COMEDIA DEL ARTE (1) INTRODUCCIÓN

La Comedia del arte (Commedia dell’Arte) surge aproximadamente en el siglo XV (en el renacimiento), aunque es en los siglos XVI, XVII y XVIII cuando tiene su máximo desarrollo. Se caracterizaba por tener obras que disponían de tres actos. La obra estaba representada por actores que interpretaban un papel definido, pero la actuación se iba improvisando conforme se desarrollaba el espectáculo. Los personajes masculinos solían llevan medias máscaras que cubren sus ojos y nariz solamente, permitiendo hablar a los personajes. Los personajes femeninos (salvo Colombina) no usan máscaras, tampoco los actores que representan los enamorados, ni a Pedrolino (Pierrot).

Tiene sus orígenes en una sociedad italiana mayormente rural donde los campesinos organizaban grandes reuniones, lugares en los que algunos autores del nuevo humanismo (renacimiento) exponían sus relatos y obras. Basándose en dialectos de las distintas regiones de Italia crearon una serie de personajes que se identificaban con los campesinos. La máscara y gran parte de atuendos procedían de las fiestas de Carnaval y se apoyaba más en los movimientos, la burla y la improvisación.

Se distinguen tres grupos de personajes: en primer lugar los criados, llamados Gli zanni (los siervos). Su origen común es: un campesino pobre que llega a la ciudad y trata de sobrevivir con su ingenio para evitar el hambre. Por ello, decide siempre estar con el amo que en ese momento más le aporte solución a su problema (comer). Le siguen los amos, conocidos también como Gli Vecchi (los viejos, ya que siempre son hombres mayores) que son el elemento de poder a criticar en esa la época. Existe un personaje para cada ámbito: el militar, el comerciante o el catedrático. Finalmente Gli innamorati (los enamorados), estos personajes que suelen ir sin máscara, por el hecho que hay que mostrar dignamente sus sentimientos, por más superficiales que sean.

COMEDIA DEL ARTE (2) EL CARNAVAL Y ORIGEN DE LOS PERSONAJES

El origen de los personajes y sus máscaras se remontan más atrás. Se señala a las máscaras como herederas de las fiestas de carnaval que surgieron en el siglo XI y XII. El carnaval es visto por algunos como un recuerdo de las fiestas paganas que consagran el regreso de la primavera. Sin embargo no existe razón cultural para que fiestas como las saturninas romanas y las bacanales griegas volvieran a la luz después de tener casi mil años de desaparecidas culturalmente. También es observable que estas fiestas sólo surgieron en países católicos, dejando fuera a los ortodoxos orientales y protestantes del norte, menos aún se presenta en otras culturas no cristianas.

El origen del carnaval es una fiesta, pero una fiesta que tuvo que ver con algo un poco más siniestro y oscuro. Al final del siglo X y al acercarse la fecha 1000 en el calendario cristiano, ocurrió que en la Europa Católica una sensación de fin del mundo; algo similar a lo que experimentamos la llegada del 2000, donde se hablada de computadoras locas, que al por no entender el cambio de fecha calcularían mal las cifras de los intereses bancarios enloqueciendo a la banca mundial o que lanzarían misiles atómicos, provocando el Apocalipsis.

Bueno, esos pobladores medievales esperaban algo similar, pero el año 1000 llegó y nada pasó, no hubo fin de mundo, Cristo no resucito de entre los muertos, no hubo trompetas de ángeles en el cielos, no paso nada que no hubiera pasado antes, así que sólo podían celebrar, el mundo había burlado a la muerte. Los principales personajes son eso, una representación de un funeral, o mejor dicho una burla a la muerte. Así Pedrolino es el muerto (con su cara blanca), inocente que no cree estar muerto; Arlequín, es el diablo, pero más específicamente un sirviente del demonio, es la muerte que suena sus campanas anunciando que la hora a llegado. Su amo Pantaleone es el demonio (el diablo que viste de rojo), pero también es el invierno, que ha sido vencido por la astucia de Pedrolino al escaparse de los castigos. El doctor es el que decreta que el paciente ha muerto y debe ser enterrado, es la figura de ley que indica ello. Colombina, la amada inalcanzable de Pedrolino es el alma inmortal, es la idea de que el amor lo vence todo, incluso la muerte (recordemos las historias de Blancanieve y de la Bella Durmiente), como amantes, Pedrolino y Colombina son la primavera que juntos han vencido el crudo invierno (Pantaleone). Los demás zanni, con sus ropas blancas, son la fila de almas que siguen a la muerte hasta el otro mundo. Así todos estos personajes representan la escena de un funeral; pasaron luego, en los siguientes siglos, a convertirse en caracteres de un teatro ambulante que ya no se burlaba de fin del mundo del año mil, sino de las costumbres que cambiaban de una idea de que Dios y la fe eran la medida de las cosas (pensamiento medieval) a una donde es el hombre quien decide su destino (pensamiento humanista, renacentista y moderno)

