Griegos y Troyanos peleando en los cielos (5) Néstor, el planeta de los consejos no pedidos

(659) Néstor fue el cuarto asteroide troyano descubierto, es el tercero en el campo griego y el segundo del astrónomo Max Wolf, descubierto en 1908, a un año del descubrimiento de (624) Héctor y nueve años antes del siguiente troyano, (884) Príamo. Su tamaño es de unos 109 km aproximadamente, ocupando el décimo quinto lugar en tamaño entre los troyanos conocidos. El cuerpo toma el nombre de uno de los argonautas que luego acompañó a los griegos en la guerra, por ser demasiado mayor para la lucha iba como consejero y fue acompañado con dos de sus hijos.

Los mitos nos cuentan que tras la destrucción del mundo por agua (el mito del diluvio) sobrevive una pareja: Deucalión y Pirra; hijo de estos fue Helén (Heleno, no confundir con el hijo de Príamo de igual nombre), quien da a los griegos el nombre de helenos y al esplendor de su cultura se le dice helénica. Descendientes de Helén serán los pueblos: dorios (descendientes de Doro), jonios (descendientes de Juto) y eolios (Hijos de Eolo —no confundir con el dios de los vientos de igual nombre, que es un nieto del mismo—).

Eolo tuvo una aventura con la hija del centauro Quirón, Melapina, fruto de ello nació la ninfa Arne, quien fue luego una amante de Poseidón, fruto de esta unión nacen los gemelos Beoto y Eolo. Al crecer Beoto se establece en la región que se conoce como Beocia y su hermano viajó hasta unas islas cercanas a Sicilia, las Eolias, donde su padre Poseidón lo convirtió en el rey de los vientos.

Otros descendientes de Eolo no fueron muy afortunados, entre ellos podemos citar a: Perites, que fue el primer esposo de la única hija de Perseo y Andromaca, Gorgófone; y juntos fueron padres de Afareo y Leucipo. Afareo le sucede en el trono; y los hijos de este fueron los gemelos Idas y Linceo. Leucipo tuvo tres hijas: Arsínoe, Hilaíra y Febe. Las dos ultimas fueron raptadas y desposadas por Cástor y Pólux (los Dioscuros). Cuando sus primos Idas y Linceo fueron a su rescate, estos mueren a manos de los Dioscuros. El reino de Afareo, sin herederos directos, pasa luego a su sobrino Néstor.

Otro fue Deyoneo, que tuvo entre sus hijos a Céfalo (abuelo de Odiseo) y Actor (padre de Menecio y abuelo de Patroclo), su hija fue Dia, esposa de Ixión, cuando Deyoneo pretendió cobrar la dote que le correspondía, Ixión le puso un trampa y lo mato, ese fue el primero de su crímenes. A Sísifo se le pone como padre de Odiseo (violando la mujer de su sobrino nieto) pero es su intento de burlar a la muerte por lo que es condenado a sufrir en el infierno a cargar una gran roca por una colina, la cual escapa de sus manos ante de alcanzar la cúspide y volver a empezar de nuevo. Su hermano Salmoneo (padre de Tiro) tampoco fue alguien muy digno, quiso igualarse a Zeus y este lo mató de un rayo. Atamante no tuvo mejor suerte, casa con Ino, hija del rey Cadno, pero cuando cuidan al niño Dioniso, hijo de Semele (hermana de Ino) y Zeus, Hera los castiga volviéndolos locos, terminan matando a sus hijos, para luego suicidarse.

El último de esta larga lista digno de mención es Creteo; su mujer fue Tiro, la hija de su hermano, con quien fue padre de Esón. Pero Tiro estaba enamorada del dios del río Enipeo. Poseidón asume la apariencia de Enipeo, y fruto de esa unión nacieron los gemelos Pelias y Neleo. Pelias deseaba el trono de su padre, y a la muerte de este encierra a Esón (el primogénito) y exilia a Neleo. El hijo de Esón, Jasón, que estaba entrenándose con Quirón, regresa a su casa ya adulto. Pelias se le había profetizado que un desconocido con una sandalia provocaría su muerte. Cuando Jasón atraviesa el río, pierde uno de sus calzados y Pelias reconoce a su victimario. En un intento de evitar perder el trono reta al joven a conseguir lo imposible, el vellocino de oro. Es el viaje de los argonautas, donde los grandes héroes del mundo griego de esa época se embarcaron en tamaña aventura. A su regreso, la mujer de Jasón, Medea; engaña a las hijas de Pelias, quienes descuartizan a su padre, creyendo que lo pueden devolver a la vida más joven. Tras recuperar el trono, Jasón descubre que su padre había muerto en prisión, donde se había suicidado.

