lugar, ellas corren al lugar y se lanzan al precipicio Las hermanas son transformadas en estatuas para mirar siempre la felicidad de Bella con el príncipe.

En la versión de Apuleyo, incluida en su libro ‘El Asno de Oro‘ (también conocido como Metamorfosis), la historia de Eros (Cupido/Amor) y Psique (Alma) tenemos un clásico más vinculado al aspecto filosófico. El amor como concepto es buscado desesperadamente por el alma; y para alcanzar la felicidad, el alma debe atrapar al amor. Para ello, como en todo clásico cuento de hadas, Psique debe superar tres pruebas, tres pruebas que recuerdan las puestas por la madrastra de Cenicienta a la chica para que pueda ir al baile; tres pruebas que Cenicienta vence con la ayuda de distintos animales, hormigas para separar los granos, aves para traer agua, etc.; igual ocurre con Psique.

La última prueba de Psique es descender al Hades para buscar una caja que contiene una crema de belleza para la diosa Venus. Psique para recuperar su belleza ante tanto sufrimiento y estar lista para recobrar a su esposo abre la caja y usa algo del ungüento, que es veneno en realidad. Aquí se recuerda por un lado el mito de la caja de Pandora, pero por otro es la Bella Durmiente que se pincha con el huso, o a Blancanieves que come la manzana envenenada. La muerte es el límite que marca y separa el pasado del futuro, la ilusión de la realidad; el ser anterior del nuevo, es en si la transformación del alma. Psique casi muere y es rescatada en el último momento por Eros, que regresa a buscarla; igual ocurre con la bestia, que casi muere y es rescatado en el último instante por Bella; es dejar de ser la bestia ante los ojos de la joven para poder volverse en el guapo príncipe; el exterior horrendo cubre la belleza interior y el amor representa esa búsqueda de la belleza y por ende de la verdad. En el simbolismo de mito, el alma persigue al amor, y el amor es bello; para alcanzar lo bello se requiere adquirir el conocimiento; las pruebas que atraviesa el alma para alcanzar al amor, son pruebas para el saber y el aprender.

Otras Versiones

Estas pruebas impuestas a Psique no aparecen en el clásico de Beaumont, pero si aparecen en otras versiones; por ejemplo en el cuento de ‘Juan mi Erizo’, tenemos una versión que combina las historias de ‘Pulgarcito’ y ‘La Bella y la Bestia’. Aquí tenemos a una familia de campesinos muy pobres que no tenían hijos, fue tal su deseo que lo amarían aunque fuera un erizo, y eso es lo que recibieron (como los cuentos de ‘Pulgarcita’ y de ‘Pulgarcito’, que lo amarían sin importar su tamaño).

Tras crecer el hombre-erizo se fue y alejado del mundo construyó su hogar en un bosque, bosque al que llegó un rey extraviado (como el mercader de La Bella y la Bestia); en pago por sacarlo del bosque el erizo pidió al primer ser que lo recibiera a su regreso. El rey que siempre era recibido por su perro acepto el trato, pero su desaparición había angustiado a su hija y esta fue la que corrió a recibirlo. Cuando el Erizo fue por su pago, la princesa debió cumplir con lo pautado y fue con el Erizo. En la casa del Erizo la joven tuvo miedo de sus púas, pero él le dijo que no se preocupara; en la oscuridad de noche en Erizo entró y se quitó la piel de púas y en forma humana se acostó con la princesa; una noche mientras dormía el amante, ella agarró la piel y la arrojó al fuego; el hombre despierta y huye (‘Eros y Psique’); la princesa al igual que Psique debe recorrer el mundo buscando de nuevo a su esposo, cuando por fin lo encuentra se rompe el hechizo que lo convertía en bestia.

Esta versión es más común en la forma inversa, esto es que en vez del novio animal, tenemos a la novia animal. Los cuentos europeos referentes a Selkies refieren situación similar; las mujeres focas se quitan su piel en la tierra; el pescador les esconde la piel y ellas se ven obligadas a casarse con el pescador; hasta que en un descuido del pescador ellas recuperan su piel de foca y escapan para nunca volver. O en versiones de Hadas que se emparejan con mortales, siempre que el mortal no revele su secreto, acción que al final no cumple y el hombre pierde a la esposa. Estas historias de reflejan muy bien en el cuento africano de ‘Seetetelané’.

Quizás las más conocida de estas historias de novia animal es el clásico ruso de ‘La Rana Zarevna‘ (La princesa rana) de Alekandr Nikoalevich Afanasiev. Como en el cuento del Erizo, el zarevich (príncipe) Iván debe casarse con una rana. En las noches la rana abandona su piel y se vuelve una hermosa joven; Iván aprovecha un descuido de su esposa y quema la piel de la rana, perdiendo a la amada, quien le recrimina no haber esperado una noche más para romper el hechizo; igual al caso de la princesa de ‘Juan mi Erizo‘; Iván debe que recorrer medio mundo para encontrarla.

No tan evidente, pero en el mismo grupo de historias tenemos a ‘La princesa y el sapo‘ o ‘El Príncipe Rana‘ (en español se usa el sapo para indicar macho, pero el animal correcto es la rana, que es femenino en el contexto español). Aquí la historia ha llegado a la simplicidad más básica para niños; es una historia de responsabilidad y palabra; como ocurre en ‘La bella y la Bestia’, y en tantas otras versiones. En este cuento una princesa pierde una pelota en un estanque y el sapo/rana le dice que se la saca si lo lleva con ella al palacio. La niña acepta, pero no cumple su parte, por ello el sapo/rana la persigue y es rey (padre de la joven) que le recuerda que dar una palabra es una cuestión de honor. La niña de mala gana acepta y termina aceptando al sapo en su alcoba, donde finalmente se cansa y lo lanza fuera, el sapo/rana le dice que él sólo quería ser su amigo; y ella arrepentida por su actitud le da un beso para hacer las paces, transformándose el sapo en un príncipe.

Menos evidente en el contexto del novio animal tenemos la historia de ‘Blancanieves y Rosaroja‘ de los Hermanos Grimm. En esta versión dos niñas, Blancanieves y Rosaroja, se hacen, en invierno, amigas de un oso, que viene a su cabaña a calentarse en la chimenea; en el verano el oso dice que tiene que ir a tratar algunos asuntos. Ese verano las chicas encuentran a un duende que siempre está en algún aprieto, y al que rescatan muchas veces; al final el oso acaba con el duende y recobra su forma humana. Había sido hechizado por el duende y él había puesto las trampas al duende para atraparlo, pero las chicas sin querer lo liberaban en cada oportunidad. El duende era quién había convertido al príncipe en oso, para así robarle su tesoro.