COMEDIA DEL ARTE (3) ZANNI – GIOVANNI

Zanni (es igual en singular y plural) es el diminutivo veneciano de Giovanni. Que en la Italia del momento era el nombre aplicado a cualquiera sin importancia. El Juan Pérez español o el John Smith ingles. Se trata del que se ubica en la base del orden social de la época. Zanni es un desafortunado campesino, un obrero, un inmigrante o un desposeído. Suele ser principalmente un campesino de Bergamo, donde Giovanni era el nombre más común, que se muda al norte de Italia cuando Bergamo fue conquistada por Venecia y el hambre en el campo hizo que el campesinado no pudiera vender competitivamente sus mercancías, ya que los mercados se inundaron con importaciones baratas basadas en trabajos de esclavos de Grecia, Turquía y Medio oriente que traían las ciudades estados de Venecia y Génova; acabando así con los mercados locales. Para cientos de miles esto significó pobreza y hambre. Zanni representa la terrible realidad de una población desarraigada y que migró a las mismas ciudades que habían causado su desastre económico. Por lo general el personaje de Zanni era de un hombre mayor, empobrecido y contratado como sirviente por alguno de los otros personajes, típicamente por Pantaleone.

El disfraz de Zanni consistía en pantalones y un blusón blanco holgado, hecho de sacos de harina, para indicar su pobreza. Llevaba una mascara negra (para indicar alguien curtido por el sol de tanto trabajar en el campo), similar a la llevada por su descendiente más popular, Arlequin. La longitud de la nariz mide la inteligencia del Zanni, mientras más larga, más idiota. Como tal, sus intereses no siempre coinciden con los de su amo. Sus metas principales son: su propio confort y la satisfacción de varios deseos inmediatos. Su instinto de supervivencia es el más fuerte de todos los personajes. Padece una hambre continua por su condición cotidiana. Esta hambre lleva a una visión utópica de que todo es comestible. Es muy fiel a su amo, vive sólo en el presente, así duerme donde esté. Todas sus reacciones son emocionales.

En una primera etapa el rasgo típico del pobre Zanni era el pobre ignorante del que todos nos burlamos. En una segunda etapa él consigue su venganza al ser más listo que muchos otros. En ocasiones se le conoce con el nombre de Cornetto, (barquilla) por el gorro similar a una barquilla de helados. Es Amigo o antagonista de Arlequín con quién no sólo comparte las raíces, sino las necesidades básicas de comida.

En períodos posteriores el personaje cayó en desuso y la palabra zanni pasó a referirse a toda la categoría de sirvientes. En estos espectáculos posteriores suelen aparecer juntos al menos dos zanni, uno tramposo y astuto, el otro bruto e ingenuo; o uno ignorante y rudo, incapaz de pensar, acompañado de uno astuto y un holgazán que no soporta la disciplina y la autoridad. Así fue el origen de otros siervos: el inteligente y despistado Arlequín, el mudo y tranquilo Pedrolino; el tranquilo matón de barrio de Pulcinella, el tramposo y mentiroso Brighella, el hambre hace que todos ellos hagan lo que sea por sobrevivir.

COMEDIA DEL ARTE (4) ARLEQUÍN – ARLECHINNO

Creado probablemente en Francia en finales del siglo XVI, parece haber sido el cruce del Zanni con una figura medieval de la tradición popular francesa, un tipo de hombre salvaje cubierto de hojas (el hombre verde de los mitos sobre el bosque – Un antiguo duende o genio del bosque —Un Rey Elfo—). Se le señala como oriundo de la región de Bergamo (Italia), que producía a más necios y estúpidos. Por consiguiente Arlequín, habiendo nacido en la clase social más baja era al principio un simplón, mientras Brighella, su camarada tiránico (a veces su hermano mayor), nacido en mejor nivel social era sumamente astuto. El origen del nombre de Arlequín es muy discutido, algunos señalan que se encuentra en “Hellekin” que era un sobrenombre del dios Odín (padre de los dioses en la mitología escandinava).
Según otros  era el personaje principal y satánico del Car-navalis o Carrus-navalis en las fiestas del equinoccio de primavera, que se dieron en el siglo XIII en Flandes y Alemania. Otros señalan que su nombre podría venir del rey de Gran Bretaña, Herla (Herla King). Pero en Italia el nombre parece provenir de un diminutivo a los hermanos pequeños. Así Fritellino es hermanito; Trivellino significa pies pequeños; Truffaldino es pequeño tramposo, por ello su nombre derivaría de Hellechinno, que sería algo así como pequeño diablillo.
Hoy la figura de Arlequín se corresponde con el arcano “El Loco“, tradicionalmente un símbolo de la locura, pero también de la libertad, tal y como está esta carta está fuera del juego (que no tiene ninguna número). Igual significado adquiere en el juego de cartas inglesas, donde representa al Joker (Guason).