Neleo no tuvo mejor suerte, funda la ciudad de Pilos, en la región de Mesenia (costa sur occidental de la Grecia continental). En una visita de Heracles, en alguna de sus tantas tareas, Neleo de alguna manera lo ofendió y como el invitado no era de buenas pulgas, terminó en su disgusto (algo muy común) matando a Neleo y a todos sus hijos, sólo sobrevivió Néstor; quien tras heredar Pilos, poco tiempo después controlaba toda la región de Mesenia tras heredar el reino de su tío Afareo.

Néstor fue un argonauta, luchó contra los centauros y participó en la caza del jabalí de Calidón. Pero se le recuerda más cuando él y sus hijos: Antíloco y Trasimedes, lucharon junto a los aqueos en la Guerra de Troya que siguió al rapto de Helena; y aunque por su avanzada edad no podía luchar (ya había vivido tres generaciones), era de utilidad en el ágora y daba consejos a los más ilustres con el fin de asegurar el triunfo de la causa griega.

Su opinión era tenida en alta estima, siendo desobedecido solamente una vez por Agamenón; cuando Néstor le había aconsejado que no quitase a Briseida a Aquiles. El rey de el rey de Micenas hizo todo lo contrario, aunque bien pronto Agamenón tuvo que reconocer su error debido a la vergonzosa pérdida que su ejército estaba sufriendo frente a los troyanos. Fue cuando Patroclo en un intento de rescatar la confianza de los griegos se pone la armadura de Aquiles, pero pronto muere a manos de Héctor.

Los hijos de Néstor que estuvieron en el sitio de Troya fueron inmortalizados en los cielos con los asteroides troyanos del lado griego: (1583) Antíloco descubierto en 1950 y (3801) Trasimedes descubierto en 1985.

Según los mitos Antíloco fue el portador ante Aquiles de la noticia de la muerte de Patroclo. Ocuparía el lugar de Patroclo en la tienda del héroe. Tiempo después Antíloco muere luchando contra Memnón, rey de Etiopía y sobrino de Príamo, que había venido a ayudar a los troyanos. Antíloco trataba de permitir el escape de su padre Néstor, que era rescatado por su hermano mayor Trasimedes ante el avance de los troyanos dentro del campamento griego. Trasimedes trató de luchar por la posesión del cadáver de su hermano, pero debido a la fuerza superior de Memnón se vieron obligados a retirarse y solicitar la ayuda de Aquiles. Aquiles cobra su muerte matando luego al rey etíope y rescatando el cuerpo de Antíloco. Trasimedes fue luego uno de los soldados que entró dentro del Caballo de Troya.

Néstor y Trasimedes sobrevivieron a la guerra y regresaron a su casa sin problemas. Por ser Néstor el único guerrero aqueo que se había portado con total justicia durante el sitio de Ilión, el supremo dios Zeus le concedió un regreso relativamente sin complicaciones, y ya en su patria Néstor vivió tranquilamente y sin problemas en compañía de su esposa y de sus hijos; seguramente Trasimedes lo sucedió en el trono a su muerte.

Estando ya en su patria Néstor dio hospedaje a Telémaco, hijo de Odiseo, y le informó sobre los primeros incidentes del regreso de los aqueos. Aunque no podía dar noticias ciertas sobre Odiseo, sí facilitó caballos a Telémaco para que fuera a Esparta a encontrarse con Menelao, y además encomendó a su hijo menor, Pisístrato, para que acompañara a Telémaco como compañero de viaje.

En Néstor tenemos al abuelo que ha aprendido por la experiencia y trata de trasmitir algo de su saber acumulado a lo largo de sus años; Néstor representa muchas veces, como ocurre con los ancianos, una voz que no desea ser escuchada, es el consejo que nadie pidió; un equivalente en los cielos del famoso Pepito grillo de Pinocho; aunque sus consejos son considerados importantes, rara vez alguien los toma en cuenta. Su hijo Antíloco es la imagen del que trae malas noticias, pero también representa al amigo y junto con su hermano son el amor filial, del hijo al padre. Ambos representan a alguien que apoya a su familia, sobre todo a los mayores de la casa; su hermano Trasimedes con más fuerza indica el respecto y la ayuda del hijo hacia el padre mayor, ya anciano.

