Borasisi, el planeta de las mentiras blancas

Borasisi (66652 Borasisi / 1999 RZ 253), es un objeto trans-neptuniano (TNO), descubierto en 1999 y fue identificado como otro sistema binario en 2003 cuando se le descubrió una luna, llamada Pabu, de apresiable tamaño que rota a 4660 km del Borasisi en un periodo de 46 días. Borasisi tiene un tamaño de unos 170 km y Pabu unos 140 km; ambos orbitan al Sol en un periodo de 292 años; con un perihelio de 40 UA y un afelio de 48,2 UA; teniendo una excentricidad muy pequeña (0,09) una inclinación sobre la eclíptic de unos 0,6°; esto es una órbita casi circular y en el plano del ecuador solar, ello los ubica como objetos típicos del cinturón de Kuiper y como unos cubewanos típicos. Su perihelio apunta a 17° Capricornio y paso el planeta doble por el mismo en octubre de 1971.

A diferencia de otros objetos celestes que han sido llamados por los nombres de dioses y personajes de sus mitos; incluso como Logos y Zoe, nombres que provienen de la filosofía y la tradición gnostica; Borasisi y Pabu son nombres de una mitología de ficción literaria creada por el autor Kurt Vonnegut (1922-2007) un escritor estadounidense, cuyas obras, generalmente adscritas al género de la ciencia ficción, participan también de la sátira y la comedia negra. Borasisi y Pabu forman parte de su cuarto libro: ‘Cuna de gato (Cat’s Cradle, 1963)‘, en esta obra se exploran los temas de ciencia, tecnología y religión, es una sátira de la carrera armamentista y muchos otros objetivos en el camino. La obra es importante históricamente para el autor ya que en 1971 la Universidad de Chicago le otorgó a Vonnegut su título de maestría en antropología por ‘Cuna de gato‘.

El origen del libro tiene que ver con un estudio del autor sobre los investigadores y las consecuencias morales de sus inventos. El nombre del libro se deriva del juego de cuerdas que los norteamericanos llaman ‘Cat’s Cradle‘ —y que en español es simplemente un juego de cuerdas, de cordel o como llaman los argentinos un juego de hamacas— y que se supone jugaba Félix Hoenikker (un ficticio co-inventor de la bomba atómica y ganador del premio Novel) cuando se lanzó la bomba, como señalaba su hijo, Newton Hoenikker, en una entrevista hecha por un narrador al inicio de la obra llamado John, quien en la obra se le presenta como un escritor que desarrolla un libro sobre lo que los estadounidenses importantes hacían el día en Hiroshima fue bombardeada. El grifo de Borasisi responde a este juego de cuerdas, indicando el cordel o la figuras que se pueden generar.

Durante la investigación de este tema, John se involucra con los hijos de Félix Hoenikker, y otras personas relacionadas con el famoso físico para su libro, tales como el Dr. Raza Asa, que era el supervisor de Félix Hoenikker. A medida que avanza la novela, John se entera de una sustancia llamada Hielo-Nueve, creada por el Hoenikker mucho después y ahora que en secreto poseen sus hijos. Hielo-Nueve es una estructura alternativa de agua que es sólida a temperatura ambiente. Cuando un cristal de Hielo-Nueve y agua líquida entran en contacto, el agua se transforma en Hielo-Nueve.

John y los niños Hoenikker finalmente terminan en la ficticia isla caribeña de San Lorenzo, escapando de aquellos que quieren apoderarse del Hielo-Nueve. San Lorenzo es uno de los países más pobres de la Tierra, donde la gente habla un muy poco comprensible inglés. La isla esta regida por el dictador ‘Papa Monzano’, que amenaza a toda la oposición con el empalamiento en un gancho gigante. San Lorenzo tiene una cultura e historia poco común, que John descubre cuando estudia una guía prestada por el recién nombrado embajador de USA en el país. Hay un influyente movimiento religioso en San Lorenzo, llamado Bokononismo, un extraña fe postmoderna que combina observaciones irreverentes, nihilista y cínica sobre la vida y la voluntad de Dios con los extraños. A pesar de que todos en la isla parecen saber mucho acerca del Bokononism y su fundador, Bokonon, el actual gobierno llama a sí mismo cristiano y los que practican el Bokononismo son capturados y castigados con la muerte por el gancho gigante.