Otra historia de Osos involucra al diablo mismo; en ‘Piel de Oso‘ un joven soldado al terminar la guerra regresa al hogar, pero sus padres ya habían muerto y sus hermanos decían que sólo sabía matar y no servía para trabajar el campo. Triste y abandonado el joven se fue por esos caminos hasta que se encontró con el diablo; este le ofreció una piel de oso, que sería abrigo y entre sus bolsillos siempre habría monedas. A cambio durante siete años no podría quitarse el abrigo, lavarse, cortarse el cabello y la barba, si sobrevivía sin romper el trato esos siete años sería libre del acuerdo; caso contrario su alma sería suya. El joven aceptó y durante siete años mantuvo la piel sobre su cuerpo, no se bañó, afeitó, cortó su pelo y uñas.

Aunque en las posadas estaban reacios a recibirle, las monedas siempre abrían la mesa y la cama. En una última posada Piel de Oso encontró a un hombre muy angustiado, y este le contó de sus problemas económicos, Piel de Oso le entregó la cantidad de monedas que necesitaba y el hombre agradecido le ofreció por esposa a alguna de sus tres hijas. En la casa del hombre las hijas mayores se asquearon de la propuesta, pero la menor aceptó el trato y como traje de bodas se puso un traje negro y la mitad de un anillo de bodas entregada por el futuro marido. Piel de Oso viendo que llegaba el momento de devolver la piel regresó al camino, guardó suficiente dinero y devolvió la piel al diablo. De regreso al pueblo se bañó, limpió, compró ropa nueva y se presentó en la casa de la prometida. El anciano creyéndolo un general el ofreció por esposa a una de sus hijas, las mayores corrieron a cambiarse, pero el entregó el resto del anillo a su prometida, quien se alegró. Las hermanas molestas al conocer el resultado se suicidaron luego y sus almas pecadoras se las llevó el diablo.

Las principales versiones se incluyen a continuación:

La Bella y la Bestia

Novio Animal

Novia Animal

Simbolismo del cuento clásico

En principio gran parte del cuento recuerda la historia del Flautista de Hamelin, que gira sobre el acto de incumplir promesas; pero aunque ‘La Bella y la Bestia‘ tiene que ver con el cumplimiento de promesas como eje conductor del cuento; y tenemos que este punto se repite en al menos tres oportunidades: (1) En la primera parte, el padre/rey/mercader promete pagar su deuda, pero el pago no lo hace el mismo, sino que es su hija Bella/Psique es simplemente una mercancía que se transfiere. (2) La segunda parte Bella/Psique promete cumplir tal o cual promesa, y rompe la misma; en Psique descubriendo que el monstruo con que esta desposaba es un bello mancebo pero traicionado con ello la orden del marido; en Bella no volviendo a tiempo, tras visitar a su padre. (3) En Psique y otras versiones hay una tercera promesa, la de someterse a pruebas para recobrar al amado perdido; pruebas como en el caso de Psique que debe ir al infierno y traer una caja con una crema de la belleza, pero ella no debe abrirla (al igual que el mito de la caja de Pandora).

Pero si se observa bien el cuento, realmente lo que describe no es el acto tan común de otros cuentos de hadas, el noviazgo, donde los novios luchan para mantener su amor sobre las causas que lo separan, hasta que finalmente logran su propósito, se casan. Aquí el cuento (La Bella y la Bestia) y su antecesora en el mito (Eros y Psique) nos hablan simplemente de una boda arreglada y lo que ocurre tras la boda; observemos bien a los personajes y notaremos los detalles que demuestran esta afirmación.

El primero tiene que ver con el Padre de la heroína; El papel del padre/rey/mercader es siempre el que entregar por tal o cual circunstancia a su hija menor. En ese proceso ha recibido un pago por tal hecho; la bestia le entrega joyas, vestidos, dinero y una rosa para que lleve a sus hijas, a cambio de una de ellas; en Juan mi Erizo el rey debe entregar a la primera persona que lo reciba al regresar a salvo del bosque; en Piel de Oso, el mercader por poder pagar sus deudas agradece a su salvador con la entrega de una de sus hijas al hombre de descuidada apariencia. En el mito de Eros y Psique, el rey no recibe pago, sino que cumple deseos del oráculo. En todos los casos tenemos al padre que en una boda entrega a su hija a otro hombre, y que a ojos del padre este otro hombre es una bestia, por arrebatarle su bien más preciado, el amor de su hija. Su papel se limita a llevarla a la casa de la bestia, y es el mismo papel que hace un padre cuando entrega su hija en el altar de boda. El pago que recibe el padre es la dote con que el esposo ‘compra’ a su mujer; algo muy común en tradiciones orientales y que en occidente fue desapareciendo desde la antigüedad a nuestros días, y por ello es difícil asimilar que el cuento trata de una boda, la luna de miel y luego de la luna de miel.

Excepciones a estas versiones, una es el papel del Rey en el Príncipe Rana, aquí Rey hace el papel de cualquier padre que guía por el buen camino a su hija, aún niña y por crecer ; y en Blancanieves y Rosaroja no existe esta figura ya que se trata de niñas y no de jóvenes casaderas.

Las dos hermanas de la novia cumplen el mismo papel simbólico que las hermanas de Cenicienta, mientras Bella y Psique son hermosas, buenas, responsables y amables; sus hermanas son todo lo contrario. En Cenicienta las dos hermanas representa lo físico y lo mental; Bella y Psique representan al alma y lo espiritual. La muerte de las hermanas representa que por encima de la carne y las ideas, prevalece el espíritu inmortal. En la versión del Príncipe Rana, no tenemos hermanas ‘malas’; se trata de una sola niña que debe aprender que las apariencias (lo físico) y los caprichos (ideas) deben ser superados por la bondad, el entendimiento y el arrepentimiento (lo espiritual).

Pero fuera de ese simbolismo alquímico, el papel de las hermanas mayores es la de preparar a la menor para su primera noche de bodas; así independiente de su origen, princesa, hija humilde o de alta cuna, Bella es la heroína y su historia es una historia de aprendizaje. Toda novia debe en algún momento conocer a su esposo; un ser que es descrito por todos, padre, madre y sus hermanas, como una bestia, que en la noche de bodas la destrozara y partirá, que la usara para satisfacer sus bajos instintos y placeres personales, y ella solo puede resistir ese ataque; que la hará sangrar y le producirá gran dolor. Así a toda novia primeriza, sobre todo en esos sitios más tribales y en aquellos otros tiempos más antiguos, era entregada a un marido desconocido; su madre y hermanas mayores la han preparado con sus propias experiencias, y estas no han sido muy diferentes a lo descrito, ellas fueron entregadas como objetos y eso mismo pasara a Bella y a Psique, que deben resistir todo eso, ya que su única meta en la vida es ser madre de los hijos del marido (la bestia); ella no puede negarse a acostarse con el futuro esposo (la bestia), que ya ha pagado la dote, y ya la ha comprado.