Ixión, el planeta de los conflictos internos

Ixión (28978 Ixion / 2001 KX76) es un objeto del cinturón de Kuiper, más concretamente, un plutino. Descubierto el 22 de mayo de 2001, recibe su nombre de Ixión, una figura de la mitología griega. Ixión se caracteriza por su moderado color rojo, que indican que la superficie de Ixión es una mezcla de compuestos orgánicos, y siendo un Plutino comparte con ellos una relación de resonancia 2:3 con Neptuno. Su periodo orbital es de unos 249 años; un perihelio de 30 UA que apunta a Aries y un afelio de 49 UA hacia Libra. Con una inclinación de 20° y una excentricidad de 0,24 (Plutón tiene 29,6 AU, 48,8 UA, periodo de 248 años, inclinación 17,2° y excentricidad 0,23), El diámetro de Ixión es de unos 1000 km; esto es casi la mitad del tamaño de Plutón. [Mediciones más actuales ponen su tamaño cercano a los 730 km]

El nodo ascendente de Ixión apunta a unos 11° Géminis, y su perihelio a 11° Aries; la separación angular entre Plutón e Ixión es de unos 15°; Ixión siguiendo a Plutón. Ixión y Plutón siguen órbitas similares pero orientadas de manera diferente: el perihelio de Ixión está por debajo de la elíptica, mientras que el de Plutón está por encima de ella. En la actualidad, Ixión está cruzando la elíptica hacia abajo, y alcanzará su perihelio en 2070. Plutón pasó su perihelio en 1989 y está descendiendo hacia la elíptica.

Ixión fue un rey de los lapitas y uno de los gobernantes griegos más traicioneros y mentirosos; Ixión prometió a Deyoneo un valioso regalo si le permitía casarse con su hija Día, pero nunca cumplió su promesa, por lo que su suegro, en compensación, le tomó en prenda sus yeguas. Ixión, disimulando su resentimiento, invitó a Deyoneo a una fiesta en Larissa, prometiéndole el pago y una vez que lo tuvo en su casa, lo arrojó a un foso lleno de carbones ardiendo. Este crimen, que vulneraba las leyes sagradas de la hospitalidad horrorizó tanto a los reyes vecinos que ninguno quiso purificarle, obligando a Ixión a vivir escondido y huyendo del trato de los demás.

Abandonado y aborrecido por todos, imploró perdón al dios Zeus, que se apiadó de él, acordándose de que hasta los mismos dioses hacían locuras por amor y, purificándole, le invitó a la mesa de los dioses. Pero Ixión, lejos de estar agradecido, intentó seducir a Hera, la mujer de Zeusque indignada se lo contó a su marido. Para probar si las proposiciones eran ciertas Zeus creó una nube con la forma de su mujer, y la hizo aparecer ante Ixión, que cayó en la trampa. De la unión de Ixión y la falsa Hera, llamada Néfele, nació Kentauro, que cuando llegó a adulto engendró con yeguas magnesias la raza de los hombres-caballo, o centauros.

Zeus, pensando simplemente que el beber el néctar de los dioses había trastocado a Ixión, se conformó con desterrarlo simplemente. Pero cuando vio que el ingrato presumía de haber seducido a Hera, le mató con un rayo (la única forma de morir que tenían los que habían probado la ambrosía), y le condenó al Tártaro, donde Hermes le ató con serpientes a una rueda ardiente que daba vueltas sin cesar. Sólo descansó de su tormento el tiempo que Orfeo estuvo en los infiernos, pues su maravilloso canto hizo que se parara la rueda.

Tras Neptuno convertirse en el último planeta en 2006, representa lo que divide “lo que podemos conocer” de “lo que no podemos saber” como un hecho. Neptuno se convierte así en el símbolo de la confianza, por lo que Neptuno es bajo esta nueva concepción, es el “más alto armónico” de Saturno, quien es símbolo de todas las cosas tangibles, predecible, regulado y estructurado, estructurales y capaces de ser trabajados (lo visible).

Más allá de Neptuno se encuentra una región llamada cinturón de Kuiper. Donde residen muchos objetos, que viajan lentamente y parecen despertar situaciones o experiencias sobre las que no tenemos control. Plutón por más de setenta años (un miembro acreditado de la multitud del cinturón de Kuiper) se ha asociado con las energías que nos transforman como individuo.

Si bien Marte es el regente de Escorpio, signo del cambio y las transmutaciones; a Plutón se le puso como gobernante de este signo de forma secundaria; y al parecer todos los cuerpos del cinturón de Kuiper actuan bajo este signo zodiacal. Por su parte Neptuno es el regente de secundario de Piscis, que por regla principal lo es Júpiter. Asociado con Piscis y la casa duodécima, Neptuno simboliza lo terrible, maravilloso, confuso, frustrante y desconcertante mundo de la fantasía, lugar de la inspiración y las ilusiones. Y Júpiter que representa el conocimiento, está aquí impregnado de espíritu de de emociones, como el perdón y la misericordia; distinta a su otra casa, Sagitario, donde el conocimiento es frio y distante.