Suele vestir una chaqueta larga firme y pantalones ajustados, llevando cosidos encima y al azar parches amarillos, rojos y castaños (posiblemente para representar hojas, analogía con los elfos vestidos de hojas). La chaqueta es atada con un cinturón negro llevado muy abajo de las caderas. Los zapatos son llanos y negros. Lleva una boina.
No fue hasta el siglo XVII que  parches de otros colores como el azul, violetas y verde en triángulos se colocaron en un modelo simétrico y unidos juntos por una trenza amarilla delgada, indicando que su traje estaba formado de los trozos de telas que dejaban los ricos. Al final ese siglo e inicio del XVIII los triángulos formaron rombos, la chaqueta fue acortada, y un sombrero puntiagudo doble tuvo lugar y el personaje tomó otras características convirtiéndose en un amante insidioso.Su mascara es negra, propia de los Carnavales, sugiriere que era un esclavo africano en su origen. Cuando la máscara tomó el color canela, representó el cutis bronceado por el sol de los trabajadores. Siempre lleva su batocchio, que es un dispositivo derivó del Bergamese (campanilla) que usaban el campesino para llamar al ganado. Por ello su gorro de bufón termina en cascabeles. A veces es conocido por usar esta campana como Bergamo. 

Normalmente es el humilde sirviente de Pantaleone, pero a veces del Capitán, o del Doctor. Es rápido físicamente y retardado mentalmente, en el contraste con Pulcinella y Brighella. Enamorado de Colombina, la sierva de su amo, pero su apetito sexual es tal que ataca a cualquier mujer a su lado. Es rival de Pedrolino por el amor de la chica, que famosa por su belleza, hacía que el joven se enfrentara siempre a sus patrones y otros consortes. Odiaba a Brighella (que iba siempre vestido de blanco y de verde) por ser muy corpulento y fuerte, virtudes de las que Arlequín carecía.

Él es básicamente reactivo en lugar del proactivo. Las complicaciones derivan a menudo de sus errores o su negativa para admitir sus limitaciones, (analfabetismo por ejemplo). Él posiblemente es el peor mensajero del mundo porque si algo se atraviesa en su camino que sea de más interés se olvida del entregar el mensaje. Aunque arlequín es lerdo de nacimiento, en su estupidez había llamaradas de sutil ingenio. Su carácter es una mezcla de ignorancia, candidez, ingenio, estupidez y gracia. Él es un muchacho crecido con destellos ocasionales de inteligencia, sus errores y torpeza tienen a menudo un encanto voluntarioso. Él juega el papel de un criado fiel, siempre paciente, crédulo y ávido. Eternamente enamorado y constantemente metido en dificultades solo o por cuenta de su amo. De conducta anárquica y siempre hambriento en los tiempos modernos sería el equivalente a un hippie sin dinero.

De un carácter ingenuo y simple primitivo, evoluciona a uno más inteligente, y sofisticado, que con su simplicidad se burla todos los personajes arrogantes y ávidos con quienes actúa recíprocamente, resultando que nunca es el perdedor. La evolución del personaje siguió hasta el siglo XVIII, cuando se puso demasiado sofisticado, sin más ingenio y hambre.

El arlequín ha sido un personaje inspirador de numerosas obras pictóricas de renombrados artistas que aprovecharon las tremendas posibilidades cromáticas de sus variopintos trajes para plasmarlos sobre un lienzo. A lo largo de la segunda mitad del siglo XIX hasta las primeras décadas del siglo XX, la figura del arlequín protagonizó composiciones de toda una legión de pintores desde los impresionistas franceses de la época hasta los postreros esbozos de los inmortales Dalí, Picasso o Miró. En cierto modo, el arlequín es una evolución escénica del omnipresente bufón de la corte, un personaje que, no obstante su servil función, llegó a detentar y manejar valiosas informaciones que lo convertían en un polifacética actor. Ya no se pintan arlequines, del mismo modo que los bufones sólo permanecen al Medioevo.