La religión del Bokononista profesa estar hecha de mentiras que usted cree que para ser feliz, Bokonon señala que su religión se basa en “mentiras inofensivas”. Las mentiras pueden ser como el ácido sulfúrico, que quema todo lo que toca, pero también hay ocasiones en que decir una mentira es lo mejor que puede hacer en una situación. Los que la practican enseñan a sus hijos un mito de la creación, donde Borasisi es dios del sol y su esposa Pabu, la luna; Pabu esperaba hijos ardientes como su padre, pero estos al nacer eran fríos como su madre, Borasisi los arrojó lejos de él en repugnancia  —son los planetas que orbitan al Sol—; Pabu fue expulsada por Borasisi y se fue a vivir con su hija predilecta —La Tierra— ya que había gente en ella y Pabu la miraba, amaba y comprendía.

A medida que la historia avanza, se hace evidente que la sociedad de San Lorenzo es más extraña y enigmática de lo que se revela. John se entera de que el mismo Bokonon fue en un momento un gobernante de facto de la isla y junto con un desertor de Marines de USA, ambos hombres crearon el Bokononism como parte de un proyecto utópico para controlar la población. La prohibición fue un intento de dar a la religión un sentido del glamour prohibido, y se encuentra que casi todos los habitantes de San Lorenzo, entre ellos el dictador, practican la fe, y las ejecuciones son poco frecuentes.

En el momento en que John llega, el dictador está muy enfermo y propone primero como su sucesor a Franklin Hoenikker y luego cuando este no acepta al propio John, que lo hace a regañadientes; ‘Papa Monzano’ se suicida usando un trozo de Hielo-Nueve convirtiéndose al instante en una estatua helada. En las festividades de la toma de posesión del nuevo presidente, John, uno del aviones del espectáculo aéreo cae al océano y toda el agua de los mares del mundo, los ríos, las aguas subterráneas se vuelven el Hielo-Nueve, matando a casi toda la vida en unos pocos días. John logra escapar y se refugia con unos pocos supervivientes en una cueva durante varios meses, tiempo durante el cual escribe estas memorias y donde cuenta esta historia de estupidez humana, antes de morir finalmente

Astrológicamente, Borasisi parece indicar el liderazgo, la necesidad de un público, el deseo de la exclusividad, puede dar ordenas rápidas; pero puede llevar a ser dictatorial, tener rechazo a lo que considera inferior, obstinado, ciego y donde sólo existe él; pude vincularse a la relación de mando de padres con los hijos, o rodearse de halagadores que le distorsionan más su realidad, como con el cuento ‘La nueva ropa del Emperador’.

Borasisi se vincula también a las mentiras de este mundo que creemos con la esperanza de ser felices. Borasisi muestra que la mayor mentira es la religión, y estas se muestran evidentes a los ojos de quienes poseen otra fe. Así las religiones son descritas por muchos como el ‘opio de los pueblos’. Las mentiras que creemos de una fe puede afectar tanto nuestras vidas que para algunas personas no ir todas las semanas, incluso cada día, a rezar a la iglesia, mesquita, sinagoga o templo, las tortura tanto, que dejan de funcionar en todo lo demás que los rodea. Borosisi nos habla de tomar las cosas con calma, la fe no puede limitar nuestras vidas, nuestros deseos y aspiraciones; está para acompañarnos en horas de insertidumbre y angustia, y sobre todo dar sentido moral a nuestras vidas.

Borasisi actúa como el cantinero del bar que escucha los problemas que cuentan los estresados visitantes del lugar y en pocas palabras muestra lo exagerado muchas veces de nuestras angustias, tanto que a su paso nos alejamos incluso de buen humor, nos reímos de nosotros mismos.

Haber vivido una mentira y descubrirla puede ser a veces una mayor desgracia que simplemente creer la mentira. Para una mujer descubrir el engaño del marido puede acabar con su vida, era simplemente feliz creyéndolo el marido perfecto. Borasisi promueve la mentira, pero ello nos puede atar al pasado, no permite evolucionar y crecer, estos son los peligros que puede traer Borasisi y de los cuales hay que tener cuidado.