Pero no todo termina aquí, en oposición al cuento de Barba Azul, donde un caballero termina siendo un terrible monstruo; en La Bella y la Bestia, Bella aprende a conocer a su ‘marido’, no hubo noviazgo previo para que se conocieran; su primer encuentro fue en la cama, en el caso de Psique. Pero la bestia descrita deja de serlo poco a poco con el tiempo, en el transcurrir de los días, semanas, y meses, la bestia ya no es ese monstruo antes desconocido y al que se temía. Bella descubre que ella no es solo un objeto decorativo, su marido realmente la ama, por eso la ‘compró’ a ella por sobre otras opciones, y ella, con el tiempo, aprende a amarlo. Las relaciones de esos matrimonios concertados terminan con el paso del tiempo aprendiendo a conocerse y muchas veces el amor surge, ya no como esos flechazos a primera vista que nos ha dado el cine occidental, sino que es producto de ese día a día. La historia de Bella no es sólo la de un matrimonio concertado, sino también transmite la esperanza de que el amor al final llegara, incluso en esa circunstancia. Y ese proceso es el que permite el cambio de bestia a príncipe.

Pero hay un personaje en esta historia, uno que no aparece tan evidente en el cuento de Beaumont; el hada mala, y que tiene gran importancia en esta historia de matrimonio arreglado. Ha diferencia de otros cuentos, los malos son castigados, de una u otra forma. Pero en ‘La Bella y la Bestia‘ salvo por que el Príncipe fue transformado en bestia por una hada mala, o por una bruja; ella nunca paga su crimen. Quién es esta mujer que está oculta en las sombras del misterio y es tan temida. Las versiones anteriores nos dan una pista inicial. En la novela de Villeneuve tenemos una primera idea, el hada mala es la madre de la heroína y ha transformado al príncipe en bestia cuando este la ha desdeñado. La boda de la hija menor y el ser despreciada por un joven sólo implica que se trata de una mujer que ha perdido su encanto, la belleza con la que cautivaba a los múltiples pretendientes ha desaparecido en favor de su hija; por ello la chica se vuelve la enemiga, la rival, y como las hermanas describe al futuro marido como un monstruo, un ser que horrible que la romperá cual muñeca de porcelana en la noche de bodas. Es una forma de disminuir a la rival inexperta en el amor, algo sobre lo que ella si tiene experiencia, es hacer que la hija se vuelva más niña y los miedos de la infancia sean reavivados y ella, la madre, sea la única mujer.

Pero existe una segunda versión sobre este oscuro personaje, una que se acerca más a la historia real; en el mito quien ataca a Psique es la diosa Afrodita/Venus; la chica es ahora la nueva diosa encarnada de la belleza; nuevamente tenemos a la mujer mayor siendo reemplazada por la joven adolescente. La diosa ordena a su hijo, Eros/Cupido/Amor que la chica se enamore de un monstruo; pero es el chico quien cae rendido ante la belleza de la rival de su madre y la traiciona, desposándola a escondidas. La traición de su hijo enfurece más a la diosa Afrodita/Venus, y quiere poco menos que encerrarlo y castrarlo por haberla engañado. La diosa como mujer sufre en este punto lo mismo que el Rey/Padre, la perdida de la inocencia de su niño, ella lo sigue viendo como un bebe y no se ha dado cuenta que ya es un hombre. Pero la furia de al diosa no recae sobre su hijo, es sobre su nuera; esa es el hada mala del cuento que no aparece; es la suegra que todos temen; es por ello que la joven, en primera instancia para conciliarse con su futura suegra realiza tareas, hasta en ciento punto humillantes, todo para no perder a su marido; alguien que ha aprendido a amar; y cuya madre puede ser la causa del divorcio.

La amalgama que junta a todos estos personajes: heroína, hermanas, padre y suegra es el novio, de alguna forma víctima inocente de lo que se espera de él. En un primer instante todos los ponen como el malo del cuento; el padre ve en el joven esposo el malvado que le quita a su hija adorada; las hermanas reflejan en él la mala experiencia de sus bodas, la suegra no acepta que su hijo haya crecido y Bella, ignorante, niña y virgen no sabe que esperar de su futuro y desconocido marido. Pero el cuento es un canto a la esperanza, aún en bodas arregladas es posible que surja la felicidad y el amor; el truco es que el esposo/amante/bestia demuestre con sus actos que al igual que Bella, él también tiene miedo, que es al igual que Bella un hombre atrapado en un arreglo comercial entre familias; que para él esa noche de bodas es también su primera vez, con la esposa al menos, y por ello si quiere desmentir a todos, debe demostrar con sus actos que no es una bestia sedienta de sangre y carne; sino un chico, hombre o mayor que busca también algo de amor. También es una enseñanza al futuro marido, para conseguir el amor de su futura y desconocida esposa debe ser amable, compresible, cariñoso, etc., etc., etc.,…

En la versión del novio animal (bestia) tenemos la historia de una boda arreglada, pero en la versión de la novia animal; la historia tiene tres posibles niveles: en todos ellos la novia obliga a una promesa al marido, el incumplimiento de la promesa y lo que sigue lo que da pie a la historia. La primera versión queda perfectamente ejemplarizada en el cuento africano de ‘Seetetelané‘; el marido suele ser pobre y de escasos recursos, casa con un hada y su fortuna se revierte; pero al traicionar a su esposa (contar su secreto, traicionarla con otra, etc.) La mujer/hada lo abandona y al perder toda la fortuna no puede sobrevivir con su antigua forma de vida y muerte de frío y hambre.

En la segunda versión, un poco más trabajada tenemos como ejemplo ‘La historia de una Ondina‘; en este caso cuando el marido pierde a la amada/hada, la busca por todos lados y la consigue para pedirle perdón por su error; pero ya es tarde, ella no puede volver al mundo humano y él vive el resto de sus días solo, o muerte al conocer su suerte. La tercera versión es la de ‘La rana zarevna‘, aquí tenemos las misma versión que el novio-animal; el joven busca a la amada por todo el mundo, como lo hace Psique buscando a Eros. En esta versión tenemos al joven Iván, que es el virgen en este caso y cuya esposa es algo más experta; para recobrar a la joven del tiránico suegro (el demonio Koshchei), el joven príncipe recibe ayuda de la Bruja Baba Yaga. Para ayudar al novio, la suegra ayuda al yerno contra su propio marido.