COMEDIA DEL ARTE (5) PEDROLINO

Aunque hay un registro de un Piero en 1547, fue un personaje oscuro hasta surgir como Pagliaccio (payaso) en (1570). El nombre que Pedrolino se usó a lo largo del siglo XVII, adaptándose finalmente en Francia una variante menor conocida como Pierrot (1665). Pedrolino, Pierro y Piero son la misma persona. Su nombre sería en español Pedrito y en ingles se usa Pete, diminutivo del nombre Peter. Ha sido llamado también: Bertoldo, Gilles y Gros-Guillaume. El personaje surge a la segunda mitad del siglo XVI, y no a segunda mitad del siglo XVII, como generalmente se supone.
Es un individuo joven, atractivo, encantador, debido a su naturaleza de bueno y confiado es engañado fácilmente. Es fiel como amante, enamorado de las soubrettes (sirvientas). Es demasiado honrado y modesto para hacer maldades. Sin embargo es lo suficientemente listo para escapar de los castigos que otros tienen para él por inculparlo de una que otra travesura. Él puede intentar ser violento cuando se enfada, pero normalmente sus esfuerzos por golpear a otros son infructuosos.

Pedrolino era originalmente un criado, pero radicalmente difiere de los otros criados y no puede ser considerado como tal estrictamente hablando, ya que también ha jugado otros papeles como el de joven amante o el de posadero. Su carácter de sirviente lo refleja su traje blanco y amplio, que cubre incluso las manos, con botones negros y un pequeño sombrero negro sobre la cara pintada de blanco o llena de polvo blanco, que le dio el sobrenombre de Gian-Farina (Saco/polvo de harina).

Suele tener pintada una lágrima en su cara (que es su mayor distintivo y que indica su naturaleza triste). Su ropa es blanca y holgada con un cuello grande y suelto. Las prendas son demasiado grande para él, que incluso las mangas cubren sus manos (indicando que es último de los hermanos y usa la ropa sobrante de los mayores). Su amplia ropa blanca indica que tiene buena salud, pero en el siglo XX fue retratado con traje negro (dándole una naturaleza más sombría) pero conservando su cara blanca y su lagrima pintada en el rostro (los payasos modernos se pintan en los ojos una cruz, recuerdo de esas lagrimas de Pedrolino).

Pedrolino, es por tanto el hijo más joven en su familia, por  ello siguiendo el orden social que tiene que dormir con los animales en el pajar. (Pagliaccio = Payaso, significa un montón de paja). Él a veces era mudo. Por su trabajo de cuidar los animales. Él tiene una afinidad especial con los perros ya que él comparte su abusó y sus vidas de hambre. Aunque un amante de los animales, él permanece intensamente humano.

Es un solitario, un observador de las tonterías de otros, pero inmediatamente fiel a su amo y a Pierrette (Colombina) por quien él sufre por el amor eternamente no correspondido. Si ella lo engaña que él se culpa de no ser el adecuado amante, se echa sobre sus espaldas el reproche y disuelve en lágrimas por pecados que él nunca ha comprometido. Él es a menudo objeto de bromas, sobre todo por su cobardía, pero él nunca pierde su dignidad. Y cuando Pedrolino es inducido por Arlequín hace bromas a Pantaleone o al Doctor es inevitablemente agarrado o castigado.

Entre los derivados de Pedrolino destacan en primer lugar el Pierrot francés. Los actores franceses le dieron nueva vida a este personaje, adaptándolo al gusto francés y después al público de las cortes europeas, durante Napoleón y décadas posteriores se prohibieron los teatros hablados y la figura se convirtió en origen a todos los mimos franceses. De hecho, en la versión francesa, Pierrot perdió las características de astucia e ironía propias de los zanni para acabar siendo un mimo mudo y triste, enamorado de la luna.

Así Pierrot acentuó la candidez y la torpeza, fue retratado como un lunático, distante y alejado de la realidad, Cuando Pierrot descubre que su esposa Franceschina (Colombina) le ha sido infiel, él finge que estaba bebido en el momento que la infidelidad es descubierta y que él había imaginado todo. Pierrot es el payaso triste (la lagrima en su rostro), que se aflige por el amor de Aguileña (Colombina) que inevitablemente le rompe el corazón y lo deja por Arlequín.

Pagliaccio (payaso), es el precursor de los payasos modernos se derivó de la actuación de Giuseppe Grimaldi, pionero del genero Clown (Payaso en inglés). Donde “clown” deriva de “clod”, que traduce aldeano, y por ello los primeros payasos de circo vestían a la usanza de los campesinos. El payaso, interpretado por Grimaldi, llevaba el rostro blanco igual que Pierrot. Su diferencia es el típico gorro en cono invertido propio de los payasos. Pagliaccio fue el precursor a los payasos de hoy, el toque cómico presentado en los intermedios mientras se cambian los decorados y sigue la obra. En Sicilia fue conocido como Peppe Nappa, aquí viste de azul, baila, da saltos en el aire, hace malabarismos (es el payaso malabarista del circo).

Como Burrattino fue un muñeco de madera o títere del teatro napolitano, enamorado de la Isabel, que es raptada y violada, donde el títere lamenta con largo llanto su impotencia. En la versión rusa Buratino es el nombre del Pinocho Ruso.