Logos, el planeta del discurso racional

El asteroide Logos (58534 Logos / 1997 CQ29) fue descubierto en febrero de 1997 y tiene unos 80 km de diámetro, es un objeto del cinturón de Kuiper clasificado como un cubewano, tiene una órbita prácticamente circular (excentricidad 0,12) y plana (inclinación 2,9°); ubicándose entre los 39,6 UA a los 50,5 UA; estando la última vez en su perihelio en el año 1964. Tarda en dar una vuela al Sol unos 303 años. La importancia de Logos es que se trata de un sistema binario, su luna fue descubierta en noviembre 2001; y recibió la designación provisional S/2001 (58534) 1; hasta que el sistema en 2006 recibió sus nombres oficiales Logos y Zoe (su luna), junto con otros binarios Tifón/Equidna y Ceto/Forcis. La luna Zoe tiene un diámetro de unos 66 km, órbita a unos 8200 km de Logos y tarda unos 312 días en dar una vuelta.

Logos y Zoe reciben sus nombres no de la mitología, sino de la filosofía y la tradición gnóstica. Logos es una palabra griega que significa “palabra” o “razón” y Zoe es la palabra griega que significa “vida”. Los sofistas utilizaron el término logos para señalar discurso; así muchas ciencias y seudo-ciencias modernas llevan esta palabra como sufijo: astrología; antropología, psicología, sociología, etc..

El termino ‘logos‘ tiene implicaciones más amplias; los primeros filósofos (antes de Sócrates) se planearon dos preguntas importantes, semejantes y a su vez distintas en sus respuestas; la idea era dar una explicación racional (separada de los mitos) del mundo que los rodeaba; así la primera pregunta era: ¿de que están echas las cosas?; y la respuesta a esta pregunta fueron ideas tales como las de Tales, un señor que vivía en Mileto (una ciudad en la costa del mar Egeo en la hoy Turquía); para Tales ver que el agua podía estar en los tres estados y que la llegada de las lluvias traía vida, significo que este era el elemento base del mundo. Anaximadro, discípulo del anterior se imaginaba las cosas viniendo del apeirón (lo infinito que rodea todo); Anaxímedes algo más terrenal señala que la materia es aire en distintos grados de condensación, ya que nadie puede vivir sin aire mucho tiempo. Heráclito plantea que el flujo constante de las cosas hace que estas existan; así el fuego siempre cambiante y a su vez ubicado es el elemento fundamental; finalmente Empedocles, en Sicilia agrega al tierra como base de toda vida y lo suma a los anteriores, surgiendo la idea de los cuatro elementos: agua, aire, fuego y tierra; y algunos agregan esa chispa o energía divina e inmutable en la imagen del éter (apeirón) que todo lo envuelve. Luego por supuesto vinieron otros que señalaron que no podían ser sólo cuatro elementos y que la materia no se podía dividir infinitamente, dando origen a la primera noción de átomos, idea que sería clave para siglos después el surgimiento de la química.

La segunda pregunta es un poco más complicada de entender: ¿Qué es el ser?; claro que si a uno le preguntan ¿que es ser maestra, medico, animal, niño, etc…? uno entiende, pero así genéricamente se pierde en que se habla. Y sobre esta pregunta hubo dos grandes posturas; por un lado Heráclito nos habla de cambio permanente en la naturaleza del ser, el río existe —es— porque sus aguas corren en el y nunca alguien se baña en las mismas aguas. Por el otro Parménides de Elea (al otro lado del Egeo en Grecia), nos dice que la naturaleza del ser es inmutable. Entre ambas opiniones distintas hay algunos acuerdos que darían base a los principios de la lógica de Aristóteles: (1° Principio de Identidad) el ‘ser’ es y el ‘no ser’ no es (traducido: el todo es, la nada no es); (2 ° Principio de No Contradicción) El ‘ser’ no puede ser ‘no ser’ y viceversa (traducido; el día no es noche y la noche no es día); (3° Principio del tercer excluido) Entre el ‘ser’ y el ‘no ser’ no hay más nada (traducido: entre el bien y el mal no hay un tercero).