La versión opuesta estas historias es el cuento de ‘Barba Azul‘; mientras en ‘La Bella y la Bestia‘ tenemos que una bestia no es tal, ya que el amor permite transformar al monstruo en príncipe; en ‘Barba Azul‘, un caballero somete a su joven esposa a una prueba de confianza pero al incumplirla el trato, la esposa revela la verdadera naturaleza del supuesto caballero, que es un verdadero monstruo. Las promesas y sus rupturas son los que mueven estos cuentos; pero lo que ocurre después solo tiene buen final si entre la pareja se ha formado un vinculo de confianza y amor verdadero; si no hay amor, simplemente la bestia interna tarde o temprano aparecerá. La falta de amor en una pareja de recién casados siempre conlleva a traiciones, celos, rupturas e incluso la muerte; y esa es la moraleja de todos estos cuentos.

Hombre lobo en la ficción (7) de monstruo a héroe

El imagen del lobo terrible como bestia se remonta a mitos tan antiguos, desde el recordado y frío lobo Fenris, quien asustaba hasta los mismos dioses, se pasa por devoradores de carne humana como el lobo de Caperucita y se llega a la fantasía moderna como bestias que acompañan a la Jadis, la bruja blanca de las Crónicas de Narnia. Los lobos eran en el primer libro —El León, la bruja y el armario (1950)— simples soldados para la bruja. En este libro, los lobos, al igual que el terrible Fenris, son criaturas sanguinarias que se cobijan al amparo del frío invierno. En el segundo libro —El Príncipe Caspian (1951)— algunos narnianos desesperados por los ataques de los telmarinos intentan traer de regreso a Jadis usando la sangre del príncipe telmarino Caspian; entre ellos una bruja y un hombre lobo; este último no como un cambiante de hombre a lobo, sino un híbrido de ambos.

Pero no todo fue tan serio y terrorífico; en tomo más de burla humorística “El hombre lobo Compleat” (1942) de Anthony Boucher narra la absurda historia de un docente que enamorado de una gran actriz que lo rechaza, descubre luego que es un hombre lobo y se transforma en ‘perro’ para un papel canino en una película con la amada; y como ‘perro’ ayudar a un detective a resolver misterios.

En “‘Operación Caos” (1971) de Poul Anderson, una bruja y un hombre lobo unen esfuerzos en un mundo alternativo, donde la ciencia y la magia ambas coexisten y luchan en una segunda guerra mundial por salvar a USA no de un ataque nazi, sino islamita. El lobo conserva su capacidad mental y no es visto como una bestia; se trata de una obra que hace burla política a los paradigmas de la época. En el año 2000 el autor publica una secuencia “Operación Luna” y ahora la lucha se libra por el control del espacio (como ocurrió en la tierra, tras la segunda guerra mundial, la guerra fría se libró en quien llegaba primero a la luna). Esta obra es quizás una de las primeras novelas ‘románticas’ paranormales y fantasía juvenil que hoy hacen tanto furor entre las chicas adolescentes. Para poder transformase en lobo el ‘héroe lupino’ hace uso de un aparato como cámara fotográfica que emite luz de la luna llena.

La idea se mantiene en la “Hora del Lobo” (1984) de Robert R. McCammon, ambienta también en la Segunda Guerra Mundial narra las aventuras de un espía británico que va a Alemania para detener la construcción de un arma secreta contra los Aliados. El giro es que este agente es un hombre lobo.

A modo de comedia “Howling Mad” (1989) es uno de los primeros libros de Peter David, la trama trata sobre un lobo que es mordido por un hombre lobo y el pobre lobo se transforma en hombre tres noches al mes; hay vampiros y bellas doncellas; y mucha comedia si lo que se quiere es reír a carcajadas de como un lobo ve a la sociedad humana.

La idea de lobos transformados en hombres es vuelta a retomar en “River” de Skyla Dawn Cameron (2006); aquí una joven loba es mordida por un lobo y transformada en una chica humana; no puede volver con su manada y debe enfrentar su mayor peligro, sobrevivir la secundaria. Tuvo una secuencia en “Wolfe” (2009), aquí la joven que ha aceptado su vida como humana se le aparece una ‘tía’ que pretende llevarla lejos de su familia y amigos.

Otras historias tuvieron un aspecto más oscuro y sangriento; en “Danza a la luna” (Moon Dance) (1989) de S. P. Somtow, ambientada en el 1800 cuenta como una manada de hombres lobo de Viena que decide emigrar a América, en busca de tierras salvajes y presas humanas sin sospechar, pero sin saberlo, el territorio de Dakota ya es sede de los Shungmanitu, un clan de indios Sioux que se convierten en lobos a la luz de la luna llena. Es trasladar historias del viejo oeste a cuentos de hombres lobo con una carga de estereotipos (blanco = destructor; indio = naturaleza) y mucha sangre al estilo gore.

También ambientada en el oeste americano, “Nadya” (1996) de Pat Murphy nos narra las aventuras de una joven llegada a las praderas del oeste americano desde Polonia y que descubre que es distinta de otras chicas.

En la obra, no para adolescentes, “Los hombres lobo de Londres” (1990) de Brian Stableford tenemos una novela esotérica, donde ateos y creyentes se juntan, ángeles y demonios manipulan los hechos en el Londres de la Reina Victoria y donde los hombres lobo son herramientas para lograr los fines de los jugadores, una experiencia que algunos consideran mítica y comparan a la lucha entre titanes y dioses de la antigua Grecia. El libro formó parte de una trilogía mayor inspirada en esta pelea divina y de que no existe ese libre albedrío del hombre.

No tan comedia, “El salvaje” (The Wild) (1991) de Whitley Strieber; cuenta como Bob Duque se muda con su esposa e hijo a New Yord; tras conseguir un empleo mediocre con el que a penas puede pagar sus deudas, en una visita al zoológico mira a un viejo lobo; al poco tiempo Bod se transforma en lobo y es perseguido por la perrera, miembros SWAT, cazadores y hasta perros, en su escape a los bosques de Canadá. Mientras tanto, la esposa Cindy y su hijo Kevin lo buscan con la ayuda de un viejo y cansado chamán nativo americano

En “Thor” (1994) de Wayne Smith nos narra la vida de un pastor alemán que tras la llegada del Tío Ted el perro detecta un peligro que no puede explicar, pero que hará todo lo posible por proteger a su familia.

Dentro del canon tradicional “Murcheston: la historia del lobo” (2000) de David Holland narra en medio del escenario gótico del Londres victoriano, como Edgar Lenoir, un aristócrata que es mordido por un hombre lobo relata su vida como lobo y trata de justificar como natural y saludable de los deseos bestiales que lo consumen.