Por el momento los más conocidos plutinos son: Plutón, Orco e Ixión. Plutón que conocemos bastante bien y tiene que ver con la transformación individual; Orco con la transformación del grupo. Esto nos deja pendiente el efecto de Ixión. En el mito se he hace descendiente de Ares, dios de la guerra, lo primero que podemos sospechar acerca de Ixión es que incorpora una especie de factor de conflicto. Al ver que el otro nombre de Ares es Marte, esto refuerza la relación de Ixión con Escorpio; también es interesante que su perihelio  coincida con el signo donde Marte es regente único.

En el mito Ixión mata a su suegro para no cancelar una deuda de dote; así, nuestro joven rey, no sólo elige a ser un violador de juramentos, sino también un torturador y un asesino; mostrando alevosía y poco valor por la vida humana. Es la versión mitología griega de derramar sangre de los afines, recordando la historia de Caín y Abel. Los habitantes de la tierra natal de Ixión tuvieron que lidiar con el conflicto de juzgar al hacerdor de las leyes —el rey—, al que no se le podía condenar, ni absolver de su crimen. No había parámetros para juzgarlo. La solución fue quitarle la ciudadanía —derrocarlo—. Así que Ixión vago hasta que Zeus/Júpiter lo purificó —le dio el perdón por sus pecados—, pero su naturaleza conflictiva lo hizo pecar nuevamente, esta vez contra su superior; y el castigo ya no fue destierro, sino ser enviado al Tartaro a pagar con horrible sufrimiento.

Así astrológicamente, Ixion significa ajetreo, adicción al trabajo, lujuria por adquirir o poseer cosas, materialismo y sus consecuencias, falta de apreciación o gratitud por las cosas, no tener remordimientos, arrogancia y sus propios errores toman su vida propia y pasan los problemas sus generaciones futuras. El tema principal de Ixión es la transformación que se devuelve (karma) por aplicar abusos en las relaciones con los otros.

Dado que Plutón e Ixión están tan próximos entre si, han ocurrido conjunciones entre ambos en promedio tres encuentros por siglo, desde el siglo XVI; y como cosa curiosa siempre ocurren en Escorpio y en Piscis, donde son regentes Plutón y Neptuno. Las fechas son:

06 Jun 1815 23° Pis 05 May 2063 26° Pis
15 Ago 1815 22° Pis 19 Sep 2063 26° Pis
26 Feb 1568 19° Pis 14 Feb 1816 21° Pis 24 Ene 2064 28° Pis
26 Dic  1746 26° Esc 19 Dic  1994 29° Esc
02 Jun 1747 25° Esc 29 Jun 1995 28° Esc
15 Sep 1747 24° Esc 29 Ago 1995 28° Esc

En 1568 se tiene el inicio de los conflicto entre la monarquía española (dinastía Habsburgo) y las Provincias Unidas (hoy Países Bajos); conflicto que duro unos 80 años. En 1746 la casa Hannover se impone sobre el último pretendiente Estuardo al trono británico; en 1747 se ejecuta por decapitación al jacobita escocés Lord Lovat por alta traición; —última vez en Reino Unido esta forma de pena de muerte—. En 1815 son los últimos intentos ingleses por controlar las colonias y Napoleón es derrotado finalmente en Waterloo. En 1816 Argentina alcanza su independencia y Bolívar inicia la conquista de Guayana, base para la liberación de Venezuela, la Nueva Granada y Peru. Entre 1994 a 1995, salvo por el conflicto en Chechenia hay poco que comentar.

Neptuno y Ixión tienen conjunciones aproximadamente cada 500 años, y la última ocurrió el 22 de diciembre de 1948 en 15° libra. Fue en esas fechas que se hizo la Declaración de los Derecha Humanos (libra es el signo del equilibrio), Neptuno el místico inspiró estos nuevos ideales producto del conflicto armado de la Segunda Guerra Mundial; Ixión era el karma que recordaba los horrores del conflicto y la idea de nunca más algo igual .

Ixión estuvo en Libra desde 1943 hasta 1957. Un periodo entre el final de la segunda guerra mundial y el inicio de la postguerra, con la guerra de Corea como fondo en el centro del periodo. Fue unos años que estuvieron marcados por mucha confusión en las relaciones humanas, hubo un marcado sentimiento de inseguridad, porque nadie sabía muy bien cómo actuar; fue una generación que anhelaba la igualdad de todas las personas y no hace discriminación alguna entre miembros de distintos niveles sociales u otro color de piel.

Los grifos de Ixión representan un monograma de sus dos primeras letras (IXión), en versión latina o griega ( Ἰξίων =ἸΞίων); o a la rueda a la que fue condenado.