Heráclito utiliza por primera vez la palabra ‘logos‘ en su teoría del ser. El ‘ser’ de Heráclito, entendido como ‘logos‘, se traduce como esa inteligencia que dirige, ordena y da armonía al devenir de los cambios que se producen en la existencia misma. Cuando no entendemos las cosas y el mundo que nos rodea, este pierde el sentido de su existencia y se aparta del ‘logos‘.

Las contradicción ideas de Heráclito y Parménides fue resuelta por otro filosofo posterior; Platón planteó la idea de dos mundos, en su teoría de las Ideas, se tiene una síntesis entre las ideas de Heráclito (mundo sensible, material, caracterizado por un proceso constante de transformación) y Parménides (mundo abstracto y perfecto de las ideas, caracterizado por la eternidad y la incorruptibilidad); así surge un dualismo, por un lado el mundo material, cambiante y mutable; y por el otro el mundo de las ideas, perfecto e inmutable. Por ejemplo los números —ideas— siempre significan los mismo y no cambian, un dos siempre será un dos y nunca podrá ser un tres o un cuatro. El ‘logos‘ se convierte en ese principio organizador del cual emanan las ideas (palabra) y están dan origen a las cosas.

Aristóteles, discípulo de Platón, consideraba que eso de dividir al mundo en dos era una tontería, Más terrenal y materialista Aristóteles pensaba que el ‘ser’ era la sustancia, y como su nombre lo indica es lo que sustenta las propiedades (tamaño, volumen forma, color, etc.), pero el ser tenía esencia, que es lo que te hace ser lo que se es. Un hombre tiene sustancia, características que lo ubican como hombre, pero Juán Peréz y Carlos Moro, tienen esencia, ambos son hombres, pero ambos son distintos y no iguales, y aunque cambien (envejezcan) cada uno mantendrá su esencia. Aquí podemos aplicar los tres principios de la lógica aristotélica. Para explicar el cambio Aristoteles incorporó dos nuevos términos: Acto y Potencia; el acto es como hoy eres, la potencia habla de lo que se puede ser en el futuro; un huevo hoy es una razón de acto; el gallo o gallina que del nazca es la potencia; pero potencia habla de posibilidades a futuro, también es potencia de un huevo formar parte de una tortilla; así el ser tiene múltiples pontencialidades y es mutable.

Con los siglos las ideas de ambos filósofos se desarrollaron y los neoplatonicos adaptaron la teoría de las ideas de Platón creando una trinidad: el principio de todo lo existente es la unidad absoluta, el ‘Uno‘ —Parménides— , llamada realidad suprema o gran vacuidad, de la que surgen todas las demás realidades por emanación. El primer ser emanado del ‘Uno‘ es el ‘Logos‘ —Heraclito—, llamado también verbo, o inteligencia, que contiene las ideas de las cosas posibles; y después, la inteligencia engendra el ‘Alma‘ como idea, principio del movimiento y de la materia.

Los gnosticos, grupo del cristianismo primitivo, mezclaron un conjunto de corrientes sincréticas filosófico y religiosas; y vieron al ‘logos‘ como una emanación de Dios; los cristianos apologistas del siglo II, veían en el ‘Logos‘ al hijo de Dios hecho hombre; finalmente los escolásticos reformularon esta idea neoplatonica transformando al ‘Uno‘ en Dios; el ‘Logos‘ su palabra —espíritu — y llegando al ‘Alma‘ humana que hay que salvar y que esta encerrada en este cuerpo que nos ha tocado vivir. Así Dios, el único y eterno, dijo —hágase la luz — y surgió la misma; el ‘logos‘ así se traduce en ese pensamiento que dio orden al mundo.

Astrológicamente Logos nos habla de la forma racional del universo, posible precursor del inconsciente colectivo. Indica la claridad de las prioridades de personales, la creencia en el propio destino, sentido de urgencia personal, compromiso propio, sentido de conexión con todo lo que es lógico, el uso racional, de orden natural y el derecho a describir y definir la vida. En aspectos negativos podemos señalar la arrogancia, el solipsismo, el uso de los datos y números para derrotar a los argumentos válidos, un falso sentido de superioridad. Trabaja con énfasis en el pensamiento, la razón, datos, estadísticas y su uso, la retórica, la creencia de que los humanos son superiores debido a las habilidades de razonamiento.