Christopher Golden, famoso escritor de novelas basadas en iconos modernos, (Buffy, Hellboy, etc.) tiene su serie de terror propia “Merodeadores” (Prowlers desde 2001 a hoy); en ella cuando Artie, el mejor amigo de Jack Dwyer, es asesinado brutalmente, este está devastado; pero su mundo da un vuelco cuando Jack, con la guía del alma de su amigo muerto, se entera de la existencia de los merodeadores; seres que se mueven de ciudad en ciudad, se alimentan de los seres humanos hasta que estén a punto de ser expuestos, entonces se van. Jack quiere venganza; pero mientras caza a los merodeadores, pone a todos sus seres queridos como presa de estos seres. Christopher Golden ha creado una historia que recrea la mitología hombre lobo en un molde nuevo y fresco. No hay maldición, no hay magia, estos tipos son animales que han evolucionado para imitar a la gente. Y a diferencia de los hombres lobo de la leyenda, no son seres humanos que la Luna transforma en lobo, son bestias salvajes disfrazadas de seres humanos.

Benighted/Bareback (Ignorancia/Desnudo) (2006) de Kit Whitfield nos planea un mundo alternativo, aquí la mayoría son hombres lobo y los humanos que no cambian son una minoría despreciada; sin embargo esta característica los hace apropiados para ser guardianes de los hechos de luna llena, cuando toda la población se autoencierra por seguridad. En un mundo que los desprecia, una detective debe descubrir y detener al asesino que mata a los despreciados en la luna llena y luchar contra los estereotipos.

Caitlin R. Kiernan a desarrollado sus obras entre el terror y el suspenso; entre sus libros (tres de ellos) narran las aventuras de Chance Matthews, una paleontóloga joven y Deacon Silvey, un psíquico alcohólico que está tratando de no usar sus habilidades más; en el primer libro “Umbral” (2001) ambos entran en una batalla entre los ángeles y monstruos a causa del poder del fósil de una criatura que no podría haber existido jamás… pero lo hizo, y todavía lo hace. En su segundo libro ambos “Caida de la luna roja” (2003) Deacon esta casado con su esposa Chance, que está embarazada de su primer hijo. Sin embargo, nuevas pesadillas les esperan cuando una mujer con una necesidad de violencia entra en sus vidas; y algo aún peor la ha seguido. Finalmente en “Hija de perros” (2007) han pasado ocho años desde que Emmie Silvey nació en Halloween durante la luna llena. Criada por su padre viudo, ella es una extraña niña de ojos amarillos, plagada de visiones de mundos imposibles y seres fabulosos, deben ahora ambos hacer frente a los monstruos y las fuerzas sobrenaturales que han dado forma a sus vidas … y amenazan su futuro. En estas tres y otras de sus obras el autor hace mención a la licantropía, aunque los lobos no aparezcan en escena.

Otras historias dirigidas a un publico juvenil se muestran más como cuentos de misterio, donde el hombre lobo es muchas veces una excusa para ocultar otras intensiones; así en la novela “Noche del hombre lobo” (1979) escrita dentro de la serie de libros de los Hardy Boys, los dos chicos detectives deben ayudar a limpiar el nombre de un joven acusado de ser hombre lobo cuando lobo feroz aparece en la pequeña ciudad de Bayport. Los Hardy Boys, (Frank y Joe Hardy), fueron creados por Edward Stratemeyer y los libros han sido escritos por diferentes escritores fantasmas en los últimos años, todos publicados bajo el colectivo seudónimo de Franklin W. Dixon.

Hubo a partir de 1980 obras destinadas al publico infantil que siguieron a estas historias de misterios; entre ellas “Yo era un hombre lobo en segundo grado” (1983) de Daniel J. Pinkwater; cuento corto donde un niño de segundo grado se vuelve hombre lobo pero a nadie de sus amigos y maestros le preocupa; “Los hombres lobo no van a un campamento de verano” (1991) de Debbie Dadey y Thornton Jones narra las aventuras de unos chicos en un campamento para verano y su duda si el guía del lugar es un hombre lobo. “Verdaderas historias de Monstruos” (1992) de Terry Deary, fue una recopilación de cuentos que van desde pie grande a hombres lobos dirigida al publico adolescente pero terminaron encantando también a los adultos. “Las crónicas del hombre lobo” (1996) de Rodman Philbrick y Lynn Harnett fueron tres libros en las cuales un niño descubre que cambia cada luna llena en algo no tan lindo.

Entre la serie de novelas adolescentes “Calle del miedo” (Fear Street) la obra “Mala Luz de Luna” (Bad Moonlight) (1995) de R. L. Stine, cuenta como la joven Danielle Verona, es una cantante que está realizando sus sueños en todos los pubs de moda. Pero lejos de las luces brillantes, algo se esconde a la espera por ella, algo salvaje y hambriento. No es hasta que un miembro de su banda muere al parecer hecho trizas por un animal salvaje que surge el terror y misterio.

Piel de Gallina (Goosebumps) fue una series libros de miedo escritas también por  R. L. Stine, publicadas desde 1992 al 2000. Se trata de una colección de historias de niños involucrados en situaciones de miedo. Los temas de la serie son de terror, humor y lo sobrenatural. Entre las historias de hombres lobo tenemos: “El hombre lobo de la Fiebre de los Pantanos” (1995), “Noche en el bosque del hombre lobo” (1996); “La piel del hombre lobo” (1997); “El hombre lobo en la sala de estar” (1999); y “Fiebre de luna llena” (1999).

Harry Potter, el famoso mago adolescente tendría su propio hombre lobo; un maestro y amigo de su padre; Remus Lupin, aparece en el tercero de los siete libros (1999 a 2007); fue parte de la Orden del Fénix, para la cual tuvo que infiltrarse en las filas de los hombres lobos liderados por Fenrir Greyback, quien lo había mordido cuando era tan sólo un niño, siendo el causante de su licantropía. Otras víctimas de este hombre lobo malo fue Bill Weasley, uno de los hermanos de Ron Weasley, mejor amigo del joven mago. Aunque posee el estereotipo de los hombres lobos en el cine; su imagen en las películas era por así decirlo bien anorexica.

Jim Butcher y su serie “The Dresden Files” (2000 a hoy) nos narra las aventuras de un mago adulto, últimamente Harry Dresden es el único mago profesional en la guía telefónica; y vive en los limites del hambre a la espera de su próximo trabajo (mágico o mundano); en su muchas obras trata de resolver crímenes de vampiros, demonios, fantasmas, líos de hadas, brujas y por supuesto muertes provocadas por hombres lobo. En la serie, después del segundo libro, un grupo de hombres lobo, los alfa, que se transforman el lobo para proteger su barrio de otras criaturas, ayudan a Harry a resolver algunos de los crímenes y limpiar su nombre.

Edo Van Belkom publicaría entre 2004 “Wolf Pack” y  donde un guardabosques tras un incendio encontraría unos lobeznos abandonados, de él y su esposa descubren luego que son hombres lobos y los crían como humanos; ya jóvenes estos tratan de encajar en el mundo de los humanos, pero su verdadera naturaleza hace que el reto de ser los adolescentes sea cada vez más difícil. Seguirían tres secuelas a la fechas: “Lone Wolf” (2005), “Cry Wolf” (2007) y “Wolfman” (2009).

La serie “Fusión Oscura” (Fusion Dark) de Neal Shusterman mezcla elementos modernos con cuentos clásicos y mitos antiguos; el segundo libro “El jinete de la capa roja” (Red Rider’s Hood) (2005) es sobre el joven Red (Rojo) que trata de mantenerse fuera de las pandillas, hasta que ‘los lobos’ matan a su abuela; Él decide unirse a los lobos para ver cómo vencerlos. Pronto descubre su terrible secreto: son hombres lobo con sed de sangre humana. Red finalmente se enfrenta a una elección en la próxima luna llena seguir el camino de los lobos asesinos o tomar venganza.

Otras obras para adolescentes ponen al hombre lobo como personajes secundarios; la serie de libros de “Anita Blake la caza vampiros” creada por Laurell K. Hamilton a partir de 1993; muestra a lo largo de la serie hombres lobo y son explicados como una enfermedad para la cual hay una vacuna. De igual forma en la serie de libros “Mundo Vampiro” de Brian Lumley (1992 a 1996) dos chicos gitanos deben luchar contra vampiros, zombies, monstruos y por supuesto contra hombres lobo.

Autobiografía de un cazador de hombres lobo” de Brian P. Easton. (2002) Sigue la vida de James Sylvester de su juventud a adulto, con sus padres muertos por hombres lobos, es criado por un viejo indio que trata de curarlo del odio, pero es ese odio lo que le permite seguir y reconocer que hace falta más que balas de plata para matar a un hombre lobo; se requiere un cazador entrenado; los hombres lobo en esta serie son monstruos malvados, despiadados que se deleitan con su sed de sangre sin pedir disculpas. Al primer libro le sigue “Corazón de cicatrices” (2010) y se espera un tercer libro.

Las Crónicas de Icemark” (2006-2009) de Stuart Hill son tres novelas en un mundo ficticio, el imperio Polypontian, que ha conquistado gran parte del mundo conocido en los últimos años y ahora mira al pequeño reino Icemark, la joven princesa Thirrin tras la muerte en guerra de su padre debe pedir la ayuda a los hombres lobo, y tiene que buscar más aliados, como brujos, vampiros y otras criaturas para poder vencer al enorme invasor.

Igual pasa con la serie de libros “Los instrumentos mortales” (The Mortal Instruments) de Cassandra Clare, conocida también como “Los cazadores de las sombras“, una serie de cuatro libros (2007 a 2010) y a la espera de dos más y otros tantos de precuela; narra las aventuras de Clarissa “Clary” Fray que tras presenciar un asesinato entra a formar parte de una lucha entre hombres lobos, vampiros, hadas y demonios.

Perseguidos por ser hombres lobo tenemos a: “El tiempo del cambio” (The Wolving Time) (2003) de Patrick Jennings, aquí Laszlo Emberek se encuentra atrapado entre dos mundos; de 13 años de edad, Laszlo sabe que su cambio vendrá pronto. Sin embargo, cuando el secreto de su familia es descubierto por una niña de pueblo, bajo la tutela del sacerdote malvado y corrupto, Laszlo debe decidir cómo quiere vivir. Aquí una familia de hombres lobo se enfrenta a la maldad humana a la persecución en esta novela tensa y fascinante.

Chica lobo solitaria” (Lonely Werewolf Girl) (2007) de Martin Millar que narra las aventuras de la joven lobo adolescente Kalix MacRinnalch que es perseguida por las calles de Londres por cazadores de asesinos y entre los clanes de hombres lobos escoceses intrigas en la corte amenazan con estallar en una guerra civil, mientras las facciones competen por determinar si Kalix puede asumir el liderazgo de los clanes.

En la boca del lobo” (Into the Mouth of the Wolf) (2008) de Joshua Dagon; el mundo a descubierto la existencia de los hombres lobos y lo que empezó como una infección pronto se volvió una pandemia mundial; los infectados son supuestamente llevados a centros de investigación para tratar de encontrarles una cura; el joven Russell Shepard siempre lo creyó hasta que sobrevive a un ataque hombre lobo, para descubrir que su condición se cura solo con la eliminación; así es perseguido por aquellos que pondría fin a su vida de inmediato, sin remordimientos.

Wereworld” de Curtis Jobling es una serie de libros (dos en 2011 y dos más para 2012); donde tenemos un mundo imaginario gobernado hombres y mujeres que pueden cambiar a voluntad en osos, leones y serpientes. Cuando Drew de repente descubre que es no sólo un hombre lobo, sino el heredero perdido desde hace mucho tiempo del trono del rey lobo asesinado, Drew tendrá que usar su ingenio y nuevos poderes para sobrevivir en una tierra de repente llena de enemigos; él es el único que puede unir el reino en un levantamiento masivo en contra de su gobernante tirano, Leopoldo León. Pero el rey está tras Drew y no descansara hasta que tenga la cabeza del lobo rebelde.

Si bien la imagen del hombre lobo ya ha sido impuesta en la primera mitad del siglo XX; seres torturados por el ansia de matar; cambiantes en la luna llena y muertos por balas de plata; en la segunda mitad los autores nos lo han revelado bajo otra mirada, no de las víctimas, sino en los ojos de la bestia atormentada; y bajo los ojos del lobo esta bestia no parece tan inhumana. El hombre lobo es a diferencia de los vampiros y demonios con los que siempre se puede hablar, un ser sólo movido por instintos e impulsos y con el cual no se puede dialogar, la imagen temida de esta bestia depredadora ha sido difícil de superar; sin embargo hoy por hoy los hombres lobo de la literatura han pasado de bestias sanguinarias a los salvadores y protectores; se han vuelto poco a poco en el nuevo héroe.

Hombre lobo en la ficción (5) Encasillando al mito.

Para la década de los treinta otras obras seguirán explotando el tema en relatos cortos y encasillando al personaje; cuentos como: ‘La muerte de un cazador furtivo‘ (1935) de H. R. Wakefield, ‘Los peludos bailarán‘ (1938) por Manly Wade Wellman y otras obras cortas repiten y reinventan las historias ya contadas.