Tifón (Typhon); el planeta de los impulsos emocionales

Tifón (42355 Typhon / 2002 CR 46) es un objeto de unos 135 km de diámetro; descubierto el 5 de febrero de 2002 mientras se acercaba a su perihelio; al que llegó a fines de abril 2006. Para febrero de ese año se le descubrió una luna que tiene poco más de la mitad de su tamaño, con unos 86 km de diámetro. S/2006 (42 355) 1, nombrada Equidna, y que rota a unos 1300 km de Tífón en periodos orbitales de 19 días; siendo el periodo combinado de ambos cuerpos alrededor del Sol de unos 236 años. Su distancia de perihelio es de unas 17,5 UA y los ubica dentro de la órbita de Urano; ello los puso como candidatos a ser considerados el primer centauro binario; pero el afelio del dúo se ubica a unas 58,8 UA; esto es casi el doble del radio orbital de Neptuno; prácticamente saliendo del cinturón de Kuiper, entrando en la región conocida como disco disperso, y pudiendo ser clasificado como un SDO (Scattered Disc Objet = Objeto del Disco Disperso).

Se les define hoy como un Objeto No-Resonante (inestable) y cuyo futuro es convertirse en un centauro. El nombre ambos cuerpos se les fijó el 23 de Noviembre de 2006, junto con los sistemas de Logos/Zoe y Ceto/Forcis. Tifón lleva el nombre de un monstruo en la mitología griega y Equidna, una hija de Ceto y su esposo Forcis en el mito. Ambos cuerpos parecen estár formados principalmente de hielo, en lugar de rocas, más parecida su composición a cometas, y planteó la posibilidad de que los sistemas binarios y hasta múltiples son más frecuentes de lo que esperaba; inclusive en cometas.

Tifón fue el último hijo de Gea, lo engendró con el dios oscuro e infernal llamado Tártaro, que presentaba al oscuro y cavernoso inframundo. Fue quizás el último intento de Gea de controlar al mundo a través de uno de sus hijos; lo intento con Cronos, pero este y sus hermanos (los titanes) fueron vencidos por los dioses (Zeus, sus hermanos e hijos), luego con sus hijos los gigantes, que igual fueron vencidos; Tifón es su último intento. Algunas versiones lo hacen hijo de Hera por medio de partenogénesis (sin marido), como una forma de vengarse de los nacimientos partenogénicos de Dioniso y Atenea por parte de Zeus.

De naturaleza mixta, hombre y bestia. En talla y en fuerza aventajaba a todos cuantos había alumbrado Gea; con forma humana hasta los muslos y un descomunal tamaño que sobrepasaba todos los montes, su cabeza tocaba las estrellas; brazos extendidos con uno alcanzaba el occidente y con el otro llegaba a oriente, y de ellas salían cien cabezas de serpientes; de los muslos, enormes anillos de víboras que, al desplegarse, llegaban hasta la cabeza emitiendo un fuerte silbido; su cuerpo estaba todo cubierto de alas y lanzaba fuego con los ojos. Tal y tan poderoso era Tifón, que podía abrasar todo lo que se le opusiese con su ígnea mirada, así como vomitar fuego y lava de su boca, y crear huracanes y terremotos moviendo sus alas.

Tifón fue criado en una cueva de Cilicia; y fue en esta tierra donde Zeus tuvo el primer encuentro con el monstruo; Zeus perdió este primer encuentro y Tifón le corto los tendones y lo puso atado dentro de un saco y los dejó al cuidado de una dragona, mitad mujer y mitad serpiente, llamada Delfine —por su descripción es igual o equivalente a la ninfa Equidna— . Fue Tifón entonces por el resto de los dioses en el Olimpo. Cuando los dioses vieron a Tifón abalanzarse hacia el cielo, corrieron despavoridos y muchos llegaron hasta Egipto; hasta donde Tifón los persiguió, Para escapar se transformaron en animales y Apolo se convirtió en un halcón [Horus], Hermes en un ibis [Thot], Ares se convirtió en león [Onuris], Artemis en un gato [Bastet], Hera en vaca [Hathor], Dioniso tomó la forma de un cabra [Jnum], Hefesto un buey [Ptah/Min], y así los demás dioses. Es por ello que los dioses Egipcios fueron vistos por los griegos como formas deformadas de sus propios dioses.