Muchos de esos cuentos de algunos autores fueron reimprimidos años después como antologias; asi por ejemplo en 1960 fue reimpresa en tapa dura ‘Los invasores de la oscuridad‘ de Greye La Spina; publicada como novela seriada en la revista Weird Tales en 1925. Ambientada en Brooklyn, Nueva York, a mediados de la década de 1920, la viuda de un ocultista y una princesa rusa están enamoradas del joven Owen Edwards, quien investiga unas extrañas muertes y las pistas parecen apuntar a algo más peligroso que sólo los lobos amaestrados en la mansión de la princesa.

Otras historias de terror de hombres lobos, estas del autor H. Warner Munn de la citada revista fueron recopiladas y publicadas en dos volúmenes ‘Los Cuentos del clan de Hombres Lobos‘ en los años 1979 y 1980 respectivamente. Estas obras aún estaban libre de las ataduras impuestas tras ‘Un hombre lobo en París‘ de 1933

Es con cuento corto ‘Más oscuro de lo que piensa‘ (1940) por Jack Williamson, luego transformado en novela en 1948; que tenemos la primera obra significativamente diferente; en la obra se narra la historia de un grupo de hombres lobos y cambiaformas que viven ocultos entre los humanos y que esperan la llegada de su redentor.

Para 1941 ‘El Lobo Blanco‘ de Franklin Gregory ya se encasilla al mito; en la obra la presencia de un gran lobo blanco (muy asociada la imagen al mito de la mujer lobo) es vinculado a una serie de muertes violentas de niños; una joven ‘Sara’, es la posible causa, siete generaciones atrás ocurrieron hechos similares con un ancestro; pero un cáliz de plata aparece como arma contra la bestia.

Casi una década después las armas de plata son el recurso para acabar con el monstruo. En ‘No habrá oscuridad‘ (1950) de James Blish, un grupo de personas en una casa de campo a distancia que descubren que uno de sus ellos es un voraz hombre lobo; aquí los invitados al lugar fabrican balas de plata para acabar con la bestia.

En ‘El grito‘ (1977) de Gary Brandner se cuenta la historia de una pareja que se va a vivir al campo; la mujer escucha ruidos raros en la noche, a lo que su marido no da importancia; finalmente el marido es mordido por un lobo negro y cambia de conducta tras sobrevivir ante su mujer. La mujer pide ayuda a un amigo y descubren que toda la aldea vecina, incluyendo al marido, son hombres lobos; el amigo y la mujer huyen y un incendio arrasa con todo el bosque y la villa; a lo lejos se escuchan los lamentos de los lobos al arder entre las llamas.

La trilogía: “El Libro de la Bestia” : El huérfano (1980), La cautiva (1981), La Bestia (1982) de Robert Stallman; es considerado por mucho como la mejor obra sobre hombres lobos desde el clásico ‘Un hombre lobo en París‘; y no se trata de una obra de terror, sino del camino que sigue el protagonista, un joven huérfano en la zona rural centro-oeste de la década de 1930, y de la extraña y misteriosa criatura encerrada en su cuerpo.

La novela corta de terror de Stephen KingEl Ciclo del hombre lobo‘ (1983) narra cada capítulo un cuento en sí mismo y cada uno cuenta la historia de la aparición de un hombre lobo en una pequeña ciudad que aparece con cada luna llena. Y en ‘El grito oscuro de la luna‘ (1986) de Charles L. Grant; extrañas muertes están ocurriendo, asumir que es culpa de un hombre lobo y descubrir quién es,  es aquí el problema.

Es interesante cerrar este ciclo con los cuentos narrados en ‘La cámara sangrienta‘ (1979) de Angela Carter, aquí una recopilación de cuentos tradicionales en una versión moderna y feminista. En tres de los tantos cuentos recopilados y re-inventados tenemos la historia de Caperucita Roja en la que el lobo es en realidad un hombre lobo. Angela Carter declaró de su obra que no era su intensión hacer una versión americana, adulta y terrible de los tradicionales cuentos de hadas, sino extraer el contenido latente de las historias tradicionales.

Angela Carter saca el tema del feminismo, rechaza las convenciones de los cuentos de hadas donde la heroína ha de ser rescatada por el héroe masculino estereotipado. Contrastando con los elementos tradicionales de la ficción gótica, que suele representar personajes femeninos como débiles e indefensos; la mujer de Carter es sexualmente liberada y fuerte. Esta obra marca el final de un estereotipo, fin de la mujer sumisa; pero nos deja otro nuevo, el hombre lobo de hoy; ha pasado medio siglo desde el primer clásico y el mito se ha cerrado; las heridas provocadas por el hombre lobo contagian el mal; la luna hace la transformación y las armas hechas de plata matan a la bestia.

Hombre lobo en la ficción (2) Horrible realidad.

Las historias de hombres lobo amables se mantuvieron hasta el final de la edad media, hubo que esperar a un cambio de era para que cambiaran; en el siglo XVI Europa se debatía en una reconstrucción social, el feudalismo que ya tenía diez siglos no funcionaba y las naciones nacían en cruentos partos. En esta era de descubrimientos, luchas religiosas y deseo por el saber, una historia real devuelve al mito a hechos de canibalismo y tortura.

Un folleto de dieciséis páginas publicado en el Londres de 1590, traducción de una copia alemana que no ha sobrevivido describe la vida Peeter Stumpp, sus presuntos delitos y su juicio, que incluye las declaraciones de muchos de los vecinos y testigos de los crímenes. Información adicional es proporcionada por los diarios de Hermann Von Weinsberg, concejal de Colonia, y por una serie de periódicos de gran formato ilustrado, que fueron impresas en el sur de Alemania y que se basaban probablemente en la versión en alemán del folleto de Londres. Los documentos originales se perdieron durante las guerra que se extendieron en los siglos que siguieron.

El folleto titulado ‘La maldita la vida y la muerte de Peeter Stubbe‘; Peeter Stumpp, mejor conocido como ‘El hombre lobo de Bedburg‘ fue un agricultor alemán, acusado de ser un asesino en serie y un caníbal. Peeter Stumpp, cuyo apellido suena a Stumpf que traduce del alemán “muñon”, hace referencia al hecho de que había perdido su mano izquierda, cortada por un accidente al picar leña, dejándole sólo un muñón. Los testigos señalan a las autoridades que un lobo, cuya su pata delantera izquierda estaba cortada, estaba atacando a su animales, y esa lesión fue lo que apuntaba a  la culpabilidad del rico hacendado.

Stumpp nació en la aldea de Epprath cerca de la población de Bedburg en Colonia. Su fecha de nacimiento no se conoce, los registros de la iglesia local fueron destruidos durante la Guerra de los Treinta Años (1618-1648). Él era un rico agricultor y miembro influyente de la comunidad rural. En la década de 1580 parece enviudar y queda con dos hijos, una niña llamada Beele (Sybil), que parece no haber tenido más de quince años, y un hijo de edad desconocida.

En el año 1589 Stumpp fue sometido al tormento del potro, práctica muy habitual para sacarle las confesiones. De lo que quedó de su juicio se desprende que Peeter acabó confesando, tras un período no definido de torturas, que practicaba la magia negra desde que tenía doce años de edad, lo que le había servido para hacerse tan rico. Agregó además que había recibido de manos del mismo Diablo un cinturón mágico que le permitía transformarse en lobo. Un ser con apariencia de lobo, fuerte y poderoso, con grandes y enormes ojos que brillaban como fuego por la noche, con afilados y crueles dientes, y con un cuerpo enorme apoyado en fuertes patas.

Según su confesión, cuando se sacaba el cinturón recuperaba su forma humana. Relató que durante 25 años se había estado alimentando del ganado de sus vecinos, pero que no llenándose con esto, había pasado a cazar presas humanas. Durante veinticinco años, Stumpp habría sido una ‘sanguijuela insaciable’, que se atiborraba de la carne de las cabras, corderos y ovejas, así como de los hombres, mujeres y niños que se le atravesaron. Con la tortura confesó matar y comer a catorce niños, dos mujeres embarazadas, y sus fetos. Uno de los catorce niños fue su propio hijo, cuyo cerebro, informó, había devorado. Así mismo también fue acusado de mantener relaciones incestuosas con su propia hija (algo que hubiese significado ya de entrada la pena de muerte en aquella época) y relaciones homosexuales con un primo suyo (otro delito mortal). También confesó haber tenido trato carnal con un sucubo (demonio femenino) que el propio Diablo le enviaba en varias ocasiones. Tras todas estas declaraciones, Peeter fue declarado culpable de canibalismo, asesinato y trato con el Diablo. Su condena fue ser ajusticiado con el tormento de la rueda.

El 31 de Octubre de 1589 Peeter fue atado a un banco, donde con unas tenazas al rojo vivo le extrajeron varios trozos de carne. A continuación le machacaron brazos y piernas con la parte roma de un hacha —para evitar su regreso desde la tumba—, y posteriormente fue decapitado. Su hija y su primo fueron quemados en la misma hoguera en la que quemaron los restos de Peter. Parece ser que antes de ser quemados vivos fueron desollados, la chica violada y estrangulada. La cabeza de Peeter sin embargo no fue quemada. La colocaron en un poste en el medio del pueblo, junto a la rueda que habían empleado con él y una figura con forma de lobo a modo de castigo ejemplarizante para que nadie repitiese sus acciones.

Pese a lo horrible de la historia, hay algunos hechos históricos que hacen inconsistente el folleto de Londres. Los años en que Stumpp se suponía que había cometido la mayoría de sus crímenes (1582-1589) estuvieron marcados por guerras internas en la región de Colonia, la luchas entre protestantes y católicos. El protestantismo era apoyado por el ex arzobispo Gebhard von Waldburg Truchsess y Adolfo, conde de Neuenahr , señor de Bedburg; y Stumpp fue sin duda un converso al protestantismo. La guerra trajo consigo la invasión de los ejércitos de uno y otro lado, los ataques por parte de soldados merodeadores y, finalmente, un brote de la plaga . El asesinato y la violencia eran la regla.

Cuando los protestantes fueron derrotados en 1587, el castillo de Bedburg se convirtió en la sede de mercenarios católicos bajo el mando del nuevo señor de Bedburg; Werner, conde de Salm-Dyck Reifferscheidt, que era un acérrimo católico decidido a restablecer la fe romana. Por lo tanto, no es inconcebible pensar que el juicio al hombre lobo, fue un juicio político disimulado, para que el nuevo señor de Bedburg intimidara a los protestantes del territorio ahora católico.

En esos tiempos los juicios a brujas y hombres lobos recaían en personas solas (mujeres viudas cuyas tierras eran codiciadas por otros), igual puede suponerse para los juicios a hombres lobos. Un aspecto más que apoya esta idea es que los procedimientos de la tortura eran algo caros, por ello son enjuiciados inicialmente gente de la clase alta —una forma de quitar de en medio a la oposición política y religiosa—. Poco a poco se pasa a la gente común, aquí los costos son asumidos por las administraciones de las comunidades, quienes se aprovechan de los bienes del enjuiciado para enriquecer sus arcas. Buscar culpables de uso de la magia negra era relativamente sencillo, bastaba encontrar aquellos que hacían manipulación financiera o tenían un enriquecimiento repentino.

La viuda de Reichmann (de 50 años) de Frohnhausen que era conocida por su ayudas en actividades de curación; por su tono amistoso poco, no había sido precisamente popular en el pueblo. Testigos la acusan de robar grano disfrazada de loba, y otros señalaban que una de sus sobrinas había sido ejecutada en Niederscheld. Ella fue interrogada y finalmente torturada para hacerla confesar que había matado a su marido, así como algunos de sus hijos, con el difunto. El 29 de Agosto 1631 fue finalmente ejecutada. A veces se devuelven a los cargos a los propios instigadores; en 1630 el maestro de escuela Johann Jacob Offenbach Henrich (48 años), que había detenido a tres mujeres, incluida su propia madre, fue denunciado como un hombre lobo, y está en grave peligro de sospechas ya se habían planteado juicios contras uno de sus antepasados.

Otro aspecto vinculado a estos juicios son el componente sexual y las relaciones sexuales no permitidas, tales como el incesto y la homosexualidad; muchas víctimas de torturas eran obligadas a confesar actos seguramente inciertos. En el caso de Lemgoer Olischläger Johan, que abusó de su esposa y su criada; parece ser que el componente sexual domina todo. En 1631 el tribunal condenó al acusado, no como un adúltero, pero si como un hombre lobo.

Estos juicios a brujas y hombres lobo se extenderán hasta un poco más de la mitad del siglo XVII. El hombre lobo que en los siglos de la edad media era un ser atormentado y bueno, pasa a convertirse en una excusa para juzgar y eliminar rivales, ahora es un monstruo caníbal, lujurioso, pedofilo, infanticida, violento y cruel, que tiene pactos con el diablo y las brujas; sus transformaciones son por lo general producto de cinturones y ungüentos mágicos, y la literatura sólo muestra como se torturaba a aquellos desdichados para hacerlos confesar delitos, muchas veces inexistentes. Caperucita Roja es la heredera literaria de esas historias de lobos antropófagos; inicialmente enseñando a los niños de no ir solos al bosque y de los peligros de que lobos y criminales los atacaran. Habrá que esperar hasta fines del siglo XIX e inicios del XX para que resurja una nueva cara del mito.

__________

Textos originales y más información: aquí, aquí y aquí