Afrodita, perseguida por Tifón, supo que podría escapar bajo el agua y, agarrando a Eros, se sumergió en las aguas, donde ambos se transformaron en peces; y para asegurarse de que no se perderían, se ataron con una cuerda; y nadaron hasta el Eufrates. Por su valor en salvar a su hijo, Zeus luego puso su imagen en los cielos y son la constelación de Piscis; madre e hijo, unidos por una cuerda. Pan viendo la suerte de Afrodita y Eros decide usar el mismo truco; se transforma primero en cabra y luego en pez para escapar por el río, pero es tanta su prisa y angustia que sólo se transforma en mitad pez, quedando la parte superior como cabra, a Zeus le divirtió tanto la imagen que luego la puso en los cielos como la constelación de Capricornio.

Tifón fue identificado con el dios Seth en la mitología egipcia, el dios de las tormentas de arena y de los vientos del desierto. La imagen de estos fuertes vientos llamados ‘tufan’ paso del mundo persa y árabe al griego como ‘tifón’, y es por ello que se denominan a los ciclones del océano Indico con el nombre de tifones.

Sólo la valiente Atenea se queda a luchar; mientras en Cilicia, el veloz Hermes encuentra a Zeus atado y sin tendones; lo desata y rescata los tendones de manos de Delfina/Equidna; tiempo suficiente para que Zeus regrese al Olimpo y ayude a su hija contra el monstruo. Juntos Zeus y Atenea, y luego el resto de los dioses se unen en la lucha y hacen retroceder a Tifón. Y este engañado por las Moiras retrocede hasta Silicia, mientras arranca montes y montañas y las lanza contras los dioses, como si se tratara de guijarros; finalmente cuando intenta lanzar el monte Etna, Zeus con un rayo hace que tropiece y el monte cae sobre la bestia, sepultandolo. Hoy el Etna lanza fuego desde sus entrañas y se retuerce de tanto en tanto —son los terremotos—; es Tifón que intenta liberarse de su prisión; donde Hefesto lo tiene atado y usa sus fuegos como combustible de su hornos. Su signo es una imagen del volcán (triángulo) que sepulta a Tifón (flecha descendente) por acción del rayo de Zeus (flecha quebrada ascendente).

Delfina/Equidna logro escapar, la esposa/amante del monstruo lleva en sus entrañas la simiente de la bestia y serán bestias lo que saldrá de su vientre: Cerbero, el perro con tres cabeza que vigilará las puertas del infierno; Ortro/Orto, un perro de dos cabezas que acompaña al gigante Gerión a vigilar sus toros rojos y muertos ambos por Heracles en su décimo trabajo. La Quimera, monstruo/dragón de tres cabeza que combinaba los cuerpos de león, cabra y serpiente; muerto por Belerofonte; la Esfinge, mitad mujer y mitad león; a todos los viajeros que pasaban por su camino los preguntaba un acertijo y mataba a los que no tenían la respuesta, hasta que fue vencida en su propio juego por Edipo; el León de Nemea y la Hidra de Lerna, vencidos por Heracles en sus dos primeros trabajos; el dragón Ladón que cuida las manzanas doradas de las Hesperides y el Dragón de la Cólquida que cuida el Vellocino de Oro; Ethon, el águila del Caucaso, que torturaba a Prometeo y muerta por Heracles al rescatar a este ultimo; la Cerda de Cromio, muerta por Teseo en uno de sus tantos viajes. También entre los hijos de Tifón se encuentran los amenois, vientos de tormenta, que fueron puestos bajo el mando de Eolo.

A Tifón en astrología lo podemos vincular a los fuertes impulsos emocionales que si están bien guiados hacia el resto del equipo, grupo o colectivo traen sus frutos. Tifón tiene la capacidad para crear revoluciones que alteran lo establecido, Tifón promueve enfrentar situaciones que son mayores que la capacidad de quien las asume. Pero hay que tener cuidado con los impulsos emocionales mal dirigidos, el egocentrismo y los excesos de confianza.